Elevangelio y la Iglesia

El Evangelio y la Iglesia
Ronald E. Poelman, 1984.

nota: hay algunos que conocen el “contexto” de este discurso, les pido que no lo comenten aqui, va a haber un articulo solo para ese tema. El discurso es muy interesante y es mi opinion que aunque el contexto es interesante, tambien hace que nos desviemos de un mensaje que vale la pena leer y ponderar en forma tranquila.

Tanto el evangelio de Jesucristo como la Iglesia de Jesucristo son verdaderos y divinos. Sin embargo, hay una distinción entre ellos que es significativa y que es muy importante que sea entendida.

De igual importancia es entender la esencial relación entre el evangelio y la Iglesia. El fallar en distinguir entre los dos y no comprender su adecuada relación puede llevar a confusión y prioridades mal puestas con irrealistas y por tanto equivocadas expectativas. Esto puede resultar en bendiciones y beneficios disminuidos y en casos extremos, aun el alejamiento.

Al tratar de describir y comentar sobre algunas características distintivas del evangelio y de la Iglesia al mismo tiempo de tomar nota de sus relaciones esenciales, es mi ruego que podamos desarrollar una perspectiva que realce la influencia que ambos, el evangelio y la Iglesia [tiene] en nuestras vidas personales.

El evangelio de Jesucristo es un plan divino y perfecto. Está compuesto de principios eternos que no cambian y de leyes que son universalmente aplicables a cada individuo independiente de su época, lugar o circunstancias. Los principios y leyes del evangelio nunca cambian.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es una institución divina administrada por el sacerdocio de Dios. La Iglesia tiene la autoridad para enseñar correctamente los principios y doctrinas del evangelio y para administrar sus ordenanzas esenciales.

El evangelio es la substancia de un plan divino para lograr la salvación y la exaltación personal e individual. La Iglesia es el “sistema de entregas” que provee los medios y los recursos para implementar este plan en cada vida individual.

Procedimientos, programas y normas (“policies”) son desarrolladas dentro de la Iglesia para ayudarnos a lograr las bendiciones del evangelio de acuerdo con nuestras capacidades y circunstancias individuales. Bajo dirección divina, estas normas, programas y procedimientos cambian de tiempo en tiempo cuando es necesario para cumplir con los propósitos del evangelio.

Bajo cada aspecto de la administración y actividad de la Iglesia están los principios eternos revelados tal como están contenidos en las escrituras. Como individuos y en forma colectiva así como aumentamos nuestro conocimiento, aceptación y aplicación de los principios del evangelio, nos volvemos menos dependiente de los programas de la Iglesia. Nuestras vidas se vuelven centradas en el evangelio.

En algunas ocasiones las tradiciones, costumbres, prácticas sociales y preferencias personales de personas individuales en la Iglesia pueden, por medio de la repetición o el uso común, ser malentendidos como procedimientos o normas de la Iglesia. Ocasionalmente, estas tradiciones, costumbres y practicas pueden ser incluso consideradas por algunos como principios eternos del evangelio. Bajo tales circunstancias aquellos que no se acomodan a esos estándares culturales pueden ser incorrectamente considerados como no ortodoxos o aun indignos. De hecho, los principios eternos del evangelio y la Iglesia divinamente inspirada aceptan un amplio espectro de singularidades individuales y diversidad cultural.

La conformidad que requerimos debe ser de acuerdo a las normas de Dios. La ortodoxia sobre la que insistimos debe estar basadas en los principios fundamentales y leyes eternas, incluyendo el libre albedrío y la divina singularidad del individuo. Es por tanto importante conocer la diferencia entre los principios eternos del evangelio los cuales no cambian y son universalmente aplicables y las normas culturales que pueden variar con el tiempo y circunstancias.

La fuente de esta perspectiva se encuentra en las escrituras y puede parecer ser presentada en una forma más bien desorganizada y de un formato no fijo. El Señor podría habernos presentado el evangelio a nosotros como un manual, organizado sistemáticamente por temas, quizás usando ejemplos e ilustraciones. Sin embargo los principios eternos y las leyes divinas de Dios son revelados a nosotros por medio de relatos de vidas individuales en una variedad de circunstancias y condiciones.

Leyendo las escrituras, aprendemos el evangelio como fue enseñado por varios mensajeros en diferentes épocas y lugares.
Vemos las consecuencias de si son aceptados o rechazados y los principios que son aplicados o no en varios grados y por muchas personas diferentes. En las escrituras descubrimos que diferentes formas, procedimientos, regulaciones y ceremonias son utilizadas, todas divinamente diseñadas para implementar principios eternos. Las prácticas y los procedimientos cambian, los principios no.

A través del estudio de las escrituras aprendemos principios eternos y cómo distinguirlos y relacionarlos con los recursos institucionales. Al aplicar las escrituras a nosotros mismos, podemos utilizar mejor los recursos institucionales de la Iglesia restaurada moderna para aprender, vivir y compartir el evangelio de Jesucristo.

Una de mis fuentes favoritas de las escrituras es el libro del antiguo testamento de Levítico. Este básicamente es un manual de instrucciones para los sacerdotes hebreos y contiene muchas reglas, regulaciones y rituales que se ven extraños e inaplicables para nosotros, pero también contiene principios eternos del evangelio que nos son familiares y que son muy aplicables a todos.

Es interesante e iluminador leer el capítulo 19 de Levítico y notar los principios y también las reglas y prácticas que contiene.

En los primeros dos versículos leemos lo siguiente: “Y habló Jehová a Moisés, diciendo: Habla a toda la congregación de los hijos de Israel” (Lev. 19:1-2). Aquí está el principio de la revelación: Dios habla a sus hijos por medio de profetas. Y así lo hace hoy en día.

Continuando, el Señor le dijo a Moisés: “Y diles: Santos seréis, porque santo soy yo, Jehová, vuestro Dios” (Lev. 19:2). Jesús, en el Sermón del Monte dijo: “Sed, pues, vosotros perfectos, así como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto” (Mat. 5:48). Aquí está un principio eterno del evangelio.

Aquí siguen otros principios eternos, algunos tomados de los Diez Mandamientos. También están incluidos las reglas y programas que se tenían para implementar estos principios entre los antiguos hebreos bajos las circunstancias particulares de su época.

Por ejemplo, la responsabilidad entregada divinamente de cuidar del pobre es enseñada. Un programa es presentado para poner en practica este principio, por medio de dar alimento a los pobres dejando las espigas de las cosechas y no segando las esquinas de los campos (Levítico 19:9-10). Los programas actuales para cuidar de los pobres son muy diferentes, pero la Ley divina es la misma. Hay otro principio que se aplica a ambos programas, al antiguo y al moderno, y es que a aquellos que son asistidos se les da una oportunidad de participar en ayudarse a sí mismos hasta donde les sea posible.
En el versículo 13 se enseña del principio de la honestidad acompañado por una regla que requiere que los empleadores paguen a sus empleados por su trabajo al final de cada día. En general esta regla no es necesaria hoy en día. El principio eterno de la honestidad es implementado [en estos días] por medio de otras reglas y prácticas.

El versículo 27 contiene una regla con respecto al aseo personal y es claramente no aplicable a nosotros; Sin embargo, nosotros también tenemos nuestras propias normas de vestir y de aseo personal. Ninguno de estos es un principio eterno, ambos tienen el propósito de ayudarnos a implementar y compartir principios del evangelio.

El principio del perdón es dado en el mismo capítulo de Levítico, en el versículo 18 y termina con el segundo gran mandamiento “amaras a tu prójimo como a ti mismo” con el agregado de la aprobación del Señor: “ Yo soy Jehová”.

Todo miembro de la Iglesia tiene no solo la oportunidad, el derecho y el privilegio de recibir un testimonio personal respecto a los principios del evangelio y de las prácticas de la Iglesia, sino que también tiene la necesidad y la obligación de obtener esta seguridad al ejercer su libre albedrio cumpliendo así uno de los propósitos de su probación mortal. Sin este aseguramiento, podría uno sentirse confuso y aun ser agobiado por lo que podrían parecer ser simplemente requerimientos institucionales de la Iglesia.

De hecho, no es suficiente que obedezcamos los mandamientos y consejos de los líderes de la Iglesia. En respuesta al estudio, oración y por la influencia del Espíritu Santo, podemos buscar y obtener un testimonio individual y personal de que el principio o el consejo es correcto y esta divinamente inspirado. Luego nosotros podemos dar una iluminada, entusiasta obediencia, utilizando a la Iglesia por medio de la cual podemos dar nuestra allegance, tiempo, talentos y otros recursos sin renuencia o resentimiento.

De forma feliz, una completa participación en la iglesia es el resultado cuando nosotros relacionamos las metas institucionales/corporativas, programas y normas [de la iglesia] a los principios del evangelio y a las metas personales eternas. Cuando nosotros entendemos la diferencia entre el evangelio y la iglesia y la apropiada función de cada uno de ellos en nuestras vidas diarias, es mucho más probable que hagamos las cosas correctas por las razones correctas. La disciplina institucional es reemplazada por la autodisciplina. La supervisión es remplazada por iniciativas virtuosas y el sentido de responsabilidad divina. La Iglesia nos ayuda en nuestros esfuerzos para usar nuestro libre albedrio creativamente, para no inventar nuestros propios valores y principios, sino que para descubrir y adoptar las eternas verdades del evangelio. El vivir el evangelio es un proceso de continua renovación individual y de mejora hasta que la persona está preparada y es calificada para entrar confortablemente y con confianza en la presencia de Dios.
Mis hermanos y hermanas, por preferencia personal, formación y experiencia, la mayor parte de mi vida he buscado entendimiento por medio de la acumulación de datos y la aplicación de la razón. Y continuo haciéndolo. Sin embargo aquellos que yo sé con más certeza y que tiene el mayor significado y que ha afectado positivamente mi vida yo no lo he conocido únicamente por hechos o por la razón sino que por medio del testimonio consolador del Espíritu Santo.

Y es por medio de este mismo Espíritu que testifico que Dios es nuestro Padre, que Jesús de Nazaret es el unigénito del Padre en la carne y que es el Salvador y el Redentor de toda la humanidad y de cada uno de nosotros. Por medio de su sacrificio expiatorio, la redención y la exaltación son ofrecidos como un don gratuito a todos aquellos que acepten con fe, arrepentimiento y convenios sagrados.
Ruego que cada uno de nosotros podamos continuar aprendiendo y aplicando los principios eternos del evangelio, utilizando plena y apropiadamente los recursos de la divinamente restaurada Iglesia.

En las palabras del líder nefita Pahorán: “[que nos] regocijemos en el gran privilegio de nuestra iglesia y en la causa de nuestro Redentor y nuestro Dios” (Alma 61:14). En el nombre de Jesucristo. Amén.

36 Responses

Write a Comment»
  1. 1

    Excelente discurso, debería ser lectura sugerida para todos los miembros, siento que muchas veces se hace mas énfasis en los procedimientos, programas y normas que en vivir la voluntad de Dios, es decir, la iglesia se vuelve mas importante que el Evangelio.

    (Primera vez que comento)

  2. 2

    Conocía este maravilloso mensaje. Me resulta muy inspirador. En mi opinión, enseña porqué es necesario también convertirse a la Iglesia, algo que a mí me cuesta bastante, por tantas desilusiones que tuve en la misma.

    Me centro en 2 párrafos del discurso:
    “El evangelio es la substancia de un plan divino para lograr la salvación y la exaltación personal e individual. La Iglesia es el “sistema de entregas” que provee los medios y los recursos para implementar este plan en cada vida individual.”
    “Como individuos y en forma colectiva así como aumentamos nuestro conocimiento, aceptación y aplicación de los principios del evangelio, nos volvemos menos dependiente de los programas de la Iglesia. Nuestras vidas se vuelven centradas en el evangelio.”

    Algunas reflexiones:
    Si tuviera un alto grado de conversión al Evangelio, y viviera solo o con una esposa en igual situación, no necesitaría de la Iglesia para casi nada:
    . Viviría los mandamientos, sin que nadie me lo recuerde
    . Aprendería el Evangelio con mi estudio personal de las escrituras
    . Estaría en comunión con Dios por medio de la oración
    . Caminaría hacia la santidad, entregando el corazón a Cristo
    . Podría visitar a las viudas y los huérfanos, alimentar al hambriento, vestir al desnudo, consolar a los que necesitan de consuelo y llorar con los que lloran; dado que no faltan oportunidades, si las buscamos
    . Ser testigo de Cristo en todo momento y en todo lugar
    . Etcétera
    Solo necesitaría de la Iglesia para:
    . Asistir a la casa de oración para participar de la Cena del Señor 1 vez a la semana
    . Que alguien me autorice cada 2 años para entrar al Templo
    . Una cuenta bancaria donde pagar mis diezmos

    Pero también es necesario convertirse a la Iglesia. Porque si no:
    . A donde llevaríamos a los que invitamos a venir a Cristo?
    . Como ayudaríamos a nutrirse espiritualmente, a los conversos recientes y a los que todavía no se convirtieron al Evangelio?
    . Como haríamos para vivir las leyes de sacrificio y de consagración para establecer el Reino de Dios sobre la tierra, y ayudar a los hijos de Nuestro Padre Celestial a volver a su presencia?

    ¡Cuánta conversión me falta!

  3. 3

    Este mensaje esta descomunal. Este discurso enseña un principio de amor y de tolerancia asi como una filosofia de vida que debe regir a cualquier mormon Despues platicaremos la burrada que hiso la Iglesia con este mensaje. Este ha sido de los mas grandiosos mensajes Cuando la matraca de Holland, o el papel en blanco Bednar o Christoferson siquiera enseñen principios tan basicos hermosos y simples sinceros y reales otro gallo nos cantara. Realmente poco puedo agregar mas que estar de acuerdo con tan grande mensaje.

  4. 4

    Hola! Gracias por el post.

    Está muy bien el mensaje. De todas formas, si a alguien le interesa, le recomiendo leer de Eugene England uno de sus artículos menos citados por los que aman a Eugene England…entre los que yo me encuentro. El título de ese artículo podría traducirse como: “Porqué la Iglesia es tan verdadera como el Evangelio” El discurso de Poelman está magnifico, y este otro lo complementa a la perfección. Seguro que puede dar una visión simple y amplia de uno de los temas más recurridos y que mencionó Admin en las “5 cosas… : la iglesia y/o/vs el evangelio.

    Saludos

  5. 5

    Es la primera vez que leo ese mensaje y para mi suena muy claro lo que se enseña…algo para reflexionar y aplicar

  6. 6

    Y qué versión es esta??? sorry pero no lo pude evitar xD
    Qué buen discurso para analizar y discutir, sobre todo porque precisamente se presta para interpretaciones divergentes (sí, y también como la película xD, muy mala por lo demás), de hecho creo que algo que jamás previó el racional Élder Poelman sería el efecto y las formas en que se entendería su discurso.

    De hecho yo también lo hubiera mandado a “editarlo” (un eufemismo de censurarlo, que fue lo que realmente ocurrió) pero no a grabarlo de nuevo o.O. Y por qué?, porque la deja rebotando para los liberales entusiastas de su época y de todas las épocas! xD

    Primero que todo, en ninguna parte dice que la Iglesia es menos importante, trascendente, o necesaria que el Evangelio de Jesucristo, de hecho se refiere a la relación de ambos como “esencial”, puesto que la institución, ordenada por Dios (“divina”) y dirigida a través de la “autoridad del sacerdocio de Dios”, administra las ordenanzas de salvación y exaltación en la tierra, y así siempre ha sido (excepto en épocas de apostasía generalizada) y será.

    Sí, la Iglesia nunca ha salvado a nadie, es el correcto uso del albedrío personal el que lo hace, pero por otra parte, claro que ha salvado y salva a miles!! partiendo por el bautismo, las ordenanzas del templo, el recogimiento de Israel, el que yo pueda tomar a mi hijo y darle un nombre, y bautizarlo un día, y conferirle el Sacerdocio, no ocurriría de forma espontanea, ni hubiera alcanzado esas bendiciones sin la intercesión de la organización divina restaurada; ésta da la “oportunidad y los recursos” para salvarme mediante el correcto uso del albedrío, al final del día. Mis amigos, si alguien cree que “autogestionarse” estilo anarchy sistem, y vivir el mormonismo a mí manera “podría” ser un camino también viable, preocúpese por el origen de sus ideas.

    El discurso dice que el Evangelio de Jesucristo y la Iglesia de Jesucristo no son lo mismo, los principios y las leyes de Dios son eternos y las políticas y procedimientos de la Iglesia cambian, han cambiado y cambiarán. El evangelio es esencial y la Iglesia es esencial. Ojo, pestaña y ceja con los que hacen pasar costumbres por principios del evangelio! (y yo creo que, aunque no lo explicita, al revés también), y que quienes se profundizan en el proceso de santificación y purificación mediante la aplicación del evangelio se hacen menos dependientes de la tutoría de la Iglesia (no dice independiente); lo que en la practica se traduce en que no necesita que lo pasen a buscar el domingo para que vaya a la capilla… y para todo lo demás, pero no dice que no necesita ir a la capilla… y seguir todo lo demás; algo así como vivir menos por el testimonio prestado y más por conversión propia.

    Lo siento Adm, pero el discurso y su contexto no se pueden disociar, los eventos y la actitud del Élder Poelman hablan más que sus palabras y clarifican lo que quiso decir ese injusto día de conferencia. Cuando se le manda “editar” e incluso re grabar su discurso hubiera sido el momento perfecto para dejar mal parada a la Iglesia, como organización, públicamente; todos hubiéramos condescendido con él y con lo injusto que era el juicio impuesto, si el discurso tampoco era tan malo, y además que suena tan lindo, sin embargo el Élder agachó la cabeza antes sus líderes de la organización, fue a su escritorio y revisó el mensaje, fue a grabarlo de nuevo, y aunque no le dieron micrófono en una conferencia hasta casi 5 años después, se mantuvo fiel a sus convenios, y a sus líderes hasta el día en que murió como autoridad general emérita. Creo que precisamente sus méritos preceden cualquier interpretación alternativa o entusiasta. Cuántos de quienes han comentado hasta ahora, y comentarían siguiendo la misma linea, harían lo mismo que el Élder de quien toman las palabras para apoyar sus ideas.

    Sí, tal ves afeitarse cada domingo en la mañana y ocupar camisa blanca está sobreponderado para algunos líderes, pero este es nuestro contexto actual, y el de lev 19 era el de ese tiempo, y el de nuestros nietos será otro, por cierto; pero Dios sigue sentado en su trono, las ordenanzas siguen estando aquí, y la autoridad para efectuarlas, por cierto, por hombres imperfectos.

    Un gran abrazo, disculpen lo extenso.

    1. 6.1

      Buen comentario.

      Lo del contexto, lo deje fuera por que basicamente el mensaje es interesante, y hubiese sido muy injusto para mensaje y mensajero que se hubiese perdido lo q el quizo decir bajo la nube de la discusion respecto a lo que se hizo, por que, cual es la agenda reptiliana oculta, etc etc.

      Pero personalmente, mi conclusion es muy cercana a la tuya. La discusion del contexto ha dado lugar a una exgeracion sobre lo que quizas queria decir poelman y que va mas alla de lo que en realidad dijo.

      1. 6.1.1

        No leo nada peligroso o subversivo en el discurso. Podría haber pasado como un discurso interesante, tal vez hubiese sido el momento en que muchos se enteraran que el resultado imperfecto del gobierno de la Iglesia es proporcional a cuanto nos alejamos del Evangelio. Que sabes tu , xq pidieron que se editase? si le hubiera agregado el otro grado de gloria , aquel que simboliza el terrestre , el factor Corporación, eso si hubiese sido impecable e histórico.

        1. pero Leya….pense que conocias el gemelo malvado de este discurso…muhahaha :chic:

          1. ese fui yo ,leya..jajaja

    2. 6.2

      muy buen comentario creo que siempre se debe analizar lo que se esta expresando, concuerdo con tu comentario
      saludos…

    3. 6.3

      Bueno lo mas estupido fueron las voces en off para darle su toque de realismo.

  7. 7

    Excelente mensaje, mucho para reflexionar he aquí el link del mensaje original por si lo quieren ver en vídeo

    https://www.youtube.com/watch?v=QcM7koDc-jg

    Espero que admin lo publique (jejejeje es Broma Admin, es broma)

    1. 7.1

      Muy acertado hno. yo lo consgui en español..mirenlo y leeanlo y apliquenlo..

      https://conferenciageneralsud.files.wordpress.com/2014/08/el-evangelio-y-la-iglesia.pdf

      1. 7.1.1

        Ojo esta es la versión editada… por otro lado, cuando damos un consejo es mejor incluirnos… en lugar de “aplíquenlo”… es mejor decir “apliquemos”…

        1. Que significa que sea la version editada???? no es como la del video??

          1. Hay dos versiones del video la original y otra recreada con algunos ‘cambios’ del Priorato de Sion con el discurso regrabado con voces en -off-

          2. “El Elder Poelman edito voluntariamente su discurso cuando se enteró de que algunos “fundamentalista” mormones estaban usando su discurso para justificar sus creencias. La re-grabación en vídeo fue destinada para su distribución a la Iglesia en todo el mundo, y no como un esfuerzo para ocultar el hecho de que se habían hecho cambios.”(en.fairmormon.org/Mormonism_and_history/Censorship_and_revision/Ronald_E._Poelman_in_1984)
            La versión escrita que se encuentra en la Liahona de Enero de 1985 esta basada en esta renueva re-grabación
            (liahonasud.files.wordpress.com/2012/07/01-liahona-enero-1985.pdf)
            Las opiniones a favor y en contra de esta edición pueden ser hechas desde la fe o desde la critica, cada uno tiene una perspectiva.

          3. jajaja edito voluntariamente? bueno si se me olvidaba que significa voluntariamente en la Iglesia.

          4. Yo la verdad no creo eso, fue mas como “maquillarlo” para que se vea mas bonito. No se me da esa impresion.

    2. 7.2

      Y No tienes la versión sin editar en español, y escrita???

      1. 7.2.1

        pues, es el que esta aqui…. es la version “original”, sin los ‘cambios voluntarios’…

        1. Bueno para ser más exactos es una traducción del vídeo original que esta en ingles. En internet circulan varias traducciones al español un poco distintas unas de otras. No puedo opinar sobre la exactitud de esta versión pues no soy un traductor profesional.

          1. Para ser exacto, no eres exacto (riesgoso es tratar de ser sabelotodo)

            Esta es la traduccion del mensaje segun aparecio primero en sunstone y luego en dialogue en 1984. Hasta que no lo publicaron en los comentarios, yo no tenia idea ni que estaba el video en ingles ni que existian otras traducciones en castellano (a mi me lo enviaron como pdf meses atras debido a una discusion por alli)

            Para mi que aparezca en dialogue es suficiente garantia, ademas no tengo tanto oido como para traducir directamente escuchando un video.

            Tampoco es necesario ser traductor profesional para ser ‘exactos’, distintos traductores profesionales, captan matices y usan palabras diferentes, por lo cual siempre existiran diferencias entre uno y otro, lo que importa es el sentido de las mismas. En mi caso, no soy traductor ni mucho menos pero solo hubo una palabra que no supe la traduccion (asi q la deje en ingles) y por lo demas, exceptuando un parrafo por ahi que tuve la duda si lo entendi bien, confio que es una traduccion bastante literal.

  8. 8

    Tienen página de Facebook? Me encantan sus artículos,

    1. 8.1

  9. 9

    No hace falta ir hasta 1984, en la ultima conferencia se toco el tema con total claridad:

    https://www.lds.org/general-conference/2015/10/why-the-church?lang=spa

    1. 9.1

      Me perdí por no asistir ni revisar el informe completo de la conferencia… muy claro y directo.

      1. 9.1.1

        Hablan del discurso de ballard? Por que el dio un mensaje q al escucharlo mi me recordaba al gemelo malo.

      2. 9.1.2

        No es el de Elder D. Todd Christofferson, “El porqué de la Iglesia”.

  10. 10

    Quiero compartir un fragmento de un discurso del Profeta Ezra Taft Benson..
    miren La mayoría de nosotros piensa en el orgullo como egocentrismo, vanidad, jactancia, arrogancia o altivez; aunque todos estos son elementos de ese pecado, su núcleo, su esencia, no está en ellos.

    La característica principal del orgullo es la enemistad: enemistad hacia Dios y enemistad hacia nuestros semejantes. Enemistad significa “tener odio, tener hostilidad y hallarse en un estado de oposición”. Es el poder por el cual Satanás desea dominarnos.

    El orgullo tiene una naturaleza esencialmente competitiva. Ubicamos nuestra voluntad en contra de la de Dios. Cuando lo hacemos blanco a Él de nuestro orgullo, es con la actitud de decir: “Que se haga mi voluntad y no la Tuya”. Como dijo Pablo: “…todos buscan lo suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús” (Filipenses 2:21.)

    Al competir nuestra voluntad con la de Dios, permitimos que nuestros deseos, apetitos y pasiones se manifiesten desenfrenadamente (véase Alma 38:12; 3 Nefi 12:30).

    Los orgullosos no pueden aceptar que la autoridad de Dios dé dirección a sus vidas (véase Helamán 12:6). Ellos oponen sus percepciones de la verdad contra el gran conocimiento de Dios, sus aptitudes contra el poder del sacerdocio de Dios, sus propios logros contra las prodigiosas obras de Él.

    1. 10.1

      Faltó la parte de enemistad hacia nuestros semejantes, o como lo expresó Heber J. Grant es cuando tenemos el deseo de “darle un puñetazo en la cara a alguien” en sentido metafórico, porque no esta deacuerdo con nosotros o nos es desagradable y quisiéramos que fuera castigado (esto último es idea mía)…

      1. 10.1.1

        pero las ganas de darle caña , aveces siguen…..y el darles caña es necesario y hasta terapéutico… jajaj

        salutes….

      2. 10.1.2

        Claro pero no escondiéndose bajo una mascara de “Jesus is Love” y “All you need is love” y sacar chorromil textos sagrados repletos de amor para terminar diciendo “usted es un apóstata y debería ser disciplinado… eso si con todo el amor…”

        O era “Rigo is Love”… me confundí…

        1. como dice el dicho…. “por que te quiero te aporreo”…. jajaja…..y como te quiero mucho te aporreo con ganas… jajaja

  11. 11

    Para el que dijo sobre el apostata, hay pobre sito , pobresito , pobresito , etc.sigo? Ya te sientes mejor hijo?. No te victimices sal adelante…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.