Daily Archives: 15/08/2008

Henry Eyring – Verdad

http://www.universetoday.com/am/uploads/2005-0922firststars.jpg

Durante todo el día, en un ferozmente caliente viernes de septiembre de 1919, me encontre cargando heno en Pima, Arizona. El siguente lunes dejaria mi hogar para comenzar mis clases en la Universidad de Arizona, en donde iria a estudiar ingeniería en minas. Esa noche mi padre, como suelen hacerlo los padres, consideró que le gustaría tener una última conversación con su hijo. Quería estar seguro de que yo iba a querer permanecer en el camino recto y angosto. Él me dijo, “Henry, por que no vienes y te sientas. Quisiera hablar contigo”.

Bueno, podria continuar en lo del heno en otro momento. Así que fui y me sente junto a el.

“Nosotros somos buenos amigos, no es cierto?”.

Si le dije, creo que lo somos.

“Henry, hemos cabalgado juntos todo este campo, y hemos cultivado juntos la tierra. Creo que nos entendemos el uno al otro. Bueno, yo quiero decirte esto a ti: Estoy convencido de que el Señor usó el profeta José Smith para restaurar Su Iglesia. Para mí, eso es una realidad. No tengo ninguna duda al respecto. Ahora bien, hay un montón de otros asuntos que son mucho menos claros para mí. Pero en esta Iglesia tu no tienes que creer en ninguna cosa que no sea cierta. Ahora tu vas a ir a la Universidad de Arizona y aprende todo lo que puedas, y cualquier cosa que sea verdadera es parte del evangelio. El Señor realmente hace funcionar este universo. Y quiero decirte una cosa mas: Si vas a la Universidad y no realizas cosas profranas, si vives de una manera que te sientas comodo en la compañia de buena gente y si vas a la iglesia y haces las otras cosas que hemos hecho siempre, yo no tengo porque preocuparme de que tu te alejes del Señor.”

Este ha sido probablemente el mejor consejo que alguna vez he recibido. Me ha simplificado la vida. Todo lo que tengo que hacer es vivir la vida en una forma sana, que de todos modos es lo mejor para mi, y mantenerme muy ocupado en la busqueda de la verdad donde quiera que pueda. Tengo la sospecha de que ustedes podrian disfrutar esta formula tambien.

Una cosa importante acerca de un científico es la siguiente: El simplemente esperara de que prevalezca la verdad porque es la verdad. Él no trabaja mucho con las reacciones del corazón. En la ciencia, las cosas son, y asi son y no es algo por lo cual uno se podria molestar. Si una cosa está mal, nada podra salvarlo, y si algo esta bien, eso simplemente saldra bien.

Asi mismo es con el evangelio. Una vez tuve el privilegio de asistir a una conferencia de jóvenes y responder a las preguntas de los jóvenes ahi reunidos. Un joven me preguntó: “En la escuela secundaria se nos enseñan cosas como los hombres prehistoricos anteriores a Adan, pero escuchamos otra cosa en la Iglesia. ¿Qué debemos hacer al respecto?”

Creo que le di la respuesta correcta. Le dije:”En esta Iglesia, sólo tienes que creer en la verdad. Siempre busca qué es la verdad!”.

Esta Iglesia no esta preocupado por esta pregunta u otras cuestiones similares, porque la Iglesia se ha comprometido sólo con la verdad. No quiero decir que las personas en la Iglesia siempre saben toda la verdad, pero tenemos la humildad de decir a veces que no sabemos todas las respuestas acerca de estas cosas.

Algunos me han preguntado, “¿Existe algún conflicto entre la ciencia y la religión?” No hay conflicto en la mente de Dios, pero a menudo hay conflictos en las mentes de los hombres. A través de las eternidades, vamos a estar más y más cerca de entender la mente de Dios, entonces todos los conflictos desapareceran.

Estoy feliz de representar a un pueblo que, a lo largo de su historia, ha fomentado el aprendizaje y el estudio en todos los ámbitos de esta honorable tarea, un pueblo que tiene entre sus enseñanzas de las Escrituras nobles conceptos tales como los siguientes: “La gloria de Dios es la inteligencia, o, en otras palabras, luz y verdad.” (D&C 93:36.) “Es imposible que un hombre se salve en la ignorancia.” (D&C 131:6.) “Cualquier principio de inteligencia que alcancemos en esta vida, se levantara con nosotros en la resurrección.” (D&C 130:18).

A nosotros ha llegado la siguente instruccion, la cual consideramos un mandamiento divino: “Enseñaos diligentemente, y mi gracia os acompañará, para que seáis más perfectamente instruidos en teoría, en principio, en doctrina, en la ley del evangelio, en todas las cosas que pertenecen al reino de Dios, que os conviene comprender; de cosas tanto en el cielo como en la tierra, y debajo de la tierra; cosas que han sido, que son y que pronto han de acontecer; cosas que existen en el país, cosas que existen en el extranjero; las guerras y perplejidades de las naciones, y los juicios que se ciernen sobre el país; y también el conocimiento de los países y de los reinos,
“.(D&C 88:78-79.)

Este es el espíritu de la verdadera religión, una honesta busqueda del conocimiento de todas las cosas en los cielos y en la tierra.


Henry Eyring.
Reflecciones de un Cientifico.
Traduccion libre.