Mormonicosas en video juegos.

Hace unos meses le compre una play3 a mi hijo para que pudiera jugar Godzilla. La verdad es que disfrutamos mucho viendo juntos las peliculas de godzilla (ajajaja, gran monstro), así que un dia decidi buscar una play barata por alli y regalarle la version de su mostruo favorito de todos los tiempos para que lo disfrutara en glorioso full hd.

Yo soy mas de pc y arcade asi que jamas habia tenido una play, de ningun tipo en mi casa (con suerte tuve una dreamcast alguna vez, y me divertia mas descargando los juegos que jugando en ella) asi que fue toda una novedad para mi tener una consola “moderna”.  La cosa es que, bueno, tengo una play, asi que aproveche de “probar” un par de juegos para saber que tal y entre ellos, compre “The Last of Us”, un juego muy interesante de un mundo post apocaliptico (con zombies) ya que habia leido que la parte final se desarrollaba en Salt Lake City: suficiente escusa para “investigar” el juego.

Lo cierto es que como juego, The Last es muy entretenido, pero como parte “mormona”, es bastante basico: Si, los protagonistas llegan a Salt Lake y hay una muy emotiva escena con el Templo en el fondo, pero eso seria todo ya que la final transcurre basicamente en una highway y un hospital: nada de mormones zombies disparando o algún escenario dentro de una capilla o el templo, basicamente es un escenario en Salt Lake y eso es todo (buh). Si quieren verlo, recomiendo adelantar hasta el minuto 6 aproximadamente.

Esto es similar a lo que ocurre con el juego de carreras “The Crew” en el cual se puede tambien conducir hasta Salt Lake y pasear por una representación (no exacta) de la manzana del templo. Adelanten hasta el minuto 2.45 aproximadamente. Entiendo que se puede hacer lo mismo para visitar el templo de Saint George.

Investigando por alli hay otro juego de video de play llamado “fallout” que tambien es de la onda “post apocalipsis” como last of us en la cual una de las tribus es de supervivientes son mormones que al parecer forman un clan “bueno”. Por lo que lei el juego presenta una buena perspectiva de los mormones aunque no es mucho mas lo que se del juego. Para los curiosos, hay un analisis de la participacion mormona en el juego en el siguiente link: http://kotaku.com/5988935/im-a-mormon-pop-culture-often-mocks-my-faith-but-fallout-treated-it-right

Una de las cosas mas curiosas, por cierto, es que en el juego “Lego Piratas del Caribe” y “lego batman” si aparece un “mormon famoso”, en lo que parece ser un huevo de pascua por algun anonimo programador.

Finalmente, leyendo el articulo en ldsliving en el cual comentan la foto de joseph smith lego, uno de los comentaristas menciona que en Assassin’s Creed 2 en una de las misiones se debe decodificar un mensaje que es un versículo de la Perla de Gran Precio en la cual se describe el convenio de Cain con Satanas con el simpatico corolario de que el mensaje cita a su autor en codigo morse: “Textos Templarios adaptados por el señor Smith”.

Ahora que lo pienso, igual podrian haber mas juegos con temas “mormones”. Un call of duty en nauvoo en el cual esta vez ganemos, o un tomb raider buscando ruinas nefitas, o un luchador “missionary” en street fighter (eso si seria loco!). Y alguien ha visto alguna “referencia mormona” en algun juego de su gusto?.

Tomar la responsabilidad es la más alta marca de los grandes líderes

Haciendo un fueeeerteeee cambio de tema, el día de ayer me toco preparar una reunión en la cual expuse algunos temas entre los que se encontraba la responsabilidad.

Ya que no me gusta decir lo mismo que decimos todo el tiempo, busque algún articulo interesante por allí para compartir y discutir en la reunión y así hacerla mas productiva. Por si a alguien le interesa, les comparto el articulo traducido. Yo creo que es perfectamente aplicable a nuestra vida y a nuestra actividad en la iglesia. Basta por cambiar “equipo” por “capilla” y grupo por “sacerdocio, soc soc, primaria”, etc etc.

Saludos

Tomar la responsabilidad es la más alta marca de los grandes líderes

Jack Zengar /Forbes.com

Por qué una persona es seleccionada para un ascenso mientras otros con iguales habilidades, educación y experiencia no es elegido?. Mientras que pueden existir varias respuestas validas a estas preguntas, yo considero que una persona que ha mostrado comportarse de una forma responsable es una de las mayores razones. Sorprendentemente mucha literatura pasan por alto esta características, aun cuando esta explica muchos éxitos y fracasos, así como una larga porción de las decisiones de promociones.

Más de 40 años atrás, un colega mío, Dale Miller, dirigió un estudio que comparaba dos grupos de ejecutivos (“Comportamiento responsable: La estampa del ejecutivo efectivo”, 1976). Un grupo fue identificado por sus colegas como altamente efectivos y listos para ser promovidos, mientras que el segundo grupo fue inicialmente considerado como listos, pero bajo una posterior revisión  fueron considerados como que no estaban listos o eran adecuados para esos roles.

Cada grupo recibió un grupo cartillas con 62 afirmaciones describiendo el comportamiento en gestión. A cada persona se le pidió que ordenara las cartillas de las afirmaciones que describían un comportamiento más efectivo a los menos efectivos. En el grupo de profesionales altamente efectivos la afirmación más elegida fue “Aceptar completa responsabilidad por el rendimiento de la unidad de trabajo”. Este ítem fue elegido muchísimo más frecuentemente que las afirmaciones respecto a delegar, planificar, armar equipos, gestión del tiempo o habilidades técnicas. Esta elección también ilustra la distinción más fuerte entre los dos grupos. Aquellos profesionales que habían sido no elegidos para ser promovidos daban mucho menos importancia al comportamiento responsable.

Que es el comportamiento responsable?

Algunos podrían pensar que ser responsable (responsible) es lo mismo que ser el responsable (accountable). Pero mi investigación sugiere que son dos mentalidades bastante distintas. Ser el responsable significa que debe responder y estar dispuesto a aceptar los resultados de un proyecto o una actividad. Pero responsabilidad va mucho más allá de esto. Es la mentalidad que hace decir “Yo soy la persona que debe hacer que esto ocurra”, sea que esto emane de sus creencias o le es requerido por su trabajo o que exista alguna fuerza social que le impulse a esta obligación.

El líder responsable muestra este comportamiento en múltiples direcciones. Esto influencia como el líder se comporta con sus subordinados, pero es igualmente fuerte en la relación con su jefe inmediato y con otras áreas en su organización. Finalmente, incluye un conjunto global de valores y actitudes.

Con los subordinados.

  • Con los subordinados, los líderes manifiestan la calidad de su comportamiento responsable por medio de la disposición de tomar las riendas y no rehuir de las decisiones. Significa el renunciar a ser “uno del grupo” y en su lugar aceptar el rol de líder. A modo de ejemplo, pude observar como un decano recién nombrado en una universidad falló por esta razón. El siguió juntándose con el mismo grupo de la facultad conversando chismes y rumores. Nada en su rutina diaria parecía haber cambiado. Él se resistió a la responsabilidad que definía su nuevo rol.
  • Responsabilidad significa estar en la cima de los problemas y no asumir que alguien más los va a tomar.
  • Significa tener una visión basada en resultados de la función del líder. No importa que tan grande usted sea, su efectividad es en última instancia definida por los resultados que su equipo produce. El líder responsable garantiza que el grupo se mueva en forma exitosa por los resultados.

Con las Jefaturas

  • Un líder responsable acepta las críticas por los errores. Toma medidas para solucionar los problemas y hace las paces con aquellos que han sido afectados.
  • Actúa como un buffer de las presiones que vienen desde arriba y mantiene a raya solicitudes poco razonables que vengan de otros.
  • Informa a los que están en niveles más altos de los problemas que tenga y de los recursos que necesita

Con otras áreas.

  • El líder responsable se asegura de que las actividades no caigan en vacío en las interacciones entre distintas áreas.

 

La actitud responsable.

Una segunda dimensión del liderazgo responsable no es el comportamiento, sino que involucra el tener una completa actitud de responsabilidad. Se podría argumentar que una actitud responsable se manifiesta a sí mismo en el comportamiento. Sin embargo, una actitud de responsabilidad es también expresada en muchas formas pequeñas. El comportamiento es sutil y matizado, pero también es importante y palpable.

Este comienza con la conexión visceral del líder con la organización. El líder siente orgullo cuando la organización tiene éxito y obviamente se siente dolido durante los periodos difíciles. El vínculo es fuerte. Pero nunca hay una pregunta respecto a cuales son las metas de la organización y las metas personales del líder y como se comparan la una con la otra. Los objetivos personales están siempre subordinados a los objetivos del grupo, y los objetivos del grupo son siempre superados por las cosas que realmente la organización en forma más amplia necesita.

El comportamiento responsable incluye hacer las cosas para las cuales no hay una recompensa inmediata, pero que son para el mejor interés de la organización. Por ejemplo, la mayoría de las empresas no han encontrado una forma eficiente de premiar a los ejecutivos que se toman el tiempo y las energías para desarrollar a los próximos líderes. Afortunadamente, muchos líderes siguen tomando ese rol muy seriamente, a pesar del hecho de que ellos quizás nunca reciban ningún reconocimiento tangible o recompensa por este trabajo.

Donde esta actitud del líder responsable se manifiesta más claramente es con el uso de los recursos de la empresa. El líder responsable usa los recursos con aun más cuidado que si estos fueran de el mismo.

 

La paradoja de la responsabilidad-autoridad

A menudo escuchamos a líderes quejándose de su falta de autoridad. De hecho, la autoridad viene solo después de que el líder demuestre responsabilidad. La autoridad rara vez es simplemente entregada a una persona, sino que es obtenida por medio de un comportamiento responsable. Como escribió Peter Druker “La gestión no tiene poder. La gestión solo tiene responsabilidad”. Creo que el estaban en lo correcto al señalar que los lideres deben mostrar y requerir un comportamiento responsable de ellos mismos y de sus subordinados. Esta es la manera que les permite tener un máximo poder de influencia.

Como pueden ustedes aumentar su propia responsabilidad?. El primer paso es centrarse en el hecho de que usted ya no es el principal responsable de sus propios logros y resultados, sino que de los resultados de su equipo. No es acerca de lo que tú haces, sino que es acerca de lo que tu equipo o tu organización logra. Este es un gran salto para muchos y para su propio perjuicio, muchos nunca logran entenderlo.

Lo siguiente es aceptar la paradoja de la responsabilidad-autoridad. La combinación de un comportamiento responsable propio con una actitud de responsabilidad  le entregara el poder de una poderosa influencia y acelerara su crecimiento en el liderazgo.

Y… que hacemos con cumorah?

La última semana he estado pensando bastante en el tema. El tema comenzó cuando escribí el artículo de las cinco cosas que me gustaban y las cinco cosas que no de la iglesia, aun cuando sabía que causaría algo de escozor por comentar mis pensamientos tan libremente, me sentí sorprendido de que la mayor parte de los comentarios se enfocaran en las cinco cosas que no me gustaban con un mínimo discutiendo los temas que me gustan (y si lo hicieron, era básicamente para criticar que era imposible que me gustaran esos temas…)

Los otros artículos también se fueron algo para el lado obscuro de la fuerza, así que trate de cambiar el rumbo a un tema más interesante, que claro, tiene su propia polémica pero que trate de enfocar a la simple conversación respecto a las palabras de Elder Poelman. Aunque el artículo no se desvió mucho, igual fue un número menor de comentarios que los de “discusion”

Volví a la carga con un tema ya 100% no polémico, el Pan de Vida, y este se hubiese quedado tranquilo con sus lentamente conseguidos 10 comentarios hasta que se pusieron a pelear durante días y días de si locologo era bueno o malo. Por suerte después volvieron al cauce, pero el articulo estaba más o menos muerto hasta que comenzó esa discusión.

Y en llevando el evangelio, de nuevo: lentito lentito, hasta que encuentran alguna cosa en que enfrascarse en discusión…..

No sé qué me pasa, por un lado siento que no tengo mucho tiempo para cuidar el jardín, o por otro lado, quizás simplemente es que me estoy poniendo viejo (horror!) y ya no me llaman tanto la atención las polémicas y discusiones, porque sí, tengo que asumir que el sitio ha tenido ese sello debido a que a mí no me molestaba el poner algún tema polémico a discusión, pero ahora, no se… quizás sea el amor de la bebita, o que tengo la mente en muchos otros lados y proyectos, o como dije, quizás por fin estoy madurando!, ni idea, la cosa es que por primera vez, siento que ustedes discuten más de lo que yo lo hago y eso me está comenzando a pesar.

Que puedo hacer?. Dado que al fin y al cabo acá hay una comunidad, supongo que lo más justo es dejar que la comunidad decida. Primero, debo asumir que no voy a asesinar el sitio, ya le tengo mucho cariño al boliche y sus contertulios y por otro lado, sinceramente creo que hay mucho material muy interesante respecto a temas mormones que simplemente no existen en otros lados. Me alegro mucho de que ya existan varios sitios mormones alternativos a cumorah en los cuales los santos pueden recibir información, pero creo que ninguno llena el espacio “libertario” que existe en este lugar.

Que alternativas he pensado? A la rápida:

1.Congelar el sitio. Es lo más fácil, pero no me gusta, gran parte del “espíritu” de cumorah es ser un sitio muy, pero muy vivo. Congelarlo sería algo triste.
Cambiar el formato a multiblogs. Meterle wordpressbb y dejar que la gente publique sus pensamientos y artículos y que se forme un sitio con múltiples autores y temas. A mí me gusta mucho esa idea, pero también sé que tengo estándares bien altos de publicación y aunque no quisiera, siempre miraría con ojos de editor y me dolería la guata cuando leyera algo aquí que no cumpliera mis “estándares de calidad”….pienso en un artículo respecto a, por ejemplo, las leyendas urbanas de la visita a Jesucristo en Rusia o la mayor pureza que tienen aquellos que nacieron blanquitos en Utah y ya me duele el estómago de nuevo….

2. Cambiar el formato a Foro. Es algo similar al punto anterior, pero “no lo mismo”. En los foros, uno sabe que el que escribe tiene completa responsabilidad, a diferencia de un blog en la cual uno igual dice “es la línea editorial del blog”. Quizás la opción podría ser una mezcla de blog+foro. Así cuando tengo ganas de escribir algo, lo hago como artículo de blog, pero el sitio tiene su vida propia en el foro. Las desventajas son sencillas: Pueden salir con caaaaadaaaaaaa tema (lo cual tampoco es tan malo), y los foros suelen llamar a los trolls mormonhaters, pero eso es de fácil solución simplemente permitiendo varios administradores para que bloqueen a los incultos. Otra desventaja clara, eso sí, es que los foros están muy de capa caída, lo popular ahora es facebus, pero eso para mí tampoco es tan desventaja porque así nos alejamos rapidito de los mormones  de facebus, que tampoco me gustan mucho y la verdad, nunca me ha interesado ser popularsh así que no tengo muchas intenciones de comenzar ahora.

Que otra alternativa se me ocurre?. No sé, continuar así como estamos, con un tema cada una o dos semanas, o que otra persona tome control del blog y yo me jubile, o cualquier otra cosa, no sé, estas son las cosas que al menos yo he estado pensando, y ustedes, comunidad toda, enérgicos posteadores, que se les ocurre podemos hacer con camorrah?

PD: Un favor especial: Eres de los que lee siempre cumorah pero casi nunca hace algun comentario?. Por favor, te pido por una vez que nos aportes con tu opinión de “mayoría silenciosa”

Llevando el evangelio a la humanidad.

Stephen L Richards.
Conferencia General, Abril 1932

Quisiera yo decir algo para promover un mejor entendimiento en la Iglesia. Al hacer esto, mi mayor temor es que yo pueda ser mal entendido. Nunca antes he sentido una mayor necesidad por la ayuda del Espíritu de Nuestro Padre y la fe y simpatía de mis hermanos y hermanas. Ruego con que yo pueda tenerlos.

Como prefacio de las cosas específicas que quiero mencionar, es mi deseo explicar algunos principios fundamentales así como los concibo.

Yo interpreto el evangelio en términos de vida. Fue traído a la humanidad; es nuestro deber llevar a la humanidad al evangelio. Elección, no compulsión es el genio de la filosofía Cristiana. Ridículo y ostracismo frecuentemente llevan a la compulsión. Yo deploro su existencia. Tengo miedo del dogmatismo arrogante. Es una tiranía culpable de mayores estragos sobre la humanidad que el déspota que gobierna varios reinos. Tengo lastima por el desobediente, pero no odio. Ellos de privan a sí mismos de bendiciones. El desobediente se castiga a sí mismo.

Yo creo que la dignidad de la Iglesia debería ser mantenida, y que la pureza de las verdades del evangelio preservadas sin dilución. Pero el hombre, después de todo, es el objeto del trabajo de Dios. “Esta es mi obra y mi gloria, llevar a la inmortalidad y la vida eterna al hombre” La Iglesia es la agencia establecida por Dios para este alto propósito.

Transgresiones que implican desviaciones morales son atroces a la vista de Dios. Estas transgresiones son pecaminosas e involucran las relaciones fundamentales entre Dios y el hombre y entre el hombre y sus compañeros. Los diez mandamientos son una relación completa de los principales pecados. Son la base de la verdadera moralidad – a pesar del modernista en sentido contrario. Ellos no están abrogados por el espíritu de Jesús. “Yo no he venido a destruir la ley”. Esta fue extendida y aplicada en un nuevo espíritu, el amable, misericordioso espíritu del Salvador. Aun algunos de los mayores pecados fueron perdonados por El. “Ve y no peques más” fue su suave reprimenda. La doctrina del arrepentimiento instituida con la garantía y el proceso limpiador del bautismo fue el epítome de este nuevo Evangelio. “Arrepentíos y sed bautizados” era el grito de los primeros discípulos de Cristo. La promesa de un nuevo evangelio era una vida abundante – mayor alegría, mayor amistad, relaciones más finas, paz en la tierra y vida eterna en los cielos.

Cuando el evangelio fue restaurado en esta época todas las cosas buenas y la misericordia de Cristo fue restaurada. La biblia fue aceptada, los diez mandamientos aun eran la ley, pero fue limpiada y reforzada en el espíritu de Jesús, y no en el rígido, implacable, inmisericorde espíritu de aquellos que crucificaron al Salvador. Los poderes del Sacerdocio fueron restaurados, pero con una constitución que define la naturaleza y procedimiento de su divina autoridad de forma tan explícita, tan gentil y misericordiosa, y tan hermosa como si estuviera firmada con la inconfundible firma del Salvador mismo. La esencia de la nueva constitución del Sacerdocio, así como de todo el evangelio restaurado, fue y es la elección sin coerción, persuasión no compulsión, no injusto dominio, solo paciencia, la mansedumbre, bondad y el amor no fingido (sin “estimado hermano”).

Junto al evangelio restaurado vino también un nuevo y más amplio conocimiento y concepción acerca de Dios y el hombre. Una nueva filosofía de la vida surgió. El lugar del hombre en el universo, el comienzo, fin, y propósito de su existencia, fueron mejor entendidas. Algunas leyes nuevas fueron dadas, nuevas ordenanzas y nuevos mandamientos – no nuevos en el sentido de que ellos nunca habían existido antes, si no que nuevos al conocimiento de la gente.

Las revelaciones de Dios que restauraron el evangelio e insuflaron nueva vida y vitalidad en el eran excepcionalmente sencillas y claras, mucho más libres de la ambigüedad y la incertidumbre que entonces estaban en las revelaciones de la biblia hablando en forma general. No obstante, las revelaciones de la nueva dispensación, así como aquellas de la biblia, fueron en el principio y son ahora interpretadas por hombres, y los hombres interpretan a la luz de su experiencia y entendimiento. Un profeta puede recibir y entregar la palabra expresa de Dios en la manera precisa en la que Dios ha elegido expresarse el mismo, pero la aplicación de la palabra de Dios en las vidas de los hombres es dependiente de la sabiduría de los hombres. El Espíritu de Dios influenciara el juicio de un buen hombre y aumentará su sabiduría pero aun la más fina sabiduría del hombre debe ser distinguida de la palabra de Dios. una puede fallar, la otra nunca.

No hay ningún hombre vivo o ha vivido cuyo juicio sea perfecto y no esté sujeto al error. El aceptar la doctrina de la inefabilidad humana es tener una grosera ignorancia del plan divino de la vida humana -la caída, la probación mortal, el arrepentimiento y la elección final. No podría haber elección si hay un conocimiento perfecto, omnisciencia. Nosotros caminamos por la fe en la mortalidad y por fe nosotros ejercemos nuestro albedrío.

La iglesia cree en la nueva y continua revelación y siempre se mantiene a si misma lista para recibir mensajes del Señor. Para esto la gente sostiene al Presidente de la Iglesia en particular y a otros como autoridades generales, como medios por medio de los cuales la palabra de Dios puede ser entregada. Una revelación para nuestro presidente viviente podría ser tan fácilmente aceptada y llegar a ser una parte de nuestras escrituras así como las revelaciones dadas al Profeta Jose.

En la ausencia de comunicaciones directas desde el cielo, de cualquier manera, la Iglesia y su gente debe ser guiada por las revelaciones ya dadas y por la sabiduría y la inspiración de sus líderes. Tengo una gran confianza en la sabiduría de las autoridades que presiden en todos los departamentos del servicio de la Iglesia, primero porque ellos sostiene el Santo Sacerdocio, y segundo, debido a que yo sé que son buenos hombres. Hay virtud en la investidura del sacerdocio. Esta da a los hombres que lo reciben y lo aprecian una mayor concepción de la vida y un altruismo que es como Cristo en carácter. Entrega conocimiento y poder espiritual, y el juicio de un oficial presidente que sostiene el sacerdocio es generalmente un juicio inspirado. Este es el producto de un noble motivo y de una ferviente oración.

En materias del gobierno y la disciplina en la iglesia, el juicio de los oficiales presidentes es obligatorio y controlatorio. En materias de orientación individual a los miembros su consejo es solo de dirección y persuasivo. En la interpretación de las escrituras y doctrinas, ellos son dependientes de su conocimiento, experiencia e inspiración.

Hago este franco reconocimiento de mi propio entendimiento personal de estos principios fundamentales como una premisa para ciertas observaciones y conclusiones que deseo presentar.

Primero, sostengo que es completamente compatible con el genio [o ideas] de la Iglesia el cambiar sus procedimientos e interpretaciones así como hay cambios en el pensamiento, educación y entorno de la gente de tiempo en tiempo y que parecen justificar [estos cambios], siempre que, claro está, no ataquen los conceptos elementales de verdad que se encuentran en la base de nuestro trabajo. Yo no descartaría una práctica meramente debido a que es vieja. De hecho, creo que una de las pruebas de su valor es el test del tiempo. Pero por otro lado, no me gustaría estar aferrado a una práctica o concepción después de que ha pasado ya su utilidad en un mundo nuevo, siempre cambiante y mejor informado

Viejas concepciones e interpretaciones tradicionales deben ser influenciados por recientemente descubiertas evidencias. No al último hecho o cambio en la ley, pero nuestro entendimiento varía con nuestra educación y experiencia. Un hombre ve el significado de una escritura tan claramente y definitiva que el exclama con desprecio la posición de un contendiente, “¿Cómo?, si es tan claro como la nariz de tu cara”, y el otro replica “es una tontería y un desatino” (y estas comenzando tu camino a la apostasía, admin agregaría). Ambos son sinceros, pero quien está en lo correcto?. Cuál es la posición que toma la Iglesia?. Generalmente, yo creo, la Iglesia no toma una posición oficial y no debe hacerlo, en la gran mayoría de los temas de debate. Los hombres tienen el permiso para sostener posiciones individuales y para expresarlos con libertad siempre y cuando no sean sediciosos a las doctrinas básicas, prácticas y organización de la Iglesia. Cuando un hombre pierde su respeto por la Iglesia, por supuesto, ya no tiene el derecho de emplazar o influenciar a la Iglesia.

Yo creo que una proposición generalmente aceptada en nuestra Iglesia es que los derechos de ningún hombre puede verse afectado por las posiciones que él pueda honestamente sostener en referencia al comienzo de la vida en la tierra o la organización del universo (nota del traductor: se refería a la teoría de la evolución y el bigbang, teorías altamente debatidas en los años 30 y rechazadas por muchos religiosos, tanto dentro como fuera de la iglesia), o los procesos empleados en la realización de los milagros de la biblia. Personalmente, yo encuentro más paz de mente y comodidad en lo que puede ser visto como una más bien floja disposición para tratar de no explicar aquellas cosas que parecen ser materias inexplicables. Pero si alguien sostiene posiciones y obtiene satisfacción de estas, yo digo que se les deje tenerlas, y por mi lado yo no abusaría de ellos por esto.

Yo si pienso, en todo caso, que para una persona que tenga real afecto por la iglesia y preocupación por sus miembros nunca va a instar por posiciones que puedan tender a socavar la fe de sus miembros, particularmente de los jóvenes, en los temas fundamentales. Me arrepiento profundamente de que existan, en alguna de nuestras escuelas, profesores y maestros que toman ventaja de sus posiciones para proyectar sus teorías sobre las jóvenes, inmaduras mentes, en total desprecio de los efectos sobre la fe religiosa de estos estudiantes, y en algunos caso yo temo que con maligna intención de destruirla. Los contribuidores de impuestos y los directores de las instituciones públicas tienen una justa causa de reclamar por estas instancias, siendo que sin ser la función de las escuelas públicas de enseñar religión, de seguro no tienen la autorización para asesinarla.

Otro aspecto del cambiante proceso que es necesario para ir adelante en una institución viva y vital como lo es la Iglesia, se refiere a la modificación de las formas y procedimientos. Soy afortunado de decir que nosotros no tenemos un gran conjunto de formas y rituales. La gran elasticidad de las oraciones, ceremonias y procedimientos es para mí evidencia adicional de la adaptabilidad de nuestra religión a las necesidades humanas, y por tanto de su divinidad. Algunos cambios importantes han sido hechos en los últimos años (1934). En algunas instancias estos han sido considerados perturbadores para algunos miembros de la Iglesia. Estoy seguro que la preocupación y la alarma que se ha creado ha sido injustificado. Los críticos han errado al no recordar que los elementos que han sido modificados fueron originalmente interpretados y adaptados por buenos hombres ocupando las mismas posiciones eclesiásticas e investidos con el mismo poder que tienen los buenos hombres que ahora ocupan esas posiciones. Personalmente, yo apruebo mucho los cambios que han sido hechos, y espero y creo que la autoridad que preside dirigirá otros cambios en varias líneas que harán avanzar la causa que representamos. No tengo miedo del cambio: es la madre del crecimiento.

Pero aún más importante que el cambio en la concepción, formas y procedimientos en nuestra iglesia como es en cualquier sociedad, el cambio de actitud. Como debemos sentirnos acerca de estas cosas? Tener más educación, más conocimiento y experiencias más amplias ensanchan nuestras simpatías o las contraen?.

En aplicación a esta pregunta, quisiera mencionar algunas delicadas materias. Las llamo delicadas debido a que corro un gran riesgo de ser mal entendido cuando los discuto. Tomemos por ejemplo el fumar. Hay más o menos tolerancia al uso del tabaco por la iglesia, así como es representado por sus líderes y fiel membresía, que la que había hace 25 o 50 años atrás?. Yo no puedo decirlo. No tengo manera de saberlo. Nosotros pensamos que es malo y hemos hablado fuertemente contra esto. Los hombres a menudo interpretan que la Palabra de Sabiduría como un mandamiento contra esto e invierten en la práctica del fumar con el estigma de un pecado. Yo creo que mi propia predica contra el fumar puede ser entendida de esta manera. Estoy yo en lo correcto? Estamos todos en lo correcto?, No han algunos de nuestra gente errado al distinguir entre la ofensa y el ofensor?.

Yo no quiero decir que yo dude de la sabiduría de la Palabra de Sabiduría. Sé que esta contiene los deseos y dirección de Dios para el cuidado de Sus hijos, y estoy seguro que aquellos que fallan en prestar atención a las enseñanzas de esto perderán bendiciones de gran valor, pero yo no estoy seguro de que no hayamos distanciado a muchos de la Iglesia o al menos contribuido a su alejamiento por atribuir a la violación de nuestro estándar de salud, perjudicial como este puede ser, una connotación de bajeza moral y pecaminosa magnitud fuera de proporción con la real gravedad de la ofensa. Quizás yo estoy equivocado, no declaro que mi análisis sea el correcto, pero yo creo que vale la pena obtener su atención.

Estoy seguro que muchos jóvenes se sienten a sí mismos rechazados de la Iglesia en razón al énfasis y lo que parece ser una intolerante actitud de algunos de nosotros que han mostrado al usuario, no al uso, del tabaco. Yo creo que hay alguna gente buena en la Iglesia para quienes el uso del tabaco es tan repugnante y que por eso están tan ofendidos por aquellos que lo usan que pueden realmente desarrollar un sentimiento parecido al odio hacia el fumador. Este estado mental, en mi forma de pensar es deplorable y peligroso – peligroso para el individuo que alberga estos pensamientos debido a que tiene a hacerlo intolerante y fanático, peligroso para el infortunado que sucumbe a una mala práctica la cual instintivamente crea resistencia en el hombre que no le gusta, y peligroso para la iglesia debido a que esta gente se caracteriza con una reputación de intolerancia dogmática que debilita la influencia de la iglesia con sus miembros y en el mundo.

En menor grado la misma actitud es manifestada hacia aquellos que usan te, café y otros brebajes dañinos y hacia aquellos que juegan cartas, pool, billar y algunos otros juegos que han contribuido a malas asociaciones y practicas indeseables. De corazón apruebo el consejo que por largo tiempo ha sido dado por la iglesia respecto a estas materias. Yo creo que esto ha sido ampliamente probado por una larga experiencia. Pero no estoy seguro de acuerdo con la actitud mental y el tratamiento de estos temas que hemos tenido en algunas ocasiones manifestada en la Iglesia. Yo creo que estos temas han sido revestidos no infrecuentemente con una idea de un carácter de decadencia moral el cual ha sido responsable de sentimientos irritados, relaciones tensas y desagradables y una falta de respeto por la autoridad eclesiástica. Esta falta de respeto ha sido la causa subyacente de muchas caídas espirituales, porque nadie puede mantener un verdadero espíritu de Santo del Día Último sin un saludable respeto para con nuestros líderes.

Es difícil para muchos el entender como una diversión tan aparentemente inocente como parecen ser un juego de cartas o una partida de billar, pueden tomar el aspecto de transgresiones morales simplemente por un pronunciamiento iglesia. De hecho, muchos no aceptan tal doctrina, con el resultado de que para ellos todo pronunciamiento de la Iglesia está en desuso, y así ellos se encuentran a sí mismos fuera de armonía con la Iglesia y con su liderazgo. Cuando ellos llegan a esa conclusión, su actividad en la iglesia es afectada inmediatamente y su fe comienza a disminuir.

Quizás estoy exagerando. Es difícil para mí llegar a los hechos. He encontrado que la gente se expresa a si mismo más libremente entre ellos que a sus líderes. Yo estoy seguro, de todas formas, que hay suficiente verdad en esto para que lo tomemos en consideración.

Ahora alguien puede naturalmente preguntar “Y que vas a hacer respecto a esto?. Si la situación es así como lo está representando, debería abandonar la campaña contra el fumar cigarros, beber te o café y saltarse el consejo en contra de jugar naipes, pool o billar?. Mi respuesta es “No, ciertamente no”. La iglesia está muy muy interesada en la salvación temporal de sus miembros como para dejar pasar estos temas. Pero me gustaría proteger la campaña y el consejo con salvaguardias que yo pienso a menudo han fallado.

Me gustaría que la iglesia continuara diciendo a sus jóvenes: “Chicos y chicas, no fumen. Si ustedes lo hacen harán un gran daño a sí mismo. Sus cuerpos son tabernáculos de sus espíritus. No pueden ustedes tomar un veneno dentro de sus cuerpos a sabiendas de que lo debilitan y haciendo afrenta a su Dios, el cual es el padre de sus espíritus. Así que se harán daño a ustedes mismos tanto física como espiritualmente. Dañan sus posibilidades de tener éxito en la vida. Comenten un error económico. Gastan en algo que es más malo que útil. Debilitan su fibra moral y disminuyen su poder de resistencia. Se transforman en esclavos de un habito, no son libres. Ponen en riesgo sus mejores y más seguros compañeros. Entristecen a sus padres, a quienes deben su vida y oportunidades. Son desagradecidos. Se ponen a sí mismos fuera de armonía y del consejo de aquellos que les aman más – sus padres, su iglesia y sus líderes.

Estas cosas ustedes hacen cuando fuman. Pero, queridos jóvenes, no piensen que su iglesia les negaran. Su iglesia simpatiza con ustedes en su debilidad. Reconoce el coraje y la resistencia que ustedes requieren para suportar las tremendas tentaciones a las cuales están sujetos – la apariencia brillante y seductora de la publicidad, la universalidad de su práctica, al ridículo que deben soportar al enfrentarse casi solos. Su iglesia les entiende, chicos y chicas, y quiere poder ayudarles. Les invita a venir a su escuela dominical, a sus mutuales, a su sacramental y a otras reuniones, para tomar parte en sus actividades y compartir en su espíritu. No se queden fuera debido a que sus dedos estén manchados (se refiere a manchadas por tabaco) o su aliento huela. Ustedes aún pueden disfrutar la hermandad en la Iglesia. Se han privado a sí mismos de algunas bendiciones personales, pero aun las pueden recuperar y cuando ustedes lo hagan serán de hecho felices. Todos necesitamos arrepentirnos de alguna cosa y podemos ayudarnos unos a otros. Recuerden que siempre habrá una bienvenida para ustedes.”

Me gustaría decir algo comparable a aquellos que han sucumbido al habito del té y el café, y para los más viejos me gustaría agregar: “Hermanos y hermanas, sean cuidadoso de su ejemplo. Recuerden que algún niño o niña esta observándote. Sus acciones pueden ser el punto de quiebre en la resistencia de la juventud. Algún día en esta vida o en la vida venidera él podría venir a ti con palabras como estas “Podría haber logrado grandes cosas en la vida. Tenía grandes ambiciones, mis intenciones eran buenas, pero te observe, te seguí y tú me llevaste por un mal camino”. Un reproche como este no sería placentero. Confió en que no le ocurrirá a muchos.

Aun a aquellos que ya están maduros en lamentables hábitos quisiera extender simpatía, profunda simpatía, y pocos son aquellos que no necesitan arrepentimiento o perdón por algún acto hecho por omisión o comisión.

Para el jugador de naipes, de pool o de billar, no podemos entonces decirles? “Queridos amigos, el tiempo es precioso. Las cosas de la vida están hechas de eso. No lo desperdicies. La Iglesia te necesita, el mundo necesita tu habilidad. No desperdicies tus esfuerzos. Necesitas diversión, necesitas recreación, para aumentar el placer de vivir y para recuperar tu fuerza. Permite a tus diversiones ser saludables, no agotando tus fuerzas sino que renovándolas, no esclavizándote a un habito o pasatiempo poco rentable, sino que liberando tus poderes para actividades dignas. Tengan cuidado de los naipes. Por si mismos pueden ser un inocente medio de diversión, pero a menudo se abusa de ellos y son pervertidos en apuestas y en una obsesión que despilfarra el tiempo y la energía. Ustedes pueden pensar que serán moderados, pero puede que no. Sean cuidadosos. Por supuesto, no puedes haber cometido pecado por jugar naipes o un juego de billar, o más que si practicaras un juego de golf o de basquetbol. Usted sabe cuándo están haciendo lo incorrecto al apostar o gastar tiempo. Uno es su propio juez”. La Iglesia no tiene disciplina o castigo para un jugador de naipes como esto. La Iglesia solo entrega una advertencia, basada en una larga observación, de que la practica está acompañada de peligro. No va más allá de eso. Ni la membresía es afectada ni la dignidad negada.

Ahora, algunos pueden ver la posición que yo he tomado como una indebida liberalidad, una retractación de las normas establecidas desde hace tiempo, y una rebaja de nuestros estándares. No tengo ninguna intención de bajar los estándares, solo quiero tener un mejor entendimiento. Cuanta más simpatía y ayuda mutua, mayor será el verdadero espíritu del Evangelio que tengamos, y más nos acercaremos a la actitud del Maestro Jesús que en su ministerio perdono a transgresores aun de los mayores pecados – las mentiras y la falta de castidad. ¿Seremos nosotros intolerantes de aquellos culpables de infracciones a nuestro consejo?.

Quisiera que continuemos en dar énfasis en una buena, sana y limpia forma de vivir, pero no de una manera que oscurezca el objetivo primario de nuestro trabajo, el cual es abrir las puertas del reino celestial a los hijos de nuestro Padre. Nosotros no sabemos cuántos podrán entrar. Esperamos que sean todos. Por mi parte mi deseo es negar la entrada a nadie por debilidades de la carne si el espíritu está dispuesto. Sin embargo yo no creo en indulgencias. Creo que el nuevo y sempiterno convenio es inclusivo de todas las leyes del evangelio y que ninguno puede quebrarlo con impunidad. Todo aquel que haga algo malo en cualquier grado perderá una bendición. Pero Dios es nuestro juez y así como yo espero misericordia, yo quiero darla.

He estado lleno de temor cuando he entregado estas palabras, temiendo de que pudiera ser mal entendido, pero mi resolución ha sido fortalecida por mi convicción de que mi corazón y propósito era correcto. Yo creo que no necesito explicar más mi lealtad y amor por esta causa a los hermanos y hermanas aquí presentes. He dado mi humilde testimonio a toda la Iglesia durante muchos años. Yo creo que ustedes saben que yo sé que este es el trabajo de Dios y que Jose Smith es su profeta y que el sacerdocio gobernante es ahora sostenido por sus dignos sucesores.

He dicho todas estas cosas debido a que temo del dictatorial dogmatismo, rigidez de procedimiento e intolerancia aún más de lo que temo de los cigarrillos, naipes y otras cosas que el adversario podría usar para anular la fe y matar la religión. El fanatismo y la intolerancia han sido enemigos mortales de la religión verdadera en el pasado. Lo han hecho prohibiendo, silenciando en las frías y grises paredes de los monasterios y conventos, fuera de la luz del sol y de la fragancia del mundo en crecimiento. Se han vestido de negro y después de blanco, cuando la verdad no es ni blanco o negro, al igual que la vida es más que blanco y negro, la religión es abundante de vida, que brilla intensamente de vida, con todas sus sombras, colores y matices, así como los hijos de los hombres reflejan en los patrones de su vida el resplandor del Espíritu Santo en diversos grados.

Ruego para que los hombres puedan entender a Dios y a la Iglesia, y ruego para que la Iglesia pueda entender a los hombres y la naturaleza humana. Con tales entendimientos veremos que tendremos amor y simpatía. Verdad y amor salvaran el mundo. Podamos tener siempre nuestra porción de ellos. Imploro humildemente en el nombre de Jesucristo, amen.

Pan de vida

Cuando Jesús da el sermón del Pan de vida, tal como está relatado en Juan 6, el enseña que él es el verdadero Pan de Dios que descendió del cielo y da vida al mundo (Juan 6:33) y que aquel que va a el “nunca tendrá hambre”. La mayor parte de las enseñanzas relacionadas hablan de que Jesús da (y es en sí mismo) el alimento eterno, a semejanza de lo que fue el mana para los hebreos y como lo es el pan en la santa cena, cuando tomamos su nombre sobre nosotros.

Sin embargo ni los discípulos entendieron bien el significado de las palabras de Jesús en su momento, y muy posiblemente nosotros no entendamos tampoco tan bien el significado más profundo que tiene este símbolo del Salvador.

Hace unos meses me encontraba mirando una charla TED que era sobre “El arte y la artesanía del Pan” en la cual un maestro panadero y autor de libros de cocina hablaba acerca del arte y en cierta forma la teología del Pan… y mis ojos fueron abiertos.

Les recomiendo ver el video para que puedan notar cosas que quizás no habían notado antes, por ejemplo: la muerte, vida y resurrección del pan….

Más comentarios, los pondré despues de “leer más” para que no tengan tanto spoiler en este artículo de portada.

PD: El video esta con subtitulos, pero al parecer no se ven al menos en firefox. Si no se ve en su navegador prueben en Chrome.

Continue reading »