Clark – Cuando los escritos o sermones de los líderes de la Iglesia tienen el derecho a reclamar ser Escritura?

When Are the Writings or Sermons of Church Leaders Entitled to the Claim of Scripture?

Por J. Reuben Clark, Jr.

Supongo que la escritura tras esta pregunta es la declaración del Señor en una revelación dada por medio de José principalmente a Orson Hyde, Lucas S. Johnson, Lyman E. Johnson y William E. McLellin, quienes estaban participando en el trabajo misional.  Después de dar algunas palabras en primer lugar a Orson Hyde, el Señor continuó:

Y he aquí, ésta es la norma para todos los que fueron ordenados a este sacerdocio, cuya misión de que salgan les ha sido indicada; y ésta es la norma para ellos: Hablarán conforme los inspire el Espíritu Santo.
Y lo que hablen cuando sean inspirados por el Espíritu Santo será Escritura, será la voluntad del Señor, será la intención del Señor, será la palabra del Señor, será la voz del Señor y el poder de Dios para salvación.

DyC 68:2-4

Las mismas palabras de la revelación reconocen que los hermanos pueden hablar cuando no están “inspirados por el Espíritu Santo”,  pero sólo cuando ellos hablan así,”inspirados por el Espiritu Santo”,  podemos decir que es escritura. No se dieron excepciones a esta regla o principio.  Resulta universal en su aplicación.

La pregunta entonces es: “¿cómo vamos a saber cuándo las cosas que han sido habladas fueron “inspiradas por el Espíritu Santo?”

He pensado algo acerca de esta pregunta y la respuesta que yo puedo determinar es la siguiente:  podemos decir cuándo los portavoces son “inspirados por el Espíritu Santo” sólo cuando nosotros mismos somos “inspirados por el Espíritu Santo”.

En cierto modo, esto cambia completamente la responsabilidad desde ellos a nosotros para determinar de qué manera hablan.

Podemos ganar algo si repetimos lo que el hermano Brigham predicó:

Cuando su fe se concentre en el punto correcto, su confianza sea inquebrantable, sus vidas sean puras y santas, cada uno cumpliendo los deberes de sus llamamientos de acuerdo con el sacerdocio y las capacidades que les han sido otorgadas, a podría ser lleno del Espíritu Santo, y sería algo imposible para cualquier hombre el engañarles y conducirles a la destrucción así como a una pluma que permaneciera inconmbustible en el medio de un intenso calor. (Journal of Discourses, Vol. 7 p. 277.)

En otra ocasión él dijo:

Tengo un gran temor de que esta gente tenga tanta confianza en sus líderes que no pregunten por sí mismos a Dios si ellos son dirigidos por Él. Me temo que ellos se sientan en un estado de ciega autoseguridad, confiando su destino eterno en manos de sus líderes con una temeraria confianza en que de esta forma no se opondrían a los propósitos de Dios en su salvación y debilitando si la influencia que podrían dar a sus lideres, así como ellos saben por sí mismos, por las revelaciones de Jesús, que ellos están en el camino correcto. Dejen que cada hombre y cada mujer sepan por sí mismos, por los susurros del Espíritu de Dios, si sus líderes están caminando en el camino que el Señor ha dictado, o no. (Journal of Discourses, Vol. 9, p. 150.)

Por lo tanto, podríamos dejar  toda esta discusión en este punto salvo que hay algunas cuestiones colaterales envueltas en el problema que pueden ser una mala idea no considerar.

Continúa….
Continue reading Clark – Cuando los escritos o sermones de los líderes de la Iglesia tienen el derecho a reclamar ser Escritura?

Hinckley – Apacienta mis Ovejas

APACIENTA MIS OVEJAS
Reflecciones acerca de la obra misional

Presidente Gordon B. Hinckley De una transmisión vía satélite ofrecida el 21 de Febrero, 1999

Mis queridos hermanos y hermanas: En primer lugar, deseo agradecerles el reunirse con nosotros en esta ocasión, por ello y por todo lo que hacen. Ustedes dan de su tiempo, de sus energías y de sus medios para que se lleve a cabo la obra del Señor. Yo sé que el Señor les ama por su devoción y por su disposición de hacer todo lo que se les pide que hagan.
Considero que el hablarles es una magnifica y seria responsabilidad. Algunos han estado especulando que el presidente Hinckley va a anunciar un nuevo y asombroso programa, pero les aseguro que no es así. Mis hermanos del Quórum de los Doce, quienes están profundamente interesados en la obra misional en todo el mundo, me han pedido que comparta con ustedes mis sentimientos acerca de este asunto tan importante.

En cuanto a la concurrencia que anticipábamos, este probablemente sea el mayor numero de personas que jamás se hayan congregado en relación con la obra misional. El tabernáculo esta repleto; casi todo los 59.000 misioneros regulares en todo el mundo podrán ver el desarrollo de esta reunión. Además, miles, centenares de miles de oficiales de la Iglesia que tienen interés y responsabilidad en esta obra se han reunido hoy para estar con nosotros o recibirán más tarde esta conferencia. Quiero advertirles que mi discurso va a ser un poco extenso. Soy un hombre anciano ya y no sé cuanto tiempo más habré de vivir, y por tanto quiero decir lo que tengo que decirles mientras posea la energía para hacerlo. No sé cuando podré dar otra vez un discurso tan largo como éste. Voy a darles en realidad dos discursos, con un himno entre uno y el otro. En total, tomaré unos 40 minutos. Así que, habiéndoles advertido esto, quizás algunos de ustedes quieran ponerse cómodos. ¡Qué duerman bien!
Días pasados estuve hablando con uno de los conversos más entusiastas que jamás he conocido. Nos encontrábamos en Chicago para asistir a una reunión que congregó a unos 20.000 miembros de la Iglesia en el United Center, donde juegan básquetbol los Chicago Bulls. Randy Chiostri, un miembro nuevo de la Iglesia, nos llevó de un lado a otro mientas estábamos allí. Durante los largos recorridos que pasamos en el pesado tráfico de Chicago, habló acerca de la obra misional, elogiando a la Iglesia como la institución más maravillosa del mundo, refiriéndose al Evangelio y al plan de salvación como la cosa más grande que jamás había recibido en su vida. Randy conoció la Iglesia cuando empezó a salir con Nancy. La llevó a cenar y en ésa, su primera cita, ella dijo que no bebía licor. No quiso tomar vino. Que extraño, pensó Randy; Ella le explicó que eso era contrario a su religión. El fumar tampoco era aceptable. Entonces la religión de ella pasó a ser el tema de sus conversaciones.

Se casaron al año de aquella primera cita, pero el no podía aceptar la religión de ella. Le tomó casi ocho años superar sus dudas. Una pareja de misioneros tras otra le enseñaron y, finalmente, fue favorecido por el Espíritu y se bautizó en marzo del año pasado.

Randy visito el Cerro Cumorah y también Nauvoo. Me dijo: “He visitado 17 templos. Los he visto por fuera, pero todavía no he entrado en ninguno”. Ha ido a cada templo que ha podido y ahora espera anhelosamente el día en que podrá visitarlos por dentro. Esa primera visita de él, en Chicago, tendrá lugar en abril próximo. Recibirá su investidura y al día siguiente el y Nancy serán sellados.

A Randy lo pusieron a trabajar inmediatamente después de su bautismo. Fue ordenado al sacerdocio Aarónico y unos nueve meses más tarde lo ordenaron élder en el Sacerdocio de Melquisedec. Ama a la Iglesia. Le apasiona el amor por el Evangelio, el cual ha pasado a ser su principal interés en la vida. No puede dejar de hablar al respecto. Todas las noches y todas las mañanas se pone de rodillas y agradece al Señor esa maravilla que ha recibido en su vida.
Continue reading Hinckley – Apacienta mis Ovejas

Elder Quentin L. Cook – La asociación con nuestros amigos de otras religiones

En el probablemente primer post en un blog en la historia de la Iglesia hecho por una autoridad general, Elder Cook escribió un articulo en la pagina patheos.com, un sitio que dedicada al entendimiento y dialogo interreligioso, en el que contribuye al tema de “El mormonismo del futuro” con un articulo acerca de las relaciones actuales de la Iglesia con otras instituciones religiosas. El articulo fue publicado esta semana y ya tiene poco mas de 50 comentarios, tanto positivos como negativos destacando el significado del mensaje de Elder Cook o sus posibles interpretaciones. En castellano, la siguiente es la traducción del blogpost de Elder Cook

La asociación con nuestros amigos de otras religiones
Por Elder Quentin L. Cook

A principios de este año, el cardenal Francis George, presidente de la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos, habló ante una multitud de 13.000 estudiantes de la Universidad Brigham Young acerca de la importancia de trabajar juntos para preservar la libertad religiosa. El elocuente y conmovedor discurso del cardenal en la universidad insignia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días fue la evidencia del significativo progreso en las crecientes relaciones entre nuestra fe y otras creencias que comparten preocupaciones similares en relación con cuestiones de enorme importancia.

El cardenal George dijo: “Estoy personalmente agradecido de que después de 180 años de vivir en su mayor parte separados unos de otros, los católicos y los Santos de los Últimos Días han empezado a verse unos a otros como socios dignos de confianza en la defensa de los principios morales compartidos y en la promoción del bien común de nuestro amado país. ”

Convertirse en socios en la defensa de principios morales compartidos comienza con los sinceros esfuerzos hechos por las confesiones religiosas para comprender y aprender unos de otros. Una de las más dulces experiencias que he tenido es acompañar a otros líderes religiosos en las visitas a nuestros templos de nueva construcción, nuestros edificios más sagrados, cuando están abiertos al público. Como resultado, estos líderes religiosos llegan a conocer y comprendernos mejor. Del mismo modo, obtenemos una mayor comprensión y aprecio por sus creencias. Es alentador que los de otras religiones se tomena el tiempo para apreciar algo que es profundamente personal y de gran significado para mí y otros Santos de los Últimos Días.

Aun con este nuevo entendimiento, ninguna fe tiene un deseo de comprometer su doctrina y creencias. Estas relaciones no son ecuménicas, es decir, no estamos tratando de llegar a un acuerdo sobre los principios doctrinales, sino que hay un respeto mutuo por las creencias de otros y el deseo de colaborar en temas importantes en los que nos encontramos en un terreno común.

Encontrar un terreno común se ha traducido en iniciativas interreligiosas que tendran efectos duraderos y positivos en todo el mundo. Durante tres décadas, hemos trabajado con otros credos y organizaciones de ayuda humanitaria para prestar ayuda humanitaria en 178 países a aquellos con necesidades criticas. A medida que nos hemos asociado con Caridades Católicas, las organizaciones musulmanas, la Cruz Roja y muchos otros, hemos encontrado la alegría y la emoción que vienen de poner en acción lo que en conjunto vemos como bueno y necesario para todos los hombres y mujeres.

Estos esfuerzos interreligiosos no se limitan a líderes de la Iglesia. La experiencia más humilde para cualquier líder eclesiástica es ver el evangelio de Jesucristo siendo vivido a través de los miembros de la Iglesia. Recientemente, hemos patrocinado un proyecto en el que cientos de miles de voluntarios de organizaciones comunitarias y basadas en la fe trabajaron juntos en un día sin precedentes por medio de servicios realizados en once estados del Sur para llevar ayuda a aquellos que pasan penurias por la recesión económica. Un proyecto en que una media docena de líderes religiosos trabajaron juntos para construir una casa para Hábitat por la Humanidad.

Del mismo modo, cuando el huracán Katrina devastó la Costa del Golfo, los miembros de nuestra Iglesia y otras religiones de manera espontánea se levantaron para ayudar a aliviar el sufrimiento. Esto fue ilustrado cuando una congregación Metodista Unida en Slidell, Louisiana, ofreció amablemente su iglesia como un lugar para dormir a los voluntarios mormones de Houston, Texas. Cuando la congregación metodista llego a sus servicios el domingo, encontraron que los mormones habían limpiado los árboles y otros escombros de su iglesia. Como muestra de agradecimiento, nuestros miembros también montaron su bandera dañada por el huracan y pusieron un estandarte para la bandera. Durante el culto compartido, el pastor expresó un sentimiento de compartida unidad por los miembros de ambas denominaciones: “Los mormones son ahora nuestros amigos”.

Ya se trate de ayudar a las víctimas de desastres a través de la ayuda humanitaria, la prestación de socorro a las comunidades en necesidad económica, o el apoyo a la libertad religiosa, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y sus miembros suelen estar hombro con hombro con otras religiones. El futuro de los mormones en el ámbito público, es en parte, ser un compañero ya que trabajamos con otras creencias afines en seguir el evangelio de Jesucristo para llegar a nuestros conciudadanos.

Debemos apoyar las leyes civiles a favor de los derechos homosexuales?

Diferenciemos dos cosas. Hay una discusión mas bien valorica en muchos países (famoso es el caso de los EEUU) respecto al derecho a llamar matrimonio a la union de personas del mismo sexo. Como sabran, la Iglesia se ha opuesto fuertemente a esto, bajo la definición de que el matrimonio es entre hombre y mujer, y ha llamado a los miembros a apoyar las iniciativas que dejan en claro este punto.

Pero por otro lado, hay definiciones que ya no son tan valoricas como la anterior sino que mas bien practicas en las cuales la gente que adopto una posición de homosexualidad, se ve impedido en ciertos derechos fundamentales debido a discriminación en su contra. Un ejemplo absolutamente en boga son las leyes de unión civil, las cuales son casi igual que matrimonio (respecto al tema legal de los bienes, convivencia, herencias, etc) y (creo) solo se diferencian en el nombre y en la opcion de adoptar hijos.

Por lo menos, personalmente, aun cuando estoy en contra de la definición de matrimonio como para 2 personas (sean estas del sexo que sean) y por sobre todo, de la adopción de niños por parejas homosexuales, tambien estoy en contra de otras formas de discriminación que sean sobre ellos y que afecten a una persona o una pareja homosexual (si me preguntan, por que estoy a favor de discriminar en la adopción, es simplemente por que implica a un tercero, el niño a adoptar). Por ello soy simpatizante de las medidas para adoptar un regimen de union legal, que les proteja en casos de separacion, herencias, muerte de uno de la pareja o a favor de medidas que garanticen la igualdad y libertad de derechos, en relacion a los heterosexuales.

En Chile aun existe cierta discusión al respecto. Hace poco, el candidato presidencial que representa la opción conservadora, declaro que el apoyaba las uniones civiles entre gente homosexual generando cierto grado de criticas entre sus partidarios, pero hace poco, incluso la muy conservadora Iglesia Catolica de Chile se mostró a favor de regular en forma civil las uniones homosexuales, aun cuando, se opone a llamar a esta union “matrimonio”.

Actualmente en hispanoamerica, me parece que solo Spain tiene una legislacion avanzada en este aspecto, siendo Argentina, en latinoamerica, el primer país en poner en marcha leyes de unión civil en 2003 seguidos por Mexico y Uruguay, y próximamente Venezuela y Brasil.

Asimismo varios países han promovido leyes anti discriminación en las cuales han mencionado específicamente la protección contra la discriminación laboral, educacional u otras para personas gays.

Por lo menos en Chile sera un tema que seguramente sera discutido en los próximos años, debido a que forma parte de las promesas y guiños electorales de todos los candidatos, y en mi apreciación general, es mas la gente que apoya estas nuevas leyes que la gente que esta en contra, pero entre los mormones de todos los países que visitan cumorah, que opinan al respecto?

pd: una nota interesante, aun cuando la Iglesia apoyo y pidió que los miembros apoyaran la iniciativa del matrimonio solo entre hombre y mujer, su pedido no fue obligatorio, ya que al fin y al cabo se trataba de un tema legislativo por lo cual hubo algunos mormones, activos y famosos, que apoyaron la posicion del matrimonio sin importar sexo y finalmente no fueron ni sancionados ni nada de eso, simplemente la Iglesia dijo que ellos ejercian su libertad politica de pensar distinto, y que eso no estaba en discusión en la Iglesia, esto por si hay alguien de ustedes que crea que se debe liberalizar el tema al grado de apoyar el matrimonio como unión civil sin importar el sexo.

Nuestras Fortalezas Pueden volverse Nuestra Perdición

http://newsroom.lds.org/Static%20Images/Newsroom/photo/Background%20Information/Leader/Quorum%20of%20the%20Twelve/Oaks_medium.jpg

Debido a que alguien lo menciono en el tema anterior y lo volvi a leer, y me volvio a parecer un excelente increible super hiper buen mensaje, una republicacion de este discurso dado por Elder Dallin H. Oaks.

Junto con el famoso “cuidaos del orgullo” y algunos discursos mas, un autentico imperdible para cada santo de los ultimos dias.

Mi buen amigo Juan me envio una de sus traducciones para que le diera una segunda mano a la traduccion y luego la compartiera con ustedes, y me hizo el comentario de “en lo particular a mi me gusto mucho”. Que puedo decir, si a Juan le gusta algo de lo que traduce, es por que generalmente es muy bueno.Y en este caso, es excelente.

Elder Oaks entrega una perla de gran precio acerca de como nuestras fortalezas pueden ser las puertas que utiliza satanas para nuestra perdicion, no solo espiritual sino que tambien personal. Realmente es un mensaje, que yo no conocia, pero del tipo que deberia leer todo santo de los ultimos dias cada cierto tiempo, asi como algunos mensajes clasicos como Cuidaos del Orgullo y varios otros.

El mensaje de Elder Oaks nos pone muy claramente en alerta de las ocaciones cuando las virtudes se llevan a extremos y se transforman en vicios, algo que lamentablemente, en el curso de mi vida como miembro de la Iglesia (mas o menos… toda mi vida….) he visto tristemente demasiadas veces pasar. Buenos hermanos, en extremos fuerte en ciertos aspectos de la vida y del evangelio y en las cuales esas mismas fortalezas fueron la puerta de su caida tanto en la Iglesia, como mucho peor, en su vida personal y familiar.

Finalmente, un poco del background de Elder Oaks y de este discurso. Elder Oaks es un profesional con una fuerte carrera en las leyes en la educacion. Antes de ser llamado como Apostol, fue el presidente de la BYU por casi 10 años. Este discurso fue dado en uno de los barrios de estudiantes de la Universidad de la Iglesia, por lo tanto es directamente enfocada a nuestros jovenes estudiantes, valuartes espirituales muchas veces, y en gran cantidad recientemente llegados de la mision. Es decir, personas con muchas fortalezas pero justamente muy vulnerables a estos problemas. Asi mismo, como estudiantes, con problemas muy particulares. Por ello mismo, en el medio del discurso elder Oaks da consejos que son directos para aquellos jovenes de la Iglesia que se encuentran estudiando. Como guardo una especial orientacion por los jovenes (me considero uno mas de ellos) repetire esa parte de este mensaje y lo publicare como una parte independiente.

Espero que lo disfruten mucho, lo compartan con sus amigos, y sobre todo, que puedan aplicar y estar alertas con las palabras de Elder Dallin H. Oaks.

Continue reading Nuestras Fortalezas Pueden volverse Nuestra Perdición

Clark – El Curso Trazado por la Iglesia en la Educacion

Oye, aprovechando que tocaste el tema de J.R. Clark, te envío un discursaso del Pdte. Clark, sobre la enseñanza del evangelio, todo un temón. Este discurso ha sido citado por Monson y por Packer, al menos que yo sepa, de hecho se dice que Elder Packer de manera informal por supuesto dijo que “debía ser escritura” (entiéndase claro que quizá lo dijo en un momento de exceso de entusiasmo). En lo personal desde que lo leí es imposible no tenerlo en mente al preparar y dar cualquier clase en la Iglesia, realmente me cambió el enfoque. Además de su contenido superior, te fijarás en su técnica literaria, propia del académico que fue Clark, su forma de plantear el texto se me hizo muy familiar con los textos que tenía que leer en la U. Te invito a leerlo cuando puedas, y si te apetece publicarlo, aunque es medio largo.

EL CURSO TRAZADO POR LA IGLESIA EN LA EDUCACIÓN

Introducción por JJ Christensen. SEI
Queridos Colegas:

Pocas cosas son dignas de una segunda lectura y raramente conservan esa calidad duradera como para que sean leídas muchas veces y vivan para inspirar a una segunda y tercera generación. El discurso del presidente J. Reuben Clark, “El Curso trazado de por la Iglesia en la educación, corresponde a este último grupo y ha sido nuevamente publicado para que sus principios fundamentales puedan continuar inspirando y motivando al personal del Sistema educacional de la Iglesia.

El resumen hecho por el presidente Clark con respecto a las responsabilidades que los maestros tienen para con la Iglesia y su misión para con las necesidades espirituales de los alumnos, es relevante completo y constituye una fuente de inspiración.

Que esta reimpresión sirva para recordarnos que aunque tal vez se requiera una moral extraordinaria y valor espiritual para aplicarlos, las estacas que entrenó el presidente Clark permanecen sólidas y firmes. Tal vez sea tiempo de que todos los que enseñan reexaminen sus rumbos y vean en donde se encuentran y si los principios axiomáticos y los objetivos bosquejados en El curso trazado estén siendo plenamente aplicados (o utilizados).

Sinceramente, vuestro hermano.

Joe J. Christensen
Comisionado Adjunto de Educación.

En los cursos de verano de la Universidad Brigham Young, en Aspen Grove, el 8 de agosto de 1938, el presidente J. Reuben Clark dirigió este mensaje, con la aprobación de la Primera Presidencia, a los líderes de Seminarios e Institutos de la Iglesia y a otros que se reunieron allí. Su significado atañe a toda la Iglesia y, bien puede servir como una guía autorizada en toda nuestra forma de enseñar Y en todas nuestras reuniones auxiliares o de cualquier otro tipo, en las que haya cualquier posibilidad de que las facilidades y el tiempo de la Iglesia sean usados para exponer a los miembros de la misma a influencias adversas.

Discurso pronunciado por el presidente J. Ruben Clark, el 8 de agosto de 1938 a los directores de Seminarios e Institutos en los cursos de verano en Aspen Grove, Utah.

“Cuando yo era un niño me sentí sumamente entusiasmado con el gran debate entre aquellos dos gigantes, Webster1 y, Hayne2 (éste debate tuvo lugar en el Senado de los Estados Unidos [1830] y era sobre los derechos de los estados y el poder federal). La belleza de la oratoria, la sublimidad de la elevada expresión de patriotismo de Webster, el anuncio de la lucha civil que vendría por el dominio de la libertad sobre la esclavitud, todo ello me conmovía profundamente. El debate comenzó debido a una resolución respecto a Los terrenos públicos. Y llevó a la consideración de grandes problemas fundamentales de la ley constitucional. Nunca he olvidado el párrafo inicial de la respuesta de Webster, mediante el cual puso en su lugar este debate que se había ya apartado tanto de su curso. El párrafo dice:

“Sr. Presidente: Cuando el marinero ha sido zarandeado por muchos días por el mal tiempo y en un mar desconocido, naturalmente aprovecha la primera pausa en la tormenta, de la primera aparición del sol, para tomar su latitud y asegurarse a qué distancia de su verdadero curso lo han apartado los elementos. Imitemos esta prudencia y antes de ir a la deriva y a mayor distancia sobre las olas de este debate, volvamos al punto del cual nos apartamos para, por lo menos, poder hacer conjeturas respecto a dónde nos encontramos ahora. Pido la lectura del acuerdo.”
______________
1 Daniel Webster – Hombre de estado orador americano (1782-1852)
2 Young Hayne – Hombre de estado americano (1791-18 39)

Ahora me apresuro a expresar la esperanza de que no penséis que yo creo que esta es una ocasión para debate, o que soy, un Daniel Webster. Si fueseis a pensar esto cometeríais un grave error. Admito que soy viejo, pero no lo soy tanto. Pero Webster pareció invocar un procedimiento tan sensato para ocasiones en las que, después de errar por alta mar o en el desierto, hay que hacer el esfuerzo de volver al lugar de partida, que yo pensé que vosotros me perdonaríais si mencionaba y de alguna manera usaba este mismo procedimiento para volver a declarar algunos de los principios esenciales y mas sobresalientes que sirven de base a la educación en el sistema de la Iglesia.
Para mí los siguientes son algunos de los principios fundamentales:
La Iglesia es el sacerdocio de Dios, organizado; el sacerdocio puede existir sin la Iglesia pero la Iglesia no puede existir sin el sacerdocio. La misión de la Iglesia es primeramente, enseñar, animar, ayudar, y proteger a los miembros en sus esfuerzos por vivir la vida perfecta, tanto temporal como espiritualmente, tal como está establecido en el Evangelio: “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto”, dijo el Maestro; en segundo lugar, la Iglesia debe mantener, enseñar, animar y, proteger, temporal y espiritualmente, a los miembros en su esfuerzo por vivir el Evangelio; en tercer lugar, la Iglesia debe proclamar la verdad, llamando a los hombres al arrepentimiento y a vivir en obediencia al evangelio, porque “toda rodilla se doblará, y toda lengua confesará” (D. Y C. 88:104).

Continue reading Clark – El Curso Trazado por la Iglesia en la Educacion

¿Cómo obtenemos un testimonio?

http://www.lightplanet.com/mormons/people/dieter_f_uchtdorf.jpgapropósito del tema anterior…..

¿Cómo obtenemos un testimonio?

por el Elder Dieter F. Uchtdorf, de los doce.

La fuente de ese conocimiento seguro y de esa firme convicción es la revelación divina, “…porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía” (Apocalipsis 19:10).

Recibimos ese testimonio cuando el Espíritu Santo se comunica con nuestro espíritu. Recibiremos una certeza firme y apacible que será la fuente de nuestro testimonio y convicción, sin importar nuestra cultura, raza, idioma, posición social o económica. Esos susurros del Espíritu, más que sólo la lógica humana, serán el verdadero fundamento sobre el cual edificaremos nuestro testimonio.

La esencia de ese testimonio será siempre la fe en Jesucristo y el conocimiento de Él y de Su misión divina, quien en las Escrituras dice de Sí mismo: “Yo soy el camino, y la verdad y la vida” (Juan 14:6).

Por lo tanto, ¿cómo recibimos un testimonio personal que esté arraigado en el testimonio del Espíritu Santo? El método se describe en las Escrituras:

Primero: Deseo de creer. En el Libro de Mormón se nos exhorta: “…si despertáis y aviváis vuestras facultades hasta experimentar con mis palabras y ejercitáis un poco de fe… aunque no sea más que un deseo de creer” (Alma 32:27).

Habrá quien diga: “Yo no puedo creer; no soy religioso”. Piensen en esto: Dios nos promete ayuda divina aun cuando sólo tengamos el deseo de creer, pero debe ser un deseo real y no uno fingido.

Segundo: Escudriñar las Escrituras. Háganse preguntas, estúdienlas, escudriñen las Escrituras en busca de respuestas. Una vez más, en el Libro de Mormón se nos da un buen consejo: “Si dais lugar para que sea sembrada una semilla en vuestro corazón” por medio del estudio diligente de la palabra de Dios, la semilla buena “empezará a hincharse en vuestro pecho,” si no la rechaza nuestra incredulidad. Esa semilla buena comenzará a “ensanchar [vuestra] alma” y a “iluminar [vuestro] entendimiento” (Alma 32:28).

Tercero: Hacer la voluntad de Dios; guardar los mandamientos. No basta con entrar en un debate intelectual si deseamos saber por nosotros mismos que se ha restaurado el reino de Dios en la tierra. El estudio ocasional tampoco es suficiente. Nosotros mismos debemos actuar; eso significa aprender y después hacer la voluntad de Dios.

Debemos venir a Cristo y seguir Sus enseñanzas. El Salvador enseñó: “Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió. El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta” (Juan 7:16–17; cursiva agregada). Y también dijo: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15).

Cuarto: Meditar, ayunar y orar. Para recibir conocimiento del Espíritu Santo, debemos pedírselo a nuestro Padre Celestial. Debemos confiar en que Dios nos ama y que nos ayudará a reconocer los susurros del Espíritu Santo. En el Libro de Mormón se nos recuerda:

“…cuando leáis estas cosas… recor[dad] cuán misericordioso ha sido el Señor con los hijos de los hombres, desde la creación de Adán hasta el tiempo en que recibáis estas cosas, y que lo meditéis en vuestros corazones.

“…pregunt[ad] a Dios el Eterno Padre, en el nombre de Cristo, si no son verdaderas estas cosas; y si pedís con un corazón sincero, con verdadera intención, teniendo fe en Cristo, él os manifestará la verdad de ellas por el poder del Espíritu Santo” (véase Moroni 10:3–4).

Y el profeta Alma dijo:

“He aquí, os testifico que yo sé que estas cosas… son verdaderas. Y ¿cómo suponéis que yo sé de su certeza?

“…he aquí, he ayunado y orado… para poder saber estas cosas por mí mismo. Y… el Señor Dios me las ha manifestado por su Santo Espíritu; y éste es el espíritu de revelación” (Alma 5:45–46).

Mis amados hermanos y hermanas, Alma recibió su testimonio mediante el ayuno y la oración hace más de dos mil años, y nosotros podemos tener la misma sagrada experiencia hoy día.

– Élder Dieter F. Uchtdorf, “El poder de un testimonio personal”, Conferencia General de Octubre de 2006