Un ducto hacia nosotros mismos

por Orestes E. Díaz Rodríguez

Un país chico que apostó a ser grande resultó vapuleado por un terremoto. Ante el caos las autoridades dudaron, las alarmas se desactivaron, las víctimas quedaron desguarnecidas y la ciudadanía mostró instintos bajos. La humillación dio la vuelta al mundo en 80 segundos propulsada por los titulares online de la prensa internacional.

No se reponían de la tragedia cuando una nueva calamidad apareció en el horizonte. Setecientos mil toneladas de cerro colapsaron sobre los accesos de una mina atrapando en su interior a 33 trabajadores. ¡La herida sin cicatrizar se reabría!

Los que aspiran a ser mejores encuentran oportunidad de demostrarlo aún en las peores circunstancias. El Gobierno de derecha asumió la responsabilidad del rescate de obreros sepultados en el “centro” de la tierra. Agujereó el cerro durante 17 días y obtuvo “pruebas de vida” de las víctimas. Contrató excavadoras sofisticadas. Hizo traer de sitios remotos tecnología de ficción. Repartió aliento y seguridad, comida y sonrisas.

Finalmente introdujo un elevador en un ducto que cavó en la montaña devolviendo a los trabajadores al reino de este mundo. Sin alardes, sin frases pomposas ni hechas. Nunca antes una tragedia fue gestionada con tanto éxito. Mil millones de televidentes siguieron la transmisión ¡en vivo! Washington, Londres y París no daban crédito. ¡El protagonista era un país latinoamericano!

Veinte años atrás, en Guadalajara, la primera Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado era testigo de la sentencia lapidaria de un mandatario que sintetizaba la historia de nuestras frustraciones: “Los latinoamericanos pudiendo ser todo, no hemos sido nada”.

Las cosas han cambiado desde entonces. Un grupo de países regionales viene emitiendo las señales correctas. Eso ocurre cuando la clase política es capaz de dejar a un lado sus diferencias y trabaja por el bien del país, cuando un presidente con amplio respaldo luego de dos mandatos decide que lo adecuado es no “reinterpretar” la Constitución, cuando los líderes se distancian del discurso retórico y polarizador, y apuestan al diálogo.

Leopoldo Zea escribió que América Latina se encuentra en un largo viaje hacia sí misma. Lo que ocurrió en la mina de San José avisa que algunos compatriotas se disponen a finalizarlo. ¡Enhorabuena!
¡Viva Chile!


pd: por cierto cambie la foto por un simpático homenaje en 8bits que encontre en pixfans.com 🙂

No Responses

Write a Comment»
  1. 1

    Conversando con un miembro de la iglesia de mi barrio que es ingeniero en minas y trabaja (o trabajo no lo tengo muy claro) para codelco, me dijo que lo mas increible que el encontraba es haberlos encontrado en un sondaje, me dijo que era lo mismo que tener un hilo de acero de 700mt y darle al blanco a un circulo negro, era casi imposible. Me alegro mucho por los mineros, me acoste como a las 04:00 AM la noche anterior viendo como los rescataban, hace tiempo que no lloraba tanto. Yo creo que la gente no se da cuenta aun lo increible de lo que se hizo. Conversaba en la mañana con mi esposa sobre mi deseo de que ellos puedan monetizar de alguna forma su experiencia, para asi no tener que volver a un trabajo que de a poco les quita la vida. Viva Chile Mierd…….. lo dijo el Presi no yo 😉

  2. 2

    Una labor Excelente, no tengo mas palabras que esas… Amo este pais en el que me toco nacer y vivir… Con su ideosincracia, sus bondades y defectos… pero amo por sobre todas las cosas que a pesar de las dificultades somos capaces de unirnos y salir a delante juntos, espero que esto sirva para fortalecer la equidad social y que los trabajadores de esos que salen cada dia a su trabajo y no saben si podran terminar su jornada sanos y salvo, puedan encontrar mas seguridad al desempeñar sus labores, y apoyo el comentario anterior, que los mineros generen recursos con esta experiencia y dejen para siempre las minas.

    Salu2

  3. 3

    ME encantó, senti que por un momento todos éramos Chilenos, y ese grito de “CHICHICHI LELELE los mineros de CHILE” salia de nosotros y lo sentíamos tmb nuestro. rebasando no solo 700 mts sino miles de km y toda frontera hasta el corazón de un Méxicano que por unos instantes se sintió Chileno (que alguien me pase bien el dato de como es la porra Chilena).

    MArio Sepúlveda fue un héroe y un ejemplo para mí, por muchas cosas que prefiero conservar para mí en ésta ocasión.

    Felicidades hermanos Chilenos jamas, jamás, JAMAS el corazón de éste Mexicano volverá a ver con los mismos ojos a tan grande Pueblo. :woot:

  4. 4

    La verdad que aun estoy impresionada por este gran rescate, mas q pelicula, admiro la valentia de estos hombres de soportar tanto tiempo ahi dentro. A partir de esto seguramente que ellos valoran mas su vida y los detalles pequeños que nos llenan de alegrias y tristezas la vida; creo q todos vemos diferente la vida con el ejemplo de estos hombres.
    Todos en todo el mundo festejamos como ganadores este rescate
    saludos
    Nota.- Como decirle no al presidente? pues el minero boliviano le dijo NO! al presidente Evo Morales. Bien por el!!!! Me encanta jejeje

  5. 5

    desde mis sentimientos y aprendizajes que saco de este acontecimiento es la entereza que existe en el interior de cada hijo de Dios, que sale en los momentos difíciles y extremas, el potencial de ser más de lo que nosotros pensamos, el renacimiento hacia la libertad y la luz que proviene del amor hacia la vida y la familia.
    los primeros 17 días fueron los más ejemplificadores de esta condición.
    no politizemos este momento, no es lo que hizo el gobierno ni el presidente ya que no me cabe duda que si hubiera sido otro presidente, sea cual sea, hubiera hecho lo mismo, este no es el momento de ser comparaciones, como se expresa en el artículo.
    es el momento de celebrar a la vida y el valor que tiene alma humana.

    1. 5.1

      MMM… no estoy de acuerdo… sólo hay que recordar el triste desenlace de aquellos que siguieron el consejo de sus gobernantes cuando estos dijeron que no había peligro de tsunami…
      no sé que hubiera pasado con otro gobernante, creo que independiente de la tendencia política de cada uno, se debe reconocer el esfuerzo de los actuales gobernantes por salvar a los mineros… ellos hicieron lo humanamente posible, lo imposible, sin duda lo hizo Dios, porque todo esto fue un milagro.

  6. 6

    Es difícil ser y exponer racionalidad después de un acontecimiento tan sentimental, pero creo que hacer un par de aclaraciones no quita lo valiente.
    En el texto que narra los acontecimientos se habla del “gobierno de derecha”, cuando la corriente política no tiene nada que ver con el rescate y cualquier ideología política habría actuado de forma similar, aun recuerdo al ministro Golborne (buen hombre) de derecha decir que “no hay esperanza de encontrarlos vivos”, a lo que siguíó una caso revuelta de los familiares, colegas y amigos de los mineros que hizo forzadamente reinterpretar la situación, sin esa PRESION DE FE no se habrían apurado tanto en hacer el sondaje, sin duda que la fe y la gran capacidad de nuestros profesionales de la minería hicieron este hecho posible, los que sondearon y excavaron eran de “distintos colores”, los que salieron de la tierra, también lo eran, lo importante es que más allá de los dividendos políticos y el aprovechamiento de algunos, fuimos capaz de abrazarnos y celebrar.

  7. 7

    Solo puedo decir que admiro en gran manera a Chile incluyendo a sus políticos… también es triste para mi recordar Pasta de Conchos en México.

  8. 8

    Le resulto a piraña… pero los héroes son los mineros.

    Grande Ministro Goldborne, creo que votaría por él…

  9. 9

    entre un montón de cosas me gustaría rescatar:
    1) Lo técnico y profesional que fue todo el proceso. Una vez el Coco Legrand (humoristens chilensis) dijo que los chilenos teniamos el lema de “por qué hacer las cosas bien, si la podemos hacer como la …..”(Zeusco me puede ayudar a completar la oración,jajaja). Pero el asunto es que en este rescate, desde la famosa cápsula, los rescatistas, las ditintas alternativas de planes, etc…..nada se dejó al azar, hubo ensayo y preparación. Aunque lentos, vamos saliendo del subdesarrollo.
    2) Por fin este país está reconociendo mas la mano de Dios, de algo que nos haya servido el remezón de febrero. Desde capitàn a paje se reconoció la intervención divina. Que emocionante era ver a varios mineros y a personal de rescate arrodillados dando las gracias. De hecho lo que más me emocionó, fue escuchar la entrevista posterior que dio Mario Sepúlveda cuando dijo algo como que “abajo” conoció a Dios y al Diablo, pero se aferró Dios, y cuando lo hizo, no tuvo dudas de que lo iba a salvar.

  10. 10

    Viva Chile! jeje… sin duda fue una demostracion de un buen manejo del gobierno, y de como Sí se pueden hacer cosas cuando los intereses estan centrados en el bienestar de la ciudadania. Tal como el Rey Mosíah estaba al servicio de sus semejantes. ¿Cómo sería si el mismo rey Mosíah fuera el Presidente de la Nación? …

  11. 11

    Sin duda la mano de Cristo estuvo detras de todo. Para mi que hayan sido sepultados bajo la tierra, que hayan sido 33, que hayan salido la semana 33 y que hayan sido 70 dias dice mucho: que el Dios del rescate fue Jesucristo mismo.

  12. 12

    Mis felicitaciones al gobierno y pueblo de Chile, lo han dicho muchos y me uno a ellos en que fue una gran muestra de porfesionalismo del gobierno y de solidaridad fde la gente, pero por favor… diganle al presidente de Chile que no le cambie el nombre al presidente de México y si lo va a cambiar… pues que sea por otro jejejeje saludos a todos.

    1. 12.1

      tambien se confundio de nombres en mexico?????
      aun no me puedo explicar como rayos es tan millonario….

  13. 13

    jajajajajaja, eso es como pedirle peras al olmo, Sebastián Piñera es mandado a hacer para equivocarse de nombres, datos, de palabras, etc.

    1. 13.1

      Bueno digo tampoco que me ponga yo a defender al felipillo (el Pres de aca) pero bueno, como diria Andres Lopez (el colombiano) es desmemoriado genetico, saludos.

      1. 13.1.1

        jajajajaja… sé que no tiene nada que ver… pero Andrés López es genial 😀

        1. amen

  14. 14

    Los 33: ¿Únicos atrapados?

    Cada dos días saboreaban dos cucharadas de atún y medio vaso de leche. Pasaron sus primeros diecisiete días con tan solo esa alimentación, atrapados a 700 metros de profundidad, sin contacto alguno con familiares o compañeros mineros ubicados en la superficie. Estaban sumidos en una oscuridad apenas perturbada por los focos de sus cascos. ¿Qué lección nos dejan estos hombres cuya odisea terminará más de dos meses después, para completar cerca de tres, a esa profundidad?
    A la escasez de alimentos se sumó una temperatura de 30 grados centígrados, una humedad del 88%, cartones para amortiguar el piso de piedra al dormir, angustia ante la incomunicación con el exterior y la incertidumbre sobre su futuro. ¿Cómo reaccionaría usted si estuviera en esa cavidad en tan difíciles circunstancias?
    Desde que ocurrió el accidente acordaron enfrentar juntos el reto por vivir. Aprovecharon al máximo lo que cada uno sabía y puso al servicio de los demás. Decidieron ayudarse sin egoísmos, establecieron rutinas para sobrellevar el inevitable deterioro de su salud física y mental. Se organizaron como un verdadero equipo. En lugar de lamentarse por los pocos recursos fueron extremadamente creativos e inteligentes para usar bien los disponibles. Incluso confeccionaron un juego de dominó con pequeños papeles.
    ¡Solidaridad, normas de convivencia, disciplina, liderazgo, una ilusión compartida! Cada uno asumió la responsabilidad de cuidarse a sí mismo y al compañero. La tolerancia ante la tensión, el humor ante la angustia, y la esperanza ante la incertidumbre se consolidaron en la determinación de estos luchadores. Su objetivo es vivir y la estrategia estar unidos y trabajar para facilitar el rescate. Más de cien días pondrán a prueba su cordura para superar comprensibles crisis en esta situación límite.
    El 22 de agosto, comunicaron al mundo: “Estamos bien en el refugio los 33.” Chile festejó y todos celebramos que se concretara el primer contacto con ellos.
    “Allá abajo” ellos han dado lo mejor de sí mismos y triunfarán. Sus actitudes son ejemplares, no saldrán de esa profundidad como compañeros, sino como hermanos. No se quejan, se animan; no se recriminan, se apoyan. Son el equipo ideal.
    En cambio, “aquí arriba” y con tantos recursos, hay personas que se comportan atrapadas por prejuicios, individualismo, indiferencia y avaricias. Se encierran en su mente, escondiéndose de quienes necesitan o les necesitan, sumidas en la oscuridad a pleno sol. ¿Quiénes estarán más tiempo atrapados? ¿Los mineros o los prisioneros de su pensamiento?

    Los 33 están ocupados en vivir, mientras que hay organizaciones y personas que pudiendo trabajar como los mineros apenas logran sobrevivir,
    debido al derrumbe de sus propias actitudes. ¿No es paradójico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.