Daily Archives: 20/10/2009

Tentacion 2.0

http://www.auronweb.es/news/data/upimages/msn75.jpgComo todos sabemos, el adulterio es uno de los pecados que trae mayores consecuencias negativas sobre el pecador, y lamentablemente, sobre muchas otras personas, algunas de ellas de lo más inocentes como son los hijos.

Lamentablemente cada vez más común y aceptado en el mundo, el adulterio físico se ha transformado en pan de cada día en muchas comunidades, por lo cual los líderes de la iglesia han advertido repetidamente acerca de evitar conductas que a futuro puedan dar lugar a caer en esta transgresión.

Hace un tiempo leía las sabias recomendaciones que pedían a hombres y mujeres casados alejarse de la intimidad y peligrosa amistad con compañeros de trabajo, colaboradores o aquellas personas que por diversas circunstancias se hacían más cercanos que nuestras parejas. Por ejemplo, todos sabemos lo peligroso que puede llegar a ser un ambiente de trabajo común donde, debido al mucho tiempo que se pasa juntos, un hombre y una mujer, que no son pareja, pueden trabar amistad, luego desarrollar una confianza que puede llegar a ser mayor que la que se tiene con su respectiva pareja y rápidamente caer en una atracción que, finalmente, desembocará en una situación aun más grave y nefasta.

De una u otra forma, la mayor parte de la gente ha sido advertida sobre esto y reconoce estas situaciones. En mi opinión, esto ha hecho que la infidelidad física entre los santos, sea bastante más reducida en número que la que se observa en el resto del mundo; sin embargo, poco a poco, como una consecuencia de la modernidad, una infidelidad tan nefasta como la infidelidad física se está propagando en algunas comunidades de santos.

La internet ha revolucionado literalmente nuestras formas de relacionarnos e interactuar. Su influjo ha sido más fuerte de lo que cualquiera se hubiese esperado, y por algún extraño motivo, es capaz de generar sentimientos aun más poderosos y con mayor facilidad que en la vida real.

Por todos es conocido lo complicado que de vez en cuando resulta para algunos el trabar amistades en la sociabilidad real (por ejemplo fiestas, juntas o cosas así) y, al contrario, lo fácil que es encontrar gente agradable y con gustos comunes por medio de foros, chats, sitios sociales o simplemente por medio del messenger o sistemas similares.

Asimismo, esta forma de comunicación tiene la extraña característica de que para lograr percepciones, estas están tanto en la mente de aquel que comunica como en la de aquel que recibe. Me explico: en la vida analógica real, cuando nos formamos un juicio sobre alguien, es  sobre lo que nosotros observamos de cómo actúa y, por lo general, es una descripción acertada ya que se realiza con la mayor parte de nuestros sentidos, independiente de nuestro “estado mental”. En cambio en Internet, una persona no puede ser percibido por nuestros sentidos y, al contrario, gran parte nuestra percepción de cómo es la otra persona dependerá de nuestro propio estado mental o receptividad. Quizás una persona en forma real es algo extraña, pero si nosotros andamos con un estado mental de buen humor, en internet lo más probable es que lo evaluemos bien y rápidamente generemos una situación amistosa debido a que lo interpretamos en base a nuestro propio buen humor.

Esto tiene como resultado que por lo general nosotros veamos o interpretemos a la otra persona más que nada como creemos que es, y no como es en realidad, haciendo que en la comunicación por Internet, por lo general, llamen mucho la atención los buenos aspectos de las personas, y se oculten los malos.

Esto de por sí no es malo, excepto en un importante aspecto: se genera rápidamente una sensación de amistad y confianza con otras personas; muchas veces, demasiada confianza, ya que es más fácil tenerla con alguien a través de la pantalla que con una persona con la que se vive cada día en vivo y en directo (con las cosas buenas y malas que esto tiene).

Por otro lado, la Internet ofrece una forma de escaparse o esconder una situación de intimidad o complicidad muy fácil en términos prácticos.  Para estar con otra persona, basta con conectarse a Internet, y si la pareja de la persona no conoce con quienes te comunicas o compartes correos electronicos, probablemente no tenga la menor idea de que existe otra persona y difícilmente se entere a menos que vea algo muy raro por ahí….

Entonces, por esta fácil manera de engancharse, sumado a su bajo nivel de exposición al riesgo,  se está generando una versión 2.0 de la situación sobre la que tanto nos advierten los profetas en el mundo físico como camino a la infidelidad matrimonial, pero esta vez en el mundo virtual.

Las consecuencias ahora son aún más amplias y, en algunos casos, igual de mortales.  Ejemplode lo que describo: no son pocas las fieles parejas santos de los últimos días, que a la vista y práctica, se mantienen fieles entre ellos, sin romper sus convenios de castidad física, pero en las cuales uno de ellos está cayendo en adulterio al haber comenzado una amistad aparte de la de su esposa o marido, que se transformó en confianza, excesiva confianza e intimidad, y finalmente sentimientos que no deberían haber existido si se hubiese frenado o siquiera partido antes.

Las consecuencias, como contaba, son igual de graves para el espíritu y la pareja. Esposos y esposas fieles en imagen, confusos en sus sentimientos o adúlteros en el corazón y, en el peor de los casos, personas que llegan a dejar familias, hijos, trabajos o toda una vida, en pos de un sueño de amor que muchas veces terminará estrellándose con la dura realidad cuando la relación virtual trate de pasar a lo real.

Por eso mi opinión es que actualmente deberíamos enfocarnos en los peligros de cosas como el Chat, Messenger y Facebook para las parejas casadas. No digo que sean malos de por sí, al contrario, yo los disfruto y uso mucho.  Sin embargo, también creo que tienen un alto riesgo inherente. La facilidad de conocer nueva gente, de ser un medio sencillo para comunicarse, y la “magia” para hacer fijarse solo en las características buenas de los demás, hacen que lamentablemente la red sea una red azucarada que atrapa sin que se den cuenta a hombres y mujeres a toda edad y situación.

No quiero que se me escuche como un talibán anti internet (conociéndome a mí sería de locos pensar que yo diría algo así); sin embargo, creo que cada pareja santo de los últimos días debería pensar seriamente en el uso que le da a las redes de comunicación en internet y ser sumamente cuidadoso con ello. Si se hacen un examen y se dan cuenta de que están teniendo más confianza y “buenos sentimientos” con gente “virtual” de sexo opuesto antes que con sus propias parejas, deberían sentirse rápidamente alertados al respecto. Y si ya saben que la cosa está mal en ese aspecto, deberían tomar los pasos necesarios (que pueden ser tan simples como desconectar o desconectarse) antes que sea demasiado tarde, por que haya o no haya habido contacto físico, lo más probable es que ya estén cayendo espiritualmente en adulterio o en pasos de.

No dejo de repetir que este es un tiempo maravilloso. Para mí, nunca el mundo ha sido mejor ni más interesante. Las bendiciones de Dios, por medio de la ciencia y la tecnología, me maravillan, entretienen y me hacen crecer cada día; sin embargo, también nunca hemos estado tan enfrentado a riesgos tan graves de forma más inmediata. Realmente son tiempos maravillosos, a la vez que muy riesgosos.

Espero de corazón que todo usuario sud que utiliza a menudo internet pueda tener la misma reflexión y sea muy cuidadoso al respecto. Para las parejas sud: no se arriesguen, no busquen amistades “virtuales”, no se interesen en conocer a más gente.  Sí, es entretenido y, probablemente, si dejan las cosas fluir, van a tener muchos amigos nuevos, así como nosotros, Barbi y Admin, los tenemos, sin embargo además de su justa medida, pongan todo eso en su justo lugar para que no sean confundidos.

Saludos a todos.

aDmIn Smile

Adenum: Una observacion que no puedo dejar pasar es la hecha por @leya, la cual comparto plenamente. Mis observaciones, aunque me referí solo a amistades @virtuales no están restringidas solo a esas. Como bien observa leya, los medios de comunicación de la red, sobre todo las páginas sociales, resultan muy simpáticas en el aspecto de recobrar viejas amistades “de verdad”,  pero también tienen el riesgo de caer en la nostalgia de los “ex”. También conozco muchos que al encontrarse en, por ejemplo, Facebook, con algun ex (ex compañero, ex amigo, ex novio/novia) comienzan a perder la perspectiva y olvidarse de que tiempo pasado, pasado es. Denle una buena mirada al sabio comentario que nos ha regalado en este artículo.