Poder y Autoridad.

 “Mas esto no es todo; Se habían dedicado a mucha oración y ayuno; por tanto, tenían el espíritu de profecía y el espíritu de revelación, y cuando enseñaban, lo hacían con poder y autoridad de Dios”.

Una escritura sencilla, ubicada en el capitulo 17 de Alma, encierra en su contenido una de las verdades más poderosas de toda la restauración: El Poder y la Autoridad.

Recuerdo que antes de partir a mi misión me “preparé” estudiando la Biblia y las demás escrituras que usaría para convencer a la gente a la que me enviasen y argumentar nuestra “verdad”. Iba convencido de que iba a grandes debates donde, gracias a mi intelecto, conocimiento y capacidad de argumentación, podría llevar un montón de gente al evangelio verdadero de Cristo. Hoy en día, cuando recuerdo esto, me da hasta vergüenza pensar en mi ingenuidad y desconocimiento de “como era la cosa”: Poder y Autoridad…

Tuve suerte. Mi primer compañero, con quien estuve sólo un mes (el mes más importante de toda mi vida), entre risas y testimonio me enseñó que el camino iba por otro lado.

Aún recuerdo las primeras charlas en las que estuve presente -por un raro motivo, serví como misionero un mes, para después entrar al CCM y sólo luego de ello ir a mi misión asignada- y cómo me sentía en esas charlas. Cuando mi compañero mostraba la imagen de la primera visión, la relataba y luego testificaba. Les prometo que podía ver físicamente salir luz del rostro de ese joven que llegó desde Argentina para enseñar a mis compatriotas y a mí.

Creo que ni siquiera en esos dos años de fe y servicio dejé de ser analítico para pensar; pero al tiempo me di cuenta de que ocurría algo extraño cuando mis compañeros testificaban. Ellos no necesitaban probar lo que decían; no usaban las cientos de escrituras bíblicas que yo tenía preparadas para cada caso, ellos simplemente hablaban con un poder y una autoridad de los que anteriormente jamás me había dado cuenta. Un poco mas de tiempo después, también me di cuenta que esa manera era impresionantemente más eficaz para enseñar. Hubo instantes en los cuales pude realmente sentir que ya no me comunicaba, sino que la inteligencia fluía entre yo y quienes enseñaba. Realmente comencé a experimentar cosas que no conocía y que luego, al leer las escrituras, podía reconocer como cosas que estaba viviendo. Llegué a ser verdaderamente un embajador de Jesucristo; investido de su Poder y su Autoridad, y no en forma metafórica, sino que absolutamente real.

La GEE relaciona ambos términos, el Poder y la Autoridad, diciendo que: “El tener Poder sobre algo es tener la capacidad para controlarlo o mandarlo”. Doctrina y Convenios nos aclara aún más que “el poder está en ellos” para “consagrarse a una causa buena”. . . y efectuar mucha justicia” (DyC 58:27-28). El Poder no aparece como un derecho, sino que es una consecuencia directa de la pureza, rectitud y la fe: “. . .purificad vuestro corazón delante de mí, y entonces íd por todo el mundo y predicad mi evangelio a toda criatura que no lo haya recibido.” (DyC 112:28).

Los hijos de Mosiah también aprendieron esta lección. Cuando se encontraron con su amigo Alma hijo, él comenta que “se habían fortalecido en el conocimiento de la verdad; porque eran hombres de sano entendimiento y habían escudriñado diligentemente las Escrituras para conocer la palabra de Dios. Mas esto no era todo, se habían dedicado a mucha oración y ayuno por tanto… cuando enseñaban, lo hacían con poder y autoridad de Dios.”

Vemos claramente en este versículo cuál fue el precio que tuvieron que pagar un grupo de misioneros para ser efectivamente investidos de Poder. La Biblia es clara al respecto: “Pero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra”.

Y entonces, es ahí donde estaba el truco: Obtener la compañía del Espíritu Santo, la fuente final de nuestro Poder y nuestra Autoridad.

Para finalizar, puedo recordar al profeta Jose Smith. En una ocasión un periodista no miembro de la iglesia le preguntó cuál era la diferencia entre su religión y el resto de las religiones que habían en el mundo, -cuando yo leía eso, pensé rápidamente: Podría haber hablado de los grados de gloria… de la exaltación… del conocimiento de Dios como un personaje exaltado… de tantas cosas-, sin embargo, Jose mencionó sólo una: “Gozamos de la compañía del Espíritu Santo”….

Sólo ahora vengo a comprender lo que él le dijo a ese periodista, algo muy sencillo, casi nimio; pero que como en las parábolas del Salvador, cuando uno comienza a entender, se maravilla ante la profundidad de lo que El estaba diciendo.

Testifico que ésta es la Iglesia del Salvador, que Su autoridad y Su poder están presentes hoy en día en la tierra, y que si pagamos el precio que se nos pide para ser dignos de ello, podemos ser llenos de poder y autoridad de lo alto para bendecir a nuestros demás hermanos. Lo sé, porque lo he vivido.

En el nombre de Jesucristo, Amén.

No Responses

Write a Comment»
  1. 1

    Es cierto, creemos saber todas las cosas pero lo unico que sabemos es que lo sabremos y lo sentiremos y entenderemos y creeremos y haremos y todo esto sera por medio del Espiritu Santo que se nos dio al confirmarnos miembros de la iglesia y que se ha de pagar el precio de una vida recta llena de obras justas y del vivir el evangelio no los domingos , no el lunes, sino cada momento de nuestra existencia y asi siendo puros el Señor nos bendecira con una porcion de su espiritu y hablaremos como angeles y sabremos que hacer y como hacerlo y asi comoo vivimos Dios vive para bendecir para ayudarnos en nuestro afan de llegar al lugar santo de donde una vez moramos si al lugar Celestial a nuestro hogar Celestial para vivir con El por toda la eternidad

  2. 2

    Tenemos el Poder y la Autoridad de Dios en la tierra…Solo nos falta Actuar…El SACERDOCIO ES A C C I Ó N.

  3. 3

    tenemos la autoridad, mas no tenemos el poder hasta que no somos investidos de lo alto por causa de nuestra fe y obediencia.

    luego de eso, a ejercerlo.

  4. 4

    el poder va aumentando poco a poco.. a medida que hacemos las cosas bien. Entonces, ejerces ese poder sea pequeño, sea grande..

  5. 5

    Mi presidente de mision comparo a la autoridad y poder sel sacerdocio con el siguiente ejemplo:

    Imaginen que hay un piano hermoso en la sala donde estan. El piano es mio, y de repente yo le digo a usted: “Le autorizo a que toque el piano y toque la sinfonia # 41 de Motzart.

    La “AUTORIDAD” en el permiso de tocar el piano pero el “PODER” viene de la practica y conocimiento etc etc.

    En el sacerdocio es igual, estamos autorizados a predicar, enseñar etc pero el PODER viene de la rectitud personal, oracion , ayuno, estudio etc etc

  6. 6

    hola mi querido amigo, quería pedirte una copia en cd de las películas que tienes comprimidas en DIVX, si es mucho el costo del envío a ecuador, te lo pagaría via paypal.

    exitos y sigue con tu super weblog.

    abrazos
    Paul

  7. 7

    hola. lamentablemente no puedo hacer eso por problemas tecnicos (no tengo dvdrw ni la mayor parte de mis dvd’s, barbi volvio hace una semana a mi pais y se llevo casi todo) y por otro motivo que luego explicare (aunque la mayor razon es la tecnica)

    saludos

  8. 8

    Hola Admin

    Quisiera pedirte un favor
    hay algo que he tratado de investigar pero no encuentro nada en ningun manual, libros etc. de la iglesia donde comenten sobre la incineracion o cremacion de los cuerpos, alguien podria comentar algo respecto a la postura que tiene la iglesia en cuanto esto. Me interesa saber para poder tomar la decision y manera apropiada en cuanto este asunto. Se los agradeceria mucho.

    un saludito y abrazo bien fuerte

  9. 9

    Pineda Índigo: Solicitale a tu obispo que te lea la instrucción al respecto que viene en el Manual de Instrucciones Tomo I

  10. 10

    Exactamente, la instruccion al respecto esta en el Manual General. Habla con tus lideres y consultales, si no saben donde esta, diles “y que tal en el manual, escuche por ahi que se encuentra ahi”, por que, ahi esta 😉

  11. 11

    Juanreta y Admin

    muchas gracias por su ayuda, asi lo hare.

  12. 12

    Admin, gracias por compartir esto tan especial con nosotros ..me uno a tu testimonio 🙂

  13. 13

    el poder y autoridad que una apersona puede ejercer sera determinado por su obediencia, por su esfuerzo de estar en armonia con el Espiritu Santo y el ser instrumentos en el momento adecuado para nuestro Padre, es cierto que hay diferencias entre el tener conocimiento o intelecto, pero el Espiritu Santo dara la porcion en el momento adecuado, en la hora y en el momento preciso.
    Ahora nos toca seguir teniendo este poder y autoridad en nuestros hogares y en nuestros barrios para seguir siendo instrumentos en las manos de Dios, ………………..no tenemos un evangelio que defender , sino compartir………………..

  14. 14

    Winder:
    La autoridad no tiene (por decirlo asi) nada que ver con nuestra obediencia ni dignidad. Podemos seguir siendo misionero por dos años sin ser dignos.

    El poder por otro lado esta ligado a nuestra rectitud personal

  15. 15

    el ser buen instrumento en las manos de Dios requiere de obediencia la autoridad proviene de Dios y si no hacemos cosas agradables en su obra (me refiero a todos los llamamientos) en ves que sea una bendicion sera un tormento, por que recordemos el no permite que algo corrupto pueda manejar un mensaje precioso a menos que se arrepienta, para eso tenemos una conciencia que nos remuerde las malas cosas que hacemos
    podemos ser misioneros por dos años,pero esta no es nuestra mision es la mision del salvador, si queremos ser eficaces para Dios entonces ahi esta la obediencia y si no queremos ser obedientes no seremos eficaces para el y creo que menos para el objetivo por el cual se nos llama………………
    al final de todo,todo se determina por obediencia,recuerda que Jose del antiguo testamento fue prospero por su obediencia tanto asi que se cumplieron los designios de Dios por ser una buena herramienta.
    al final la autoridad es de Dios y sabe que hacer si retira lo suyo o lo retiene pero en a cuestion del misionero seria como un metal que resuena y se desvanese por el espacio, pasaria solo a hacer su mision y no la mision para Dios

    saludos

  16. 16

    El espiritu de profecia le pertenece a un misionero o a un profeta? Cierto que todos somos un profeta en nuestra lugar de responsabilidad. El espiritu de revelacion lo podemos tener todos pero el espiritu de profecia es un don mas para un profeta. Los hijos del rey mosiah eran especiales que respuesta me podria dar el admin__::Saludos de Honduras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.