Cumorah Travel Review – Nauvoo

Yeah muchachos!, pienso en lo que voy a escribir, y de nuevo me pongo feliz!. Pienso en 25 años atrás, cuando era un niño y leía mi libro favorito, “La Iglesia Restaurada” y me maravillaba cada vez que en el capitulo 1, se hablaba acerca de Nauvoo en “una visita a una ciudad extraordinaria”. Cuando se me iba a ocurrir en aquel entonces, que un día, podría visitar aquel lugar…

Y así fue, como contaba en los artículos anteriores la empresa para la cual trabajo decidió enviarme a revisar unos temas en eeuu y, dado que me debían una semana libre, pedí permiso a Barbie y me lance a la aventura de conocer esos lugares que siempre me habían interesado y a los cuales quería llevar algún día a mi familia. La idea del viaje, fue aprender a llegar para que cuando fuese “con todos” no me llevara sorpresas. Y esa también es la idea cuando publico estos artículos, darles una descripción para que se les haga fácil llegar si algún día deciden ir o tienen la oportunidad.

Y comenzamos con el viaje. En el capitulo anterior describía mi visita relámpago a Ciudad de México, desde donde salí a primera hora de la mañana rumbo a Chicago. Como nota al margen (sorry mexicanos), el aeropuerto de México es uno de los peores, en términos de servicios a los pasajeros, que he conocido: No hay donde dormir (hablo de sillas cómodas para dormir en el aeropuerto), no hay locales de comida abiertos en la noche, ni siquiera hay enchufes para conectar los electrónicos!, de verdad, es muy incomodo si uno tiene que esperar un vuelo de madrugada y para peor, exigen (como en ningún lugar) llegar a lo menos 3 horas antes de partir el vuelo. Es decir, todo mal. Para mas, el suburbio donde se ubica el aeropuerto no era muy… seguro que digamos…. así que ni siquiera se podía salir del aeropuerto en la noche. Pero como soy aventurero, luego de notar que no iba a poder dormir en ningun momento en el aeropuerto (ya no había dormido la noche anterior) salí a buscar un hostal que se suponía cerca pero donde rápidamente aborte la misión debido a que me pareció muy insegura su ubicacion. Lo bueno (buenísimo de hecho y por eso es que estoy escribiendo esto) es que descubrí un hotel pequeño que no aparece en Google Maps y con las tres B (bueno/bonito/barato). Por si alguien le interesa el hotel cuesta como 4 o 5 veces menos que los hoteles que si salen en el Google maps y queda exactamente al lado (saliendo del aeropuerto por paso peatonal sobre nivel) del hotel “Camino Real Aeropuerto México”. Considerando lo poco que había dormido (y mucho menos en camas) durante esos días, ese hotel fue un oasis en el desierto para mi, y además, queda al lado, al lado lado lado del aeropuerto.

De esta manera es que pude descansar un poco (luego de perderme haciendo combinación en el metro de México y de buscar un lugar en el aeropuerto) antes de partir a Chicago, y allí comenzó la primera parte de la aventura a Nauvoo. Primero que nada, si van a Nauvoo por vía aérea, es casi seguro que van a tener que partir por Chicago. En mi caso tuve que hacer inmigración en Chicago, así que en mi documentación puse la dirección de un hotel ubicado en Nauvoo (el Ellis Sanders House, una casa histórica). El problema es que cuando me toco el oficial de inmigración me miro fijamente y me dijo “por que puso una dirección de Nauvoo?” “por que voy a alojar allí” “y que va a hacer en Nauvoo?” “por que soy turista, y quiero conocer nauvoo?” (ahora con cara de pocos amigos) “como dice?. Dígame la verdad, a que viene a EEUU?.” “….ehmmm… vengo a visitar Nauvoo” “Pero es que no hay nada en nauvoo, nadie viene a nauvoo, dígame a que viene a EEUU?”. “es que, mire, soy mormon, nauvoo es famosa entre los mormones, entiendo que a nadie le interese nauvoo, excepto a los mormones, y por eso es que quiero ir a nauvoo”. Increíblemente me puso mas cara de enojado (a esa altura por un momento pensé que podría ser que me denegaran la entrada) diciéndome que hay una Iglesia mormona grande por otro lado (después entendí que se refería al templo de Chicago el cual queda en unos suburbios) así que no entendía por que rayos alguien quería ir a específicamente Nauvoo, al final solo después de mostrar mi itinerario de Salida (el cual milagrosamente tenia impreso en mi bolsillo) el oficial decidió dejarme pasar, solo para después ser detenido en aduanas y nuevamente preguntado: “Enserio que quiere ir a Nauvoo?” (en esa parte ya me “pique” y respondí con un “what is wrong with nauvoo!!!”). Por suerte, ahí ya me dejaron tranquilo. así que recomendación numero uno si quieren visitar Nauvoo: En la ficha de inmigración, coloquen una dirección de algún hotel de Chicago, asi no se complicaran la vida.

Del aeropuerto a Chicago es sencillo y económico: Solo toman el tren y en 45 minutos estarán en la ciudad, una de las mas hermosas (de las ciudades grandes) de los EEUU. Igual a mi me gusta mas NYC y San Francisco, pero en tercer lugar pondría a Chicago, sobre todo si a uno le gusta la arquitectura, escultura urbana y edificios. El imperdible de la ciudad es obviamente el Millenium Park con “The Bean”, una escultura que es mucho mas sorprendente en directo que lo que me suponía por las fotos. La idea era pasar la mañana en la ciudad y partir en la tarde rumbo a Nauvoo, en un viaje que suponía iba a durar unas 3.5 a 4 horas…. pero, estaba equivocado, Nauvoo queda mucho mas lejos de lo que suponía y el viaje será como mínimo entre 5 y 5.5 horas, para recorrer los aprox. 450 kilómetros que separan a la ciudad de los vientos con la ciudad hermosa, recorrido que prácticamente solo se puede hacer conduciendo por uno mismo ya que no hay líneas de buses, trenes o aviones que lleguen ni siquiera cerca de la ciudad.

En mi caso, decidí arrendar un automóvil en un Hertz en pleno centro de Chicago, a un costo de aprox. 45USD (sin seguros incluidos) lo cual en mi opinión es bastante económico, sin embargo una cosa es salir de la ciudad (lo cual me costo un poco) y otra muy diferente es volver a un rentacar en pleno centro (aun mas, en la tarde, hora del taco) así que di muchas, pero muchas vueltas antes de encontrar el sitio para devolver el automóvil por lo cual va la segunda recomendación: Arrienden con GPS si o si, y si pueden, devuelvan el automovil en el aeropuerto, quizás es mas fácil.

La historia es que salí de la ciudad casi a las 6 de la tarde y conduci, conduci, y seguí conduciendo. Otra nota, lo mas probable es que el GPS (o Google maps) les envíe por una carretera con peaje, así que lleven sencillo a mano, aunque al parecer la mayor parte de los vehículos de renta tienen algún dispositivo de pago automático (después lo cargan a la tarjeta de crédito). Voy a repetirlo: Usen un GPS, en mi caso me guíe a puro Google maps usando el GPS del iPhone, pero esa no es la mejor idea del mundo debido a que muy posiblemente la batería no les dará para todo el viaje y es mucho mejor usar, por ultimo, las aplicaciones de GPS de autos para iPhones (lo que torpemente no se me ocurrió en su momento). De todas formas me salvo la vida mas de un par de veces cuando mirando el mapa me daba cuenta que me había equivocado en algún desvío y me estaba dirigiendo a otro lado. La vuelta desde Nauvoo es mucho mas fácil ya que todos los carteles señalan hacia Chicago, pero la ida a Nauvoo, les aseguro que no basta con un Mapa.

Otra nota respecto al viaje: Los primeros 300 o 400 kms son en autopistas tipo autopista gringa, así que cero problemas, pero el ultimo tramo es en carreteras de campo, sin mucha iluminación ni señalética. No es un gran problema, pero si alguien se pone nervioso al conducir de noche en lugares desconocidos, es mejor que planifique el viaje de día.

Y al final, luego de conducir casi non stop por 5 o 6 horas, llegue a la “historic nauvoo distric” por un camino que me hizo cruzar el Missisipi desde un lugar llamado “Fort Madison”. Cobran peaje por cruzar el puente así que no olviden un par de dólares mas.

Ya que llegue pasada la media noche, ni se me ocurrió buscar la casa histórica donde quería hospedarme. Hay muchas casas históricas habilitadas como hotel para dormir “a lo pionero”, pero me habían llamado desde mi trabajo y pedido que enviara un informe por lo cual tuve que buscar un hotel con computadora e Internet, para trabajar desde allí. así que aloje en el Nauvoo Family Inn el cual es un Inn de lo mas común y corriente, eso si que gigaaaaannnnnteee (y que parece capilla). Lo bueno es que tienen, además de Internet y computadoras, lavandería y comida, por lo cual aproveche de limpiar mi ropa y recargar mis provisiones. El precio aprox. es de 70USD la habitación, lo cual es un poquitito mas caro que lo que estaba acostumbrado, pero tampoco es tan caro. Nunca pregunte el precio de los hoteles “históricos” pero seguramente deben ser algo así como el doble, nada mal si se quiere tener una experiencia “a lo pionero”, pero apostaría que no tienen ni Internet ni lavandería.

Una vez llegando, mi di una vuelta por la “ciudad” de noche. La verdad es que de ciudad no tiene nada, con suerte es una calle comercial con hoteles y tiendas de souvenirs, el Templo, y luego campo con casas históricas repartidas. Yo diría que uno lo recorre de extremo a extremo (en automóvil) en 15 minutos. Pero, de noche, ver el templo, es formidable.

Aun mas formidable es verlo de lejos. Inmediatamente abajo del templo, hacia el río, hay pastos y un bosque. El templo es un edificio fulgurante de Luz desde allí ya que no hay nada que interrumpa la vista y de hecho, el Templo es “La Atracción” del pueblo. Al lado del templo hay una Iglesia católica (recordar que el templo en un momento fue un monasterio) con cartelitos de “también visítenos a nosotros!” pero buena onda los católicos, no lo iluminan en la noche y por lo tanto, no quita ningún protagonismo al templo como un faro de luz.

Tengan cuidado al conducir. Como todo el área se considera un lugar histórico y de hecho hay un parque al lado, se pueden cruzar con mas de un ciervo los cuales caminan libremente por el bosque. No es la idea ir al templo y terminar atropellando a Bambi.

Al día siguiente (luego de hacer las tareas) partí al templo. A su costado se encuentra el centro de visitantes del Templo con hermanos muy amables (no todos los días anda un Chileno por allí) los cuales me dieron algunas indicaciones y me contaron que una de las gracias del templo, es que esta abierto también los lunes, por si uno quiere ir. De allí partí unas calles mas allá al Centro de Visitantes de Nauvoo, el cual es de tamaño extra grande, tipo Centros de Visitantes de SLC. Converse rápidamente con unas hermanas y ellas me arreglaron un cupo para un tour en carreta que ya estaba saliendo y que iba lleno de jóvenes de la BYU. Este tour sale aprox a las 10 y luego creo que a las 12 de la mañana, pero es “english only” y dependiendo de la hora, puede hacer un poco de frio (aunque las hermanas entregan unas cobijas tipo pioneer patchwork). La carreta da una vuelta de aprox. 1 hora por las calles, mostrando algunas de las casas históricas mas famosas: La casa de BY, la tienda de ladrillos de José, el cementerio de los Smith, “La Mansión de Nauvoo”, la casa donde se organizo la Soc Soc, etc. Todo es muy impresionante por cuanto es la historia viva de lo que había leído y aprendido por décadas. Me asombre de la fe de los pioneros. Los manuales cuentan que cuando los pioneros llegaron a Nauvoo, se instalaron en lo que era un pantano llamado “Commerce” en rusticas cabañas. Cuando hablaban de rusticas cabañas, realmente hablaban de rusticas cabañas, lo que actualmente no llegarían ni a ser gallineros. Es impresionante pensar en que la mayor parte de los primeros Santos, especialmente los que venían de Europa, eran personas principalmente con oficios y un nivel sociocultural acorde, y que estuvieron dispuestos a vivir en esas cabañas solo por su Fe, para después de solo unos cuantos años tener una ciudad vibrante llena de primorosas casitas de ladrillo que no tienen mucho que envidiar a edificaciones actuales.

Sin embargo lo que más me impresiono por lejos fue el “trail of hope” (camino de la esperanza) mencionado por el Presidente Hinckley luego de la dedicación del Templo en 2002. En esa ocasión el presidente Hinckley pido a los miembros el caminar “fuera de sus automóviles y sus aires acondicionados” por la calle Parley hacia el rio: La ruta que siguieron los pioneros cuando se alejaron de su amada ciudad. Siempre había leído acerca de los sentimientos de los pioneros cuando se alejaban en medio del frio y veían a lo lejos la figura blanca del Templo, estar en ese lugar es ciertamente muy fuerte, mirar hacia atrás y ver, entremedio de los arboles en la cima de la colina el Templo es algo estremecedor y ciertamente difícil de describir, algo que se debe vivir.

A lo largo de este camino hay relatos de los diarios de vida de la gente que escapaba lo cual ayuda a entender que sintieron ellos en aquel momento. Al final, ya al lado del rio, hay un monumento “memorial” en recuerdo de todos los que fallecieron en el camino a las rocallosas. Asimismo hay una balsa del tipo con el cual cruzaron el rio la cual me sorprendió del pequeño tamaño. Recuerdo de niño balsas para cruzar algunos ríos en Chile y ninguna se comparaba a esta en su tamaño, con suerte unos 4×2 metros. De hecho, las carretas de los pioneros siempre me las había imaginado más grandes y eran realmente pequeñas, no exagero al decir que su superficie útil seria con suerte la de un pickup de una camioneta pequeña. Resulta increíble pensar que vidas completas, recuerdos, familias, debían caber en esas carretas y todo resto quedaria literalmente atrás.

Luego de llegar al rio el carro sigue transitando a sus orillas llegando al área “reorganizada”. La historia de Nauvoo, como ciudad histórica, comienza a mediados del siglo pasado cuando algunas familias, dándose cuenta los muchos visitantes que llegaban, crean una sociedad para restaurar la ciudad al estado que presentaba en los tiempos de José. Siendo una iniciativa privada, pronto se unieron la Iglesia y la Iglesia Reorganizada, cada uno dedicándose a restaurar las propiedades de las que eran dueños. Por tanto asi como existe un centro de visitantes SUD, también hay un centro de visitantes reorganizado (hablando bien, de la “Comunidad de Cristo”) la cual se encarga de mantener el cementerio donde está enterrada la familia Smith (José, Emma, Hyrum, papa José y Lucy Mack, entre otros) así como diversas casas donde vivió Emma y su familia, luego de negarse a seguir a BY camino a las rocallosas. Por cierto, aun cuando son áreas “reorganizadas”, no hay ninguna limitación para visitar los lugares por uno mismo, aunque por ejemplo en el Cementerio hay un cartelito que pide “no realizar servicios religiosos o clases u otra cosa” en el lugar, seguramente debido a que a pesar de su enorme significado religioso e histórico, al fin y al cabo, se trata de un lugar de reposo. Otros lugares enormemente significativos propiedad de la comunidad y que se encuentran en el área son las casas de José Smith, incluyendo “la Casa de Ladrillos Rojos”, casa y tienda de José Smith en cuyo segundo piso estaban “las oficinas generales de la Iglesia”, donde fue organizada la Soc Soc y además donde se hicieron las primeras investiduras, la mansión de nauvoo y tambien la casa de Nauvoo, una construcción que tiene todo una sección de DyC hablando de ella.

La mayor parte de las casas han sido restauradas a su estado original siendo muchas de ellas especies de “museos vivientes” donde misioneros seniors (matrimonios y otros jubilados) se dedican a hacer recorridos. Otras casas han sido habilitadas como habitaciones de estos misioneros y algunas mas se mantienen como residencias privadas u hoteles. En mi caso no quise entrar a las casas para dejar cosas “que ver” cuando algún día pueda volver con Barbi y los niños. Ahora bien si ustedes también pueden ir, la fecha ideal sería entre Julio y Agosto, cuando se presenta el “Pageant”, una gran representación teatral-musical al aire libre que celebra la vida del Profeta. Por lo menos nosotros tuvimos la oportunidad de estar en el Pageant de Pascua en Mesa, Arizona, y es un espectáculo simplemente increíble.

Antes de partir de la ciudad pueden pasar a las muchas tiendas de regalos y cosas “amormonadas nauvoo style”. De las más interesantes son las rocas originales provenientes del Templo Original (20USD) y enormidad de pegatinas, figuritas y cosas por el estilo, aunque como siempre, también hay una tienda tipo “forever alone” con literatura y panfletos anti mormones, lo cual, dado el contexto del lugar y del resto de las tiendas, solo hace pensar que hay gente que realmente no tiene vida social, por decir lo menos.

En las cercanías de Nauvoo hay varios sitios relativamente históricos: Esta el pueblito donde nació Mark Twain, un poco mas allá la ciudad de Springfield, “cuna de Lincoln” y si tienen ideas “republicanas”, también se encontraran con la “hometown” de Roland Reagan, sin embargo el imperdible es Carthago, a aprox 30 minutos en vehículo. Se puede llegar por una pintoresca ruta a orillas del Misisipi o también tomando “la ruta del martirio” que es por donde llevaron a José camino a la cárcel donde fue asesinado.

Mi recomendación es tomar la ruta directa la tarde antes de que se vayan de Nauvoo. En mi caso estuve con suerte 20 minutos ya que estaba apurado por volver a Chicago, pero una visita normal debe ser de unos 40 o 50 minutos, con visita “guiada” y video incluido. Hay un centro de visitantes con un par de matrimonios misioneros los cuales estarán encantados de hacer una visita personalizada. Como es natural, el visitar la cárcel y en especial el dormitorio donde murió Hyrum (aun están las marcas de las balas) y la ventana desde donde cayó José, es espiritualmente muy fuerte (pd: hay pañuelos en la sala).

Y con eso termino mi visita flash a Nauvoo. Aun cuando mi visita fue ciertamente muy rápida una visita más tranquila, no debería tomar más de un día completo en Nauvoo, dado su pequeño tamaño. Yo trate de hacer un 24hrs Chicago-Nauvoo-Chicago, pero es prácticamente imposible, me demore una hora y media más debido al taco al llegar a Chicago y al perderme buscando donde devolver el automóvil (así que me cobraron un día extra!), por lo cual, si no quieren andar literalmente corriendo, reserven a lo menos dos días para visitar tranquilos el lugar.

Y este es el fin del relato de la Cumorah Flash Travel Review a tierras Nefitas, tierras Mexicanas y a la ciudad de José. Esa noche partí a Washington (lugares con museos me son irresistibles) y un par de días después me embarcaría para tomar el avión y volver a casa donde pude volver a abrazar a barbi y los niños…. y dormir un día completo de corrido. Ojala todos pudieran visitarlos, lo que es nosotros, ya pensamos en el día que iremos todos como familia, aunque solo despues del destino final: El Cerro de Cumorah 😉

pd: una buena pagina para programar el viaje es http://www.historicnauvoo.net/

Y unas fotos de ilustracion. Comenzamos con El Templo

Las cabañas donde vivieron los pioneros al llegar a Nauvoo

Una de las tiendas reconstruidas.

La Trail of Hope que recorrieron los santos al dejar nauvoo. Al fondo (se nota poco por el dia nublado) se ve el Templo.

Una carreta en la balsa. Ahora que lo pienso, deberia haberme sacado una foto con la balsa, en la foto se ve grande, pero de verdad, eran sorprendentemente pequeñas. Diria que yo (1.79) soy mas alto que el carrito.

El Cementerio

Hyrum, Jose, Emma. Es fuerte encontrarse, por fin, frente al hombre que todo lo comenzo. Al fondo, de ladrillo, la Mansion de Nauvoo

No me acuerdo si era un centro social o una logia masonica, quizas fue ambos!

Cartago

La ventana

Y terminamos con el monumento a un par de hermanos y un mormon algo inicuo luego de un momento altamente espiritual.

No Responses

Write a Comment»
  1. 1

    Que envidia!

    Por cierto… porq en el letrero del cementerio dice “Comunidad de Cristo”?? o_0

    1. 1.1

      porque según explicó admin, es propiedad de la iglesia reorganizada tambien llamada así.

  2. 2

    Debe ser una aventura muy linda poder visitar los lugares históricos de la Iglesia; es una lastima que no hayan tours en español y mejores medios de comunicación y transporte. Me imaginé que seria mas facil ir desde misuri (independence), en lugar de Chicago.

    1. 2.1

      Independence es pequeñito, claro, se puede llegar por tierra, pero por aire en mi opinion la mejor opcion es Chicago ya que tiene vuelos que llegan y parten a todos lados.

  3. 3

    un viaje inolvidable me imagino admin, y si el templo de nauvoo es de los 3 templos construidos en zonas poco pobladas como el de winter quarters y palmyra, que experiencia, y el templo majestuoso. felicidades por ese viaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.