Encyclopedia – Madre Celestial

http://farm1.static.flickr.com/75/152730867_10b2871596.jpgAutor: Cannon, Elaine Anderson

Los Santos de los Últimos Días deducen por fuentes autorizadas como las escritura y de la revelación moderna que hay una Madre Celestial así como hay un Padre Celestial.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días rechaza la idea que se encuentra en algunas religiones que los espíritus o almas de los seres humanos son creados ex nihilo (es decir de la nada, según san Agustín), si no que se acepta literalmente la vital enseñanza de las escrituras tal como está redactado por Pablo: “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, que somos hijos de Dios”. Esta y otras escrituras subrayan nuestra relación de “linaje literal” con Dios no solo en lo espiritual y de un destino común de “linaje literal” con Cristo (Rom. 8:16-18, cf. Mal. 2:10).

Los Santos de los Últimos Días creen que todas las personas que vivieron en la tierra o que viven actualmente son en forma real descendientes espirituales de Dios el Padre Eterno (Núm. 16:22, Heb. 12:9). En esta perspectiva, la paternidad requiere de un padre asi como de una madre, ya sea para la creación de los espíritus en la vida pre-mortal o la creación física de nuestros tabernáculos en la tierra. Nuestra Madre Celestial comparte nuestra paternidad con el Padre Celestial. Este concepto lleva a los Santos de los Últimos Días a creer que Ella es como El, en gloria, perfección, compasión, sabiduría y santidad.

Elohim, el nombre-título de Dios, sugiere el plural de la palabra cananita “El” o del hebreo “Eloah”. Se utiliza en diversas combinaciones del hebreo para describir al más alto Dios. Es el majestuoso título de la mas alta deidad. Génesis 1:27 dice, “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios los creó, *varon y hembra* los creó ” (énfasis añadido), el cual se puede leer en el sentido de que “Dios” es en plural.

Para los Santos de los Últimos Días, el concepto de la familia eterna es más que una firme convicción, sino que regula su forma de vida. Es el plan eterno de la vida, desde nuestra vida premortal a través de esta vida y más allá de esta mortalidad.

Ya en 1839 el profeta José Smith enseñó el concepto de una madre eterna, como se encuentra en varios registros de ese período. De esa enseñanza salió el himno que los Santos de los Últimos Días aprenden, cantan, aprecian, y comparten, “Oh mi Padre”, por Eliza R. Snow. El Presidente Wilford Woodruff llamó a este himno “una revelación” (Woodruff, p. 62). “¿Hay en los cielos Padres solos? Clara la verdad esta, la verdad eterna muestra madre hay también ahí. Cuando deje esta vida y deseche lo mortal Padre, Madre quiero veros en la corte celestial”[Himno no. 187] ingles 292]

En 1909 la Primera Presidencia, bajo la direccion de Joseph F. Smith, emitió una declaración sobre el origen del hombre que enseña que “el hombre, como espíritu, fue engendrado y nació de padres celestiales y fue criado hasta la madurez en las eternas mansiones del Padre” asi como “hijos de padres celestiales”, y asimismo se enseño que “todos los hombres y mujeres son similares a nuestros Padre y Madre universal y que somos literalmente hijos e hijas de la Deidad “(Smith, págs. 199-205).

La creencia de que hay una Madre en el cielo que comparte con Dios la creación y la procreación no es la misma que con gran énfasis se menciona en la mariología de la tradición romana.

Hoy en día, la creencia de una Madre en los Cielos está implícita en el pensamiento de los Santos de los Últimos Días. Aunque las Escrituras solo lo sugieren, las declaraciones de los presidentes de la iglesia en los últimos años indican que los seres humanos tienen una Madre Celestial, así como un Padre Celestial.

No Responses

Write a Comment»
  1. 1

    estaria bien leer mas de nuestra madre celestial

  2. 2

    Estoy confundido, siempre pensé que el matrimonio plural era el sistema que regía en el mundo celestial, pero en el discurso sólo se habla de “Madre”, en singular, como si NPC sólo tuviera UNA mujer, un matrimonio monógamo, y todos nosotros fueramos sus hijos, siendo que, en la óptica del matrimonio plural, nuestro NPC tiene muchísimas cónyuges, las cuales engendraron a los incontables espíritus entre los cuales estamos nosotros. ¿Cómo es la cosa?

  3. 3

    Chamblas la cosa es que…… y sòlo te lo digo a modo de sugerencia: No te mates la cabeza tratando de “DESCUBRIR LOS MISTERIOS OCULTOS”, segùn la instrucciòn del señor y de sus profetas no debemos ocupar nuestro valioso tiempo en como lo mencionan las escrituras “Los Dogmas”, ese tipo de conocimiento no es esencial para nuestra exaltaciòn, deberìa bastarnos con las citas de los presidentes que mostrò Admin, es decir, bastenos cor saber por revelaciòn que tenemos un padre y una madre celestial, no es prudente, mucho menos sabio hacernos ideas de cosas que por ahora no estamos preparados para conocer…..
    Mi consejo para todos, es que mejor nos emfoquemos en los principios basicos del evangelio y que los vivamos, que seamos verdaderos santos de los ùltimos dìas que viven el evangelio en toda su “pureza y sencilles”.

  4. 4

    Aunque rija la poligamia cada uno tiene UNA Madre y con cada una UN Matrimonio Eterno. Eso es individual. Pero personalmente prefiero no ahondar en estos temas. Me encanta saber que tengo una Madre Celestial y ya la amo, pero prefiero no preguntarme cosas de hoy en día no voy a poder entender.

  5. 5

    Es muy interesante este tema, no tengo duda alguna que sí tenemos una Madre Celestial… Realmente me gustaría saber más de ello, pero como menciona manuel no es necesario saber más de este tema para poder alcanzar la exaltación…

  6. 6

    Estoy de acuerdo con todo el artículo. No sé si los administradores pueden dar respuestas a los comentarios que se han hecho con respecto al tema. De todas maneras las autoridades generales (aun el mismo José Smith) son muy, muy cuidadosos en hablar sobre el tema de la Madre Celestial y, personalmente, desconozco que haya algo mas que sea oficial sobre el tema por lo que debemos suponer que es un tema muy delicado.
    Cuando nos referimos a Madre Celestial no significa que esté en contra de la doctrina del matrimonio celestial (esto es plural) por si acaso.
    Muchas gracias por todo,

    🙂

  7. 7

    un comentario al respecto, en la opinion de una autoridad general (Spencer V Jones) en una reunion con el expreso que Dios no permite mayor informacion y de echo la a mantenido oculta del mundo para que su sagrado nombre o mencion de ella no sea profanado por la corrupcion de los hombre, y que de esa manera el la proteje de la blasfemia que los hombres inicuos hacen del nombre de Dios.
    ahora nosotros como SUD sabemos la importancia de la mujer y la maternidad en el plan de Dios, y lo que estamos casados podemos entender que a toda costa protegeriamos a nuestra esposa de cualquier daño o insulto, bien esa es mi opinion al respecto

  8. 8

    Hijo es bueno saber sumar, la suma vivida sencillamente ayuda mucho, no es bueno meterse en aquello que no sabemos bien como el algebra avanzada, los distintos modelos descriptivos propuestos son solo teorias y no es conveniente para el hombre saber más por medio de su esfuerzo, conformate con saber sumar, es mas de las multiplicaciones incluso hay que desconfiar….. asi se siembra la duda, asi se crean los debiles, no le temo más que ha mi propia ignorancia, se que existe nuestras madres celestiales, a lo menos una de ella a sido identificada por su nombre o cargo en las escrituras, hay mucho, mucho más para quién quiere buscar.

  9. 9

    Entonces, parece que todos estamos de acuerdo en una cosa: existen “Madres Celestiales”, por lo cual hemos de concordar que el artículo en cuestión incurre en una imprecisión las varias veces que habla de “una Madre” (La expresión “la creencia de una Madre en los Cielos está implícita en el pensamiento de los Santos de los Últimos Días”, deja en claro que la palabra “Madre” está tomada como sinónimo de un sujeto, en paralelo a la figura de “Padre”, y no como alusión al género femenino).
    Para tranquilidad de muchos, dilucidar esta cuestión terminológica no importa, ni por asomo, entrar en quebraderos de cabeza, procurar descubrir misterios, blasfemar, etc. Se trata simplemente de procurar mantener la sistemática doctrinal SUD.

  10. 10

    ¡Váis a seguir Abigaíl!

  11. 11

    En Diálogo, a finales del año salió un artículo titulado “How to Worship Our Mother in Heaven (Without Getting Excommunicated) de Kevin L. Barney , que viene a ser algo así como “Como adorar a nuestra Madre Celestial (sin ser excomulgado), que resume el estado actual del tópico que nos ocupa. Recupera el trabajo de Peterson (Nefi y su Asera), hace un breve bosquejo de la historia de las enseñanzas y creencias entre los santos, relativas a la madre celestial, recupera una relato de una visión de José Smith de la madre celestial (El mismo relato, en otras fuentes, se refiere a Eva). En fin, muy interesante el artículo.
    El enlace aquí:http://www.dialoguejournal.com/content/wp-content/uploads/2008/11/4104-05Barney.pdf , comentarios y discusión sobre el texto y el asunto aquí: http://bycommonconsent.com/2009/01/06/comments-on-bivs-critique-of-my-dialogue-article/

  12. 12

    No estoy de acuerdo en el “todos estamos de acuerdo”, por lo menos en mi caso, estando de acuerdo con que todo apunta a que debe existir una Madre Celestial, no llego ni me planteo que el matrimonio celestial de Dios ha de ser poligamo, tenemos multiples madres y todo eso. Creo que plantear algo asi como “todos entendemos eso” es como irse demasiado en la especulativa, dado el poco material que se tiene al respecto. Yo por lo menos no entiendo eso por que simplemente no tengo argumentos para entender o tener claro el tema, excepto la especulacion. (no quiero decir que no crea que sea posible, es simplemente que con lo que se/sabemos actualmente no puedo decir que es o que no es).

    No olvidar que el Nuevo y Sempiterno Convenio es el Evangelio Restaurado, junto con todas sus ordenanzas, leyes y mandamientos, y no el matrimonio plural o inclusive solo el matrimonio en el templo como muchos parecen entender.

    Saludos 🙂

  13. 13

    Un buen trabajo arqueológico sobre el tema es “La diosa Hebrea” de Raphael Patai, lo pueden consultar en http://books.google.com.mx/books?id=VfAX_wkMM4IC&printsec=frontcover&dq=The Hebrew Goddess

  14. 14

    Interesante para mirar: http://thoughtsofaseeker.net/book-did-god-have-a-wife-mormon-commentary/

    [WORDPRESS HASHCASH] The poster sent us ‘0 which is not a hashcash value.

  15. 15

    Admin, cuando dije “parece que todos estamos de acuerdo”, me refería a los autores de los comentarios 3 al 8 inclusives.

  16. 16

    “Por tanto, dejará el hombre [Adán] a su padre [El Padre Celestial] y a su madre [La Madre Celestial], y se unirá a su mujer [Eva], y serán una sola carne”

    La Gran Madre Celestial está presente claramente en las Escrituras.

    Saludos!

  17. 17

    Yo sigo como siempre agradeciendo a este PAGINA que de manera muy sencilla toque temas que como S.U.D. siempre son interesnates y comunes a nosotros.Por mas que todos sabemos que muchos temas NO SON NECESARIOS PARA NUESTRA SALVACION…siempre me resisto a este tipo de expresiones,aun reconociendo que son ciertas, porque lo que si tenemos derecho y Dios jamas nos ha negado ello…es a SABER.En cunto tengamos la preparacion para recibir…El Padre nos dara conocimiento de tanto en tanto,muchas veces lo recibiremos como un destello de luz ,pero El Señor ha prometido “buscad y hallareis” y eso se refiere a “todo lo bueno”, a “todo lo que edifica “…pero claro que ciertos conocimientos en manos de quien no los valora como sagrados…madre mia !,mejor no hubiese recibido nada!-Sin embargo de manera de no ver las cosas tan extremas…y bajando a tierra un poco…pensemo en el hermano FIEL que enviudado y se ha vuelto a sellar a una mujer fiel y reciban y los 3 reciban su exaltacion por ejemplo…El estara con sus dos buenas esposas e hijos si todo salio bien-Siempre cre que no tenemos idea del tipo de amor que existe en los cielos…pero tambien es muy diferente a lo que aqui llamamos a amor me parece…por tanto,Me parece excelente si estamos preparados , recibir mas luz y glorificar al PADRE POR ELLO, aunque todavia no haya revelaciones al respecto.

  18. 18

    5º Mandamiento: Honra a tu Padre y a tu Madre, para que tus días se alarguen en la tierra que el Señor tu Dios te da, es decir, Respeta a tu Padre celestial y a tu Madre celestial, como a su vez a tu Padre y a tu Madre terrenales.

  19. 19

    No hay misterios ocultos, éstos quedan descubiertos en los libros sagrados, lo que pasa es que no todos pueden comprender las Sagradas Escrituras, La Biblia hasta donde esté correctamente traducida, el Libro de Enoc, el Libro de Mormón, la Perla de Gran Precio, etc. todos testifican de la Madre celestial, Jesucristo es el Hijo Unigénito del Padre, ovbiamente es el Unigénito, a su vez de la Madre. En la tierra la base de la sociedad es y será por siempre jamás una familia conformada por el Padre y por la Madre y sus Hijos; ¿y en el cielo no? Esta escrito como es abajo es arriba, la estrella de David, símbolo del Pueblo del “Vencedor”.
    Cuando Jesucristo fue bautizado en el Jordan, el cielo se abrió y se vio descender al Espíritu Santo (que da testimonio del Padre y del Hijo), en forma de Paloma, que es femenino, esta es la Madre del Cordero que quita los pecados del mundo, dichosos son los llamados a la Boda del Cordero, ella es la virgen por excelencia, ya que el Padre es casto. En la revelación de Juan , el apóstoal amado, en los versículos finales dice: “el Espéritu Santo (la Madre celestial) y la esposa del cordero (la Iglesia de Jesucristo) dicen Ven. Ahora bien solo los que son llenos del Espíritu Santo comprenden que la Madre celestial descendió en el día de Pentecostés, porque nuestros cuerpos son templos del Espíritu Santo, allí el vive. Acuérdense santos de que el Espíritu del Señor es dador de vida, consuela como lo hace una madre, es mirisicordioso, etc. Pueden entender que el Señor Jesucristo después de morir descendió al seno de la Madre celestial y que con el poder del Dios Altísimo resucitó de entre los muertos, sí este es el “mundo de los espíritus”, el velo está aquí mismo, nuestra madre nos cobija hasta la resurrección de toda la carne, porque nos darán la vida eterna el Padre y la Madre, en el nombre de Jesucristo su Hijo amado, amén
    EL ESPÍRITU SANTO EN EL MUNDO DE LOS ESPÍRITUS

    2º día 13/diciembre/2.010
    00:00 hrs.

    El Espíritu Santo retiene el cuerpo y alma de todo individuo, más aún si este es creyente en Jesucristo. Solo encuentra en la Biblia lo que el Espíritu Santo está supuesto a hacer por ti, Él te consuela, te enseña, te instruye, te guía. Ponte a meditar sobre todos los ministerios que el Espíritu Santo tiene en e1 mundo. E1 es 1a persona invisible, E1 es Quien da más atención a 1os otros, todo lo que tú tienes que hacer es buscar cuales son las responsabilidades del Espíritu Santo en la Trinidad, así como ya han habido otros que leyeron en la Biblia cómo Dios cuidaba, alimentaba, acogía o enseñaba a andar a su Pueblo con la ternura de una madre {Óseas. 11, 1-4; Isaías. 49, 15; 9, 13-14; Proverbios. 17, 12, etc.}.
    E1 Señor escogió el comparar una familia con 1a Trinidad. En hacer esto, E1 llamó la cabeza del hogar, el hombre, después de Su propio nombre, Padre. Oramos, “Padre nuestro, que estás en 1os Cielos.” Luego E1 compara el hijo o los hijos de 1a familia a Su propio Hijo, 1a segunda persona nombrada en 1a Trinidad. Ahora tenemos en la familia una persona que representa a Dios e1 Padre, y tenemos una persona que representa a Dios el Hijo. Por el proceso de eliminación, venimos a darnos cuenta quién representa al Espíritu Santo en la familia. Hay solamente una persona que queda, y esa es la dama, 1a mujer.
    Esta es la que da la vida por sus hijos, tal cual lo hace el Espíritu Santo, por eso al momento de fallecer alguna persona, si bien su cuerpo retorna a la tierra porque polvo es; su alma es apoderada y capturada por Espíritu Santo, este es el mundo de los espíritus, pues somos templos de Él, Él mora allí, en nuestros cuerpos y almas antes que muramos, pero después se lleva el alma y desde allí el nos da la vida, es como que el alma volviese al útero de nuestra Madre celestial y con el poder Dios Altísimo de Israel; nos dan la resurrección, esta es la resurrección de los muertos, sí, la vida eterna, Amén.
    Así mismo el Espíritu Santo invita a los que duermen a orar en el nombre de Jesucristo, su hijo amado y unigénito y los exhorta a recibir el verdadero evangelio de Jesucristo, de parte de los que se bautizan por ellos, si es que aún en vida no lo hayan recibido.
    El Espíritu Santo es quien nos revela la verdad, nos enseña que la Trinidad es una familia constituida por Dios Padre celestial, Dios Hijo, Jesucristo Nuestro Señor y el Espíritu Santo, que en verdad es la Santa de las santas, nuestra Diosa Madre celestial, Virgen por excelencia, la estéril, la misma que consoló a Sara, esposa de Abraham, a sus 94 años de edad, mas esta se rió no de su falta de fe, sino por lo anciana que se encontraba para parir un hijo y fue llamado Isaac. Cuando una persona descubre la verdad que se esconde de tras del Espíritu Santo es satisfecho completamente, te sientes como los profetas del Antiguo Testamento cuando fueron llenos del Espíritu Santo.
    Pues bien, meditemos en esta escritura, cuando un ángel del Señor le hablo a José diciendo: “José, descendiente de David, no tengas miedo de tomar a María por esposa, porque su hijo lo ha concebido por el poder del Espíritu Santo” {Mateo 1:20}. Este inmediatamente supo quien era en verdad es Espíritu Santo, por esta razón es bendecido adoptando al Hijo del hombre, el Mesías, el redentor del mundo, el Dios verdadero de carnes y huesos, con sus cicatrices en su cuerpo producto de la expiación que tuvo por los pecados de la humanidad, sí, ¡¡¡ JESUCRISTO es el Salvador del mundo !!! Y esta otra escritura, cuando el ángel Gabriel le anuncia el nacimiento del Hijo del Dios Altísimo a la Escogida {María}, diciendo: “Dios el Señor lo hará Rey, como a su antepasado David, para que reine por siempre sobre el Pueblo de Jacob. Su reinado no tendrá fin {Lucas 1:31-33}; prosiguiendo con el relato que hacen las Sagradas Escrituras en Lucas 1:34-35, éstas nos explican, como María que no vivía con hombre alguno quedaría embarazada, aquí la Palabra de Dios nos testifica como sucede, veamos: El Espíritu Santo vendrá sobe ti y el poder del Dios Altísimo de Israel se posará sobre ti; esto quiere decir que la Madre celestial cubrió el cuerpo de María y el Padre celestial fecundó y el Santo e Hijo de Dios se hizo hombre.
    El Espíritu Santo descendió a la Iglesia de Jesucristo en el tiempo de Pentecostés, a los 49 días, es decir, 49 años, justamente cuando la mujer comienza el estado de la menopausia, quedando estéril hasta los 94 años, es Él quien nos testifica de la verdad acerca de la auténtica Iglesia de Jesucristo, la restaurada entre el 21 de septiembre de 1.823 y el 27 de junio de 1.844, que es cuando se cumple la Profecía de Daniel. El Espíritu Santo es la paloma visible en el Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo en el río Jordán {Mateo 3:16, Marcos 1:10-11, Lucas 3:21-22 y Juan 1:32-33}, es decir, en estos versículos es donde se revela la Madre del Cordero, pues aquí se comprende la escritura que dice: Ahora hagamos al hombre conforme a nuestra imagen y semejanza {Génesis 1:26-28}, es evidente como la mujer representa al Espíritu Santo y como poder femenino de gestación, nacimiento y alimentación en las Odas Sirias de Salomón. (n. 19). Allí, Dios es presentado como un andrógino que tiene senos capaces de derramar leche como una madre que amamanta. El Espíritu Santo es el poder que da la leche al Padre y Ella misma es ese seno repleto del Padre. Ella otorga esta leche a los cristianos, regenerándoles de este modo la vida, el Espíritu Santo, aliento que es dador de Vida, está ligado simbólicamente a la mujer, de forma directa.

    05:03 hrs.

    Por esta razón se infiere que el Espíritu Santo es un cuerpo tangible, de carnes y huesos, como lo son el Padre y el Hijo, pero como es espíritu es capaz de estar con todos sus hijos a la vez. El apóstol Juan, el anciano y amado, en su Libro de Revelaciones nos escribe que el Espíritu Santo y la Esposa del Cordero, es decir, la Diosa Madre celestial y la Iglesia de Jesucristo dicen: ¡Ven!, y el que escuche diga: ¡Ven! Y el que tenga sed y quiera, venga y tome del agua de la vida gratuitamente, sí, Así es, Amén {Rev. 22:17}.

    11:20 hrs.

    Sí, dichosos son los llamados a las Bodas del Cordero de Dios que quita los pecados del mundo.
    Ahora bien, de este mismo modo sabemos que Jesucristo estuvo en aquel mundo de los espíritus, sí, él estuvo con el Espíritu Santo y resucitó a vida eterna, de esta manera sabemos que la resurrección de los muertos es eminente y eficaz, ya que si decimos que estos no resucitan, entonces también decimos que Jesucristo no resucitó; pero sabemos lo contrario, sino para que nos bautizamos por los muertos, si de ninguna manera estos resucitan, vana sería nuestra fe, vana nuestra predicación, pues Jesucristo resucitó, subió a los cielos, una nube lo cubrió y se encuentra sentado a la derecha Dios Padre, sí, hasta su segunda venida que es eminente, sí, señor Jesús ¡Ven! Pronto, Así es, Amén.

    Escrito por Barjesús.

  20. 20

    EL ESPÍRITU SANTO EN EL MUNDO DE LOS ESPÍRITUS

    2º día 13/diciembre/2.010
    00:00 hrs.

    El Espíritu Santo retiene el cuerpo y alma de todo individuo, más aún si este es creyente en Jesucristo. Solo encuentra en la Biblia lo que el Espíritu Santo está supuesto a hacer por ti, Él te consuela, te enseña, te instruye, te guía. Ponte a meditar sobre todos los ministerios que el Espíritu Santo tiene en e1 mundo. E1 es 1a persona invisible, E1 es Quien da más atención a 1os otros, todo lo que tú tienes que hacer es buscar cuales son las responsabilidades del Espíritu Santo en la Trinidad, así como ya han habido otros que leyeron en la Biblia cómo Dios cuidaba, alimentaba, acogía o enseñaba a andar a su Pueblo con la ternura de una madre {Óseas. 11, 1-4; Isaías. 49, 15; 9, 13-14; Proverbios. 17, 12, etc.}.
    E1 Señor escogió el comparar una familia con 1a Trinidad. En hacer esto, E1 llamó la cabeza del hogar, el hombre, después de Su propio nombre, Padre. Oramos, “Padre nuestro, que estás en 1os Cielos.” Luego E1 compara el hijo o los hijos de 1a familia a Su propio Hijo, 1a segunda persona nombrada en 1a Trinidad. Ahora tenemos en la familia una persona que representa a Dios e1 Padre, y tenemos una persona que representa a Dios el Hijo. Por el proceso de eliminación, venimos a darnos cuenta quién representa al Espíritu Santo en la familia. Hay solamente una persona que queda, y esa es la dama, 1a mujer.
    Esta es la que da la vida por sus hijos, tal cual lo hace el Espíritu Santo, por eso al momento de fallecer alguna persona, si bien su cuerpo retorna a la tierra porque polvo es; su alma es apoderada y capturada por Espíritu Santo, este es el mundo de los espíritus, pues somos templos de Él, Él mora allí, en nuestros cuerpos y almas antes que muramos, pero después se lleva el alma y desde allí el nos da la vida, es como que el alma volviese al útero de nuestra Madre celestial y con el poder Dios Altísimo de Israel; nos dan la resurrección, esta es la resurrección de los muertos, sí, la vida eterna, Amén.
    Así mismo el Espíritu Santo invita a los que duermen a orar en el nombre de Jesucristo, su hijo amado y unigénito y los exhorta a recibir el verdadero evangelio de Jesucristo, de parte de los que se bautizan por ellos, si es que aún en vida no lo hayan recibido.
    El Espíritu Santo es quien nos revela la verdad, nos enseña que la Trinidad es una familia constituida por Dios Padre celestial, Dios Hijo, Jesucristo Nuestro Señor y el Espíritu Santo, que en verdad es la Santa de las santas, nuestra Diosa Madre celestial, Virgen por excelencia, la estéril, la misma que consoló a Sara, esposa de Abraham, a sus 94 años de edad, mas esta se rió no de su falta de fe, sino por lo anciana que se encontraba para parir un hijo y fue llamado Isaac. Cuando una persona descubre la verdad que se esconde de tras del Espíritu Santo es satisfecho completamente, te sientes como los profetas del Antiguo Testamento cuando fueron llenos del Espíritu Santo.
    Pues bien, meditemos en esta escritura, cuando un ángel del Señor le hablo a José diciendo: “José, descendiente de David, no tengas miedo de tomar a María por esposa, porque su hijo lo ha concebido por el poder del Espíritu Santo” {Mateo 1:20}. Este inmediatamente supo quien era en verdad es Espíritu Santo, por esta razón es bendecido adoptando al Hijo del hombre, el Mesías, el redentor del mundo, el Dios verdadero de carnes y huesos, con sus cicatrices en su cuerpo producto de la expiación que tuvo por los pecados de la humanidad, sí, ¡¡¡ JESUCRISTO es el Salvador del mundo !!! Y esta otra escritura, cuando el ángel Gabriel le anuncia el nacimiento del Hijo del Dios Altísimo a la Escogida {María}, diciendo: “Dios el Señor lo hará Rey, como a su antepasado David, para que reine por siempre sobre el Pueblo de Jacob. Su reinado no tendrá fin {Lucas 1:31-33}; prosiguiendo con el relato que hacen las Sagradas Escrituras en Lucas 1:34-35, éstas nos explican, como María que no vivía con hombre alguno quedaría embarazada, aquí la Palabra de Dios nos testifica como sucede, veamos: El Espíritu Santo vendrá sobe ti y el poder del Dios Altísimo de Israel se posará sobre ti; esto quiere decir que la Madre celestial cubrió el cuerpo de María y el Padre celestial fecundó y el Santo e Hijo de Dios se hizo hombre.
    El Espíritu Santo descendió a la Iglesia de Jesucristo en el tiempo de Pentecostés, a los 49 días, es decir, 49 años, justamente cuando la mujer comienza el estado de la menopausia, quedando estéril hasta los 94 años, es Él quien nos testifica de la verdad acerca de la auténtica Iglesia de Jesucristo, la restaurada entre el 21 de septiembre de 1.823 y el 27 de junio de 1.844, que es cuando se cumple la Profecía de Daniel. El Espíritu Santo es la paloma visible en el Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo en el río Jordán {Mateo 3:16, Marcos 1:10-11, Lucas 3:21-22 y Juan 1:32-33}, es decir, en estos versículos es donde se revela la Madre del Cordero, pues aquí se comprende la escritura que dice: Ahora hagamos al hombre conforme a nuestra imagen y semejanza {Génesis 1:26-28}, es evidente como la mujer representa al Espíritu Santo y como poder femenino de gestación, nacimiento y alimentación en las Odas Sirias de Salomón. (n. 19). Allí, Dios es presentado como un andrógino que tiene senos capaces de derramar leche como una madre que amamanta. El Espíritu Santo es el poder que da la leche al Padre y Ella misma es ese seno repleto del Padre. Ella otorga esta leche a los cristianos, regenerándoles de este modo la vida, el Espíritu Santo, aliento que es dador de Vida, está ligado simbólicamente a la mujer, de forma directa.

    05:03 hrs.

    Por esta razón se infiere que el Espíritu Santo es un cuerpo tangible, de carnes y huesos, como lo son el Padre y el Hijo, pero como es espíritu es capaz de estar con todos sus hijos a la vez. El apóstol Juan, el anciano y amado, en su Libro de Revelaciones nos escribe que el Espíritu Santo y la Esposa del Cordero, es decir, la Diosa Madre celestial y la Iglesia de Jesucristo dicen: ¡Ven!, y el que escuche diga: ¡Ven! Y el que tenga sed y quiera, venga y tome del agua de la vida gratuitamente, sí, Así es, Amén {Rev. 22:17}.

    11:20 hrs.

    Sí, dichosos son los llamados a las Bodas del Cordero de Dios que quita los pecados del mundo.
    Ahora bien, de este mismo modo sabemos que Jesucristo estuvo en aquel mundo de los espíritus, sí, él estuvo con el Espíritu Santo y resucitó a vida eterna, de esta manera sabemos que la resurrección de los muertos es eminente y eficaz, ya que si decimos que estos no resucitan, entonces también decimos que Jesucristo no resucitó; pero sabemos lo contrario, sino para que nos bautizamos por los muertos, si de ninguna manera estos resucitan, vana sería nuestra fe, vana nuestra predicación, pues Jesucristo resucitó, subió a los cielos, una nube lo cubrió y se encuentra sentado a la derecha Dios Padre, sí, hasta su segunda venida que es eminente, sí, señor Jesús ¡Ven! Pronto, Así es, Amén.

    Escrito por Barjesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.