Pathway, o como estudiar online en byu (i) a bajo costo.

La verdad no tenia mucha idea de esto de Pathway (traducido como “sendero”) hasta que me llego un mensaje respecto a que este mes (el dia 30) era el tiempo limite para postular a este programa educacional que en este caso esta recién iniciándose en Chile (solo en Santiago), aunque al parecer lleva un par de años trabajando en México, Argentina, y otros países del mundo.

Pero que es Pathway?. Hasta donde entendí, es un programa de una especie de bachillerato “pre universitario” que dura 3 trimestres (un año), tiene un bajo coste, es hecho online pero debes asistir a una especie de clase o reunión una vez a la semana por 90 minutos (por lo cual esta limitada a determinadas ciudades) y luego de terminar el programa, quedas calificado para poder tomar una carrera online en BYU Idaho.

Lo bueno es que luego de completar el Pathway te mantienen el mismo bajo costo en la carrera. Y cuando digo bajo costo, es realmente a bajo costo, por lo cual finalmente puedes obtener una carrera de una escuela estadounidense a un costo que es realmente una fracción de lo que cuesta estudiar allá. A modo de ejemplo, una escuela de postgrado “normal” el costo del credito (y son como 50 por año) es de aproximadamente 1500 dolares. Pathway cobra entre 20 y 35 dolares por credito permitiéndote eventualmente lograr una licenciatura (mas o menos una carrera de 4 años de estudios) en un increible “entre 3000 y 4000 dolares”. Digamos que al menos en Chile, ni siquiera un año de universidad debe costar ese monto.

Ok, mi buen corazón me hace querer transcribir aquí la mayor parte de la información que pude entender en el sitio. PERO, de nuevo, ya saben como me apestan los flojos que quieren toda la información ya digerida. Si quieren saber mas, llamen a instituto, a sus lideres o miren la pagina web. Esta casi toda la información allí. Han escuchado hablar de “vida providente?”, eso pues: pro-vi-den-te. Providanse, y si el problema es que no entienden la pagina por que esta en Ingles, créanme que ese es su primer y mayor problema como para seguir a la siguiente fase. Ok, vamos por parte.

Requisitos:

Ser miembro (activo o inactivo), no se requiere “recomendación del obispo” o cosas así, aunque esto si es necesario si se completa el Pathway y se quiere entrar a estudiar la carrera de verdad. No esta abierto a no suds. Aunque tiene una edad minima de 19 años, si uno tiene un certificado de termino de la secundaria (en Chile normalmente es a los 17 años) puede aplicar sin problemas.

Vivir en o cerca de una ciudad con “Pathway”. Aunque online, el Pathway exija asistir a una reunión semanal de 90 minutos. Si no se asiste, es como no asistir a clases así que puede eventualmente impedir tu graduación. El listado de países con Pathway esta en este link, aunque si se quieren ahorrar el viaje, les cuento de inmediato que en español no esta España, y en latinoamerica se encuentra Mexico (que por cierto, lo tienen listado como país centroamericano y no como parte de norteamerica, como realmente es), Argentina, Brazil, Chile, Colombia, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Paraguay, Peru y Uruguay. Ahora bien, para saber si su ciudad cuenta con Pathway, deben meterse a este localizador y buscar por su país. Si su ciudad no aparece, no pueden participar del Pathway, pero la buena noticia es que eventualmente pueden organizarse y pedir a sus lideres eclesiásticos que soliciten un programa Pathway en su ciudad.

Ingles. Esto es obligatorio. Debe ser un ingles como mínimo medio bajo. La “prueba de ingles” es tremendamente básica, así que cualquier la puede aprobar, pero las clases son todas en Ingles. Lo bueno es que dado que se hacen reforzamientos vía Skype al parecer de media hora por semana para “practicar” con voluntarios con ingles nativo.

Costo: El primer año (el Pathway, los siguientes años son la carrera de verdad) es bastante bajo. Los países mas pobres (Haiti por ejemplo) solo pagaran 150 dolares. En promedio en los países latinamericanos el costo es de alrededor de 450 dolares. El listado de precios esta en el siguiente link. “Calculate Tuition

Que Ofrece.

Hay que tener claridad en esto, Pathway no entrega un titulo o una certificación o algo así, es simplemente una especie de primer paso para luego aplicar fácilmente BYU Idaho version online (la cual exige 15 créditos obligatorios, los cuales son justamente los que Pathway entrega en un año) . Lo bueno es que si se ingresa a BYUi de esta forma, como decía anteriormente, los costos son muchísimo mas bajos que la versión normal.

Los cursos que componen el Pathway son un trimestre con el ramo “Life Skills and English”, otro con “Intro to Algebra, Finance and English” y finalmente “Basic Writing and English”. Adicional a estos deben ser tomados cursos de religión tipo Instituto, e incluso al parecer podrían ser “convalidados” cursos como “Libro de Mormon” si fueron aprobados anteriormente en algún instituto de religión, sin embargo esto debe ser consultado directamente en el Support Center.

Entonces, que puedo estudiar después?

Miren, el programa a mi me parece muy bueno, de hecho, espectacular, pero dado que esta enfocado solo en BYU Idaho, tiene las ventajas o desventajas (según la orientación de uno) que significa elegir ese lugar para estudiar. A que me refiero?. Básicamente a que Idaho no es lo mismo que BYU Provo. Esta ultima es una universidad completa con carreras largas, Idaho esta enfocada mas en carreras cortas de hasta 4 años. Como dije, si esto es una ventaja o desventaja, depende ciertamente de la orientación que uno tenga respecto a que quiere estudiar.

Por cierto las carreras a estudiar están limitadas solo a las carreras que BYU Idaho ofrece de forma online. Esta el grado de Bachelor (licenciado, 4 años), Asociado (nunca lo había escuchado, 2 años), y Certificado (menos de un año).  El listado de carreras que se pueden estudiar esta en este link el cual se supone es actualizado regularmente.

El programa me parece genial, como un primer paso, pero aquí viene la parte mas o menos mala, según yo veo la pagina, son carreras de servicios que tienen una muy buena empleabilidad en los EEUU, pero no se si serán tan útiles en nuestros países. Quizás a futuro, pero no se si ahora.

En el certificado, lo único “empleable” que vi es el certificado de asistente administrativa (secretaria) y quizas el de sistemas de información (aunque debe ser muy basico).

En la carrera de asociado, nuevamente se encuentra la de Asistente Administrativa, hay Administración de Negocios, Programación de computadoras y Diseño y desarrollo Web. También tienen como carrera “Historia Familiar” y “Estudios Generales”, pero les veo poca aplicabilidad en latinoamerica.

Como licenciaturas, se pueden obtener las siguientes carreras:

  • Administración Aplicada
  • Administración de Negocios
  • Tecnologías de la Información
  • Ciencias de la Salud (lo cual es una carrera administrativa, no sirve para trabajar como medico o enfermero o lo que sea)
  • Administración de sistemas de Salud
  • Estudios interdisciplinarios (???)
  • Estudios en Matrimonio y Familia (consejeros familiares?)
  • Enfermería RN to BSN (este es un programa para que enfermeras “registradas” puedan obtener una Licenciatura en Enfermería, es decir, no es para estudiar enfermería directamente)
  • Ingeniería de Software
  • Estudios Universitarios (???)
  • Desarrollo y diseño Web.

Y esas fueron las carreras. Yo no digo que sean malas, pero deben tomar en cuenta que estoy seguro que son carreras muy demandadas en EEUU, pero no estoy tan seguro que aun lo sean en Latinoamerica. Así mismo, deben considerar el hecho de que aun cuando van a tener un hermoso titulo escrito en Ingles, otra cosa es que sean reconocidos o que tengan mercado en sus respectivos países, donde solemos valorar mas lo conocido y por otro lado, nuestro mercado laboral es mucho mas simple decantandonos fuertemente por las carreras mas básicas y tradicionales. Eso si que no se puede dejar de mencionar que en algunos casos el titulo de una universidad gringa mas el dominio del ingles (que se supone, se debería tener para poder estudiar estas carreras) puede ser muy ventajoso para las carreras de Administración y las relacionadas con Computadoras, aunque seria bonito ver el momento en que se van a incorporar mas y mas carreras como por ejemplo en el área de educación, carreras técnicas, de orientación u otras que pueden llegar a ser muy útiles para cada uno de ustedes. Estoy seguro que eso ocurrirá rápidamente incorporando mas y mas carreras a este listado.

Como postular?.

Primero, no postulen por postular. Igual el programa es barato, pero a nadie le sobran dolares y debe entenderse que es solo una especie de bachillerato para entrar a estudiar de verdad las carreras que liste en el punto anterior. Si no están convencidos con ninguna de esas carreras, entonces no sacaran mucho cursando el pathway.

Si aun están interesados, los pasos son los siguientes.

1. Revisar si hay patway en su ciudad. https://pathway.lds.org/Finder/World (los mexicanos, deben buscarse en “centro america, jejejeje)

2. Enrolarse directamente en el enlace que les entregara el buscador. En este trimestre solo se puede hasta el 30 de Marzo. PERO, ALERTA! Por ejemplo en Santiago de Chile el enlace debe estar malo por que si uno trata de Aplicar, lo envía a una pagina con un error. Si ese es su caso envíen de inmediato un correo a pathwaysupport@byui.edu dando cuenta que su pagina de aplicación, esta mala.

3. Pagar, se supone que se debe pagar por adelantado el trimestre, pero la verdad no se ni cuando ni de que manera.

Algo mas?.

No, ni idea. Si tienen alguna duda puntual, la pagina de preguntas y respuestas frecuentes esta bastante completa. Si igual quieren consultar a alguien, pues fácil, acá no se nada mas, pero pueden hacer todas las consultas y likes que quieran directamente en el facebus de Pathway: https://www.facebook.com/BYUIdahoPathway

Y eso, mucha suerte a quienes les sirva.

Hugh Nibley – Templo y Cosmos (epub y pdf)

En Templo y Cosmos, el hermano Nibley explica la relación entre la Casa del Señor y el universo. En Templo, la primera parte de este volumen, el se focaliza en la naturaleza, significado e historia del templo, discutiendo diversos temas como la vestimenta, el circulo y la escuadra y el simbolismo del Templo y sus ordenanzas.

En la segunda parte, Cosmos, el discute el contexto cósmico del Templo – La expansión del evangelio, escritos apócrifos, religión e historia, la génesis de la palabra escrita, la diversidad cultural en la iglesia universal y las terribles preguntas: De donde venimos?, Por que estamos aquí?  y para donde vamos?.

Templo y Cosmos:  Mas allá de este presente ignorante, es un volumen de doctrina e historia antigua de la colección literaria del Erudito entre Eruditos SUD, Hugh Nibley. Publicado hace casi 25 años, este volumen en su forma original es de casi 600 paginas, y por primera vez, ha recibido una traducción completa al castellano.

Alberto Caraveo nuevamente ha hecho el milagro traduciendo en un esfuerzo de meses, si no años, este libro para ponerlo a disposición de todos aquellos curiosos amantes de la obra de Nibley y a todos aquellos que quieran expandir su conocimiento profundo respecto a un tema tan importante (y tan lleno de vacíos) como es la historia, simbolismo y procesos del Santo Templo.

Muchisimas gracias Alberto. Que lo disfruten.

Version en epub para ereaders

Version en pdf para todo el resto.

Jehovah Dios – Discusión.

Ok. Como lo había comentado, a mí me aburren los temas dostrinales y más aún las discusiones tipo testigo de Jehová. Pero tengo que reconocer que a muchos hombres (por que las mujeres son mucho más inteligentes en ese aspecto) les encantan esas discusiones.

Ya me había cansado y retirado pero viendo que continúan y aprovechando de que Israel me envió un lindo PowerPoint con sus estudios y no podemos dejar de pasar la ocasión de cuando recibo colaboraciones, abro este articulo para que puedan “compartir” aquí. Posiblemente en unos días voy a pasar la cuadrilla de limpieza en el artículo de enviar noticias.

Muy probablemente no voy a discutir el tema ya que a mí me parece más que claro y además, de verdad me aburren las especulaciones y los especulativos con temas raros (a mí me gustan los temas del evangelio en su aplicación práctica, social, y por supuesto, la historia, pero fíjense como por lo general no me acerco a temas dostrinales). Sin embargo no puedo dejar de advertir que aun cuando puede ser libremente discutido, no puedo dejar de sentir un cierto tufillo apostata trasnochado cuando por ejemplo me hablan de que los exaltados serán solo 144.000, que Judas estará en el reino celestial o que Cristo no es física y literalmente Jehová. Les recomiendo tener mucho cuidado sobre todo en expresar estas ideas en una capilla ya que no sería la primera vez que viera la pérdida o excomunión de alguien por creer o sostener cosas tan alejadas de lo aceptado en público y ponerse a discutir por eso.

Así que, como decía Shao Khan: Let’s Fight!

Clase 02 – Dios el Padre Eterno – misioneros – parte 01

Hay mucho mas que el piano señores!

Ajajaja, no sabia como titular el articulo, y no es que me caiga mal el piano, pero estaba conversando con Barbi y me hizo una observación curiosa: Por que no podemos utilizar en la capilla un instrumento que no sea otro que el piano o el órgano?.

Y no es que alguna vez no se halla usado otro instrumento, pero si es que alguna vez se utiliza un instrumento musical diferente, es solo en “ocasiones especiales” y debe ser, obviamente, un instrumento “clásico” tipo violín, clavicordio o flauta traversa, por que una guitarra con suerte para noche de talentos, supongo por que su popularidad le hace ser “poco espiritual”.

En realidad, a veces siento que le falta algo de sabor a la sacramental. No digo digo que nos pongamos evangélicos y tengamos una batería y guitarras eléctricas, pero tampoco entiendo tanto conservadurismo con todos los himnos ezpirituales y que no se pueda hacer algo mas abriendo el abanico musical del domingo. Yo he sido sud toda mi vida así que no tengo mucha experiencia en otras iglesias, pero en un par de ocasiones he ido a misa y por lo menos yo me he sentido impresionado (y hasta inspirado) con la utilización de la música y una simple guitarra.

Es evidente que la Iglesia incentiva la música, pero es muy limitada en cuanto a los tipos de instrumentos, acabo de escuchar los himnos todos son solo violín y piano. Seria una idea interesante el incorporar un par de instrumentos mas de acompañamiento dominical ademas del órgano o simplemente es una “volada” nomas, pero que rompería la tradicional reunión sacramental?. Yo creo que una guitarra realmente ayudaría, aunque por si acaso, si envió a los niños a aprender algo voy a partir primero por el piano y el violin. Ya saben: eso de liberal es solo una chapa, en el fondo, soy un romantico conservador sud Wink

Madres que trabajan fuera del hogar.

Nuevamente: Esta es la enseñanza respecto a este tema que aparece en el Manual del Matrimonio Celestial publicado en 2003, y que esta complemente en linea y aclara mucho lo que aparece en la Proclamación respecto a la responsabilidades de padre y madre.

Dada la controversia que genero en el articulo anterior lo publico, como “ayuda memoria”. El texto es muy interesante, pero por supuesto no lo estoy publicando diciendo “hey!, esta es la norma” ni estoy diciendo que estoy 100% de acuerdo o en desacuerdo con lo publicado. Simplemente estoy publicando la enseñanza que se podría decir mas oficial del tema, haciendo la observación de que a simple vista, como que “en el mundo de hoy” en general esta enseñanza no se sigue mucho. De todas formas es un tema personal y tengo excelentes ejemplos de familias en la Iglesia en que ambos cónyuges trabajan y otros que no, pero eso a mi ni me va ni me viene, simplemente estaba poniendo la enseñanza de la Iglesia, allí vera cada uno como se aplica a si mismo.

 

MADRES QUE TRABAJAN FUERA DEL HOGAR – ENSEÑANZAS SELECCIONADAS

Es casi imposible ser una ama de casa todo el día y al mismo tiempo trabajar fuera de la casa jornadas enteras.

Presidente Gordon B. Hinckley

 

Presidente Spencer W. Kimball

“Se espera que el marido mantenga a la familia y sólo en caso de emergencia debe la esposa salir a buscar empleo fuera del hogar. A ella le corresponde estar en el hogar para que éste se convierta en un agradable refugio.

“Muchos divorcios comienzan a germinar en el momento exacto en que la esposa sale del hogar y entra al mundo del empleo. Dos ingresos elevan la calidad de vida por encima de la norma. Cuando los dos cónyuges tienen empleo, la vida plena y adecuada de la familia se ve interrumpida, las oraciones familiares pasan a ser irregulares y se genera una independencia que va en contra de la cooperación, causando distorsiones, poniendo límites a la familia y frustrando a los hijos que ya han nacido… “

…Les suplico a quienes pueden y deben estar criando una familia: Esposas, dejen de lado la máquina de escribir, la lavandería, la guardería, la fábrica, la cafetería, y regresen al hogar.

“No existe profesión que sea remotamente tan importante como la de esposa, ama de casa, madre, con sus responsabilidades tales como cocinar, lavar los platos y tender las camas de los preciados hijos y del marido. “Esposas, regresen al hogar, regresen a sus maridos.

Hagan del hogar un refugio para ellos. Regresen, esposas, a sus hijos, tanto los nacidos como los que están por nacer. Vístanse con el manto de la maternidad y, sin avergonzarse, ayuden en la función primordial de crear cuerpos para las almas inmortales que con anhelo están a la espera.

“Una vez que hayan complementado plenamente a sus esposos en la vida del hogar y que hayan dado a luz hijos que crecen en completa fe, integridad, responsabilidad y bondad, habrán logrado el máximo éxito, el que no tiene comparación, el que es digno de envidia por todo el tiempo y la eternidad” (discurso pronunciado en una charla fogonera en San Antonio, Texas, págs. 27, 32–33).

“¿Qué creen que piensa el Señor de las personas que prefieren tener pianos, televisores, muebles o autos en lugar de hijos de carne y hueso, y no es ese el caso cuando la gente se da esos lujos y dice que el dinero no le alcanza para tener hijos?” (Teachings of Spencer W. Kimball, pág. 329). “

Hemos dicho a menudo que sólo las madres pueden rendir este divino servicio llamado maternidad. No se puede delegar a nadie más. No lo pueden rendir ni las enfermeras, ni las guarderías, ni las niñeras, ni los más amables parientes. Sólo una madre —con la ayuda de un padre, hermanos y otros parientes amorosos— puede dar la totalidad del atento cuidado que se necesita” (“The Blessings and Responsibilities of Womanhood”, Ensign, marzo de 1976, pág. 73).

Presidente Ezra Taft Benson

“…dediquen tiempo a estar presentes y disponibles cuando sus hijos vayan y vengan: cuando salgan para la escuela y cuando vuelvan de ella, cuando salgan con otros jóvenes y cuando regresen del paseo, cuando lleven amigos a casa. Estén allí ya sea que tengan hijos de seis o dieciséis años… Entre los mayores problemas que enfrenta nuestra sociedad está el de los millones de niños que vuelven diariamente a una casa vacía y sin supervisión debido a que ambos padres trabajan” (A las madres en Sión).

“Cuando en una familia el esposo es sano y puede trabajar, se espera que mantenga a su familia. A veces nos cuentan de esposos que debido a condiciones económicas adversas han perdido el trabajo y esperan que sus esposas salgan a trabajar, aunque ellos son todavía muy capaces de mantener a su familia. En estos casos, instamos al esposo a hacer todo lo que esté a su alcance para que su esposa pueda quedarse en la casa cuidando a los hijos mientras él continúa manteniendo a la familia lo mejor posible, a pesar de que el trabajo que pueda conseguir no sea ideal y tengan que ajustar el presupuesto familiar…

“A veces la madre trabaja fuera de la casa animada por su marido, e incluso ante la insistencia de él. Él es el que quiere tener las conveniencias que puede comprar el dinero extra. En esos casos, hermanos, no sólo sufrirá su familia sino que quedará afectado su propio progreso espiritual. Les digo a todos ustedes, el Señor le ha dado al hombre la responsabilidad de mantener a su familia y ganar lo suficiente para que la esposa pueda cumplir con su función de madre en el hogar…

“Uno de los efectos aparentes que el movimiento en pro de los derechos de la mujer ha tenido es el de generar sentimientos de descontento en las jóvenes que han escogido cumplir con la función de esposa y madre. A menudo se les hace sentir que se pueden desempeñar de maneras más llenas de realización y aventura, opciones que se presentan como superiores a los quehaceres domésticos, a cambiar pañales y a estar escuchando a los hijos que llaman a sus madres. Tal punto de vista carece de la perspectiva eterna de que Dios eligió a la mujer para cumplir con la noble función de ser madre y de que la exaltación es la paternidad y la maternidad eternas. [‘To the Elect Women of the Kingdom of God’, Dedicación de la Sociedad de Socorro de Nauvoo, Illinois, 30 de junio de 1978]” (Teachings of Ezra Taft Benson, págs. 506–507, 548–49).

“Existen entre nosotros quienes intentan convencer a los demás de que estas verdades centradas en el hogar no se aplican a las condiciones contemporá- neas. Si ustedes escuchan y dan oído a tales filosofías, serán engañados y se les alejará de sus obligaciones primordiales.

“Las voces tramposas del mundo claman que las mujeres pueden seguir ‘estilos de vida alternativos’, sosteniendo que algunas mujeres son más aptas para una carrera profesional que para ser esposas o madres.

“Tales personas esparcen su descontento mediante una propaganda engañosa que sostiene que la mujer puede hallar más emoción y realización en funciones que no sean la de ama de casa. Algunas han tenido la osadía de sugerir que la Iglesia se aparte de su concepto tradicional de que la mujer mormona debe ser ama de casa y criar a los hijos. También dicen que es sabio poner límites al tamaño de la familia para que la madre tenga más tiempo para cumplir con las metas personales y encontrar realización” (“The Honored Place of Woman”, Ensign, noviembre de 1981, pág. 105)

“La primera responsabilidad de la mujer debe ser prepararse para cumplir con su misión divina y eterna, ya sea que se case siendo joven o con mayor edad. Es insensato dejar de lado esa preparación para recibir una educación en campos que sólo sirven para ganarse un dinero temporalmente. Mujeres, cuando se casen, será el esposo y no ustedes quien tenga la función de mantener a la familia. No sacrifiquen sus preparativos para cumplir con la misión que les fue ordenada en las eternidades por enfocarse en la conveniencia temporal de adquirir técnicas lucrativas que tal vez usen y tal vez no” (“In His Steps”, pág. 64).

“Es tiempo de que los corazones de los padres se vuelvan a los hijos, y los corazones de los hijos, a los padres, o ambos seremos condenados. Frecuentemente se siembran las semillas del divorcio y se privan de las bendiciones de tener hijos porque las esposas trabajan fuera del hogar. Las madres que trabajan deben recordar que generalmente, sus hijos necesitan más de ella que del dinero” (véase Liahona, mayo de 1971, pág. 23).

Presidente Gordon B. Hinckley

“Hermanas, protejan a sus hijos; ellos viven en un mundo de maldad. Esas fuerzas están a su alrededor. Me siento orgulloso de tantos de sus hijos e hijas que viven vidas limpias. Pero me siento sumamente preocupado por muchos de aquellos que gradualmente están siguiendo los caminos del mundo. Nada es de más valor para ustedes como madres, absolutamente nada. Sus hijos son la cosa más valiosa que ustedes tendrán en esta vida o en la eternidad. Ustedes en verdad serán afortunadas si, al envejecer y al ver a esos seres que trajeron a este mundo, encuentran rectitud en la vida de ellos, virtud en su vivir e integridad en su comportamiento.

“Considero que el cuidado con amor y la crianza de los hijos es más que una responsabilidad de tiempo parcial. Reconozco que a algunas mujeres les es preciso trabajar, pero me temo que hay muchas que lo hacen únicamente para obtener los recursos a fin de tener más lujos y algunos juguetes más costosos.

“Si les es preciso trabajar, tendrán que llevar una carga más pesada. No pueden darse el lujo de descuidar a sus hijos. Ellos necesitan la supervisión de ustedes en sus estudios, al trabajar tanto dentro como fuera del hogar, en el cuidado que únicamente ustedes pueden darles, el amor, la bendición, el aliento y la estrecha relación con una madre. “Por todo el mundo las familias están siendo destruidas. Las relaciones familiares se vuelven tirantes a medida que las mujeres tratan de mantenerse al corriente con los rigores de dos trabajos de tiempo completo.

“Tengo muchas oportunidades de [hablar] con líderes que censuran lo que está sucediendo: pandillas en las calles de nuestras ciudades, niños que matan [a] niños, que pasan el tiempo haciendo cosas que sólo pueden llevar a la prisión o a la muerte. Hacemos frente a una ola abrumadora de niños que nacen de madres sin marido. El futuro de esos niños queda casi inevitablemente arruinado desde el día en que nacen. Todo hogar necesita un buen padre [y una buena madre].

“No se pueden construir prisiones en este país lo suficientemente rápido para hacer frente a la demanda.

“No vacilo en decir que ustedes, las que son madres, pueden hacer más que cualquier otro grupo para cambiar esta situación. Todos estos problemas están arraigados en los hogares de la gente. Los hogares destruidos es lo que conduce al quebrantamiento de la sociedad.

“De modo que esta noche, mis queridas hermanas, el mensaje que tengo para ustedes, el reto que les doy y mi oración es que se dediquen una vez más al fortalecimiento de sus hogares” (Liahona, enero de 1999, pág. 118).

“Hace algunos años el presidente Benson dio un mensaje a las mujeres de la Iglesia, instándolas a dejar sus empleos para dar más atención a los hijos. Yo apoyo esa posición.

“Sin embargo, reconozco, al igual que él lo reconoció, que hay mujeres (de hecho, las hay muchas) que tienen que trabajar para atender las necesidades de su familia. A ustedes les digo: Hagan lo mejor que puedan. Confío en que si están trabajando durante jornadas enteras, lo estén haciendo para cumplir con las responsabilidades básicas del hogar y no para darse gustos y hasta lujos materiales. El deber mayor de toda mujer es el de amar a sus hijos, enseñarles, animarlos y guiarlos hacia la rectitud y la verdad. No hay ninguna otra persona que pueda sustituirla adecuadamente.

“Es casi imposible ser una ama de casa todo el día y al mismo tiempo trabajar fuera de la casa jornadas enteras. Me consta que muchas de ustedes se enfrentan con decisiones difíciles en cuanto a esto. Les repito, hagan lo mejor que puedan. Ustedes conocen sus circunstancias y sé que están profundamente interesadas en el bienestar de sus hijos. Cada una de ustedes tiene un obispo que las aconsejará y las ayudará. Si sienten la necesidad de hablar con una mujer comprensiva, no vacilen en ponerse en contacto con su presidenta de la Sociedad de Socorro.

“A las madres de esta Iglesia, a toda madre que me esté escuchando hoy, quiero decirles que a medida que pasen los años se sentirán cada vez más satisfechas con lo que hayan hecho por encaminar la vida de sus hijos en la dirección de la rectitud, la bondad, la integridad y la fe. Hay más posibilidades de que eso suceda si les dedican el tiempo debido” (Liahona, enero de 1997, pág. 78).

“A las mujeres que tienen la necesidad de trabajar aún cuando prefieren quedarse en el hogar, les dirijo algunas palabras. Sé que muchas de ustedes se encuentran en esta situación. Algunas han sido abandonadas o están divorciadas y con hijos que cuidar. Otras son viudas con familias por las que [deben] velar. Les presento mi profundo respeto por la integridad y el espíritu de autosuficiencia que tienen. Ruego que el Señor las bendiga con fuerzas y gran capacidad, pues necesitan ambas cosas. Tienen tanto la responsabilidad de proveer sustento como la de cuidar del hogar, lo cual sé que es difícil y descorazonador. Ruego que el Señor las bendiga con sabiduría especial y con el tremendo talento de proveer por los hijos mediante tiempo, compañía y amor, y con esa guía particular que sólo la madre es capaz de dar. Ruego también que las bendiga con abundante ayuda, la que brindan la familia, los amigos y la Iglesia, que servirá para aliviar parte del peso que sienten sobre sus hombros y para brindar consuelo en momentos extremos.

“Percibimos, al menos en cierto grado, la soledad que a menudo deben sentir, y las frustraciones que deben experimentar al tratar de superar problemas que a veces parecen que exceden su capacidad de solucionarlos. A veces necesitan alimentos que poner en la mesa, y para ello confiamos en que los obispos acudan con comida y otros bienes y servicios como parte del gran programa que el Señor ha proveído en Su Iglesia. Pero reconocemos que la mayor necesidad es de comprensión, aprecio y compañía. Trataremos con un poco más de ahínco de cultivar estas virtudes, por lo que insto a cada una de las hermanas que estén en condiciones de hacerlo, a que se alleguen con redoblado interés a sus hermanas que se enfrentan a tales circunstancias algo desafortunadas.

“Ahora les extiendo una advertencia a las que trabajan sin ser necesario y que por así hacerlo dejan a sus hijos al cuidado de quienes a menudo son apenas pobres substitutos. No hagan algo de lo que más tarde tendrán que arrepentirse. Si el propósito de esa ocupación diaria es simplemente ganar más dinero para comprarse una lancha o un automóvil o para obtener bienes deseables, aunque no indispensables, y como precio de ellos sacrifican la compañía de sus hijos y la oportunidad de criarlos, ya verán ustedes que han perdido la sustancia mientras que trataban de aferrarse a las sombras” (Liahona, enero de 1984, pág. 143).

La familia: Una proclamación para el mundo

“Por designio divino, el padre debe presidir sobre la familia con amor y rectitud y tiene la responsabilidad de protegerla y de proveerle las cosas necesarias de la vida. La responsabilidad primordial de la madre es criar a los hijos. En estas responsabilidades sagradas, el padre y la madre, como iguales, están obligados a ayudarse mutuamente. Las incapacidades físicas, la muerte u otras circunstancias pueden requerir una adaptación individual. Otros familiares deben ayudar cuando sea necesario” (véase Liahona, junio de 1996, pág. 10).

Élder Howard W. Hunter

“A modo de experiencia personal, recuerdo lo que vivimos mi querida esposa y yo después de decidir a qué dedicarme en la vida. Había cursado algunos estudios en el campo farmacéutico con la mira de seguir una carrera médica. Como nos sucede a muchos, cambié de parecer y me metí en otro campo: la banca. Tuvimos la bendición de empleo constante, pero me sentí atraído por la profesión de la abogacía. Se trataba de una decisión importante porque yo ya estaba casado y tenía una familia a la cual mantener, pero tras orar y ayunar y aprender cuál era la mejor manera de proceder, terminé los estudios de mi primera carrera e ingresé a la Facultad de Derecho. Asistí a clases nocturnas porque me era necesario trabajar de día. Fueron años difíciles para nosotros, pero por lo general los deseos se pueden lograr si estamos dispuestos a hacer cierto esfuerzo. No necesito explicar que conté con la ayuda y el apoyo de mi esposa, que siguió siendo ama de casa y criando a nuestros niños. Lo que ella entregó en cuestión de amor, aliento, ahorro y compañerismo superó ampliamente a cualquier contribución material que pudo haber hecho en caso de haber salido a trabajar.

“Hay que darles mucho crédito a nuestras esposas por el pesado trabajo que día tras día hacen en el hogar. Nadie se esfuerza más que una madre y esposa dedicada. No obstante, en los casos normales el Señor ha asignado al hombre como el encargado de ganar el sustento.

“Existen razones poderosas para que las hermanas también se preparen para conseguir empleo. Deseamos que adquieran toda la preparación acadé- mica y vocacional que les sea posible antes de casarse. Si después enviudaran o se divorciaran y tuvieran que trabajar, quisiéramos que tuviesen un empleo bueno y bien remunerado. Y las hermanas que no se casen tienen todo el derecho de dedicarse a una profesión que les permita magnificar sus talentos y dones.

“Hermanos y hermanas, debemos hacer todo lo posible para prepararnos debidamente para nuestros empleos y profesiones. Tenemos una responsabilidad para con nosotros mismos de dar lo mejor que podamos, y a nuestras familias debemos proveerles lo mejor que podamos” (“Prepare for Honorable Employment”)

Élder Boyd K. Packer

“La Primera Presidencia aconsejó que: ‘La madre que delega a otros el cuidado de sus hijos para hacer trabajos no maternales así sea por dinero, fama o por servir a la comunidad, debe recordar que el hijo al que abandona ‘avergonzará a su madre’ (Proverbios 29:15). En esta época, el Señor ha dicho que a menos que los padres enseñen a los hijos las doctrinas de la Iglesia ‘el pecado será sobre la cabeza de los padres’ (D. y C. 68:25)…

“Este mensaje y advertencia de la Primera Presidencia se necesita más ahora que cuando se dio en [1942]. Y la voz de ninguna de las organizaciones de la Iglesia, no importa a qué nivel se encuentre, se iguala a la de la Primera Presidencia”

Élder Richard G. Scott

“El presidente Benson ha enseñado que la mujer que tiene hijos debe estar en su hogar para cuidarlos. Él ha dicho: ‘Nos damos cuenta que algunas de nuestras hermanas son viudas o divorciadas, y que otras se encuentran en circunstancias especiales en las que, por necesidad, deben trabajar durante un tiempo. Pero estos casos son la excepción, y no la regla’ (A las madres de Sión, folleto, 1987). Las hermanas que se hallen en estas circunstancias merecen recibir del Señor la mayor inspiración y fortaleza: no es así con las que salen a trabajar sin razón justificada” (Liahona, julio de 1993, pág. 34).