Salamandra 2 – Los documentos

Continuando con este salamandrico tema, un articulo copypasteado (mas algunas correcciones gramaticales) desde MundoLDS.blogspot.com en la cual se trata el tema desde un punto de vista SUD y se hace una relacion de todos los documentos problematicos adquiridos (por compra o donacion) por la Iglesia y que habian sido publicadas por esta, principalmente en la Ensign (no recuerdo si aparecieron tambien en la Liahona, voy a revisar y les cuento).

Nota aparte: Si el administrador de mundolds nos lee, un comentario: Tu pagina es muy buena, tiene muchos documentos interesantes, solo que, podrias por favor desactivar todas esas cosas en Flash que tienes (sobre todo la nieve). Enserio, siempre quiero meterme a ver que tienes de nuevo pero dos de cada tres veces hace que se me pegue firefox o simplemente se me caiga por culpa de flash.

Gordon B. Hinckley, Mark Hoffman y la Carta Salamandra.

Como resultado de la confesión del asesino convicto y falsificador Mark William Hofmann, numerosos documentos históricos han sido declarados falsos. Los anuncios y los textos de algunos de estos documentos fueron publicados en periódicos de la Iglesia, y los documentos se han utilizado de buena fe desde 1980 en los manuales y han sido marco de debates entre los líderes, maestros y miembros de la Iglesia. Los siguientes documentos y sus contenidos fraudulentos no deben ser utilizados, a pesar de que puede haber aparecido en anteriores publicaciones de la Iglesia [tras su aparición]:

  • 1. La transcripción de Charles Anthon, supuestamente copiando caracteres egipcios reformados por José Smith del Libro de Mormón, de las planchas de Oro en 1828. (Aparecido en Ensign, Jun. 1980, Dec. 1983.)
  • 2. La bendición de José Smith III, falsamente representada como la bendición patrialcal dado por el profeta José Smith el 17 de enero de 1844 a su hijo, José Smith III, en el sentido de que este hijo seria designado como su sucesor. (Aparecido en Ensign, Mayo 1981.)
  • 3. La carta de Lucy Mack Smith, el 23 de enero de 1829, falsamente escrita por la madre de José Smith. Presenta detalles que supuestamente provenían de las 116 páginas del manuscrito perdido del Libro de Mormón, incluyendo la idea de que Ismael, cuyas hijas se casaron con los hijos de Lehi y Sariah, era el hermano de Saríah. (Aparecido en Ensign, Oct. 1982, Dec. 1983)
  • 4. La carta de Martin Harris, del 13 de enero 1873 a Walter Conrad, supuestamente de puño y letra del hijo de Martin, Martin Harris, Jr., y firmado por Martin Harris, quien habría tenido ochenta y nueve años de edad en ese entonces. Este texto fraudulento reafirma el testimonio de Martin Harris como uno de los Tres Testigos del Libro de Mormón. (Ver Ensign, Nov. 1982, Dec. 1983.)
  • 5. La carta de David Whitmer del 2 de abril 1873 a Walter Conrad, aparentemente escrito por otro de los Tres Testigos del Libro de Mormón, y que de manera fraudulenta reafirma el testimonio de David Whitmer. (Ver Ensign, Dec. 1983.)
  • 6. Dos páginas del manuscrito original del Libro de Mormón, que abarca Helamán 14:20 al 15:12, así como las partes de Mosíah 2:6-7 y 2:17-18, supuestamente escritas por Oliver Cowdery directamente de como José Smith lo dictó de la traducción. (Ver Ensign, Oct. 1983, Dec. 1983.)
  • 7. El contrato de EB Grandin, del 17 de agosto de 1829, falsamente pretendió ser un acuerdo financiero entre la imprenta de Egbert B. Grandin y José Smith para la primera edición del Libro de Mormón. (Ver Ensign, Dec. 1983.)
  • 8. Para “José Smith, Jr.,”, una copia de la firma del profeta en una primera edición del Libro de Mormón. Si bien la firma es una falsificación Mark Hoffman, una carta de José Smith mencionada en el mismo artículo es de otra fuente y se considera auténtica. (Ver Ensign, Setiembre. 1985.)
  • 9. La carta de Martin Harris (popularmente conocida como la Carta de la Salamandra blanca), supuestamente escrita en 1830 por Martin Harris con William W. Phelps. Esta carta contiene una relación ficticia de los problemas encontrados por José Smith al obtener las planchas de oro.
  • 10. La carta Josías Stowell, supuestamente escrita por José Smith en 1825. Contiene información que indica José Smith estaba involucrado en la magia popular. Antes de ser etiquetados de una falsificación, esta carta se creía que era el escrito más antiguo que se conservaba del Profeta.

Mark Hoffman también afirmó estar en el proceso de comprar una colección de escritos de William E. McLellin, uno de los miembros originales del Consejo de los Doce, quien más tarde apostató y perdió su membresía en la Iglesia, pero que nunca se retractó de su testimonio del Libro de Mormón. (Ver Ensign, Feb. 1986.) Aunque los documentos escritos por William E. McLellin pudiesen existir, Hofmann ha confesado que su propia “colección” no era verdadera.

Hofmann fue también la fuente de un rumor ampliamente difundido en relación con una historia temprana de Oliver Cowdery, documento supuestamente en propiedad de la Iglesia. Este documento no existente, falsamente acredita al hermano de José Smith, Alvin, en el papel para obtener las planchas de oro. (Ver Ensign, Dec. 1986; Agosto de 1987)

En agosto de 2010, casi treinta años después de que Hofmann cometiese sus falsificaciones, se descubrió otro documento que resulto ser una de sus obras. Una declaración jurada hecha en 1924 por William Edwards con respecto a su participación en la Masacre de Mountain Meadows cuando tenia quince años de edad. Dos expertos que fueron consultados por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días declararon que el documento es una falsificación. Como se puede ver, los documentos comprados por la Iglesia fueron publicados en la Ensign aún cuando no fueron favorables para la Iglesia y fueron motivo de burla y ataques a la iglesia hasta que se descubrió que eran un fraude.

Gordon B. Hinckley y la Carta de Salamandra

Gordon B. Hinckley, antes de ser el Profeta de la Iglesia, fue de hecho engañado por Mark Hofmann, un distribuidor de documentos que vendió a la Iglesia varios documentos históricos falsificados. La Iglesia compró los documentos cuando le fue asegurado por expertos de que eran auténticos

Gordon B. Hinckley, en ese momento era un apóstol sirviendo en la Primera Presidencia, mientras que el Profeta Spencer W. Kimball, estaba enfermo. El élder Hinckley fue uno de los muchos, incluidos expertos e historiadores en documentos del FBI, que fueron engañados por Hofmann. Algunos de esos documentos ponían en tela de juicio algunas opiniones SUD sobre José Smith y de su rol acercandose mas a las opiniones de los críticos de la Iglesia.

En 1980, el Presidente Hinckley conoció a Mark Hofmann, entonces un estudiante universitario que dijo haber encontrado en una vieja Biblia un papel que parecía ser el manuscrito original en papel con los caracteres copiados por José Smith de las planchas de oro y dados a Martin Harris para su examen por Charles Anthon. Aunque ahora se sabe que era fraudulento, al igual que muchos otros documentos de Hofmann, eran una falsificación convincente.

Poco después, Hofmann afirmó haber encontrado un registro de la bendición de José Smith a su hijo, José Smith III, en la que bendijo al niño a los 11 años de edad para ser el “sucesor en la Presidencia del Sumo Sacerdocio”, lo que algunos interpretaron en el sentido de que el hijo sería el siguiente profeta. Esta carta parece haber reforzado los argumentos de la Iglesia Reorganizada de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (una pequeña iglesia que afirma que los descendientes de José Smith debe ser herederos legítimos al Oficio de Presidente y que rechaza la obra del templo y gran parte de lo que hacen diferente a los Santos de los Últimos Días de los protestantes). La bendición de José Smith III, parecía poner en entredicho las doctrinas SUD de la sucesión de la Presidencia, pero el presidente Hinckley (entonces el élder Hinckley) mantuvo firmemente que estos principios eran revelados y correctos. Como gesto de buena voluntad, aquel documento problemático, en lugar de ser inaccesible o destruido, se le dio públicamente a la Iglesia Reorganizada.

Otros documentos de Hofmann también resultaron ser problemáticos o desfavorables a la Iglesia, pero ninguna más que la famosa Carta de la Salamandra. Elder Hinckley vio este documento el 3 de enero de 1984. Parecía ser una carta de Martin Harris a WW Phelps, que describía cómo José recibió las planchas de oro. Al parecer, contradiciendo el relato oficial SUD de la aparición del ángel Moroni, la carta de Harris señalaba que un espíritu se transfiguro a sí mismo en una salamandra blanca, y sugirió que la magia folckórica y la busqueda de tesoros estaban involucrados en la adquisición de José de las planchas de oro, apoyado fuertemente las denuncias anti-mormonas populares sobre José Smith.

Curiosamente, la carta podría ser interpretada en términos de la cultura estadounidense de la frontera [por su ficción] y por las formas figurativas de su expresión, pero los enemigos de la Iglesia, alegaban que refutaba todo el Libro de Mormón. Esto y la mayor parte de la problemática de otros documentos de Hofmann se hicieron públicos, aunque no necesariamente con gran entusiasmo. El Presidente Hinckley afirma que “No tenemos nada que ocultar” (Sheri L. Dew, La Biografía de Gordon B. Hinckley). El documento era una falsificación, pero parecía ser auténtico. La explicación del Presidente Hinckley que acompañó a la impresión de la carta completa en el Church News (Abril de 1985, el mismo mes que la Iglesia adquirió oficialmente la carta por medio de una donacion) dice: “Nadie, por supuesto, puede estar seguro de que [realmente] Martin Harris escribió el documento. Sin embargo , en este momento aceptamos el juicio del examinador, de que no hay ninguna indicación de que se trate de una falsificación. Esto no excluye la posibilidad de que pudo haber sido hecha en un momento en que la Iglesia tenía muchos enemigos. Es, sin embargo, un interesante documento de esos tiempos “.

El Presidente Hinckley afirmó que la carta no socava la Iglesia o la historia de la Iglesia. Se mantuvo confiado y firme en su postura, a pesar del pesado asalto de los medios de comunicación y de los críticos de la Iglesia. Él dijo que la Iglesia “sobrellevará cada tormenta que golpeé en su contra. Durará más que todos los críticos que se levanten para burlarse de él. Lleva el nombre de Aquel que es, sí, el Señor Jesucristo” (Church News, 30 de junio de 1985). Esas fueron palabras proféticas.

El 15 de octubre de 1985, dos personas mormonas en Salt Lake fueron asesinados por bombas separadas. Al día siguiente, una bomba explotó en el coche de Mark Hofmann, cerca de la sede de la Iglesia mientras él estaba en el vehículo. Hofmann no murio. Hofmann había sido herido por una de sus propias bombas, una bomba destinada a otra persona como parte del plan desesperado de Hofmann para salvar su cuello, para cubrir sus huellas, y seguir perpetrando fraudes. La explosión accidental de la bomba de Hofmann en su coche, resultó ser la clave para revelar la verdad detrás del fraude Hofmann. En febrero de 1986 fue acusado de 28 cargos criminales, incluyendo dos cargos de asesinato. Un amplio trabajo de investigación fue necesaria para establecer el caso contra Hofmann y para demostrar que él había falsificado los documentos. Una de las claves fue un científico forense, al descubrir por una técnica de visualización ultravioleta que ayudó a detectar los indicios de falsificación en el trabajo de Hofmann, que era generalmente demasiado sofisticado para los métodos conocidos previamente aplicados. Once meses después de ser acusado, el caso contra Hofmann se habia transformado en muy fuerte y Hofmann se declaró culpable de asesinato en segundo grado. También se jactó de engañar a líderes de la Iglesia con sus documentos falsos, incluyendo la Carta de Salamandra, la bendición de José Smith III, y la transcripción de Anthon . A Hofmann le hubiera gustado derribar a la Iglesia (mientras hacía un montón de dinero a costa de esta), pero sus planes no llegaron a nada.

El incidente de la Carta de Salamandra fue un episodio trágico y difícil en la historia de la Iglesia y que nos advierte de las longitudes de los enemigos de Cristo y de Su Iglesia en su deseo de destruirla. Tengamos cuidado al tratar de imponer normas no bíblicas a los profetas (como la [supuesta] inhabilidad). La verdad sobre los documentos de Hofmann fue revelada, pero no en la forma demandada por los críticos. No hay ninguna razón para rechazar a Gordon B. Hinckley como profeta del Señor porque permitió a la Iglesia comprar documentos que habían sido falsificados. Josué [Josué 9:3-27] y otros profetas han sido engañados por fraudes menos sofisticados. Si rechazamos a GBH por esta norma, profetas de la Biblia también deberian ser desestimados.

Nota: Un Libro anti-mormón ampliamente difundido, Los Crímenes Mormones [The Mormon Murders], de Steven Naifeh y Gregory White Smith (1988), emplea varias estrategias recordándonos el viejo estilo de lucha contra el antisemitismo. Los autores utilizan las falsificaciones y los asesinatos de Hofmann como punto de partida y continuan los temas estandares y los métodos anti-mormones que se encuentran en obras anteriores similares a esta. Todos los articulos anti-mormones en español asi como en ingles referentes a este tema citan este libro que expone al Mormonismo en términos de riqueza, poder, engaño y miedo del pasado. Para quienes quieren una información detallada de todo este caso y los inventos de este libro pueden leer una critica de este libro en ingles.

PD: Aun quedan uno o dos articulos de esta casi policial serie de la historia de la Iglesia.

No Responses

Write a Comment»
  1. 1

    En lo personal Administrador , muchas Gracias por mostrar estas cosas, que en lo perosnal valoro porque nosotros mostramos toda la verdad siemrpe, y DIOS SE ENCARGA DE DESENMASCARAR a los falsos de entre nosotros.Le agradezco ademas porque si leemos estas cosas, de las cuales es dificil acceder aqui en latinoamerica , salvo por hermanos como ud. que estan alli o han estado en Utah..,decia que si las leemos con el debido espiritu y siempre confiando en esta maravillosa Iglesia y sus Profetas , quienes no tienen porque ser perfectos en todo momento y en todo sentido, y mucho menos somos quienes para exigirlo asi…entonces podremos aprender mucho de estas experiencias que ha pasado la Iglesia…como por ejemplo el grado de sofisticacionen que trabaja o puede trabajar el Adversario,razon por la que ser prudente cada dia mas es necesario en estos ultimos dias.-Buneo Muchas Gracias.

  2. 2

    Admin,

    Gracias por la pega de estar siempre renovando tu sitio con cosas interesantes, algunas simpaticas y otras bastante complejas, hay muchas cosas que he escuchado al paso,..y que en tu sitio las profundizas, y bueno,..la libertad y la sabiduria corresponde a nosotros aceptarlas o no. muito abrigado Brother.

  3. 3

    Lo Felicito Administrador, creo que es muy sano que Los Santos conozcan estos hechos y que reflexionemos al respecto, debemos ser cuidadosos y estar atentos, gracias adm. por ser Ud. quien entregue estos antecedentes ya que representa humildemente, mi mas sinceros respetos y toda la credibilidad por mi parte. Es de valientes el atreverse a publicar este tipo de documentos considerando que es una página abierta y dispuesta para todo tipo de personas, sean miembros o no, activos o inactivos, Mormones o Anti-Mormones. Es bueno y reconfortante saber que esto proviene de sus investigaciones y documentos y no me enteré de esto por otros medios apesar de que ya había llegado parte del material a mis manos desde otras fuentes anti-mormonas.

  4. 4

    Estimado Adm. aprovechando su admirable nobleza, ¿es posible que se refiera en un futuro próximo a los rollos de papiro que compraron José Smith y Los Miembros de La Iglesia al comerciante Michael Chandler, y que dieron origen al Libro de Abraham?, la verdad es que me interesaría saber la opinión de La Iglesia frente a las acusaciones que se hacen respecto de que aquellos rollos, que si bien es cierto que corresponden a escritos antiguos, pero que nada tienen que ver con Abraham y la versión o interpretación a los dibujos que el Prfota José Smith le dá y que según egiptólogos, dichos diagramas solo corresponden a un funeral de un faraon y su proceso de inmortalidad y que estos jeroglificos no eran más que papiros paganos con conjuros e instrucciones de como embalsamar los muertos para el entierro.

    1. 4.1

      Hay un manual de instituto que se llama (si no recuerdo mal) la historia de la iglesia o la algo de la restauración. La tapa es verde y sale la arboleda sagrada. Ahí se habla de este tema y también en el manual de instituto de La Perla de Gran Precio.

      1. 4.1.1

        creo que es La Historia de la Iglesia en la Dispensación del Cumplimiento de los Tiempos, y ciertamente es un manual de Instituto.

    2. 4.2

      Un dia de estos escribo al respecto. Tengo la version del manual de la perla de gran precio y en su tiempo, lei la de Joseph Fielding McConkie (yeap, el hijo!)

      Relax, que es un tema mas para largo, de hecho, uno de los mas “intedezantes” de la iglesia.

  5. 5

    Ahora, tengo una pregunta para Administrador o quien sepa la respuesta: ¿sigue siendo cierto que Martin Harris acudió a Charles Anthon para que tradujera una transcripción de los caracteres de las planchas? Es decir, ¿realmente eso sucedió y queda entendido que el fraude sólo consiste en haber Hoffman falsificado dicha transcripción?

    1. 5.1

      tengo entendido de que la historia es verdadera. Lo que fue falso, fue el documento asociado que mostro Hoffman diciendo que era la transcripcion de Anthon.

      1. 5.1.1

        La verdad es que el relato de Anthon certificando la autenticidad de los carateres me mocionó mucho cuando la escuché, si no recuerdo mal, en seminario por primera vez, porque fue la primera referencia que tuve de un experto teniendo un encuntro con el Libro de Mormón. De hecho, me parece que el propio Anthon rompió el certificado que le expedió a Martin Harris donde hacía constar que eran auténticos símbolos egipcios, cuando supo la procedencia de ellos. Me parece, no recuerdo bien.

        Gracias por la aclaratoria. Información muy completa y bien presentada la de los últimos artículos, por cierto.

        1. Digo los últimos, porque hace tiempo no ojeaba el blog…

  6. 6

    NLG , ese tema que quieres conocer tambien se toca en el sitio de mundoLDS que es de donde el admin como bien menciona extrajo el articulo aqui publicado, y estos temas es mejor tratarlos en sitios de miembros SUD con enorme fortaleza como este, hay muchas informaciones circulando en internet que pregonan que los SUD somos un pueblo engañado y seguimos ciegamente a nuestros lideres como borregos, este y otros sitios demuestran que dentro de la iglesia hay miles de miembros con mucha madurez e intelecto pero sobre todo con un testimonio enorme de la iglesia y estos temas no minimizan el sentimiento de la veracidad del mensaje del evangelio, un lugar como Cumorah es genial para fortalecer a miembros latinos viejos o recien conversos que por otras fuentes se encuentran con estos temas y su liderato local no le sabe dar respuestas, sin embargo lo mas importante es escudriñar personalmente las escrituras y buscar un testimonio propio para no vivir de lamparas ajenas, ese siempre a sido la recomendacion de los profetas, aquel que base su testimonio en un lider corre el riesgo de llevarse un chasco cuando ese lider falle , aqui en este mundo el unico que no fallo es Jesucristo y el permite que aprendamos a travez de las escrituras y los profetas pero no he encontrado una escritura que diga que los profetas son perfectos como Cristo , en ellas solo he leido que ellos testifican de el y exhortan a ser como Cristo es, ciertamente el presidente Hinckley fue engañado por este hombre pero no estuvo solo en esto, los especialistas de la iglesia y asesores tambien fueron engañados(una mas de porque no creo que los del SEI sean tan preparados) pero lo interesante es que este hombre burlo a reconocidas personas en temas de archivos antiguos y sus trabajos incluso se subastaron en fortunas(y estas personas no tienen nada que ver con la iglesia) asi que Hofmann engaño parejo, Hofmann un imitador especializado en mentir y educado seguramente por el padre de las mentiras ya esta pagando sus culpas en prision y un dia le haran otro juicio mas alla de esta vida, la iglesia fue trasparente en el asunto y como se ve jamas oculto el evento, interesante tema que fortalece el testimonio de reconocer que solo el CRISTO es perfecto y nos dejo a su iglesia para ayudarnos por medio de las ordenanzas y programas para ser como el a pesar de que los lideres sean tan humanos e imperfectos como el mas pequeño de nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.