Los ‘superabuelos’ más influyentes de EEUU

Quién no se ha preguntado de pequeño qué quería ser de mayor: bombero, astronauta, profesor, médico, arquitecto… Lo que es prácticamente seguro es que ni Monson, Buffet o Higgins imaginaron jamás que de mayores se convertirían en ‘superabuelos’. Así lo recoge la revista americana Slate que, como cada año, ha publicado 80 over 80, o lo que es lo mismo, la clasificación de los 80 octogenarios más influyentes de América.

Dicha lista recoge los nombres de astutos magnates del mundo de los negocios, símbolos culturales, prestigiosos investigadores, estrellas cinematográficas e ídolos de diversas generaciones. Hombres y mujeres que han pasado penurias, han luchado por sus principios, y, sobre todo, nos han enseñado que la edad no es un obstáculo para adaptarse a los nuevos tiempos. Puede que las nuevas generaciones de jóvenes promesas estén cada vez más preparadas, pero las viejas glorias nunca dejarán de sorprendernos.

Monson, un líder indiscutible

Por segundo año consecutivo, el líder mormón Thomas S. Monson lidera el ranking. Este estadounidense, nacido en 1927 en Salt Lake City (EEUU), es el actual presidente de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocida como la Iglesia mormona. Monson ha tenido que recorrer un largo y duro camino para llegar a ser el máximo líder de dicha Iglesia. De antepasados escoceses y muy apegado a los mexicanos, comenzó a trabajar siendo adolescente en la imprenta de su padre. Tras un breve paso como profesor en la Universidad de Utah, se metió de lleno en el mundo de la publicidad, logrando ser ejecutivo publicitario de varios periódicos.

No obstante, su vida siempre ha estado vinculada a su gran pasión: la religión. Buen comunicador y hombre de principios, llegó a ser counselor de la First Presidency, el principal órgano de la Iglesia mormona durante 23 años, así como apóstol en la Quorum de los 12 Apóstoles, del que fue miembro a lo largo de 22 años.

Este octogenario se ha ganado tan honorable premio gracias a su capacidad de influencia. Sus discursos son seguidos por más de 5,5 millones de americanos, cifra que alcanza los 13 millones de fieles en el mundo. Para ellos, Monson es como un profeta de Dios, al igual que lo fueron Abraham, Moisés, Isaías y los apóstoles en tiempos de Jesús.

Por otra parte, el presidente mormón ha sido el centro de la polémica al apoyar la Proposition 8, que abolió el derecho al matrimonio de los homosexuales en el Estado de California, tras los resultados obtenidos en el referéndum celebrado el 4 de noviembre de 2008. Asimismo, desde que llegó a la Presidencia, ha consagrado 19 iglesias y tiene previsto aumentar con otras 16.

Inouye, un demócrata de raza

En segundo lugar, aparece todo un ferviente demócrata estadounidense: el senador Daniel Inouye. A sus 86 años puede presumir de haber visto con sus ojos la II Guerra Mundial y de llegar a ser uno de los más respetados políticos de su país. Nacido en la misma ciudad que el presidente Obama, este hawaiano ha dado todo por su tierra y sirve a su Estado desde su admisión como 50ª estrella en la bandera en 1959. Es senador por Hawai, escaño que ocupa desde 1963, el más veterano de la Cámara Alta. Inouye destaca por haber ganado este año nueve propuestas con un aplastante 75% de los votos. Tras el fallecimiento de Robert Byrd y Ted Stevens, se ha convertido en el “último de una generación de importantes senadores”, según el Washington Post. A este impecable currículo se suma su cargo como presidente del Senate Committe on Appropriantions, así como del Senate Appropriations Subcommittee on Defense.

Otra de las razones por las que ostenta el segundo puesto del ranking es porque este año ha asegurado casi 400 millones de dólares para el gasto público. Asimismo, desde el pasado 28 de junio se ha convertido en el presidente pro tempore del Senado, convirtiéndose así en el tercero en línea de la Presidencia.

Buffet, nuevas arrugas, nuevas caras

Desde que Warren Buffet soplara 80 velas el pasado 30 de agosto, nadie podía dudar de que ocuparía una de las posiciones más destacadas de esta clasificación. Buffet es fundador y presidente del holding Berkshire Hathaway. Conocido como “el oráculo de Omaha”, son numerosos los medios de comunicación que le consideran una eminencia en el mundo de los negocios. The New York Times, por ejemplo, lo ha definido como “uno de los inversores más significativos de todos los tiempos”. Su abultado patrimonio neto, de 45.000 millones de dólares, le convierte en el segundo americano más rico de 2010, según la revista Forbes; mientras que Foreign Policy lo sitúa en primer lugar, junto a Bill Gates, en el ranking de los Global Thinkers.

De carácter humilde y devoto defensor de la ayuda a los más desfavorecidos, Buffett siempre ha destacado por su gran labor social. En 2006, decidió donar a cinco fundaciones el 85% del capital de su empresa, unos 43.500 millones de dólares, según Slate. Cantidad que equivale al PIB de Eslovaquia y al valor de mercado de McDonald’s. A su causa se unió Gates, con quien fundó este verano la organización The Giving Pledge, convenciendo a 40 de las personas más ricas del mundo para que donasen la mayor parte de su fortuna. Actualmente, esta iniciativa cuenta con 57 filantrópicos, con el último fichaje del fundador de Facebook, Mark Zuckeberg, y ya ha recaudado 28.000 millones de dólares.

Un filántropo llamado George Soros

El cuarto puesto del top-ten lo ocupa George Soros, de 80 años. Distinguido empresario y filántropo húngaro, llegó a los Estados Unidos en 1957. Es fundador y presidente del Soros Fund Management y de Open Society Institute, una fundación privada que promueve la democracia en el mundo. Forbes le consideró el año pasado el segundo filántropo más importante del mundo, con 7.200 millones de dólares dados a la beneficencia a lo largo de su vida, con el fin de promover la democracia y combatir la discriminación. Este año ya ha donado 100 millones de dólares a Human Rights Watch, cuatro millones a las víctimas del terremoto de Haití y 1,8 millones a la organización Npr (Radio Pública Nacional).

Por otro lado, su pasión por ayudar a los demás le ha llevado a escribir el libro The Philanthropy of George Soros: Building Open Societies, que se publicará el próximo mes de marzo.

El disparo más certero de Harry el Sucio

En esta lista no podía faltar el nuevo octogenario Clint Eastwood. El laureado actor, director, productor y compositor de California es un emblema del cine estadounidense. Se hizo famoso gracias a los míticos Spaghetti Western, convirtiéndose en todo un icono de este género. El rudo cowboy ha protagonizado películas como El bueno, el feo y el malo y Los puentes de Madison, entre otras.

Su andadura en la dirección cinematográfica comenzó en 1971 con el film Play misty for me y 20 años después empezó a obtener sus primero frutos en forma de premios con Sin perdón. No obstante, la prodigiosa batuta de Eastwood es conocida por películas como Mistic River (2003) y la aclamada Million dollar baby (2005). Con esta última, el californiano obtuvo cinco estatuillas: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actriz Protagonista (Hillary Swank), Mejor Actor Secundario (Morgan Freeman). La siguieron Gran Torino e Invictus. Acaba de estrenar Más allá de la vida, que en el primer fin de semana recaudó 12 millones de dólares en las salas estadounidenses.

Actualmente, está trabajando en Hoover, una película biográfica sobre la vida del agente del FBI J. Edgar Hoover. Su pasión por el trabajo le ha llevado a confesar que seguirá siendo director hasta los 100 años.

Walters, una veterana de la televisión americana

Barbara Walters (81 años) es la primera octogenaria de esta lista y, según Forbes, la tercera mujer más influyente en el mundo de los medios de comunicación de 2009. Su trabajo como periodista la ha convertido en una de las caras más importantes de la televisión americana. Durante un cuarto de siglo, fue copresentadora de 20/20 y en los 70 tuvo el privilegio de ser la  primera mujer en conducir la segunda edición de un telediario nacional. A finales de los ’90, creó, junto a Bill Geddie, el talk show The View, programa en el que participa habitualmente y del que es productora ejecutiva. Su premio llegó este mes de marzo con un especial sobre su vida y trayectoria profesional, The Barbara Walters Special.

Walters también ha probado en el mundo de la literatura con el libro de memorias Audition, que pronto se convirtió en un auténtico best seller.

Religioso, político, inversor, actor, periodista… y, por fin, el lingüista por antonomasia. Noam Chomsky (82 años) es la séptima personalidad de Slate. Considerado el fundador de la lingüística moderna, fue profesor de lingüística del Instituto Tecnológico de Massachusstts.

Sus habituales críticas a la política exterior de EEUU le han permitido ser uno de los intelectuales más célebres y seguidos de la extrema izquierda mundial. Ya en 2005, la revista Prospect lo nombró el intelectual en vida más influyente.

Pese a su edad, aún sigue participando en conferencias y publicando artículos de carácter político, así como se ha atrevido a abarcar temas como internet en el mundo virtual de Second Life. Sus discursos de alto trasfondo político le impidieron entrar en Israel el pasado mes de mayo. Él tenía que participar en una conferencia en una universidad, pero el Gobierno israelí se lo prohibió. Su última investigación es Hopes and Prospects (2010), y la pasada primavera se publicó un libro de entrevistas de Chomsky sobre el tema de la resistencia indígena.

Edward Osborne Wilson (81 años), famoso biólogo, naturalista y escritor, se sitúa en el 9º puesto. Este estadounidense ha sido definido como el “nuevo Darwin” por el escritor Tom Wolfe. Su trabajo en el campo de la sociobiología, y su estudio sobre las bases biológicas del comportamiento social engloban su trayectoria profesional. Su opera prima Anthill es todo un best seller, así como su libro The Ants, del que es coautor y por el que fue galardonado con el Premio Pulizter en 1991. Él y el actor Harrison Ford crearon un premio dedicado a la literatura científica, a través del PEN American Center. Asimismo, destaca por ser el presidente honorífico, de la Enciclopedia de la Vida, un gran archivo online de todas las especies animales y vegetales del plantea, que se puede consultar gratuitamente. Al igual que el resto de veteranos anteriormente citados, continúa su lucha por la conservación de la biodiversidad.

El cofundador del mastodonte informático Intel, Gordon Moore (81 años) ocupa el octavo lugar, entre otras causas por ser el autor de la Ley Moore y, por tanto, una de las piezas más importantes en el ámbito informático.

Gestiona la Gordon and Betty Moore Foundation, a través de la cual este año ha donado casi ocho millones de dólares a distintos institutos científicos. Su labor social le situó en el puesto número 25 de la Green Rich List, elaborada por el Sunday Times, al haber donado 261 millones de dólares a la Conservación Internacional.

Cerrando el top-ten aparece Mary Higgins Clark, la más veterana de la lista (93 años). Escritora de novelas de suspense y misterio, ha publicado 42 libros, con los que ha vendido más de 100 millones de copias en EEUU. Sus dos últimas novelas Just take my hearth (Tómame el corazón) y The Shadow of your smile (La sombra de tu sonrisa) ya han entrado en la prestigiosa clasificación de best seller de The New York Times. En el terreno solidario, ha organizado recientemente una campaña benefica que ha recaudado 65 millones de dólares para el nuevo centro de investigación del cáncer del Hospital universitario de Hackensack.

Ya resuenan los candidatos del próximo edición para formar parte de esta lista, entre ellos celebridades como la Nobel de Literatura Toni Morrison, el actor William Shatner, conocido por la saga de Star Trek, o el presentador de ¿Quién quiere ser millonario? Pero, sin duda, quien se situará de manera indiscutible en el podio de honor será el magnate estadounidense y presidente de News Corporation, Rupert Murdoch. Parece que los futuros octogenarios vienen pisando fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.