10 cosas con las que un misionero debe volver a casa.

  1. Un conocimiento de Dios el Padre y su Hijo Jesucristo.
  2. Un conocimiento y amor para con las escrituras.
  3. Más amor hacia los padres.
  4. Un amor por la gente donde trabaja.
  5. Un agradecimiento por el trabajo duro.
  6. Un conocimiento de la importancia de trabajar en equipo.
  7. Un entendimiento de la importancia de una buena apariencia.
  8. Un agradecimiento por la hermosura y virtud personal.
  9. La fe para actuar… el valor para actuar.
  10. La humildad para orar.

Yo ademas, me traje un montón de fotos fantásticas, y amigos que amare por siempre. Que mas trajiste tu de tu mision?

Cerrad vuestos corazones – cumorah comentarios.

Ok, luego de la famosa carta aca van mis comentarios respecto a la carta “Cerrad Vuestros Corazones”, conocida por casi todo ex misionero y de la cual como comente, se tienen varias dudas respecto a su autenticidad como discurso de Spencer W. Kimball.

El tema tambien fue tratado anteriormente en el articulo Cerrad vuestros corazones – Doctrina o Dostrina el cual tiene muchos interesantes comentarios hechos por usuarios de cumorah.

Nuevamente, la advertencia de rigor para fundamentalistas y samurais varios. Esta es solo mi opinion, lo que digo no es doctrina, no estoy diciendo a ciencia cierta que la carta sea verdadera o falsa (de hecho, soy como medio taliban respecto al tema de “love in the mission”), simplemente estoy escribiendo lo que me parece en este momento, si alguien tiene una opinion distinta o no esta deacuerdo, no hay problema con ello.

Bueno, y comencemos con la carta. Como comente al comienzo, yo tengo fuertes dudas respecto a la veracidad de la carta, pero por otro lado, me llama mucho la atencion quienes ha entregado esta carta en el CCM, es decir, parece ser que creian en ella, los cuales van desde obispos hasta apostoles.

Por que mis dudas respecto a la carta?.
1) El lenguaje no me es muy “Spencer W. Kimball”. Ok, la carta es fuerte, tal como era Spencer W., fuerte y directo, pero tiene muchisimas exclamaciones. El presidente Kimball, hasta donde recuerdo, era como directo sutil. Quizas producto de sus problemas con la voz, el generalmente hablaba con sueves susurros antes de exclamando como se lee en el discurso. De todas formas, este es un argumento de muy poco peso, ya que es muy subjetivo.

2) La carta dice ser escrita entre 1967 y 1968. En ella el presidente Kimball dice “He estado en el Vesubio y también sobre varios cráteres y volcanes y yo sé que uno no se cae en un cráter a menos que esté en el borde de un cráter.” Sin embargo, el volcan Vesubio queda en Napoles, Italia y el presidente Kimball visito por primera vez ese pais en Agosto de 1977. Segun LDS Church News, la primera vez que un apostol visito Italia desde los tiempos de Pedro fue Ezra Taft Benson en 1965.

3) Eso de las estadísticas, “las posibilidades de pecar o de tener problemas se reducen alrededor de un 98%”, no me suenan para nada. Tipico que para darle peso a algo la gente suele usar numeros, pero para hacer estadísticas de este tipo, hay que hacer un análisis comparativo. Alguien sabe de algún tiempo (exceptuando cuando se estaba organizando la iglesia) cuando se enviasen misioneros solos, no de dos en dos sino solitos, como para establecer que esa modalidad era un 98% mas peligrosa que el enviar los misioneros en parejas?. No creo que el presidente Kimball cayese en ese tipo de errores “documentales” estadísticos.

4) No existe transcripción literal del discurso, ni aparece en algun libro de Kimball, en una Liahona, Ensign o lo que sea. De hecho, amigos que tienen contactos en las oficinas de la Iglesia en Salt Lake escribieron consultanto al respecto y la respuesta fue “tenemos dudas”.

Estimado XXXXX

Yo tambien tengo una copia [de ese discurso]. La referencia era tan vaga, que no confío en ella.

Si usted encuentra una cita comprobable, me encantaría tenerla. Mi objeción a aquella conversación es por su cuestionable origen: una carta de la primera Presidencia hace unos años expresamente instruyó a miembros a no aceptar como verdaderas historias sud de amplia circulacion, incluso si son atribuídas a un líder de Iglesia específico.

La copia que yo había citado esta en “un viaje misional en Sudamérica, en algún momento entre 1962 y 1964″, la cual encuentro menos que concluyente, parece tambien ser más comúnmente atribuida a 1967 o 1968, aunque como el discurso no puede ser encontrada en una publicación oficial o el sitio internet de la Iglesia SUD, yo no la acepto como oficial, y recomiendo que otros no lo hagan así tampoco.

Lock Your Heart
Elder Spencer W. Kimball
Latin American Mission Tour, 1968

De todas formas, por otro lado, aunque la carta fuese espuria o su origen no fuese Spencer W. Kimball, el hecho de que un Apostol entregase la carta a misioneros en reuniones misionales, por lo menos a mi me hace sentido para considerarla como “ok, estas son las reglas”. Me parece que en Chile Elder Ballard solia entregarla (no recuerdo bien, aunque en mi caso, me la entregaron en el CCM), por lo cual, si no es de Elder Kimball ya por el hecho de que la entregue un Apostol seria para mi lo mismo que si la hubiese entregado Spencer W. en vivo y en directo, por lo menos yo creo eso.

Sin embargo, posiblemente debido al tema “generales en los cielos” (la falsamente atribuida cita de Elder Packer) y tanta información que hay ahora en Internet, la Iglesia ha instruido en varias ocasiones que no se pueden aceptar como verdaderas citas o cartas atribuidas a autoridades por mas circulación que tengan entre la Iglesia, si no aparecen en algo “oficial”. Quizás es por esto que algunas personas en cumorah han informado de que actualmente la carta ya no circula entre los misioneros como lo era en el pasado, quizas en precaución respecto a su origen (aunque este punto no es algo que pueda confirmar).

De todas formas, como algunos señalaron, no señala nada muy alejado de lo que dice la Biblia Blanca u otros compilados de reglas de la mision, sin embargo, este discurso tambien ha sido la fuente de los típicos cuestionamientos sobre los miembros de la Iglesia que se casaron con alguien que conocieron en su misión (sean estos otros misioneros, miembros de la Iglesia o conversos) por parte de los “miembros” que siempre están dispuestos a juzgar a otros bajo el prisma de “lo dijo una autoridad general y no entiendo como otros no les hacen caso”, aun cuando hallan muchas autoridades generales (incluso profetas) que se casaron con gente de misión, o aun mas, quizas ni siquiera una autoridad general como el presidente Kimball menciono eso en algún discurso….

Cerrad vuestros corazones.

“CERRAD VUESTROS CORAZONES”
Por el Presidente Spencer W. Kimball

Estos comentarios fueron hechos por el Presidente Kimball (en aquel entonces cono miembro del Consejo de los Doce) mientras estaba en un tour de la misión de Latinoamérica entre el año 1967 o 1968. Esto fue dicho a los misioneros de esa misión antes de ser entrevistados por el Presidente.

NOTA: Este discurso tiene actualmente un caracter de apocrifo y aunque de amplia circulación inclusive dentro de la Iglesia (ccm y demases), no se encuentra en ningún texto oficial, liahona, conferencia, libro, etc. De hecho, en carta consulta enviada a las oficinas generales de la Iglesia en Salt Lake City estos expresaron de que guardaban serias dudas respecto al origen o credibilidad del discurso. En cumorah lo publicamos en caracter informativo sin posicionarse si es o no un mensaje que vino de Spencer W., sin embargo esta aclaración es necesaria.

 

“Si existen problemas en la misión que podáis sacar a luz para que yo pueda ayudar a vuestro presidente y a vosotros, me encantaría hacerlo. Si hay situaciones que son difíciles, si hay problemas que son desconocidos, permitidme daros un ejemplo.

En una de las misiones encontré una situación mala. Uno o dos misioneros habían roto las reglas (como el Presidente. dijo esta mañana). Ellos empezaron por romper algunas reglas solamente. Todo lo que hicieron fue sólo ir a una cierta casa cada domingo por la noche para cenar. El Presidente no sabía nada acerca de eso. No fue muy serio; debían haber estado en su pensión estudiando. Pero esto fue una costumbre cada semana.

Después de un tiempo, esos misioneros estaban trayendo a otros y pronto estuvieron bailando los domingos por la noche algunos de ellos. Y entonces estuvieron flirteando un poco y entonces algunos empezaron a jugar naipes cada domingo por la noche. ¡Y entonces estaban bailando en lo oscuro con algunas de las hijas de los Santos!

La próxima cosa que sabemos que pasó fue una excomunión.
Fui allá y todas las cosas quedaron claras. Supe que un chico estuvo a punto de ser excomulgado. Ciertamente había cerca de 18 misioneros en esa área que habían caminado como ovejas al borde del precipicio. Ellos no habían intentado hacer algo malo, sino que simplemente siguieron al líder. Habían ido a cenar allá, y se habían puesto a flirtear un poquito.

Pero el caso es que había 18 misioneros que sabían que ese chico había ido demasiado lejos. Ellos sabían que él estaba besuqueando y acariciando a una chica, pero nunca dijeron nada. Continue reading »

Historias de la mision (que no leeras en la liahona) – 1

una historia que encontre por alli y que estoy seguro no encontran ni en la lianona ni en el curso de preparacion misional….. :whistle:

En 2001 yo estaba sirviendo la misión en Guayaquil, Ecuador [nota: misionero norteamericano]. Como deben saber, los misioneros están emparejados de dos en dos y se les llama “compañerismos”. Mi compañero en aquel momento en particular era un elder de Chile. Vivíamos en una pequeña casa de dos niveles hecha de bloques de hormigón y cemento a las afueras de un pequeño pueblo cerca de Guayaquil. Vivíamos en el nivel inferior. Mi compañero había vivido en esta casa durante un par de meses antes de llegase y en ese momento, habia llegado dos meses antes.

Como ustedes saben, los misioneros tienen un horario muy estricto y nuestro programa consistió en un “estudio de compañerismo” todas las mañanas de 07 a.m.-08 a.m.. Durante ese tiempo, estudiabamos las charlas misionales, y yo, siendo de América del Norte, estudiaba español con él.

Una mañana, mientras estábamos estudiando, escuchamos lo que sonaba como pasos corriendo por el piso del segundo nivel, justo encima de nuestras cabezas. Nos miramos el uno al otro e inmediatamente rechazamos la idea de los ratones o ratas, porque los pasos eran tan fuertes y duros, que no podrían haber sido posibles de realizar con un pequeño roedor o animal. Los pasos corrian de un extremo del piso a la otra. Ya que el misionero chileno había vivido allí más de lo que yo habia estado, le pregunté si sabía lo que estaba pasando en el segundo nivel. Me dijo que nunca habia estado en el piso superior y hasta donde sabia, eramos los unicos en la casa. Fue una experiencia extraña escuchar los pasos, pero no nos preocupamos mas del tema asi que continuamos con el programa habitual de los misioneros.

Aproximadamente un mes más tarde, cuando estábamos de nuevo estudiando, escuchamos la misma cosa sobre nuestras cabezas. Esto nos puso muy interesados en saber que estaba pasando en el segundo nivel, por lo que decidimos investigar. Encontramos de que sólo había dos maneras de llegar a ese nivel. Una forma era a través de nuestra habitación. Había una puerta ubicada al lado del frente de mi cama, sin embargo, esta puerta tenía 8 o 9 bloqueos o candados de arriba a abajo como si alguien hubiese dejado esa puerta cerrada con la intención de que nunca mas se pudiese abrir de nuevo. No habia pensado mucho sobre esa puerta hasta que oi los pasos, pero recuerdo que pensé que era un poco espeluznante. La otra manera de llegar al segundo nivel era a través de la cocina. Había una gran puerta de acero negro que daba a una escalera de tipo caracol y que nos llevó hasta el segundo nivel. Parecía como si la puerta no hubiese sido abierta en años, tuvimos que abrirla con toda nuestra fuerza y un par de utensilios de cocina. Fuimos capaces de tener la puerta negra abierta y terminamos subiendo la escalera. La única fuente de luz que teníamos eran las velas, así que tuvimos un par de velas encendidas para darnos la luz necesaria. Cuando llegamos al segundo nivel, y para nuestra sorpresa, había una gran cantidad de imágenes de niños pequeños. Estas imágenes, algunas reales y algunos dibujos, se colocaron en círculo alrededor de lo que parecían ser velas quemadas. No encontramos dibujos en el suelo, sólo velas quemadas y la cera derretida en todas partes. Pensamos que era un poco espeluznante pero tuvimos un sentimiento que nos dio animo para dejar eso asi y no preocuparnos del asunto, por lo que después de mirar a su alrededor un poco de nuevo volvimos a nuestro programa regular.

Una semana después estábamos volviendo de un día de servicio y los dos decidimos ir a dormir un poco más temprano de lo normal. Como mencioné antes, había una puerta de madera junto a la cabecera de mi cama con 8 o 9 bloqueos en él. Cuando estaba tirado en la cama simplemente para relajarme y mirar por mi ventana, escuché tres muy fuertes y distintivos golpes que provenían del otro lado de la puerta. TOC! TOC! TOC! Los instintos se hicieron presentes y me tire las sábanas sobre mi cabeza, muerto del miedo, porque sabía que sólo había otra manera de llegar a la escalera que conducía arriba y que esta estaba en la cocina. Le grité a mi compañero, que estaba en su cama en el otro extremo de la habitación, pero él estaba dormido y no despertaba. Yo me estaba volviendo loco a causa de los golpes, así que seguí mi cabeza bajo las sábanas el resto de la noche.

Me dormí a dormir porque lo siguiente cosa la recuerdo al despertar exactamente a las 3:00 am. Yo saqué la cabeza fuera de las mantas para mirar alrededor y ver si había algo inusual, pero afuera habia sólo una tormenta con una gran cantidad de rayos.

A la mañana siguiente, nos levantamos para el estudio de compañerismo y le conte la historia de lo que me pasó esa noche a mi compañero. Le hablé de los golpes y que me desperte a las 3. Cuando estaba contandole todo esto, mi compañero me miró de manera extraña y me preguntó: “¿Qué es eso en tu cara?” Me toque la cara pero no note nada fuera de lo común asi que corri al espejo del baño y para mi horror, tenía tres largas rayas en el lado derecho de mi cara que iba desde la parte superior de la frente hasta la parte inferior de la barbilla. Eran tres largos, distinguibles y muy rojos arañazos a lo largo de la cara. Me quedé mirando, pensando en cualquier posible explicación de por qué estaban allí y por qué tres. Me quedé pensando en los tres golpes, el despertar a las 3:00 de la mañana y ahora tres rayas.

Ni que decir de que fue la última noche que pasamos en esa casa. Buscamos un nuevo apartamento y no pasó nada mas después de eso.

Yo nunca había oído hablar de arañazos paranormales hasta que un par de años más tarde, cuando volvi a casa luego de la mision, estaba navegando por Internet y me encontré con algunos sitios que se especializan en ese fenómeno en particular. Yo estaba asombrado de lo que leí, y hasta hoy, todavía me pregunto que eran esas tres rayas y qué representaban…. sonido de fondo: Muuuahahahahahahaha, CHAN!


Publicado el 10 de Julio de 2010 en
http://www.trueghosttales.com/paranormal/the-haunting-of-a-mormon-missionary-in-ecuador

Misionero apuñalado en Peru

El día domingo a las 3 de la tarde aprox. fue atacado una pareja de misioneros sirviendo en la localidad de Huacho, una ciudad costera a 130 kms al norte de Lima, en Peru.

Según las informaciones de prensa un grupo de jóvenes de entre 17 a 22 años se acercaron a los misioneros para pedirles dinero, pero antes de que estos pudiesen responderles cualquier cosa uno de los hombres le apuñalo en la espalda, por suerte, sin dañar ningún órgano vital, para luego, escapar.

Su compañero pudo ayudar al misionero a detener el flujo de sangre y luego de esto llevarlo a un hospital local, en donde actualmente se encuentra en recuperación para luego ser llevado a la casa de misión para recuperarse completamente.

Según la familia, el presidente de mision dio el aviso a su padre el cual ha sido confortado tanto por sus amigos como por sus vecinos en la localidad de Grantsville, Utah.

Elder Cole, el misionero atacado, tiene 19 años y ha estado sirviendo su misión por 8 meses. De acuerdo con la información de prensa de la Iglesia se espera que pueda recuperarse totalmente de este, muy fuerte susto, y continuar en Perú hasta que termine su servicio misional. Asimismo, al parecer, la Policía del Perú ya tiene identificado a los atacantes aunque no aparecía en los informes de prensa si ya habían sido capturados.