La Ley de Castidad

http://www.sdnbd.org/sdi/issues/agriculture/publications/flower1.jpg(un articulo posteado hace tiempo en cumorah, que nunca deja de tener importancia y urgencia)

Cuando converso con algunos amigos, les comento que en mi opinión una de las grandes fuentes de caida de los santos de los ultimos dias lo constituye la mediocridad santa y la falta a la ley de castidad. El agrega el orgullo, tema con el cual estoy de acuerdo, sin embargo, como un joven me doy cuenta que la gran causa de caida de los jovenes de Sion esta siendo la ley de castidad.

Como misionero regresado, pude ver en muchos hogares los daños que produce la falta de seguimiento de esta ley en la gente del mundo, y entre los miembros de la iglesia. Hogares y matrimonios destruido, odio entre personas que se querían, hijos condenados a vivir fuera de un hogar constituido, frustración, suciedad física y espiritual, falta de valores, etc etc, son pocas las cosas que puedo nombrar que son directamente asociadas a la falta de la ley de castidad.

Inclusive, doctrinalmente para nosotros los santos (aunque igual corre para todo el mundo) el tema es muy sencillo: no existe ninguna posibilidad de entrar al reino de los cielos con las manchas asociadas al romper esta ley. De hecho, las escrituras hablan directamente de que el lugar de los fornicarios e impuros sera directamente el fuego eterno, es decir, el reino telestial. No me cabe duda de que la mayor parte de quienes ganen el telestial hubiesen pensado que eran mejores personas de lo que fueron, sin embargo, seran doblegados por haber roto esta ley.

Podemos mentir, podemos ocultarlo, podemos inclusive dejar de practicarlo, pero ninguna de esas cosas son substitutos del arrepentimiento, la unica forma de ser limpios de este pecado mortal, mortal por que nos condenara a no lograr la vida eterna.

Me causa tristeza darme cuenta como estan las cosas en Sion. Entre los jovenes de nuestras estacas y barrios se da la imagen de santos, sin embargo, siento que el problema de la castidad, y aun mas, fornicación, esta a flor de piel oculto. En comunidades suds de internet, paginas hechas para compartir entre los santos de los ultimos dias fieles a nuestra fe, me causa una pena enorme el saber que muchos de sus integrantes han caido a propósito en ella y no han dejado el pecado. Al final, a mi me da lo mismo si caen o no caen, es cosa de ustedes, cada uno vive su vida, sin embargo, me causa una gran pena sentir que el relativismo ha llegado a nosotros siendo que muchos parecen minimizar su caída “arrepintiéndose” en forma liviana y simplemente perdiendo toda posibilidad a su galardón celestial. En vez de ser una comunidad cristiana que sigue los principios de la verdad restaurada, aveces no siento una gran diferencia entre nuestras acciones con las del mundo, excepto, que nosotros las ocultamos.

Elder Benson habló al respecto muchas veces, como casi cada presidente de la iglesia. No voy a poner a los duros como JFSmith o SWKimball, por que, quizás seria aun mas fuerte, pero elder Benson es claro, y lo que dice el, es totalmente cierto.

LA LEY DE CASTIDAD
Por Ezra Taft Benson

Discurso pronunciado en la Universidad Brigham Young,
el 13 de octubre de 1987

LO MÁS QUERIDO Y PRECIADO
Queridos hermanos y hermanas, qué gran placer
es contemplar esta congregación. Valoro muchísimo el poder de rectitud
que colectivamente representan.

En esta dispensación, el Señor reiteró el mandamiento
que dio en Sinaí cuando dijo: “…no cometerás
adulterio… ni harás ninguna cosa semejante” (D. y C. 59:6;
cursiva agregada). Desde el principio del mundo, el Señor
ha establecido una clara e inequívoca norma de pureza
sexual. Siempre ha sido así, lo es ahora y lo será siempre.
Esa norma es la ley de castidad, la cual es igual para
todos; es la misma para hombres y mujeres; es la misma
para jóvenes y viejos, y es la misma para ricos y pobres.
En el Libro de Mormón, el profeta Jacob nos dice que el
Señor se deleita en la castidad de Sus hijos (véase Jacob
2:28). ¿Escuchan eso, mis hermanos y hermanas? El Señor
no sólo se siente complacido cuando somos castos; Él se
deleita en la castidad. Mormón le enseñó lo mismo a su
hijo Moroni, cuando escribió que la castidad y la virtud
son “más caro y precioso que todas las cosas” (Moroni 9:9).
Mis queridos hermanos y hermanas, la ley de castidad es
un principio que tiene un significado eterno. No nos
dejemos influir por las muchas voces del mundo.
Debemos escuchar la voz del Señor y luego tomar la
determinación de que nos plantaremos irrevocablemente
en el camino que Él nos ha trazado.

SE RECOGEN LAS CONSECUENCIAS

El mundo ya está comenzando a recoger las consecuencias
del abandono de las normas de moralidad. Sólo como un
ejemplo, hace poco el ministro del Departamento de
Salud Pública de los Estados Unidos advirtió que si no se
encuentra rápidamente una cura para el SIDA, esa
enfermedad se podría convertir en una epidemia mundial
que “empequeñecerá las calamidades médicas anteriores,
tales como la plaga negra [de cólera y bubónica durante la
Edad Media], la viruela y el tifus” (“HHS Chief Says AIDS
Will Dwarf the Plague”, Salt Lake Tribune, 30 de enero de
1987, pág. A–1).
Mientras el mundo busca soluciones para esta
enfermedad, que comenzó principalmente a través de la
tan extendida homosexualidad, la gente busca en todos
lados menos en la ley del Señor. Existen numerosas
agencias, tanto públicas como privadas, que tratan de
combatir el SIDA; tratan de aumentar los fondos para la
investigación; auspician programas de educación e
información; proponen leyes destinadas a proteger al
inocente contra el contagio; establecen programas de
tratamiento para los que ya se encuentren infectados.
Todos ellos son programas necesarios e importantes y
alabamos esos esfuerzos; pero, ¿por qué es que raramente
escuchamos a alguien pedir que se vuelva a la castidad,
suplicar por un cometido a la virtud y a la fidelidad?
Reconozco que la mayoría de las personas caen en el
pecado sexual en un intento por satisfacer las necesidades
humanas básicas. Todos necesitamos sentir que se nos
ama y se nos valora; todos buscamos dicha y felicidad en
nuestra vida. Al saber eso, Satanás muchas veces tienta
con engaños a las personas para que cometan
inmoralidades, utilizando como señuelo las necesidades
básicas de ellas. Él les promete placer, felicidad y plenitud.
Pero eso, por supuesto, es un engaño. Como el autor de
Proverbios dijo: “Mas el que comete adulterio es falto de
entendimiento; corrompe su alma el que tal hace”
(Proverbios 6:32). Samuel el Lamanita enseñó lo mismo
cuando expresó: “…habéis buscado la felicidad cometiendo
iniquidades, lo cual es contrario a la naturaleza de [la]
justicia” (Helamán 13:38). Alma lo dijo en forma más
sencilla: “…la maldad nunca fue felicidad” (Alma 41:10).
No se dejen engañar por las mentiras de Satanás. En la
inmoralidad no existe felicidad perdurable. La dicha no
se encuentra quebrantando la ley de castidad, sino todo
lo contrario; puede ser que por un momento se disfrute
del placer, que parezca que todo es maravilloso; pero,
muy pronto, esa relación se volverá amarga; vienen
entonces la culpabilidad y la vergüenza. Nos da miedo
de que nuestros pecados se descubran; andamos a
hurtadillas, escondiéndonos, mintiendo y engañando; el
amor comienza a morir; la amargura, los celos, la ira y
aún el odio comienzan a surgir. Todos ellos son los
resultados naturales del pecado y de la transgresión.
Por otro lado, al obedecer la ley de castidad y al
mantenernos moralmente puros, experimentaremos las
bendiciones del aumento del amor y de la paz, una mayor
confianza y respeto por nuestro cónyuge, un cometido
más firme del uno por el otro y, por lo tanto, un
significativo y profundo sentimiento de dicha y felicidad.
No debemos permitir que se nos engañe en el sentido de
que se nos haga pensar que esos pecados son
insignificantes o que las consecuencias no son tan
graves. Una de las declaraciones más solemnes acerca de
la falta de castidad es la que Alma dio a su hijo
Coriantón; él le dijo: “¿No sabes tú, hijo mío, que estas
cosas son una abominación a los ojos del Señor; sí, más
abominables que todos los pecados, salvo el derramar
sangre inocente o el negar al Espíritu Santo? (Alma 39:5;
cursiva agregada). Muy pocos de nosotros seremos
alguna vez culpables de asesinato o de pecar en contra
del Espíritu Santo; sin embargo, la ley de castidad se
quebranta con gran frecuencia, aun cuando es tan grave
a los ojos del Señor como esos otros pecados.
Mis queridos hermanos y hermanas, ¿estamos viviendo
de acuerdo con esos pasajes de las Escrituras?
¿Comprendemos claramente la gravedad de los pecados
sexuales? ¿Hacemos hincapié constantemente en las
bendiciones que se reciben al obedecer esa ley? Lo
vuelvo a decir, como lo han hecho todos los profetas
que me antecedieron, que hay sólo una norma de virtud
y castidad, y se espera que todos se adhieran a ella. Lo
que el Señor dice a uno lo dice a todos. “Y debéis
practicar la virtud y la santidad delante de mí
constantemente” (D. y C. 46:33).

SEIS PASOS PARA PREPARARSE Y PREVENIRSE

Hay un antiguo dicho que declara: “Más vale prepararse
y prevenir que reparar y arrepentirse [o sea, ‘más vale
prevenir que curar o lamentar’]. Cuán cierto es eso en
lo que respecta a la ley de castidad. La primera
estrategia de defensa para mantenernos moralmente
puros es prepararnos para resistir la tentación y evitar
caer en el pecado.
Para quienes sean puros y castos, doy seis pasos de
preparación y prevención, pasos que asegurarán que
nunca caerán en esta transgresión:
1. Decidan ser castos ahora. La decisión de ser castos y
virtuosos sólo se debe tomar una vez. Tomen esa
decisión ahora y permitan que sea tan firme y con una
convicción tan profunda que nada la hará vacilar. No
esperen hasta que ambos estén solos en un automóvil
estacionado o en una situación comprometedora para
decidir ser castos. ¡Decídanlo ahora!
2. Controlen sus pensamientos. Nadie cae en la
inmoralidad en un instante. Las primeras semillas de la
inmoralidad se siembran siempre en la mente. Cuando
permitimos que nuestros pensamientos divaguen en el
terreno de lo lascivo e inmoral, hemos dado el primer
paso en el camino que lleva a la inmoralidad.
Especialmente les advierto acerca de las maldades de la
pornografía. Una y otra vez escuchamos a aquellos que
han caído en pecados graves decir que muchas veces el
primer paso que dieron en la senda que los llevó a la
transgresión comenzó con los materiales pornográficos.
El Salvador enseñó que aun cuando un hombre mira a
una mujer para codiciarla, o en otras palabras, cuando
permite que sus pensamientos empiecen a perder el
control, él ya ha cometido adulterio con ella en su
corazón (véase Mateo 5:28, D. y C. 63:16).
3. Oren siempre a fin de recibir el poder para resistir la
tentación. La tentación nos llegará a todos; tomará
diversas formas y se aparecerá disfrazada de muchas
maneras, pero el Señor nos ha dado la clave para
resistirla. Él dijo al profeta José Smith: “Ora siempre para
que salgas triunfante; sí, para que venzas a Satanás y te
libres de las manos de los siervos de Satanás que apoyan
su obra” (D. y C. 10:5). En nuestras oraciones diarias
debemos pedirle al Señor que nos fortalezca
constantemente para resistir las tentaciones, en especial
las que tienen que ver con la ley de castidad.
4. Si están casados, eviten cualquier tipo de coqueteo. En
ocasiones escuchamos que un hombre casado sale a
almorzar con su secretaria o con otras compañeras de
trabajo. Algunas veces las mujeres y los hombres casados
coquetean con personas del sexo opuesto. Esos
encuentros aparentemente inocentes se conciertan o
hacen que la gente pase demasiado tiempo juntos. En
todos los casos, las personas tratan de justificarse
diciendo que son expresiones naturales de amistad; pero
lo que a simple vista parece ser un coqueteo inocente o
una simple diversión con alguien del sexo opuesto puede
muy fácilmente conducir a una relación seria y
finalmente a la infidelidad. Una buena pregunta para
hacernos es la siguiente: ¿Se sentiría feliz mi cónyuge si
supiera lo que estoy haciendo? ¿Se sentiría feliz una
esposa al saber que su marido almuerza a solas con su
secretaria? ¿Se sentiría feliz un marido si viera a su mujer
coquetear o atraer la atención de otro hombre? Mis
queridos hermanos y hermanas, eso es lo que quiso
expresar Pablo cuando dijo: “Absteneos de toda especie
de mal” (1 Tesalonicenses 5:22).
5. Si están casados, eviten en lo posible estar a solas con
personas del sexo opuesto. Muchas de las tragedias de la
inmoralidad comienzan cuando un hombre y una mujer
están a solas en el lugar de trabajo, en la Iglesia o al ir en
un automóvil. Al principio quizás no exista la menor
intención de pecar, ni de pensar en el pecado, pero las
circunstancias proporcionan un campo propicio para la
tentación. Una cosa lleva a la otra y muy pronto se
puede producir la tragedia. Es mucho más fácil evitar ese
tipo de circunstancias desde el principio para que así la
tentación no tenga oportunidad de fomentarse.
6. Los que estén solteros pero que estén saliendo con personas
del sexo opuesto, planeen actividades positivas y constructivas
para que de esa forma no se queden sin nada más que hacer
que demostrarse afecto físico. Nuevamente, éste es el
principio de llenar nuestra vida con lo positivo para que
lo negativo no tenga oportunidad de prosperar. Cuando
los jóvenes se quedan a solas por largo tiempo sin haber
planeado actividades específicas, a menudo comienzan a
acariciarse y a besuquearse para pasar el tiempo.

LOS CINCO PASOS PARA REPARAR Y ARREPENTIRSE

Pero me doy cuenta de que hay algunos, aun al alcance de
mi voz, para quienes este consejo de preparar y prevenir ha
llegado demasiado tarde. Es posible que ya estén
involucrados en un grave pecado. Si es así, ahora no tienen
más remedio que reparar su vida y arrepentirse de sus
pecados. A ustedes les sugiero cinco cosas importantes que
podrían hacer para regresar a un estado de pureza moral.
1. Aléjense inmediatamente de cualquier situación que sea la
causante de sus pecados o que pueda ser la causa de que
lleguen a cometerlos. Cuando José de Egipto fue atrapado
por la esposa de Potifar a solas en su casa, hubiera sido
fácil para José buscar una excusa para disculparse;
después de todo, él no la había alentado; después de
todo, él era su siervo; después de todo, la lastimaría
emocionalmente si la rechazaba. Si José se hubiera
quedado allí y hubiera comenzado a buscar una excusa
racional, hubiera caído fácilmente. En la forma en que
reaccionó se encuentra una gran lección. Las Escrituras
dicen: “…él dejó su ropa en las manos de ella, y huyó y
salió” (Génesis 39:12; cursiva agregada). Él huyó y salió.
Mis queridos hermanos y hermanas, si en este momento
se encuentran en una situación en que su pureza moral
esté o podría estar en peligro, sigan el ejemplo de José:
huyan y salgan. No pueden permanecer en el pecado y
esperar tener éxito en el arrepentimiento.
2. Rueguen al Señor que les dé el poder para vencer. Una de
las estrategias más eficaces que Satanás utiliza con
aquellos a los que ha atrapado en el pecado es la de
susurrarles en el oído que no son dignos de orar. Él les
dirá que nuestro Padre Celestial se encuentra tan
disgustado con ustedes que no desea escuchar sus
oraciones. Eso es mentira; él lo dice para engañarnos. El
poder del pecado es grande. Si hemos de librarnos de él,
especialmente de los pecados graves, tendremos que
tener un poder más grande que el propio. Nadie está más
dispuesto a ayudarles a huir del pecado que nuestro
Padre Celestial. Acérquense a Él; reconozcan su pecado;
confiesen su vergüenza y su culpa y después ruéguenle
que les ayude. Él tiene el poder de ayudarlos a triunfar.
3. Permitan que los líderes del sacerdocio les ayuden a resolver
las transgresiones y a volver a estar en comunión con el Señor.
Algunos pecados son tan graves que ponen en peligro
nuestra posición en la Iglesia. Los pecados sexuales se
encuentran entre los de esa gravedad (véase D. y C. 42:24).
El pleno arrepentimiento de esos pecados requiere que no
solamente confesemos nuestros pecados y los resolvamos
con el Señor, sino que también lo hagamos con la Iglesia.
Eso se hace por medio de los líderes apropiados del
sacerdocio. Los obispos y los presidentes de estaca han sido
llamados por revelación para prestar servicio como
vigilantes y jueces en Israel. En tanto que sólo el Señor
puede perdonar los pecados, los líderes del sacerdocio
tienen una función vital en el proceso del arrepentimiento.
Aun cuando se nos suspendan nuestros derechos de
miembro o se nos excomulgue, ése es el primer paso en el
proceso del arrepentimiento y cuanto más pronto
comience, más pronto encontraremos la dulce paz y el
regocijo que se recibe mediante el milagro del perdón.
4. Beban de la fuente divina y llenen su vida con los
beneficiosos manantiales de la fortaleza o poder espiritual.
No es suficiente tratar sencillamente de resistir la maldad
o de quitar el pecado de nuestra vida; tenemos que
llenarla con rectitud; debemos participar en actividades
que nos brinden poder espiritual. Me refiero a las
actividades tales como el sumergirnos en el estudio de
las Escrituras. Cuando leemos y estudiamos las Escrituras
diariamente, recibimos en nuestra vida un poder que no
se encuentra de ninguna otra forma. La oración diaria es
otra fuente de gran poder. El ayunar para recibir fortaleza
o bendiciones especiales puede fortalecernos más allá de
nuestra capacidad normal. El servicio cristiano, la
asistencia a la Iglesia, el servicio en el reino: todo ello se
acumula en nuestro depósito de fortaleza y poder.
Debemos hacer más que simplemente quitar las malas
influencias de nuestra vida; debemos reemplazarlas con
actividades rectas y llenarnos de la fortaleza y la
determinación necesaria para vivir como debemos.
5. Recuerden que por medio del arrepentimiento apropiado
pueden volver a ser puros nuevamente. Moroni enseñó que
“…la desesperación viene por causa de la iniquidad”
(Moroni 10:22). Quienes se hallen atrapados en la
inmoralidad tal vez estén experimentando los
devastadores efectos de la desesperación; pero hay una
alternativa. Para los que paguen el precio que requiere
un verdadero arrepentimiento, la promesa es segura:
pueden ser puros nuevamente; la desesperación se puede
quitar; la dulce paz del perdón llenará su vida.

EL ENCONTRAR LA DICHA

Las palabras del Señor por medio de Isaías son infalibles:
“Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si
vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve
serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí,
vendrán a ser como blanca lana” (Isaías 1:18).
Y en esta dispensación, el Señor habló con igual claridad
cuando dijo: “He aquí, quien se ha arrepentido de sus
pecados es perdonado; y yo, el Señor, no los recuerdo
más” (D. y C. 58:42).
Como lo dije anteriormente, cuando se trata de la ley de
castidad, es mejor prepararse y prevenir que tener que
reparar y arrepentirse.
Mis queridos hermanos y hermanas en el Evangelio, lo
único que desea nuestro Padre Celestial es que seamos
felices. Él sólo nos dice aquello que nos brindará la
dicha; y uno de los principios más seguros que Dios nos
ha dado para lograrla es la ley de castidad.
De todo corazón ruego que de la manera más solemne
consideren las dichosas consecuencias que se obtienen al
guardar esta ley y las consecuencias trágicas que resultan
al quebrantarla. Y lo hago en el nombre de nuestro

Salvador Jesucristo. Amén.

No Responses

Write a Comment»
  1. 1

    creo que a veces como lideres fallamos en hacer incapie en estas cosas a los jóvenes y como la corriente y la influencia del mundo es fuerte en lo uqe a ley de castidad respecta nosotros debeirmaos ser igual de fuertes en las advertencias,,,recuerdo cuando jóven haber leido un discurso del presidente Kimball que se llama “amor versus lujuria” ( si alguien lo quiere lo tengo digitalizado). a lso jovenes le he habaldo de se discurso..y quedan atonitos..pero enmendan sus rumbo…y cro uqe parte del probela como lo dijo el admin..en un parrafo es el quedar indiferentes y aceptar muchas cosas sr permisibles…en un barrio de mi estaca me sorprndio ver que el obispo autorizaba y dba permiso pra que los jovencitos y las jovenitas…tuvieran actividades juntos de amanecidas en algun hogar…pasaron algunoas coas pero por suerte no ley de castidad..pero no debemos arriesgar a nuestros jovenes no ponerlos en el precipicio sino al contrario sacarlos a¿de ahi para que no caigan…siempre recuerdo una frase del presidente kimball tb uqe decia….” si me roban algun objeto lo puedo recuperar, si me matan resucitare..pero sip iwerdo la ley de castidad..nunca mas por las eternidades la recuperaré

  2. 2

    Buen Articulo,
    La castidad esta 100% relacionada con la felicidad

  3. 3

    Siento que para los jovenes de ahora es aún más difícil mantenerse puros. La castidad es un tema “pasado de moda” para el mundo. Conocen a Paris Hilton?? Ella dijo algo así como, que la virginidad no era una opción, sino un tipo de ignorancia (aclaro, no veo el programa de ella, salió en las noticias cortas que dan en la TV del Metro) Y en general es la manera de pensar del mundo al respecto.
    Quizás por eso se trate tan livianamente el tema entre los jóvenes, porque prefieren evitar las burlas y comentarios de sus compañeros o “amigos” del mundo… prefieren ceder…
    Debemos fortalecer aún más en nuestros jóvenes la importancia de vivir la ley de castidad, como el último comentario, está relacionada 100% a la felicidad, el faltar a esta ley trae una carga que durará toooda la vida.

  4. 4

    Qué punto… Castidad!!!… he visto casos muy cerca mío de jovenes que no han podido cumplir sus sueños y metas por haber quebrantado la ley de castidad. Creo que para mi la edad más crucial fue a los 18 años, durante ese tiempo habrán caído sus 4 jóvenes de mi barrio y todos con no miembros, luego de eso siguieron más problemas para ellos y sólo ahora después de 10 años se puede ver un poco de progreso o que sus vidas andan relativamente bien. Yo quiero mucho a cada uno de ellos y a pesar que cometieron su error jamás pero JAMÁS los ápunté ni les dí vuelta la espalda ni los dejé solos…todo lo contrario la amistad se afiató aún más por que ellos me confesaban el dolor que sentían en sus corazones y el arrepentmiento que tenían en él, pero el proceso de arrepentimiento de cuando se quiebra la ley de castidad tiene dos puntos: Con consecuencias (hijos) y sin consecuencias… ésta última pasa más “piola” como se dice, pero más rápido se pilla a un mentiroso que a un ladrón. Cuando quedan hijos de estas relaciones (que la mayoría de ellas solo fue un momento fugaz) los padres se separan cada uno toma su camino como pueden y tratan de vivir felices pero siempre queda algo y ese algo es el que cuesta…para un miembro de la iglesia que realmente se arrepiente, le cuesta y pucha que cuesta, yo creo que la parte más difícil es perdonarse a sí mismo.
    Para aquellos que ocultan su pecado y siguen en la iglesia como si nada, yo me lamento por ellos, saben lo que hacen y no paran… es aún más malo cuando ambos son miembros y participan en cada actividad del JAS y en la iglesia… conozco en estos momentos una pareja asi…. pero nada puedo hacer por ellos, como dice el Adm, es cuestión de ellos y pareciera que no hay anas de arrepentirse… nada puedo hacer con ellos, además, no somos tan amigos como lo fuí con mis amigos de cuando tenía 18, esta pareja es mucho menor que yo….onda de otra generación…:)
    La castidad ha sido siempre el arma más fuerte del diablo desde todos los tiempos no solo ahora nomás, mi profesor de intituto nos dijo que el diablo destruye familias aún antes de formarse una por que le cargan ….otro por que él JAMAS podrá tener su propia familia…. y otra causa, por que sabe y conoce quienes pueden dstruirlo ó aplacar su obra entonces antes que “estas personas” se “emparejen” y traigan esos grandes espiritus del cielo los destruye…
    Por eso se han enfocado en fortalecer a las familias últimamente en la iglesia, seguir unidas y crecer juntos como padres e hijos y al ser fuertes como grupo familiar pueden fortalecer a la obra del Señor.

  5. 5

    Muy buen artículo, fui Obispo hace unos pocos años y en verdad el mayor problema con los jóvenes era la castidad, también vi lamentablemente ese problema en vario misioneros regresados, antes de casarse caer y perder la mira. Nano desearia por favor recibir el mensaje del Presidente Kimball.
    Gracias.

  6. 6

    Estoy casada hce 21 años y con mi esposo nos sellamos en el templo , formamos una familia maravillosa , siempre hemos sido fieles miembros de la iglesia y criamos a nuestros hijos con todos los valores y tradiciones que la iglesia enseña es por eso que fue tremendamente duro cuando nos enteramos que nuestra hija mayor falto a la ley de castidad y quedo embarazada , aun escribiendo estas lineas lloro por lo triste y desepcionante que fue para nosotros asumir esta noticia , tal vez uno piensa que los jovenes del mundo estan mas propensos y que las consecuencias para ellos no son tan duras como para nuestros jovenes . A todos nuestros amados jovenes que leen esto , por favor no sedan a la tentacion , no se expongan a situaciones tentadoras , no hagan sufrir a sus familias , sus lideres , a sus padres que con tanto anelo esperan lo mejor de uds. y por su puesto a nuestro Padre Celestial . Como me duele hasta el dia de hoy lo que paso con nuestra hija , ella siempre fue una niña muy especial , obediente , activa miembro y lider dentro de su grupo , pero con profunda tristeza tubimos que asumir este pecado y ella no pudo graduarse en su ultimo año de seminario y mucho menos recibir su medallon de la mujer virtuosa . Yo se que el camino es largo y creo profundamente en su arrepentimiento y que esa flor que en un momento se marchito volvera a florecer y brillar como antes , pero es mejor no haber faltado nunca a esta ley .

  7. 7

    Hermano ¿que le puedo decir? Usted tiene toda la razón, este problema es más común de lo que nosotros pensamos y lamentablemente se seguiran segando las consecuencias por la desobediencia a esta Ley. Satanás es muy astuto, él sabe que haciendo caer a la gente con estas cosas fácilmente los puede alejar de la presencia de Dios, ya que les hace sentir miserables y que no vale la pena el arrepentimiento. Particularmente en los años que tengo en la Iglesia he visto a más de medio mundo caer en esto y no le es fácil levantarse. Pero lo que más me duele de esto es que muchos miembros de la Iglesia viven como si fueran del mundo, al tener novi@s que no son miembros y por ahi es donde comienza el problema. En algunas ocasiones me he decepcionado de much@s miembros, ya que por fuera son tremendas personas, pero al hacer “un análisis profundo” me doy cuenta que son personas que viven vidas dobles y desastrozas, sin embargo, eso es asunto de ellos. Lo más importante aquí no es cuidarse del adversario, sino de uno mismo. Nosotros pensamos que es un enemigo físico, pero el realidad el peor enemigo es uno mismo sino se toman las precauciones. Cuando yo veo estos casos no juzgo, más bien trato de ayudarles y darles palabras de aliento, ya que ninguno de nosotros (sea el llamamiento que tengamos) estamos excentos de caer…

  8. 8

    recordemos que la ley de castidad encierra muchas cosas, no solo es no tener relaciones fuera del matrimonio, con tan solo tener pensamientos y sentimientos que no van con el espiritu santo en cuanto a morbosidad, sentimientos carnales, la masturbacion, la pornografia y todo lo demas que se desata es incumplir a la ley de castidad.
    solo queda si no luchar fuertemente contra todo ello, que lo quieren hacer ver normal en nuestra sociedad. por eso los padres deben de estar mas alertas que nunca, y ayudar a sus hijos por medio de la comunicacion constante con ellos, y nutrirlos con la buena palabra y orar por ellos para que escogan seguir la voluntad del padre celestial.

  9. 9

    si yo creo que es indiscutible que si tenemos esos pensamientos carnales no podremos estar conviviendo con nuestros demas hermanos, de una manera sana, quizas muchos piensen que aqui nadie sabe nuestros pensamientos , pero tarde o temprano nuestros pensamiento nos traicionan y somos lo que pensamos. y dbemos tener una mente sana…

  10. 10

    Apreciado hermano. Tengo una opinión personal respecto a este tema. Me doy cuenta que de un tiempo a esta parte el mundo está atacando fuertemente la ley de castidad de manera directa o indirecta haciendolo pasar como algo normal y natural. A esto contribuyen personas que tienen cierta influencia en la sociedad. No pretendo ser un mojigato ni tampoco me creo perfecto pero debemos hacer más hincapie en los valores y principios que nos enseñan nuestros lideres y nuestro amado Profeta, tener mas discursos sobre este tema y sus consecuencias y que los obispos entrevisten a los miembros para prevenirlos y cuidarlos

  11. 11

    hno norberto como te lo puedo hacer llegar?…

  12. 12

    Nano a mi tambien porfavor… sromantico@hotmail.com

  13. 13

    O mándaselo al Admin para que lo suba a la página…

    Pero, ese discurso, no está en el manual de Matrimonio eterno??

  14. 14

    a mi tambien mandame ese mensaje a mi correo suito30@hotmail.com
    gracias.

  15. 15

    yo tambien lo quiero por favor cindysud_88@yahoo.com

  16. 16

    no dalila no esta….creo uqe hay extractos ..puede ser pero el discurso no esta en su totalidad…

  17. 17

    Que articulo mas hermoso.
    Al leerlo pude sentir el espiritu.

    Cuidemonos y cuidemos a nuestros jovenes.

  18. 18

    Si no me equivoco ese articulo del Pte Kimball se encuentra completo en el libro ”La Fe precede al Milagro”. Y creo que el admin lo tiene en su biblioteca virtual de cumorah, asi que pueden bajarlo de ahi. Ademas, ese libro no puede faltar en su coleccion. Se los recomiendo.

    Respecto al tema que nos ocupa, si bien la ley de castidad no es un pecado nuevo, en los ultimos dias los ataques del enemigo para destruir la castidad son ahora mayores que antes.

    La pornografia, es desgraciadamente algo que se encuentra practicamenta a cualquier hora en los medios, la TV, internet, radio (vean las liricas del reggaeton, por ejemplo, eso no merece llamarse musica), periodicos, revistas, publicidad, etc.

    Las modas, uno sale a la calle y ve hombres y hasta personas mayores sin camisa, mujeres (jovenes y mayores) y por desgracia hasta niñas con una manera de vestir demasiado inmodesta e indecente diria yo. Creo que el Señor hara responsable a las madres que visten a sus hijas de esa manera desde temprana edad, pues de esa manera les enseñan a despreciar la castidad.

    Mi abuelo cuando nacio era hijo natural (nacido de una pareja sin casarse), lo cual era practicamente un estigma en aquel entonces. E

  19. 19

    …(por un error publique mi comentario sin terminar, aca lo termino)

    Ahora en nuestros dias es comun ver que muchas mujeres queden embarazadas fuera del matrimonio, y por desgracia tambien niñas adolescentes no se escapan de esas consecuencias. Ojo, no estoy diciendo que la mujer tiene la culpa, es obvio que tanto el hombre como la mujer estan mal si van a usar los divinos poderes de la procreacion fuera del matrimonio. Eso va en contra del plan del Señor.

    Desgraciadamente, todos estos ataques contra la castidad no solo afectan a las personas del mundo, sino tambien a nosotros los SUD.

    Y hay muchos otros medios por los cuales el Enemigo se aprovecha para promover e invitar a la inmoralidad e indecencia, tantos que no se pueden enumerar todos.

    Creo que el Discurso del Pte Benson que el Admin posteo en su articulo nos dice claramente como podemos fortalecernos para ser mas castos y puros. Y tambien se pueden buscar otras fuentes donde podamos encontrar mas info al respecto, como el Articulo del Pte Kimball antes mencionado.

    Saludos.

  20. 20

    Una vez comentó un hermano mayor lo siguiente: “Antes le era mas dificil al adversario entrar a nuestros hogares.. hoy ya está instalado en la mayoría de estos sino y nuestros jóvenes ( y aun nosotros mismos) estan en un gran riesgo aun dentro de las paredes de su propia casa.. nosotros los de nuestra generación no teníamos Tv por cable, SKY, DirecTv, Dish etc.. no teniamos internet o telefonos celulares que si bien estos adelantos son una gran herramienta que nos ayuda en nuestra vida cotidiana tambien son una herramienta que el adversario ha utilizado para penetrar la trinchera que era nuestro hogar y destruirnos desde dentro de nuestros propios hogares, antes en las familias unidas el peligro estaba afuera y mientras nuestros hijos estaban en casa estaban seguros hoy ni aun en casa lo estan tanto”… este hermano comentó una experiencia de un niño de 6 años, familiar suyo, que prendió la computadora de su casa, el pequeño quería entrar a la página web de un canal para niños solamente que tecleó mal la dirección, le puso una letra de mas y en la pantalla de su pc en lugar de aparecer caricaturas apareció una página pornografica el niño estuvo expuesto por unos minutos a la inmundicia perversa de gentes que con toda intención crearon una página pornográfica con un nombre similar a la de una página infantil con toda la intención de que los infantes accedieran a esta, afortunadamente los padres de ese nene se dieron cuenta sinembargo fueron aproximadamente 3-4 minutos los que este niño quedó expuesto… aun en su propio hogar. El mensaje era tengamos cuidado con lo que nuestros hijos ( y aun nosotros mismos ) ven, escuchan o leen aun en las paredes de nuestro propio hogar también ya que ello puede llevarlos ( y llevarnos ) a transgredir la ley de castidad.

  21. 21

    Hay programas gratuitos de filtro de Internet, que podemos instalar en nuestros computadores para controlar lo que nuestros hijos ven.

    http://www.microsoft.com/spain/protect/products/family/default.mspx

    También se aconseja:

    – Tener el computador en un lugar visible para todos, nunca en la habitación del niño
    – No tener cámaras web
    – Controlar el tiempo que nuestros hijos pasan en el computador. Debemos fomentar más la lectura, juegos didácticos y deportes
    – Conversar con nuestros hijos respecto a los riesgos del Internet, especialmente, el de tener contactos en messenger, facebook, etc de personas desconocidas.
    – Bloquear los chats (este aporte es mio, lo anterior lo escuché en un programa de reportajes respecto a los riesgos de Internet)
    – Pasar mas tiempo con nuestros pequeños y conversar siempre con ellos. A veces los padres los dejan en el PC para descansar y despreocuparse de ellos. Si siempre hablamos con ellos, no sentirán la necesidad de buscar respuestas a sus inquietudes en Internet.

    Y el discurso del Pdte Kimball si está completo en el libro que JDA menciona. Está muy bueno el discurso, muy claro.

  22. 22

    Yo tambien deseo el mensaje por favor. Mu buen articulo y que profunda reflexion como esposos, padres e hijos.

  23. 23

    La ley de castidad no solo es tener relaciones sexuales, tambien el besuqueo o besos apasionados y caricias indecorosas son parte de esta ley

  24. 24

    La ley de castidad incluye el besuqueo o besos apasionados y caricias indecorosas.

  25. 25

    La ley de castidad incluye los besos apasionados o besuqueo y las caricias indecorosas

  26. 26

    hno. Nano envielo por favor a eguevara@fincyt.gob.pe

  27. 27

    ya po, unreal…

  28. 28

    Nano a mi tambien mandamelo por favor, me interesa porque tengo 4 hijos y la mayoria de ellos ya estan en edad de casarse, por favor, mi correo es
    leety_zamaora@hotmail.com

  29. 29

    QUE TAL HNOS TAMBIEN QUISIERA ESE ARTICULO POR FAVOR NANO MI CORREO ES eldermariscal@yahoo.com.mx PUES ESTOY APUNTO DE CASARME POR FAVOR ENVIEMELO GRACIAS

  30. 30

    la ley de castidad , es una ley sagrada , no es una barrera ,al contrario , una demostracion de amor de nuestro padre celestial

  31. 31

    nano mandeme el discurso del presidente kimbal por fa , mi correo es eerikaa11@hotmail .com

  32. 32

    Solicito envío

  33. 33

    Una pregunta que me hicieron y no supe que contestar:
    Una persona casada, ya con hijos, si se ha masturbado aunque sea en una sola ocasion, aun asi debe confesarlo ante el obispo? o solo basta con confesarselo al Señor en oracion? La mayoria de la informacion que hay sobre la masturbacion es para los jovenes, a parte que dice quienes practican frecuentemente, eso habla de un vicio o de masturbarse seguido, mas no de un resbalon y ya. La verdad carezco de informacion al respecto y este hno que me pregunto esto me supongo es por que lo hizo y se siente arrepentido.
    Agradezco sus sinceras respuestas…saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.