No tengas miedo

“Hay demasiada gente en el mundo que está dispuesta a aceptar como verdadero cualquier cosa que este impresa en un libro [o revista] o sea dicha desde un púlpito … Ruego a todos a aquellos a quienes conozco que puedan ser compelidos por su fe [así como Jose Smith definió la fe como “la causa movedora de toda acción inteligente”] bajando al suelo y se sujetasen a la solida verdad …  Yo admiro a los hombres y mujeres que han desarrollado el espíritu de búsqueda; aquellos que no tienen miedo de nuevas ideas como peldaños del progreso. Debemos, por supuesto, respetar las opiniones de los demás, pero también debemos no tener miedo de la disidencia, si estamos informados.”

Así bien, todos los miembros deben respetar, apoyar y prestar atención a las enseñanzas de las autoridades de la Iglesia, ninguna persona debe aceptar una declaración y hacerla base de su testimonio, sin importar quien la haya hecho, hasta que el o ella haya, bajo una madura examinacion, encontrado que que es verdadera y que vale la pena; luego una deducción lógica puede ser confirmada por el espíritu de revelación a su espíritu, porque la verdadera conversion, debe venir desde dentro de uno.

Hugh B. Brown “A Final Testimony – A abundant life, the memorirs of Hugh B. Brown”

ok ok, para que no digan que soy parcial, por el otro lado:

Cuando nuestros líderes hablan, el pensar ya esta hecho. Cuando ellos proponen un plan, este es el Plan de Dios. Cuando ellos señalan el camino, no hay otra via que sea segura. Cuando ellos dan las instrucciones, esto debería significar el fin de la controversia.

Sin autor, pero de un manual de la iglesia.

Hay otro aun mejor….

Siempre mantengan un ojo sobre lo que dice el profeta, y si alguna vez les dice hacer cualquier cosa, aun si eso sea incorrecto, y ustedes lo hacen, el Señor les bendecirá por eso, no tienen por que preocuparse.

Marion G. Romney en una conferencia general

Bueno, ahi eligen lo que hacen. Lo que es yo, soy de la idea de que no me dieron mi cabecita por las puras 😉

No Responses

Write a Comment»
  1. 1

    Deja vu ….Acabo de recordar que lo mismo dijo mi profesor de filosofía en el colegio por allá en el año 1998, para rechazar cualquier interpretación de la Biblia que proviniera de alguna religión insitucionalizada… lo encontré medio orgulloso…él se creía más inteligente que el resto. (no digo que sea igual contigo, sólo que él dijo literalmente lo mismo)

  2. 2

    Muchas veces queremos que todas las cosas sean entendibles y todo sea fácil y preciso; pero la verdad es que debemos desarrollar paso a paso nuestra fe. Crecer espiritualmente y desarrollar nuestras habilidades y talentos requiere práctica y constancia. Soy de la idea, de que aunque recibamos una revelación de nuestros lideres o de las escrituras o de cualquier medio; tenemos el derecho de recibir una confirmacion espiritual de que el Señor es lo que desea para nosotros. Pero tambien se que muchas veces primero debemos tener la prueba de la fe, que es creer ciegamente y despues viene la confirmación. Lo mejor es someterlo a la luz de las escrituras y luego orar y ayunar.

    La lógica, dado el mal uso que de ella se hace, vale más para estabilizar y perpetuar los errores cimentados sobre el terreno de las ideas vulgares, que para conducir al descubrimiento de la verdad.
    Sir Francis Bacon (1561-1626) Filósofo y estadista británico.

    Probamos por medio de la lógica, pero descubrimos por medio de la intuición.
    Henri Poincaré (1854-1912) Matemático francés.

  3. 3

    La gloria de Dios es la inteligencia, o en otras palabras luz y verdad. D. y C.
    Examinadlo todo, retened lo bueno N.T
    En fin, son tantas las escrituras y las citas de los profetas pasados y presentes sobre la libertad de pensar y casi diria yo la obligación de saber por uno mismo… ¿Alguien conoce alguna organización que lo primero que les pida a sus posibles seguidores es que averiguen por si mismos la voluntad de Dios? Yo solo conozco una. Por eso, la fé salvadora es en Jesucristo, en nadie más. Esa fé nos lleva a otros rudimentos sobre el cual poner en práctica lo que los profetas nos dicen, pero nunca he tenido obligación ni personal, ni del Señor, para seguir ciegamente a nadie, el Señor no lo requiere, los profetas no lo requieren y como me gusta pensar que aún tengo “el fervor del converso”, los misioneros que me enseñaron por primera vez los principios del Evangelio y como utilizarlos para allegarme a Nuestro Padre y a Jesucristo, tampoco me lo requirieron. He sido libre, (dentro de mis circustancias) he meditado, pensado y decidido (generalmente en la misma dirección) Me encanta pensar como el apóstol Pablo “nosotros tenemos la mente de Cristo…”
    La razón no solo no es enemiga de la fe sino que es su mejor aliado.

    Lamentablemente, el Señor es Uno pero “señores” hay muchos.

    Saludos

  4. 4

    Saludos ADMIN, te falto poner los logros de los autores de dichas frases, si alguien lee la vida de el apostol Hugh B. Brown” reconocera porque su fe inquebrantable lo hace reflexionar asi y no ser un seguidor ciego, o tener la flojera mental de solo seguir porque asi lo dice mi presidente, todo mundo debe esforzarse por entender el porque de las cosas y entonces encontrara el camino de la consagracion al reino como lo logro el elder Brown. Recomiendo la historia del grosellero (revista New Era de enero de 1973.)

  5. 5

    “Cuando nuestros líderes hablan, el pensar ya esta hecho…” eso ME MATÓ… no puedo estar más en desacuerdo con esa frase, provenga de quien provenga. Ese tipo de afirmaciones me llevan más a las características de una secta (como los davidianos por ejemplo) donde la libertad de escoger se restringe.

    1. 5.1

      Y yo me pregunto,y el libre albedrio?Obedecer las revelaciones de otros,y la nuestra no vale?

  6. 6

    1984 Y NUESTROS AGUJEROS DE LA MEMORIA

    Con respecto a no tener miedo de nuestras ideas, ser obedientes pero no obsecuentes, y ejercer nuestro libre albedrío expresando lo que sentimos sin temor; hay un artículo en “Mormosofía” que recomiendo leer:
    El artículo se basa en un discurso que dio en la Conferencia General de 1984, el Elder Ronald E.Poelman del Primer Quorum de los Setentas, titulado EL EVANGELIO Y LA IGLESIA. Para algunos observadores, dio uno de los más extraordinarios discursos jamás escuchados en una Conferencia.
    No había nada inusual o extremadamente radical en las opiniones de Poelman. Muchos pensadores creen que si hubiesen sido dichas en la época de Joseph Smith no habrían llamado la atención. Otros creyeron escuchar al propio David O. McKay en el púlpito.Quizás la más revolucionaria de las sugerencias (aunque contemplada ampliamente por líderes del pasado) era que, llegado a cierto punto de crecimiento espiritual e intelectual, la Iglesia no ocuparía un lugar tan importante en nuestras vidas.
    Lamentablemente, el discurso, tal como fue dado, no puede encontrarse en las versiones escritas del Ensign o la Liahona, ni en los videocassettes grabados que circularon por el mundo: fue modificado, regrabado (incluyendo banda sonora con toses, para dar idea de que el Tabernáculo tenía una audiencia real al momento de la nueva grabación) y terminó diciendo algo muy diferente a lo que sugería su contenido original.
    El discurso no fue simplemente editado sino totalmente tergiversado, cumpliendo el propósito de desenfatizar el principio del libre albedrío y sobreenfatizar el de la obediencia cuando ambos deberían coexistir en un sano equilibrio.
    Un llamado a ejercer y defender nuestro Libre Albedrío. El canto a la Libertad culminó como una marcha a la Obediencia.
    En el artículo hay un cuadro comparativo de lo que el dijo originalmente, y lo que fue modificado y regrabado por él.
    El Elder Poelman falleció en noviembre de 2011, a los 83 años, después de ser dispensado de la actividad con el estatus de Autoridad Emérita a los 70. Antes de eso llegó a formar parte de la Presidencia del Quorum de los Setenta.
    En este link el artículo:
    http://mormosofia.wordpress.com/2012/06/05/1984-y-nuestros-agujeros-de-la-memoria/

  7. 7

    Tengo un gran temor de que esta gente tenga tanta confianza en sus líderes que no pregunten por sí mismos a Dios si ellos son dirigidos por Él. Me temo que ellos se sientan en un estado de ciega autoseguridad, confiando su destino eterno en manos de sus líderes con una temeraria confianza en que de esta forma no se opondrían a los propósitos de Dios en su salvación y debilitando asi la influencia que podrían dar a sus lideres, así como ellos saben por sí mismos, por las revelaciones de Jesús, que ellos están en el camino correcto. Dejen que cada hombre y cada mujer sepan por sí mismos, por los susurros del Espíritu de Dios, si sus líderes están caminando en el camino que el Señor ha dictado, o no. (Journal of Discourses, Vol. 9, p. 150.) Brigham Young.

  8. 8

    Ya que estamos voy a contar mi experiencia :D!
    Desde que era pequeña tenía mucho miedo a ir al infierno, hasta la adolescencia hacía lo que decía la iglesia pensando “no estoy segura de que sea verdad, pero si lo es y no lo hago me voy al infierno :O”.
    Un día reflexioné y dije: si Dios es un dios bueno querrá que sea valiente, nunca un buen dios me pedirá que haga algo guiada por la cobardía, que ande agachada por la vida! me dije: dónde está dios? tal vez no esté en ninguna iglesia. a decir verdad yo no lo sé, así que dejaré la iglesia sud. Pero poco después algún capullo me dio una buena idea :). Me dijo: te gustaría ser como la madre teresa? yo me quedé pensando: por qué gente como la madre teresa actúa así… y por qué es feliz? quise probarlo y pensando en eso tuve la sensación más bonita del mundo :). Voy a intentar describirla: mi intelecto estaba por encima de lo normal, parecía que pudiera comprender a los demás de maravilla, me sentía unida con todos, quería a todos, ya no había preocupaciones, todas esas preocupaciones tontas se habían resuelto como por arte de magia, era feliz, tenía una gran paz y sentía que si levantaba la mano podía tocar a Dios. fue el momento más importante de mi vida. luego pensé en todo lo que enseñaba las escrituras y todo cuadraba, todo encajaba.
    Me olvidé de decir que antes de que este señor me diera la idea yo había estado pensando por mí misma sobre la teología.

  9. 9

    hay gente que piensa que uno no puede guiarse por la filosofía y por la fe al mismo tiempo (fe entendida como la visión de un objeto directa e íntegramente, entendida como la intuición, ver lo que no se ve con los ojos), pero a mí me ayudó mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.