Mantequilla, Pan y Brigham Young

http://profile.ak.facebook.com/object3/1366/61/l28994274704_2023.jpgH.B.Campbell – Historias de Los Tres Nefitas.

Una mañana en el verano de 1865, mi padre había ido a trabajar y mi madre estaba en los quehaceres de la casa. Cerca de las 10 de la mañana un hombre apareció en su puerta. Vestía un traje de lino, una camisa blanca y un sombrero de paja y tenía una blanca y larga barba. Mi madre abrió la puerta y el hombre le pidió algo para comer. Al principio ella se sintió asustada así que lo miró por encima. Su miedo disminuyó y entonces le invitó a entrar. Ella se preguntó por qué una persona como él tendría que venir a una casa tan humilde, ya que la casa era solamente de una habitación con inclinación y el sótano, además de un pequeño pórtico en un lado.

Mi madre le dijo que todo lo que tenía en casa era algo de pan y mantequilla, a lo que él contestó, “Esas son exactamente las cosas que más me gustan.” Mientras mamá preparaba el alimento colocó una cubierta blanca sobre la mesa, y notó que él zurcía un pequeño botón en la manga de su chaqueta. Ella se ofreció a arreglarlo y él comió con entusiasmo el pan y la mantequilla. Al prepararse para marchar, él le agradeció y la bendijo con esta promesa: “Que ella nunca vería el día que estaría sin el pan en su casa.” Al salir, le preguntó donde vivió un determinado hombre. Como él se marchó ella recogió las cosas de la mesa y sacudió el paño y para eso él ya había desaparecido de su vista. Al preguntar a los vecinos, ningún hombre había sido visto con aquella descripción.

Un tiempo después de que esto pasó, Brigham Young pasó por Providence y entonces mi madre le relató el incidente. El le dijo que este era uno de Los Tres Nefitas. La bendición por supuesto que se cumplió, porque ella no estuvo nunca sin el pan, y durante 50 años proporcionó el pan para la reunión sacramental del barrio de Providence. (Los Latidos del Oeste, por Kate B. Carter. Hija de Pioneros de Utah.1941. Vol 3, pg 353.)

traducido por barbipod 🙂

No Responses

Write a Comment»
  1. 1

    wow, este relato esta muy bueno, ojala pudieran seguir poniendo relatos asi, este relato es muy especial, el saber lo que Dios promete se cumple…

  2. 2

    Precioso relato

  3. 3

    Muy bueno, quede con la boca abierta, hermosa experiencia.
    Saludos desde la patagonia austral argentina

  4. 4

    que relato mas enternecedor.
    Muchas gracias

  5. 5

    Muy bueno!

  6. 6

    Bonita historia … 😀

  7. 7

    O ESTA MAL TRADUCIDO O NO ENTENDI ALGUNAS COSAS

  8. 8

    (B).

  9. 9

    ooohh preciosa historiaa 🙂

  10. 10

    en el mes de Abril de 1989, me encontraba sirviendo como misionero, en la Misión San Salvador,El Salvador. Específicamente abriendo área en la Rama El Limón de Soyapango, San Salvador.
    Mi agenda misional estaba totalmente en blanco por que no tenia personas a quien enseñar y en esos días estaba leyendo el libro de 3 Nefi 28:30 ” Y son como los ángeles de Dios; y si ruegan al Padre en el
    nombre de Jesús, pueden manifestarse a cualquier hombre que les parezca conveniente.” Oré de todo corazón y parecía un loco orando en voz alta al padre, solicitando su ayuda…. al día siguiente, salimos con mi compañero y él me preguntó a donde ir y le contesté que no sabía… durante ese día encontramos a muchas personas y una de ellas nos manifestó que desde en la mañana había amanecido con un sentimiento diferente y nos invitó a entrar a la casa y de inmediato le invitamos a bautizarse a lo que nos dijo que no solo él lo haría sino también su esposa. Hermanos los tres nefitas llegaron a mi área. Al fin del mes de mayo bautizamos 9 personas. Estas historias se las conté a mis hijos y ahora que mi hijo esta sirviendo la misión en Rosario-Argentina (2012-2014) también pidió la ministración de ellos y me envió una carta manifestando que el mismo milagro había pasado en su área.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.