B.R. McConkie y "Mormon Doctrine"

http://www.three-peaks.net/images/mormon_doctrine.jpg

Cada cierto tiempo me topo con gente que cree en el hecho de que cualquier_cosa_que_diga_un_lider automaticamente es doctrina (cosa que como hemos visto no es verdad por si mismo) y aun mas, con los que tratan de zanjar cualquier discusión citando a “Doctrina Mormona” prácticamente como la fuente final de la “verdad”.

Es difícil a veces razonar así, por que basan sus ideas en un libro bastante famoso escrito por un apóstol (aun cuando cuando lo escribió aun no lo era) bajo la premisa fundamental de que “si lo dijo un apóstol, es la doctrina de la iglesia”. Esta idea lamentablemente tiene un par de falencias: Primero, que la doctrina de la iglesia no es lo que diga o piense un apóstol  automáticamente o por si mismo solo por el hecho de que el lo dijo sino que hay un camino que deben seguir las ideas para llegar a  ser “doctrina” (y eso generalmente bajo la autoridad del Presidente de la Iglesia), y dos, fallan al identificar como fuente de doctrina a libros, por muy “doctrinal” que sea su titulo, o muy erudito o “de autoridad” que parezca ser su autor.

Asimismo los lideres de la Iglesia tienen amplia libertad de expresas diversas ideas u opiniones sobre diferentes aspectos del evangelio que no estan claramente definidos. Sin embargo, de vez en cuando algunas ideas o pensadores son mas populares dentro del mundo sud y los miembros comienzan a confundir sus opiniones con la doctrina o las ideas oficiales de la Iglesia.

Los escritos del apostol Bruce R. McConkie en forma general y su obra mas conocida “Doctrina mormona”, en forma particular,  son probablemente son los ejemplos mas evidentes hoy en dia de posiciones en diversos puntos no claros que son tomados por muchos como la “palabra ultima” de la doctrina de la Iglesia, cuando en realidad, en muchas ocasiones constituyen solo una de las opiniones en diversos temas no claros que hay entre los lideres y aun mas allá, en algunos casos son inclusive opiniones que  han sido rechazadas por la intepretacion oficial de la doctrina que llega desde el presidente y la primera presidencia. En este articulo, se hará un breve repaso de la historia y trasfondo de este particular y famoso libro. Para el articulo completo en leer mas.

Publicado por primera vez en 1959, cuando Elder McConkie servia en el primer quorum de los 70, Doctrina Mormona desde su publicación ha sido un libro polemico debido a sus ideas y la forma como fue escrito. Citado por mormones (y antimormones) como un ejemplo de la doctrina “oficial”, rechazado por miembros y el liderismo de la Iglesia en un comienzo y al mismo tiempo siendo considerado como “La Obra” doctrinal por excelencia por otros, es un libro que desde su publicación no dejo a nadie indiferente y que a casi 50 años de su publicación ha tenido una historia muy interesante.

Desde su primera publicación levanto polvareda por las ideas que plasmo Bruce R. McConkie al escribirlo. Según McConkie, este ideo el libro mientras caminaba a su oficina, ejecutando el ejercicio mental de pensar en un tema espiritual por viaje, en el cual trataba de pensar todo lo que sabia al respecto y luego lo plasmo en una especie de diccionario de temas “mormones”. Lamentablemente, a diferencia otros eruditos como Elder James E. Talmage, en sus escritos McConkie tenia la poco sana costumbre (academicamente hablando) de citarse a si mismo o sus obras antes que citar a otros estudiosos o eruditos independientes, o simplemente a no citar o basarse en nadie cuando escribía o justificaba sus ideas, haciendo de Doctrina Mormona un libro muy personal, y sin ninguna duda, con un enorme trabajo detrás, pero con un nombre probablemente no muy bien elegido.

Cuando se publico su primera edición tomo por sorpresa a las autoridades de la Iglesia las cuales no tenían idea de que un setenta estaba publicando un libro que  el mismo señalaba como “la doctrina de la Iglesia Mormona”. Debido a su muy directo titulo,  a todo el mundo le llamo inmediatamente la atención el libro y comenzaron las preguntas  a la primera presidencia de si lo que McConkie decía, eran realmente las ideas  oficiales de la iglesia. Definiciones doctrinales de la primera edición como identificar directamente a la iglesia “grande y abominable” como la iglesia católica encendieron los ánimos en otras congregaciones y dieron una alerta generalizada en la iglesia, por lo cual el presidente de aquel entonces, el Elder David O. McKay, comisiono a Elder Marion G. Romney y al elder Mark E. Petersen para que le preparasen un informe con respecto al  nuevo libro.

Elder Romney (quien después fuese consejero del presidente Kimball) escribio que el libro constituye (basado en las palabras de McConkie) “el primer intento de lograr una explicación y análisis de todas las mas importantes doctrinas del reino“, y que el autor, McConkie, deja bien en claro que solo el se responsabiliza por sus contenidos. Romney explico que si el libro es bien utilizado puede ser una herramienta poderosa y que su autor es un notable estudioso del evangelio, sin embargo, “no obstante sus muchos rasgos recomendables y valiosos y la suposición del autor de tener ‘la responsabilidad exclusiva y completa [de su contenido]’, su naturaleza, alcance y el tono autoritario del estilo en el cual esta escrita la postura del autor y el intento del autor de tal proyecto sin haber sido asignado a ello y sin tener la supervisión ni la responsabilidad de hablar por la iglesia en “Doctrina Mormona”, en un trabajo que debería haber sido supervisado por autoridades, algunos temas podrían haber sido omitidos y el tratamiento de otros modificados“.

A continuación, elder Romney comento varios temas que en su opinión no correspondían haber sido publicados o que se deberían corregir, entre ellos, el tratamiento o referencia a otras iglesias u organizaciones (desde reorganizados, hasta católicos, comunistas, evangélicos y evolucionistas), doctrinas “controversiales” (los preadamitas, el nacimiento de Cristo, la creación, etc. etc.) e interpretaciones erróneas de diversos temas (el matrimonio según pablo, limitaciones de la deidad, el espíritu santo y su condición como humano, etc. etc.)

El apostol Petersen en su informe comenta que nadie sabia nada acerca del libro hasta que apareció. Además declara que el numero de correcciones que había encontrado era de 1067 (en un libro de 776 paginas, es decir una media de 1.4 errores o correcciones por pagina) por lo cual el recomienda que debería crearse una regla de que ningún libro debería ser publicado por una autoridad de la iglesia sin una aprobación especifica de la primera presidencia (tema que finalmente se convirtió efectivamente en regla. Actualmente cualquier líder que desee escribir un libro “doctrinal” debe solicitar autorización y explicar de que va a escribir para no tomar por sorpresa a la Iglesia, ademas de asumir la responsabilidad por sus libros).

Asimismo, se estuvo de acuerdo de que el libro necesitaba de tantas correcciones que una republicación inmediata de una versión corregida podría traer el problema de destruir la reputación como autor doctrinal a McConkie.

Finalmente, la primera presidencia tuvo una reunión con McConkie, en la cual ellos  declararon en forma oficial que “hemos decidido que el libro de Bruce R. McCokie, “doctrina mormona” recientemente publicado por la compañía Bookcraft, no debe ser republicado, ya que esta lleno de errores y declaraciones falsa y lo mas desafortunado, ha recibido una amplia difusión. Se nos ha comunicado que el hermano McConkie esta haciendo correcciones a su libro y que ahora prepara una nueva edición. Hemos decidido esta mañana que no queremos que el publique otra edición. Asimismo, hemos decidido no tener mas libros publicados por autoridades generales sin tener primero el consentimiento de la primera presidencia” (declaración de la primera presidencia, 7 de enero de 1960).

Humildemente McConkie acepto todas estas observaciones de la primera presidencia y finalmente, al tiempo después, pudo terminar y obtener la autorizacion de la Iglesia para la publicacion de una “segunda edición”, esta vez en una versión bastante capada en varios temas con respecto a la primera, aunque en muchos puntos no tan conflictivos se permitió mantener  la posicion de McConkie.  A partir de este libro la primera presidencia comenzó con la regla de revisar y aprobar los libros de autoridades antes de ser publicados y se hizo extensiva la aclaración de que “Doctrina Mormona” no es una publicación oficial de la Iglesia por lo cual no representa, a pesar de su nombre, la “Doctrina” de la Iglesia.

Actualmente, Doctrina Mormona se sigue citando en los libros y manuales oficiales de la iglesia (como los de instituto) y mantiene en muchos aspectos su fama inicial, aunque ha sido en cierta forma opacada por la dificultad de conseguir el libro y por la mucho mas oficial Guia de Estudio de las Escrituras. Asimismo a alto nivel ha sido ampliamente superada por la Enciclopedia del Mormonismo, extraordinaria obra que siguió su legado y fue realizada para un completo equipo de academicos y lideres sud, liderados por un par de apostoles, aunque lamentablemente nunca ha sido publicado al castellano. (El enlace online es http://eom.byu.edu/ )

Como nota interesante, a pesar de que la Enciclopedia fue un esfuerzo que contó con apoyo oficial, un par de apostoles, montones de eruditos y se encuentra respaldado en BYU, es presentado en todo momento como un libro que no contiene la verdad ultima doctrinal oficial, sino como un esfuerzo académico con todos los riesgos que esto pueda tener al contener apreciaciones de las cuales otros puedan diferir, quizas errores o cosas de ese estilo.

De Doctrina Mormona poseo hace años una versión original en español publicada por la bookcraft argentina, e inclusive es un libro facil de encontrar online a partir de esta edicion argentina (aunque muchos la consideran como una muy mala traduccion pero yo no me he dado la molestia de comprobarlo). Y como señalo Elder Romney, es un buen libro, una fuente rápida de consulta, sin embargo, (y acá la confusión que aun persiste en muchos) no es en ningún caso dicta o contiene la “doctrina mormona” oficial o la palabra ultima y sin discusión del pensamiento de la Iglesia.

Aun cuando tiene excelentes contenidos y análisis hechos de temas complejos por Elder McConkie, tampoco se debe confundir de que luego de ser revisado por segunda vez por la iglesia y ser autorizada a su publicación su segunda edición ya este libre de errores o de ideas no oficiales. Por ejemplo, en sus ultimas ediciones aun aparece la doctrina de la “expiación de sangre” (tema que fue tratado en este articulo) de la cual años después McConkie tuvo que retractarse oficialmente luego de ser llamado a la atención por  su error doctrinal por Spencer W. Kimball, pero, el articulo aun sigue publicado. Otro ejemplo es el fuerte ataque doctrinal contra la teoría de la evolución y de las eras geológicas en el tema de la creación del mundo, tema en el cual  la Iglesia específicamente ha señalado que no tiene una posición oficial (como pueden comprobar si revisan el manual del antiguo testamento en la creacion) y muchos destacados lideres han dado una visión diferente, o como un ejemplo final aun podemos encontrar la clásica advertencia contra la Coca Cola, a pesar de que la mayoría sabemos  que “oficialmente”  aunque es una recomendación dada y seguida por varios lideres no forma parte de la palabra de sabiduría ni es compartida por muchos otros en la Iglesia.

En resumen, es un libro del cual se puede sacar mucho provecho de ser utilizado de buena forma, pero por otro lado también es un libro que debe ser tomado tal como es y no en forma confusa como que sea efectivamente la Doctrina Mormona.

No Responses

Write a Comment»
  1. 1

    CREENCIAS ERRONEAS SOBRE DOCTRINA MORMONA:

    para empezar quiero decir que el libro Doctrina Mormona probablemente ha sido el libro mas citado y el libro del cual se hace más referencia de la Iglesia que ha existido. Pocos libros pueden igualar el número de ejemplares vendidos, excepto las Escrituras.

    ¿Cual es todo el alboroto que se ha hecho por Doctrina Mormona?
    La primera edición de Mormón, Doctrina, lanzado en 1958, causó algo de revuelo por identificación directa al catolicismo romano como la iglesia “grande y abominable” del que habla Nefi, en el Libro de Mormón.
    El tono autoritario del libro fue también una preocupación, con la pregunta formulada, “¿Qué derecho tiene Bruce McConkie de hablar por la Iglesia?”
    El libro fue objeto de algunas críticas por el fuerte lenguaje en el que denuncia las practicas marginales entre los Santos de los Últimos, como los juegos de cartas …
    ¿Es cierto que el presidente David O. McKay prohibió el libro?
    En enero de 1960, el presidente McKay le pidio al Elder McConkie no reimprimir dicho libro.
    ¿Cómo es, entonces, que el libro fue reeditado?
    El 5 de julio de 1966, el presidente McKay invitó al Elder McConkie a su oficina y dio su aprobación para reimprimirlo si se hicieron cambios apropiados y aprovados. El Elder Spencer W. Kimball fue asignado a ser el mentor de Elder McConkie en la toma de esos cambios.
    ¿Es esto generalmente conocido?
    No lo creo.
    ¿Se cree que Bruce R. McConkie reimprimio su libro contrario a la direccion de la Primera Presidencia?
    SI. Pero si se piensa bien, esta afirmación no tiene mucho sentido. El que lo publico fue Bookcraft, no Bruce McConkie; y Bookcraft siempre fue muy cuidadoso en seguir la dirección de las Autoridades. También cabe señalar doctrina mormona se reeditó en 1966, y su autor fue llamado al Quórum de los Doce en 1972. Se requiere una imaginación bastante buena para suponer que un hombre que ignora de manera flagrante la dirección del presidente de la Iglesia y el Quórum de los Doce Apóstoles sería llamado para cubrir una vacante en ese cuerpo.

    Cualquier falta que se quiera atribuir a Bruce McConkie, ninguno que lo conociera podría CUESTIONAR su integridad o su disciplina, particularmente cuando se trataba de cuestiones de liderazgo del sacerdocio. su hijo dice de él : Nunca en mi vida he conocido a un hombre que era más disciplinado y obediente a la dirección del sacerdocio; Bruce McConkie habría muerto mil muertes antes de desobedecer los consejos del Profeta o el Consejo de los Doce.
    ¿La primera edicion causo “bochornos” al Presidente David O. Mckay?
    Sí. El obispo católico en Salt Lake City, el obispo Hunt, comunicó al presidente McKay su disgusto con el libro y lo que dijo acerca de la iglesia católica.
    ¿Cuál fue la reacción de Elder McConkie a esa crítica?
    El Estuvo de acuerdo en que lo que había escrito no facilitaria las buenas relaciones con los católicos. El Dijo: “No fue inteligente de mi parte.” Pero aun asi Él no tenía resistencia para hacer los cambios que hizo en la segunda edición del libro.
    ¿Al principio la Primera Presidencia tuvo inquietudes acerca de Doctrina Mormona?
    Sí. Una de esas inquietudess fue el título en sí. Hubo algunas dudas acerca de lo que concierne a un Setenta Declarar lo que es la doctrina de la Iglesia. Es interesante notar, sin embargo, que NUNCA se hizo la sugerencia de que se cambie el título del libro.
    Entonces, ¿qué tipo de cosas se omitieron en la segunda edición del libro?
    En algunos casos, la primera edición de Doctrina Mormona llegó más allá del objetivo establecido: la declaración de las doctrinas del Mormonismo. por ejemplo :incluir la denuncia de diversas herejías cristianas; los articulos incluian : la veneración de María, o Mariolatría, la penitencia, la transubstanciación (la idea de que en el sacramento de la oblea y el vino se convierten en la carne y la sangre de Cristo), las indulgencias y supererogación … Debido a que el propósito del libro es identificar la doctrina mormona, no catalogar las herejias, al escribir sobre estas cosas, Bruce R. McConkie se había desviado de su propósito. Por lo tanto, estos temas fueron quiados en la segunda edición.
    Entonces, ¿quién fue el editor?
    No hubo uno solo. Bookcraft era una empresa joven en el proceso de creación de sí mismo , George Bickerstaff, su primer editor, comenzó a trabajar para Bookcraft en 1968, dos años después del lanzamiento de la segunda edición de la Doctrina Mormona.
    Así que si George Bickerstaff, o alguien de la Iglesia, hubiera sido el editor en el momento en que Bruce R. McConkie llevó el manuscrito de Doctrina Mormona a Bookcraft, la primera edición, probablemente habría aparecido en esencia, como la segunda edicion?

    ¿Que tan extensa fue la lista del Elder Kimball en las cosas que se necesitaban cambiar?
    Había alrededor de cincuenta artículos que el élder Kimball queria que el Elder McConkie revisara.
    ¿Fueron estos asuntos doctrinales En qué se diferenció con el élder McConkie?
    Nooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo. 🙂

    ¡La lista del Elder Kimball de las cosas que eran necesarias cambiar era menos extensa que los cambios que se hicieron en la segunda edicion!
    ¿Es de suponer que un sabio Bruce R. McConkie hizo mas cambios/Revisiones por su propa cuenta?
    SI!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Al mismo tiempo, las prácticas marginales entre los miembros de la Iglesia se abordaron fuertemente por Elder McConkie en la primera edición de Doctrina Mormona. Por ejemplo, el control de la natalidad que se describió como “la maldad grave” y “rebelión contra Dios.” Jugar a las cartas que se llamó “la apostasía y la rebelión.” Etc. El Elder McConkie no era muy adepto a tolerar la zona gris entre el bien y el mal. su posición inequívoca sobre la evolución orgánica es la razón principal de las criticas del libro.
    ¿Qué dijo acerca de la evolución en la primera edición que cambio en la segunda edición?
    Los cambios entre las dos ediciones implican sólo un par de frases. incluye una larga cita del Presidente John Taylor, en contra de Darwin y su teoría de la evolución. En la primera edición, esta cita se introdujo con la declaración de que las opiniones del Presidente Taylor se reflejan como “la doctrina oficial de la Iglesia.” En la segunda edición, se retiró esa declaración. ,(si alguien pudiera traducir correctamente lo siguiente: ) >>>> Elder McConkie wrote “How scrubby and groveling [changed in the second edition to ‘weak and puerile’] the intellectuality which, knowing that the Lord’s plan takes all forms of life from a pre-existent spirit state, through mortality, and on to an ultimate resurrected state of immortality, yet finds comfort in the theoretical postulates that mortal life began in the scum of the sea, as it were, and has through eons of time evolved to its present varieties and state! Do those with spiritual insight really think that the infinite Creator of worlds without number would operate in this way?” La conclusión a esta sección en las dos ediciones es: No hay armonía entre las verdades de la religión revelada y las teorías de la evolución orgánica “.

    En el curso de su ministerio, ¿Bruce McConkie cambio su opinión sobre cualquier tema doctrinal?
    su hijo menciona(Joseph Fielding McConkie) : Ciertamente. Recientemente he recibido una llamada telefónica de un joven exmisionero que estuvo frustrado por una conversación doctrinal que tuvo con algunos amigos. Indicó que se había citado Elder McConkie en apoyo de su posición, y sus amigos rechazaron lo que el Elder McConkie había dicho sobre la base de que había cambiado su opinión sobre otras cosas que había escrito. Cómo ellos argumentaban, ¿como podrías confiar en él, si cambió de opinión?

    … le dije que cualquier hombre que pudiera servir como una autoridad general para los cuarenta años y no mejorara su punta de vista sobre unas cuantas doctrinas como resultado de tal experiencia no era de fiar. Me parece que la credibilidad de Elder McConkie se ve reforzada por el hecho de que siempre estaba ansioso por crecer en la comprensión y perfeccionar sus puntos de vista. Nunca tuvo alguna dificultad con la idea de que estaba equivocado en algo, y él siempre estaba ansioso por cambiar cuando descubrió que ese sea el caso.

    ¿Qué errores Doctrinales se han corregido entre la primera y segunda edición del libro?
    No sé de un solo caso en que al Elder McConkie se le pidió que cambiara o decidiera cambiar sobre su posición doctrinal. La segunda edición de doctrina mormona es un libro mucho mejor. El tono del libro es más ligero, ochenta páginas de material nuevo se han añadido. No se hicieron cambios doctrinales, sin embargo. La esencia de cada escrito sigue siendo la misma.

    El informe presentado a la Primera Presidencia, por el élder Spencer W. Kimball indica que el comprobó los cambios realizados en las cincuenta y seis páginas, todas de las cuales aprobó. El no indicó un solo caso de desacuerdo doctrinal con lo que estaba escrito. Una vez más, no conozco ningún caso en el que la doctrina anunciada en la primera edición difería de la de la segunda edición. Mucho se ha cambiado a través de tono: las cosas simplemente se han dicho más apropiadamente, pero las mismas cosas se dijeron.

    Tomado de:The Bruce R. McConkie Story: Reflections of a Son. (disculpen si hay errores en la traduccion)

    *Sinceramente confio mas en lo que diga su propio hijo que lo que pueda decir una persona que no lo conocio … cualquier duda u opinion o desacuerdo con lo escrito haganselo saber a Joseph Fielding McConkie … 🙂

    *Amo y me encanta leer Doctrina Mormona, ¡Que gran lider ha pasado por la Iglesia y que bendicion tenemos de leer sus hermosos escritos! Lamentablemente el error se comete en los hermanos cuando en lugar de citar las escrituras citan Doctrina Mormona o cualquier otro libro, nuestra fuente deben ser las Escrituras, pero aun asi este libro sigue inspirando y llenando de conocimiento a las personas que lo leen con un espiritu de oracion.

    Saludos Cordiales

  2. 2

    Personalmente, a Joseph Fielding McConkie tampoco le creo mucho.

    He leido varias veces sus articulos y por lo general tiende a ser, en mi opinion, tendenciosamente imparcial, omitiendo informacion que otros han entregado y solo dando una version que por lo menos, a mi, no me cuadra mucho.

    Hay otro articulo de JF McConkie similar, en el cual pone a su padre practicamente como el que convencio y fue clave para el presidente kimball y los apostoles para el cambio de la doctrina del sacerdocio a los negros, y la cual es muy distinta a la muy sencilla version que dio el apostol Legrand Richards.

    Asi que tal como su padre, despues de leer bastante y contra restarlo y compararlo con otras fuentes, la verdad, para mi tambien es un buen autor pero con un cierto sesgo. Por eso personalmente prefiero escribir de varias fuentes y hacerme una idea a partir de ello, que solo de uno.

    Saludos 🙂

  3. 3

    y tu fuente de donde tomaste lo que escribiste es…? o ¿solo es tu sentir? seria perfecto si pusieras citas y no tan solo tu opinion.

    saludos desde mexico, a unos kilometros de Chichen Iza 🙂

  4. 4

    el caso es que no hay visto bueno … jajajajajajajaja
    ~V

  5. 5

    Los Lìderes, sus libros y citas son mencionadas constantemente, de su veracidad o exactitud mucho se podrìa decir, si embargo, pese a ser opiniones y entendimientos de ellos en la gran mayorìa de los casos son tomadas como Doctrina por los mienbros en general y es muy raro ver que la Primera Presidencia diga algo al respecto.

  6. 6

    Helaman, con el solo hecho de que la enciclopedia del mormonismo, coloca otra posicion en algunos de los temas polemicos que escribio el Elder MacConkie, para mi es sufuciente para reservar mi posicion acerca del libro doctrina mormona, mas bien me apego a lo citado en la biblia, escudrinadlo todo retner lo bueno y sesechar lo malo, claro que hay puntos de luz y verdad en sus palabras, pero en otros temas contrasta con las opiniones de otros tambien apostoles, y siguiendo la secuencia de las lecturas, se hizo una segunda edicion despues de cumplir con protocolo establecido asi que no veo conflicto en ello.
    en mi opinion veo peligroso ser tan fanatico de ciertos lideres como muchos en AL son de el Elder MacConkie y por lo general los puntos de vista en nuestros paises estan lineados por la opinion de El. y nos cuesta trabajo tratar de entender que hay mas haya del universo MacConkie y hay otros Apostoles que hablaron de esos mismos temas y opinaron difrente a El.

  7. 7

    Excelente aportacion tanto de admin como Helaman, a mi me quedan claro dos cosas:

    1. La única persona que puede recibir revelación oficial para la iglesia es el profeta, el tiene esa responsabilidad y privilegio.

    2.Tengo entendido y si estoy mal por favor corrijan, un libro, publicación o folleto se convierte en oficial cuando al principio viene la leyenda “Publicado por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”, no importando si lo imprimió Deseretbook u otra casa editora. Basándome en esto los libros oficiales con la doctrina oficial se venden en los centros de distribución de la Iglesia. Aunque en los centros de distribución se pueden vender otros libros de Deseretbook u otra casa editorial sin la leyenda anterior, entonces pues Doctrina Mormona no es doctrina oficial (aunque para mi es un buen libro).

    3.En los manuales de instituto se citan: Doctrina Mormona, Doctrina de salvacion, Discursos sobre la Fé, entonces esas citas se convierten en doctrina oficial.

    4.No hay mejor manual que las Escrituras ni mejor maestro que el ES.

    5.Cuando entre al CCM, mi compañero era fan de McConkie y obvio de Doctrina Mormona, de hecho la llevo a su mision y la citaba mucho, cuando llegue al campo conoci a un hermano de esos de añosssssssssss en la iglesia que tenia un ejemplar de Doctrina Mormona muy antiguo, total que me puse a revisarlo, y encontré temas como: Coca cola, origen de la raza negra, evolución, origen de las razas. Me pareció muy interesante, cuando regrese a casa esa misma edición una hermana la tenia, total que quise la mía, entonces mi hermano se fue a la misión (le toco servir en USA) y se la encargue y me la mando, y bueno cuando la recibí oh sorpresa…no tiene los temas anteriores, entonces investigando supe de las correcciones, etc etc.

    El tiempo me ha enseñando a leer bueno libros, Doctrina Mormona es para mi un buen libro, el cual refleja el sentir de un hombre que vivia el evangelio, y que si bien no siempre se puede estar de acuerdo con algunas enseñanzas, es su VISION y su punto de vista.

    Saludos y buen dia.
    🙂

  8. 8

    ADMIN: HACE POCO PUBLICASTE UN ARTICULO O DISCURSO DEL ELDER DALLIN H. OAKS Y UNO DE SUS PARRAFOS CITABA:
    Un Deseo de Saber Todo
    Otra táctica fuerte de Satanás consiste en explotar el fuerte deseo de entender todo sobre cada principio del evangelio. ¿Cómo podría posiblemente trabajar esto en nuestro perjuicio?. La experiencia enseña que si este deseo no es disciplinado, puede hacer que algunos lleven sus búsquedas más allá de las franjas de la doctrina, buscando respuestas para obscurecer misterios más bien que para buscar un entendimiento firme y una mejor práctica de los principios básicos del evangelio.
    Unos buscan respuestas a preguntas que Dios no ha decidido contestar. Los otros reciben respuestas o piensan que ellos reciben los medios para recibir respuestas lo cual es contrario al orden de la Iglesia. Para tales buscadores, Satanás está listo para engañar por medio de sofismas o revelación falsa. Las personas que tienen hambre insaciable de entendimiento en todas las cosas deben disciplinar sus preguntas y sus métodos o ellos pueden acercarse a la apostasía sin saberlo. Puede ser tan peligroso exceder la ortodoxia de la doctrina que es un punto que no debemos olvidar. La seguridad y la felicidad se deriva de guardar los los mandamientos, no en disminuir o multiplicar los mismos.
    ENTONCES; SI ME PREOCUPO POR GUARDAR LOS MANDAMIENTOS, (QUE YA SE CUALES SON) PA QUE NECESITO RECURRIR A DOCTRINAS “MAS PROFUNDAS” SI CON EL LIBRO DE PRINCIPIOS DEL EVANGELIO Y MI TESTIMONIO PUEDO VIVIR BIEN?
    PARTICULARMENTE NO ENTIENDO COMO FUNCIONA LA EXPIACIÓN, POR EJEMPLO, PERO NO NECESITO MAS QUE SABER QUE FUNCIONA, DIRAN QUE ES MEDIOCRIDAD PERO CUANDO SE LELGA A ESTOS EXTREMOS DE DISCUTIR O NO POR UN LIBRO QUE NO AYUDA A MI SALVACIÓN, SI PREFIERO SENTIRME MEDIOCRE. COMO DICE EL BLOGERO EDDY CITANDO LA BIBLIA: “escudrinadlo todo, retner lo bueno y desechar lo malo.”
    UN ABRAZO DESDE COLOMBIA A TODOS

  9. 9

    Saludos a todos, tanto tiempo! 🙂

    Creo que lo importante de leer tanto este libro como otros de este estilo esta en lo que repetidas veces enseño el Salvador: “el que tenga oidos para oir, oiga. y el que tenga ojos para ver, vea”

    DyC 76: 12
    12 fueron abiertos nuestros ojos e iluminados nuestros entendimientos por el poder del Espíritu, al grado de poder ver y comprender las cosas de Dios.

    Si no tenemos el Espíritu y el Señor no abre nuestros ojos, es difícil que puedamos ver con nuestros ojos naturales las verdades eternas aunque estas esten escritas claramente en una hoja de papel.

    Entonces, asi como un investigador pueda no entender principios claros escritos en el Libro de Mormon o la Biblia, nosotros muchas veces no vamos a poder ver las verdades que encierran estos libros. Y lo más importante: no por esto dejan de ser VERDADES!.

    En otras palabras, como dijeron varios escritores del Libro de Mormon “Y ahora bien, si hay faltas, éstas son equivocaciones de los hombres; por tanto, no condenéis las cosas de Dios, para que aparezcáis sin mancha ante el tribunal de Cristo.”

    Las verdades de Dios van más allá de si es “doctrina oficial” o no de la iglesia, y esta bien que busquemos la verdad!

  10. 10

    Estoy muy consciente que no existe doctrina “profunda” sino que podemos aumentar la comprensión de ciertos temas a medida que obedecemos y escuchamos la voz del Santo Espíritu. Los libros nos sirven como referencia, y como tales, para hacernos ver una de las aristas del cristal de tal o cual doctrina. De hecho, muchas veces esos puntos de vista nos sirven para hacernos más preguntas y nos ayudan en el meditar, pero no existe sino una sola fuente de verdad que es Dios y una sola forma de recibir la doctrina oficial de la Iglesia: Los Apóstoles y Profetas de la misma, llamados por Dios y autorizados por un procedimiento exacto a declarar la doctrina y su interpretación en su pureza. A libros como “Doctrina Mormona” se puede aplicar bien la escritura de Doctrina y Convenios 91: “Contienen… muchas cosas verdaderas, (sin embargo) hay muchas cosas en ellos que no son verdaderas, que son interpolaciones de los hombres. De cierto os digo, que no es necesario que (esos libros) sean (estudiados). Por tanto, quien los lea, que entienda, porque el Espíritu manifiesta la verdad; y el que sea iluminado por el Espíritu logrará beneficio de ellos; y el que no reciba por medio del Espíritu no puede beneficiarse. Por consiguiente, no es necesario que sean (estudiados).”
    Otro libro que me fascinó cuando era joven fue “La Vida Sempiterna”. Me gustaba citarlo y contar experiencias de él (en ese tiempo era un solo tomo), pero a medida que mi comprensión del evangelio creció gracias a un mejor estudio de las escrituras y a buenos maestros yo mismo pude darme cuenta que tenía muchas ideas que no concordaban con la Doctrina Oficial de la Iglesia, así que lo deseché. Hay en él muchas experiencias personales que pueden ser verdaderas, pero de hecho, la doctrina en las escrituras es más clara y sencilla que hace que el drama que a veces queremos ponerle a las cosas palidezca y pierda toda esa parafernalia que nos gusta.

  11. 11

    “examinadlo todo y retened lo bueno” genial!
    “todo me es licito, mas no todo me conviene” MAS GENIAL TODAVIA!

    Lo que uno lee o aprende de libros buenos o interesantes, de estudiosos es bueno pero es importante tener claro cual es el limite de lo que percibimos que es CIERTO 100%.
    SOmos libres en leer, estudiar, analizar, etc., eso no implica que vayamos por la vida impartiendo tal conocimiento adquirido, por mas que nos encante, una porque no todos estan listos para aceptar algunas cosas, sean verdades o no, y la otra porque para enseñar, rebatir o argumentar debemos tener BIEN CLARO cuales son los bases sobre las cuales nos debemos apoyar, ESCRITURAS, Declaraciones1ª Pdcia, Mensajes Liahona 1ª Pdcia. y Mensajes Conferencia, mas recientes. Y Punto.
    Toda otra cosa es paralela, como apoyo pero de manera mas personal diria yo… no para la masa.
    Siendo parte de la masa, andamos a patadas con la Escrituras, y queremos enredarnos mas con agregados. Son buenos, para variar, ampliar, aumentar, pero eso como mas privado.

    Tal como se argumentan las clases de manual, tal como debemos argumentar nosotros. Lo demas es por gusto personal, entretencion, hobby… lo quieran llamarlo y reservarlo para lugares como este, con amigos mas cercanos, gente de mas confianza.
    Son buenos libros, buenas opiniones, buenos estudios… pero no son doctrina oficial.. ese es su limite.

  12. 12

    me gusto lo que comentas Vivian, por que ciertamente muchos no podemos con el estudio de las escritutas y andamos queriendo meternos en cosas que a lo mejor no comprendemos, estoy de acuerdo con tu comentario, y agrego que debemos ser muy cuidadosos con no traspasar lo señalado e intentar afirmar y sostener como doctrina cosas que no han sido reveladas, por mucho que hayan sido expuestas por autoridades generales.

  13. 13

    Es un buen libro, podemos rescatar cosas muy interesantes… peeeeeero, debemos tener cuidado de utilizarlo en nuestras reuniones… me explico…
    Hace unos domingos, una hermana utilizó este libro para explicar un tema X, la verdad, más que aclarar enredó más y ocupó casi toda la clase en ello, en vez de basarse en el Manual de José Smith, que era lo que correspondía…
    Como dice Vivian, que sea para uso personal y privado, pero cuidando que no se transforme en “doctrina personal” y lo enseñemos como tal en la Iglesia… conozco personas que de taaaanto leer cosas no oficiales, sufren de terribles confusiones, cuando el evangelio es sencillo y fácil de comprender. Si escudriñamos las escrituras con oración, el Señor nos revelará sus “misterios”… es una promesa

  14. 14

    Bueno la verdad creo que estamos creando muchos problemas en cuanto al libro, escudriñadlo todo y retened lo bueno y recuerden que al final sabremos lo correcto por intermedio del Espiritu Santo, y debemos empezar por ejercitar esta practica, es dificil pero posible entonces cuando seamos inspirados sabremos exactamenete lo que debemos hacer sin dudas ni vacilacion.

  15. 15

    :biggrin: Entiendo y comparto mucho de lo que aqui se dice, pero recuerdo lo que comento elder scott, hace un tiempo en una conferencia de estaca “NO TODO LO QUE DIGA UNA AUTORIDAD GENERAL ES DOCTRINA, TODO LO PODEMOS SABER POR MEDIO DEL ESPIRITU SANTO, POR LO TANTO SI QUIEREN SABER SI LO QUE HABLO ES DOCTRINA, LO SABRAN POR MEDIO DE ESTE PODER” creo que es muy aclaratorio, lo demas son comentarios y posiciones personales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.