''¿Cómo les ha ido a mis hijos?''

Nada en este mundo tiene más valor para ustedes que sus hijos. Cuando sean ancianas, cuando el cabello se les ponga blanco y el cuerpo se debilite, cuando estén propensas a sentarse en una mecedora y meditar sobre su vida, nada será más importante que el interrogante de lo que llegaron a ser sus hijos. No tendrá importancia el dinero que hayan ganado, ni tampoco los automóviles que hayan tenido, ni las casas grandes en las que hayan vivido. La pregunta inquietante que acudirá a su mente una y otra vez será: “¿Cómo les ha ido a mis hijos?”

Gordon B. Hinckley

(Madre, tu más grande desafío, Liahona. Enero 2001)

No Responses

Write a Comment»
  1. 1

    Es asi de cierto Barbi, yo tengo hijos de 28 y 30 que tienen sus propias familias y mi unica preocupacion es que les vaya bien en todo, especialmente en lo espiritual.
    FELIZ DIA PARA EL DOMINGO!!!!!
    besos desde Argentina!!

  2. 2

    BUEN APORTE YO VIVO LEJOS DE MIS HIJOS Y EL SOLO HECHO DE LLEGAR A CASA Y NO ENCONTRARLOS ME LLENA DE TRISTEZA PERO RUEGO AL PADRE QUE ME LOS PROTEJA SIEMPRE Y ME LOS CUIDE POR LA SENDA DEL BIEN

    GRACIAS BARBY POR Q ME HAS TOCADO LO MAS SENSIBLE DE I VIDA QUE SON MIS HIJOS

    SALUDOS DESDE LA ORILLA

  3. 3

    Buenisima cita del Pte. Hinckley!!!

  4. 4

    una bebe hermosa y alegre… está muy linda…
    tema sensible para nosotras, no debería ser solo para nosotras, pero es así.
    ¿Como le va en la vida a los hijos? una inquitud que nunca acaba…
    no hay relevo en esto de ser padres, aunque los hijos ya esten crecidos y tengan su propia familia.
    luego de los hijos están los nietos y ellos nos vuelven a robar el corazón.
    siento tranquilidad cuando al mirar a los ojos , veo la luz del evangelio reflejada en ellos, . si, mi esperanza se mantiene firme de que cualquier cosa que están pasando es para su progreso.
    nada mas terrorifico, que ver el semblante de un hijo ,frio y sin luz, entonces uno sabe que hay que dar la pelea para el rescate, y es duro,
    crece la conciencia de que la pelea no es contra “carne ni sangre”
    al menos para las madres ¿como le va tus hijos? para bien o para mal,porque no nos podemos abstraer de lo que les acontece, es como nos va a nosotras también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.