Vivir con entusiasmo

Elder L. Tom Perry ha muerto. Supongo que a estas alturas para nadie es noticia que el día domingo 31 a los 92 años, falleció luego de ser diagnosticado de un cáncer de tiroides a finales de abril. Aunque alcanzo a recibir un tratamiento de radio terapia, solo alcanzo a tener un mes y poco más de vida.

Me entere del fallecimiento en los anuncios de la sacramental. Todos sabíamos desde hace un mes de que estaba enfermo y que era terminal, pero supongo que a todos sorprendió la velocidad que adquirió esta dolencia, aunque también puede ser fácilmente explicado en factor de la edad de Elder Perry, la persona más anciana a este ese momento en el quorum.

De seguro facebus debe estar en este momento lleno de informativos, citas, likes y fotitos homenaje, pero a mí me llamo mucho la atención y creo que habla mucho mas de el una noticia que encontré por allí, días antes de su fallecimiento y que cuenta de las actividades que estaba realizando el Elder los últimos meses.

En Noviembre Elder Perry voló a Roma para una conferencia respecto al matrimonio en el Vaticano. En Marzo, fue uno de los que presento el apoyo de la iglesia frente a legislación favorable a los derechos gay en Utah. A principios de Abril, fue uno de los apóstoles que recibió a Obama en su visita a Utah (en donde hasta el presidente Monson se abstuvo posiblemente también por salud) y unos días después discurso en la conferencia general.

El día 22 visita el hospital por problemas de respiración y dos días después se anuncia que tiene cáncer comenzando el tratamiento con radiación el día 24 y retomando sus actividades al volver a las reuniones de consejo de los doce dos semanas mas tarde el día 8 de mayo.

Su último mensaje, fue una publicación en Facebook el día 27 de mayo en el cual se cita un pensamiento respecto a compartir el evangelio por internet, extraído de un mensaje de la conferencia general de octubre de 2011 titulado “El perfecto amor echa fuera el temor”.

Tres días después, el día 30, fallece.

En tiempos en los cuales todos parecen cansados, estresados o nos sentimos sin tiempo para nada y muchos se conforman solo con realizar el mínimo, las actividades de Tom L. Perry en sus últimos tres meses, a los 92 años, con un cáncer que le quitaba la vida, no puede más que dejar en todos una enorme lección: Hay que vivir. Y vivir con entusiasmo!.

Para siempre Dios este con vos, Elder Perry.

PD: Por si alguien pregunta, el sitio estuvo suspendido unos días debido a que se encontró una serie de “virus” entre los archivos del sitio. En teoría esto no debe constituir un problema para nadie de ustedes, y de hecho tengo la enorme sospecha que más que un problema, fue una estrategia comercial de mi proveedor para venderme un servicio de antivirus para páginas web… De todas formas, ya está todo solucionado.

One Response

Write a Comment»
  1. 1

    Su blog siempre será un referente para todos los miembros en hispanoamerica, lo sigo desde que estaba en el colegio, durante la universidad y aún ahora lo sigo leyendo. se dejo extrañar estos días. Gracias por hacer de Cumorah un lugar donde descubrimos a profundidad un punto de vista que no se puede dejar lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.