Discursos tipo Cebolla y tipo Lechuga.

Discursos tipo Cebolla y tipo Lechuga.

Se han fijado en como son estas dos hortalizas? La cebolla es compacta, tiene una forma bien definida y es por todos conocida por su estructura de capas que esconden el corazón o centro de la cebolla. Por otro lado, la lechuga tiene una forma irregular, ocupa harto espacio pero tiene poca consistencia y muchas veces es difícil saber cual es el “corazón”. Se sabe cual es la raíz, pero el centro es algo mas difuso.

Ahora bien, se han fijado como hay muchos discursos en la Iglesia?. Hay muchos bien preparados, en los cuales el discursante es claro, compacto y desde el principio hasta el final los que le escuchamos sabemos cual era su tema y de que estaba hablando. Como los discursos de la Conferencia. Pero hay muchísimos mas discursos en los cuales un hermano o hermana (aun mas, algo típico entre lideres y los del sumo), comienzan hablando de algún tema del evangelio y terminan hablando de cualquier otro (generalmente temas de un lado a otro) ocupando 10 o 15 minutos y aunque por lo general el mensaje “sonó bonito” al final uno queda con la sensación de no entender cual era la idea principal.

No se, a mi no me gustan mucho esos discursos. Muchas veces trato de concentrarme mucho para entender el mensaje del discursante, su tema principal, sus “ideas fuerza”, etc. A veces uno tiene claro desde el principio al final de que se trataba el mensaje. Invariablemente son mensajes bien preparados, en el cual el discursante sigue una pauta y se ciñe a esta. Es agradable reflexionar de lo que la persona quiso decir y por lo general se me vienen ideas a la cabeza de como aplicar sus palabras a mi vida.

El problema que por lo menos yo tengo es con los lechuga…..

Lo peor es que por lo general los que son mas asiduos a este tipo de discursos son los lideres. Muchas veces son los obispados los cuales aprovechan para rellenar habitual y constantemente en la sacramental y dan un mensaje que se les inspiró en el mismo momento. Otros típicos son los del sumo consejo que llegan con un mensaje de la estaca y comienzan después con de su propia cosecha o los mismos lideres de la estaca, donde no es poco común que halla un consejero al que le encanta hablar y hablar y hablar (y en varios casos con “poder extra” en los domingo de ayuno y testimonio).

El problema (en mi opinión) no es el que hablen, sino de lo que hablan. Mi sospecha (dado que por lo general este problema le ocurre a miembros que son lideres y que técnicamente tienen mucha experiencia en la Iglesia lo cual no deja de ser una paradoja) es que hay hermanos que encuentran ser tan conocedores de la palabra que sienten innecesario el prepararse para dar un mensaje. Estoy seguro que son muy preparados, sin embargo el hablar basado solo en “inspiración” la verdad, a mi me suena mas a falta de transpiración para prepararse mejor.

El caso típico es cuando se paran, sonríen y comienzan con “Queridos hermanos, pero que inspirador fue el mensaje del hermano anterior, bueno, también les hablare de” y ahí se cuelgan del tema que venia (ese es el primer llamado de alerta de que se acerca una lechuguita). Al poco tiempo comienzan con una historia personal. A mi me encantan las historias personales, sin embargo escuchar a los mismos lideres contar todo el tiempo historias de su misión/familia/llamamiento es algo repetitivo. De todas formas como decía a mi siempre me han gustado las historias, lo malo es que lo típico es que comienzan con una historia referente al primer tema que tocaron, pero al terminar la historia comienzan con otro tema . Por ejemplo, comenzaron con la Expiación, rellenan un poco, cuentan una historia de cuando le enseñaban de la importancia de la expiación a sus niños, terminan la historia, y como iban hablando de los niños, cambian completamente de tema y ahora comienzan a hablar de los niños y el amor que el Padre tiene para ellos. Al rato tomaran aire, miraran a la gente y si iban hablando por ejemplo de la educación de los niños, va a cambiar nuevamente de tema  para comenzar a hablar acerca de la importancia de la educación y el fondo perpetuo para el futuro de las familias, y así sucesivamente….. Osea, la verdad hablar de esos temas no es malo, el tema es simplemente: Y cual era el tema?

Me acuerdo de un consejero de estaca que tenia al que le encantaba hacer eso. Justo me toco en un tiempo en el cual tenia la meta de no conversar ni pajarear en la sacramental, sino que concentrarme para entender el “corazón” del mensaje. El cuento es que cada vez que venia, terminaba mareado tratando de seguirle el hilo para entender verdaderamente cual era su mensaje. Me acuerdo que en mi mente hacia como un esquema mental de su “linea de mensaje” y al final mi figura mental eran puras espinas de pescado o un arbolito con un montoooonnn de ramitas para todos lados en el mejor de los casos.

Al tiempo la verdad me lo comencé a tomar con humor. Me divertía haciendo apuestas mentales de donde iba a comenzar y en donde iba a terminar y de hecho a veces me entretenía mucho escuchando a algunos hermanos saltar de aquí para allá en sus mensajes en una especie de ping pong mental, y aunque siempre podemos rescatar enseñanzas y cosas positivas la verdad es que de todas formas creo que todos podríamos hacerlo mucho mejor si simplemente nos preparásemos un poquito mas (por que también a veces caigo en esta suerte de “relleno discursil”).

Insisto, no creo que esto sea malo de por si ser así, lo que me parece no bueno es que siento que generalmente en la mayor parte de estos casos de discurso salmón tipo lechuga es simplemente por que no se preparan los mensajes. Y ahí el problema ya es otro, una cosa es que nos guste hablar de todo un poco, otra muy distinta es que no lo hagamos tan bien como corresponde simplemente por que no hemos sido diligentes en preparar nuestros mensajes o en no hacerlos enfocados claramente en un tema sino que algo mediocre o demasiado confiadamente nos conformemos en rellenar con lo que “nos llega” confiando en la labia, el hablar bonito y en lo mucho que se supone sabemos.

El tema de fondo, no es tanto así como el tocar muchos temas, sino cuando se dan estas situaciones debido a que se esta improvisando y debido a eso se salta de un lado para otro sin orden ni concierto, justificando en muchas ocasiones espiritualidad o espontaneidad con simple improvisación y falta de preparación.

Y hermanos, a los que caen en esto, si ustedes creen que nadie se da cuenta de ello y que sus mensajes sin preparar les salen excelentes, en serio y sin querer ofender, la verdad es que por el bien de todos, pienso que no es una mala idea el replantearse el tema de las lechuguitas.

Saludos a todos, y para los que me conocen: No, no estaba hablando de ustedes, jejejejej :D

37 thoughts on “Discursos tipo Cebolla y tipo Lechuga.

  1. 0

    0

    Mis discursos son como los de la Lechuga! No se Cuanto los demás pueden entender hacerca de lo que estoy hablando o quiero transmitir como mensaje, pero en verdad siempre me esfuerzo por dar lo mejor de mi.

  2. 0

    0

    La mayoría de los discursos lechuga que he escuchado, vienen de hermanos con mucha experiencia, buena expresión oral y mucho conocimiento, que al parecer se confían y no preparan bien su discurso, o lisa y llanamente no lo preparan, y terminan improvisando en el púlpito. Como la fábula de la liebre y la tortuga.
    Pero es un gusto escuchar los discursos de los hermanos que tienen mucho conocimiento y experiencia, y además suficiente humildad como para preparar su discurso, o bien de los que no tienen tanto conocimiento pero si muchas ganas y humildad, ya que se esmeran en la preparación del discurso.
    También me gustan los discursos CEBOLLA, PERO NO LOS DISCURSOS CEBOLLENTOS, JAJAJA.

  3. 0

    0

    Creo que algunas veces no sentimos un buen Espiritu en las reuniones de la Iglesia, debido a que con nuestra falta de humildad no lo invitamos a venir. “DEBEMOS” prepararnos bien el discurso y entonces dejar que el Señor nos guie y nos inspire en cuanto a lo que debemos hablar. Si no hacemos esto es como tomar sopa con un tenedor. Este domigo he de discursar y me siento como el primer dia que lo hice: “hay tanto que decir y poco tiempo”. Pero el Señor sabe que necesita el Barrio en ese momento puntual y solo tengo que escucharlo.

  4. 0

    0

    No hay que exagerar…

    (Quiza despues de mi comentario, el Admin dira que fue una opinion tipo lechuga, pero bueno… :P)

    En una ocasion, (bueno no recuerdo exactamente el anecdota, quiza me equivoque al citarlo) se le pregunto al Pte Kimball que le parecian las reuniones sacramentales aburridas, y el contesto: No sé, nunca he asistido a ninguna que sea asi. (Les quedo debiendo la fuente de ese suceso.)

    En lo personal, creo que no es cuestion de discursos tipo lechuga o cebolla, o discursos ”dispersos” o ”centrados” lo que cuenta es el Espiritu, tanto del orador como de los oyentes.

    Si no fuera asi, entonces el Pte Monson seria uno de los que habla discursos tipo lechuga (Abundantemente Bendecidos, Conferencia General Abril 2008, Sesion del Domingo por la Tarde). En ese discurso, nuestro amado profeta hablo de diversos temas, y aunque fue el discurso de cierre, y relativamente corto, me atrevo a decir que ese fue el discurso que mas me gustó de esa conferencia, me inspiró, y me motivó a ser mejor. Ademas de inspirador, tambien fue ameno por el toque de buen humor liviano que el Profeta añadio a su discurso.

    En las escrituras encontramos personas que eran debiles de habla y le expresaron esa inquietud al Señor (Ej, Moises, Nefi, Moroni). Pero esas personas tenian la influencia del espiritu. Y esa fue la clave para influir e inspirar a la gente de sus propias generaciones, y aun a la gente en nuestros dias.

    En la iglesia hay gente de todas clases, (aunque para el Señor todos somos iguales) personas muy preparadas academicamente, otras que ni saben leer o escribir, otras que apenas lo hacen con mucha dificultad, otras que cuando discursan hablan muy ”bonito”, otras que quizas hasta les cuesta hablar frente a un publico grande o pequeño, pero el Señor bendice de igual manera a todos los que buscan humilde y sinceramente su espiritu, por lo tanto cualquier persona dentro de la iglesia puede producir la misma influencia espiritual al discursar si lo hace por medio de la guia del espiritu.

    Ahora, si vamos a la iglesia el Domingo temprano, pero estamos pensando en el partido de futbol que tengo que ver mas tarde, en la salida nocturna que tuve con mis amigos el viernes o sabado, o estoy pensando en que tengo que ir a trabajar mañana, o en que tengo que ir a lavar la ropa de la semana, o estoy pensando en irme de la iglesia para ir a comer cuanto antes, etc, etc, etc, pues ahi todo discurso, no importa si es de la presidenta de la sociedad de socorro del barrio o de un apostol, nos parecera aburrido y ahi deberiamos reflexionar un poco mas en la reverencia que deberiamos llevar al asistir a las reuniones dominicales.

    Recordemos lo que dice la escritura, si no recibís el espiritu, no enseñareis. D. Y C. 42:14. Esa es la ley del Señor en la iglesia, y creo que mas claro, el Señor no pudo ser en esa ocasion.

    Ya me ha pasado antes, que he estado en reuniones o charlas de la iglesia, donde el orador habla de una manera muy ordenada y preparada, pero hasta ahi, es lo mismo que si hubiera ido a una exposicion en la universidad, a una reunion en el trabajo, a un curso no religioso cualquiera, porque? Porque solo fueron palabras bonitas, no hubo guia del espiritu.

    Ahora, he conocido personas de muy bajos recursos economicos que al discursar, o niños que dan su testimonio en la sacramental, y cuando hablan, lo hacen porque el espiritu los invita, los exhorta, y ahi se puede sentir esa influencia que las personas expresan de muchas maneras, llorando, reflexionando, arrepintiendose, mejorando en su diario vivir, etc.

    Resumiendo, en mi opinion, y en base a la escritura de D. Y C. citada anteriormente, es el Espiritu lo que enriquece un discurso, no necesariamente la oratoria. Y segun lo que indique el espiritu, el discurso puede ser de uno o varios temas, eso para ayudar a las necesidades espirituales de los oyentes en ocasiones particulares.

    Y creo que podria citar mas discursos tipo ”lechugas”, extraidos de las mismas liahonas de la conferencia general, pero el espacio aca seria insuficiente.

    Saludos desde Costa Rica.

  5. 0

    0

    hola.

    No mencione el tema del espíritu en los discursos, debido a que es como obvio que debe estar siempre presente y no es el tema de lo que estoy escribiendo.

    Y personalmente para mi, los discursos de las conferencias son precisamente ejemplos de discursos ordenados y que siguen un patron. He hecho varias veces el experimento y los discursos de la conferencia general son un ejemplo de “casa de orden”. De hecho a mi el “abundantemente bendecidos” tiene un orden bastante claro: Es un cierre (de las sesiones de conferencia del dia sabado) en la cual el presidente Monson cuenta una historia y finaliza con las bendiciones que tenemos, en especial la familia, y en particular la conferencia. Es comun (el presidente Hinckley hacia lo mismo siempre y era la mejor parte) el realizar eso para los mensajes de cierre, los cuales generalmente son remarcaciones de los temas anteriores como “discurso de cierre”.

    De hecho son tan poco “improvisados” los discursos de la conferencia general, que como todos sabemos al frente del discursante hay una pantalla con el mensaje desde donde va leyendo o manteniendo la estructura del mismo (lo que permite que muchos discursantes inclusive pre graben sus discursos) y no por ello podemos decir que dejan de ser testimonios poderosamente espirituales.

    La característica particular mas remarcada de las lechugas es la improvisación disfrazada de inspiración y de verdad, todos sabemos que eso no ocurre en las conferencias generales.

    Creo que el señalar que los mas importante es que el espiritu este presente y que lo demas llegara por si solo, es precisamente lo que hace que muchos de esos discursos (no digo que todos, pero varias veces) simplemente no despeguen por mas buenas intenciones que se tengan. Si la Iglesia es una casa de Orden, no veo por que nuestros mensajes deberian ser una excepcion (por lo menos, en la conferencia no lo son).

    A mi me gusto mucho la reflexión de Golo, creo que es muy cierto que al final ocurre un simil a la fabula de la liebre y la tortuga. Todos hemos sido testigos de humildes tortuguitas los cuales nos han movido mas el espiritu y a reflexionar que largos y elocuentes mensajes que no aterrizan en lugares imprecisos.

  6. 0

    0

    Buenos días! ;)

    Me gustó que comentara J.D.A. porque aporta un par de ideas nuevas a esta conversación; gracias por eso.
    DyC 42:14 me encanta. Qué enorme responsabilidad y privilegio recae en los maestros y en cada hermano o hermana que es asignado a entregar un mensaje. Sería maravilloso si cada uno de nosotros, cada miembro, comprendiera cabalmente, de la manera más poderosa posible, dentro de su corazón, todo lo que puede entregar y regalar a los demás hermanos.
    Estoy 100% segura que esos hermanos(as) que de una manera u otra terminan discursando mensajes del tipo lechuguiento (jajaja), lo han hecho con la mejor intención en su corazón, esforzándose mucho sobre el púlpito por compartir con la membresía lo que dentro suyo sienten y saben que es verdadero. Muchos de estos hermanos, particularmente, son gente muy querida, personas muy buenas.

    Sin embargo, con sinceridad, pienso que la gran mayoría de las veces algo ocurre con los discursos cuando contienen muchos conceptos dentro. Es como si el poder ‘movedor’ y cambiador de corazones que pueden tener los mensajes, fuera inversamente proporcional al número de conceptos que incluye. Mientras más conceptos, mandamientos recordados, etc sean citados; más rápido se diluye el discurso en la mente de los oyentes, y menos efecto tiene en lo motivacional. Pareciera ser que mantener el enfoque en el desarrollo de lo poderosamente simple,(y no simplista) de un sólo tópico es lo que consigue mejores resultados en los oyentes.
    Al pensar en este tema, no puedo dejar de recordar las cosas que vi y escuché mientras tuve la oportunidad de asistir a un barrio de habla inglesa en Arizona. Espero haber aprendido de ellos de alguna manera. Las hermanas de la Sociedad de Socorro al dar las clases estaban siempre enormemente preparadas. Acompañaban sus clases y sus comentarios siempre con una tarjeta que miraban de vez en cuando, para asegurarse de no estar olvidando algo o extendiéndose demasiado en un solo tema y por la convicción, el espíritu y la seguridad que enfrentaban las clases, daba la impresión de que habían estado meditando varias veces acerca del tema que compartían. El espíritu se sentía fuerte en esas clases, se sentía un calor especial, porque la maestra estaba realmente compartiendo, en profundidad, lo que había decidido compartir desde el principio, debido a un estudio seguramente muy diligente de la clase. En la reunión Sacramental la mayoría de las veces, ocurría lo mismo. Muchas veces los hermanos discursantes me hacían pensar en si acaso les enseñaban en alguna parte a comunicar así de bien los discursos; pero en realidad, eran el fruto de un muy buen estado espiritual y mucha y humilde preparación.
    Creo firmemente que estas dos cosas deben ir juntas cuando queremos enseñarle a alguien más.

  7. 0

    0

    SI SUCEDE QUE HAY ALGUNOS LIDERES HABLAN Y HABLAN TIENE UNA GRAN SALIVA QUE COMO UNOS CANGURITOS VAN SALTANDO DE AQUI PARA ALLI.
    OTROS DICEN, MIREN A VER, PERO ESTA LEYENDO QUIZA DEBERIAN DECIR ESCUCHEN O ALGO ASI, PERO MIREN?, POR FAVORRRRRR.

    UNA COSA QUE NO ME GUSTA NADITA ES QUE LOS DOMINGOS DE TESTIMONIO Y AYUNO O AYUNO Y TESTIMONIO, SE HAYA CONVERTIDO EN UN DIA PARA ENVIAR SALUDOS QUE FULANITO LES ENVIA SALUDOS, PARA DAR DISCURSOS ACERCA DE LA EXPIACION, DE ALABAR A LOS HIJITOS QUE HACEN TAL COSA QUE ES TAN FIEL QUE VA TODAS LAS SEMANAS AL TEMPLO O COSAS ASI, CREO QUE EN LA INMENSA MAYORIA DE LOS BARRIOS SE A DISVIRTUADO EL DIA EN SI, POR QUE DE 20 Q SALEN 5 O MENOS DAN SU TESTOMINIO EL RESTO HABLA CUALQUIER COSA, Y LO PEOR ES QUE ESO EMPIEZA EN LA CABEZA ES DECIR PRESIDENTES DE STK Y OBISPOS.
    PERO NUESTRA EN NUESTRA MANO JUZGARLOS ELLOS TAL VEZ NO ENTENDIERON LA ESENCIA DE ESE DIA Y POR QUE EXISTE.
    GRACIAS

  8. 0

    0

    :) BUEN TEMA, Y EN MI PUNTO DE VISTA PODRÍA DECIR QUE LA MAYORÍA DE LOS DISCURSANTES EN LA CONFERENCIA GENERAL SON DISCURSANTES “LECHUGA”, YA QUE TOCAN DIFERENTES TEMAS EN SUS DISCURSOS, AUN ASI HAY MARCADAS DIFERENCIAS EN CADA UNO DE ELLOS, CADA UNO TIENEN UN ESTILO DE DISCURSAR, POR EJEMPLO:
    ELDER NELSON, EN SUS DISCURSOS DA MUCHAS CITAS DE LAS ESCRITURAS, USTEDES PUEDEN VER ESO AL FINAL DEL DISCURSO VIENEN LAS REFERENCIAS, ELDER PACKER CITA MUCHAS EXPERIENCIAS DE LOS PIONEROS, PRESIDENTE MONSON, INFINIDAD DE EXPERIENCIAS, POESIA, ALGUNAS ESCRITURAS. Y BUENO CADA UNO COMO MENCIONE TIENEN SU ESTILO Y AUN ASI HAY ALGUNOS QUE NO LES ENTIENDO, QUE TAMBIEN ME QUEDO ¿CUAL FUE EL TEMA EN ESPECIFICO?.
    Y BUENO AHORA A ALGO MAS LOCAL, MUCHOS HERMANOS NO PREPARAN SUS DISCURSOS, PERO BUENO HACE ALGUNOS AÑOS LEÍ EN UNA LIAHONA LOS “TIPS” PARA HACER UN DISCURSO Y NO DORMIR A LA MEMBRESIA:
    1.UNA O DOS ESCRITURAS
    2.COMPARTIR UNA EXPERIENCIA PERSONAL O DE ALGUIEN MAS ACERCA DEL TEMA EN CUESTION
    3.TESTIFICAR ACERCA DEL TEMA.

    TRATO DE SEGUIR ESE MODELO, PERO ANTES DE PREPARARLO PIDO GUIA Y CREO QUE NO HE DORMIDO A NADIE :)
    PASEN UN BUEN DIA.

  9. 0

    0

    creo que el problema con los discursos es que ya no se hacen “los super sabados de seminario” donde te enseñaban a hacer y como dar un discurso, algunos lo hacen muy preparados y otros lo tocan de oido, pero seguro nadie tiene el deseo de pasar a dar verguenza, sino que hace lo mejor que le sale. algo que aprendi en esos super sabados es nunca decir…”bueno…voy a hablar de…..” porque la gente piensa…ok, no me interesa ese tema. jajaja y no nos dan chance al no escucharnos. el tema se debe entender a medida que se escucha el discurso. una especie de “revelacion personal” osea, el mismo discurso se puede entender de diferentes maneras, dependiendo de quien lo escuche y sus necesidades. personalmente me apenaria que alguien piense que no prepare mi discurso solo porque no me salio muy bien. nunca les paso que por los nervios o no se que, preparan todo y en ese momento cambian muchas cosas??? lo que hay que admitir es que hay que tener mucho coraje para pasar sin prepararse. :)

  10. 0

    0

    De los discursos que no me gustan, son los que toman la liahona y siguen todo el discurso de este sin aportar nada.

  11. 0

    0

    Interesante la variedad de opiniones.

    Admin, cierto, el espiritu no es el tema en cuestion, pero esa es la clave que hace la enseñanza dentro de la iglesia algo peculiar. Por eso creo que era necesario mencionarlo.

    Y tambien, sabemos pues que las autoridades generales, en las conferencias tienen esa ventaja de poder leer sus discursos, pero la diferencia resalta en que ellos tienen una larga vida llena de dignidad y muchos años de experiencia al servir desinteresadamente, dentro y fuera de la iglesia. Eso, entre muchas cosas, añade poder e inspiracion a sus mensajes, la propia experiencia personal de una vida limpia y servicial.

    Respecto a mi comentario anterior, entendi la definicion del mensaje tipo ”lechuga” un discurso en en que no se habla de un mismo tema, sino de varios. Sean historias, doctrinas, escrituras. En eso me basé.

    El Pte. Monson, en su discurso Abundantemente bendecidos, nos cuenta tres breves y diferentes historias o anecdotas, relacionadas entre sí unicamente con su parentesco familiar, y para concluir, nos exhorta a ser mejores padres, a asistir al templo con mas regularidad, elogia la dignidad de los jovenes miembros, agradece las bendiciones que se han recibido, entre muchas otras cosas. Todo eso, enfocado para cerrar la conferencia. Aun asi, no es este mensaje, segun la clasificacion del admin, un discurso tipo ”lechuga”? O sea, solo se trata un tema especifico sin desviarse de el (cebolla), o se tocan varios temas distintos (lechuga)?

    Por ahi alguien ademas de mi, menciono que otras autoridades usan el discurso tipo ”lechuga” anecdotas, historias, poesia, escrituras, temas variados, comparaciones, parabolas, etc. Estoy de acuerdo con eso tambien. No hace falta comprobar eso si asistimos a las sesiones de las conferencias. Y en algunos casos, la variedad enriquece el mensaje, si es el espiritu el que actua, tanto por quien habla como por quienes escuchan.

    Ahora, si la definicion del discursos ”lechuga” es: improvisaciones disfrazadas de verdad, carentes de inspiracion divina, entonces el concepto cambia radicalmente. Y para saber si el orador habla por revelacion u por orgullo personal, pues eso dependera de cada uno de nosotros, ahi tenemos que pedir mucho discernimiento en oracion, para poder saber cuando el espiritu inspira a una persona, o solo el intelecto hace que el discursante hable muy bien.

    Saludos nuevamente, buen dia a todos.

  12. 0

    0

    Normal menete un discurso sigue un patron de

    Introduccion (Escritura o el tema directamente)

    Y tres ideas para soportar esa el tema introducido inicialmente
    — Por ejemplo el Presidente Monson y sus tres consejos dados en la sesion del sacerodcio Tienen una Escritura o expereincia que ilustra el principio explicado (Pero no se limita a tres puntos) Podria ser temas aparentemente diferentes pero si el discursante en su conclusion sabe como estan unidos, ligados saldra perfecto)

    Despues repites las tres ideas a manera de Conclusion das tu testimonio y listo

    Ahora la duracion varia, en mi barrio siempre pasan tres como maximo aveces solo pasan dos asi que en promedio son de 20 minutos cada talk

  13. 0

    0

    No me lei todos los posts y comprendo lo que plantea el autor, la preparación de un discurso se agradece para el que escucha pues ayuda a comprender mejor lo que se enseña. Sin embargo, el Señor no llama a los lideres porque son los que tienen la mejor oratoria o mejor forma de expresarse (Moises ara tartamudo y Enoc tardo en el habla, de hecho los misioneros que estan aprendiendo el idioma dan unas lecciones horribles). De hecho hay muchos que ni siquiera han terminado su enseñanza secundaria…aun entre los mejores preparados hay muchos que no son muy amenos en su forma de enseñar pero como dice en las escrituras con respecto al profeta y que es aplicable a los que son llamados por DIos para enseñar “recibireis su palabra con toda fe y paciencia como si fuera de mi propia boca” (DyC 21:5).
    Este año he tomado la costumbre de tomar notas de los mensajes que se dan en la reunion sacramental rescatando las cosas positivas aun de los discursos que son dificiles de entender y puedo decir que me he beneficiado mucho en ello. Algunas ideas han venido de algo que el hermano trato de decir y otras por libre asociacion…pero en ese esfuerzo por rescatar lo positivo he encontrado grandes tesoros.
    Hay varios principios relacionados a este punto. Si un hombre es fiel y trata de estar con el Señor en su vida diaria su nivel de vida se eleva progresivamente y el Señor lo dota con lo necesario para dar a conocer su voluntad, este es un maravilloso proceso que puede tardar toda la vida, pero es el mecanismo personal del Señor para sostener a los que son llamados a servir por el. Hay otro mecanismo de control que esta asociado a los lideres directos. Es responsabilidad del Obispado y de la Pdcia de Estaca de acuerdo a su esfera de influencia, establecer el tono espiritual de una reunion, ello quiere decir, asegurarse que los maestros enseñen adecuadamente de acuerdo a lo que dice la seccion 50 y que no se predique doctrina falsa. Se agradece cuando esto ocurre en la manera adecuada pero a veces no es asi y entonces deberiamos sostener al orador con nuestras oraciones y fe.
    En ultimo caso antes de juzgar o apresurar nuestro juicio, tengamos amor por los que son llamados a enseñar o a presidir sobre nosotros, ellos tambien tienen desafios y dificultades y a pesar de ello deben mantener un alto nivel espiritual…eso muchas veces es desafiante, pues el miembro “normal” si un dia anda negativo o si no ha tendo el tiempo en la mañana para preparar la leccion, o leer las escrituras pareciera que fuera menos importante que si el maestro de la clase pudiera haber tenido algunos desafios que no pudo salvar adecuadamente.
    Seamos mas caritativos y aceptemosnos las debilidades humanas los unos a otros poniendo nuestra mira hacia Cristo.

  14. 0

    0

    Lo que dice J.A.D. que cita al presidente Kimball, eso aparece en las enseñazas del los Presidentes de la Iglesia, curso que se recibio en el año 2007, el Presidente Kimball, dijo que ninguna reunion sacramental era aburrida (refiriendose a los discursos o clases) porque si se tiene el espiritu vamos a aprender de cualquier forma.

    en mi opinion, creo que los discursos por mas lentos, que pasan de aca para alla, o como ustedes quieran llamarlos, no solo son para quien los escuecha, si no tambien para quien los da, ambos deben de aprender de ese principio, quizas mas el que da el discurso, de todo discurso o clase debemos de aprender algo, quizas no todo nos parezca bueno o interesante, pero si tenemos el espiritu y no estamos predispuestos que pensar que el discurso o la clase va ser mala, entonces algo de provecho vamos a encontrar.

    el hablar de que algunos lideres por su amplio conocimiento no se preparan para hablar, o se confian en su sabiduria (en el brazo de la carne) no significa que nosotros haremos lo mismo, debemos de mantener una oracion en nuestro corazon a fin de preparar nuestro oidos para poder escuchar lo que el espirito nos quiere decir, Nuestro Señor Jesucristo mismo dijo ” porque con los ojos no ven y con us oidos no escuchan” ¿acaso Jesucristo no tenia el espiritu? claro que si, pero la gento no lo tenia

  15. 0

    0

    Creo que los “lechuguitas” son para nuestro progreso… por que???

    Amo a mi obispo, es un hombre muy especial, pero le ha dado con ser lechuguita en la sacramental. El domingo, después de unas confirmaciones, se puso a leer escrituras para explicar lo que se había hecho, y habla bastante. En resumen, sólo quedaron 10 minutos para los testimonios y el himno final y la oración final.
    Lo que hace también es pedirle a los consejeros que hagan un resumen de todos los discursos que se dieron durante esa sacramental. Mmm… progreso, porque tengo que orar mucho para no murmurar por ello… =P

    Los que son bastante lechuguitas también son el obispado completo, se nota cuando les falla un discursante y les toca discursar “de improviso”. Deberían prepararse para esas ocasiones… y nosotros también…

  16. 0

    0

    Cuando mi esposo no asiste al barrio, me pregunta quien discurso y de que habló. A veces no puedo responderle el tema porque entre cuidar a los niños y “discursos lechuga” no puedo seguir un hilo y no me llevo nada de ese mensaje ni si quiera el título. Todos tendríamos que aprender a no salirnos del tema, la inspiración sobre el tema ya el Señor se la dió al hermano que nos asignó el mensaje, de ahí en más nosotros tenemos que desarrollar ESE tema.

  17. 0

    0

    D y C 84:85 Ni os preocupéis tampoco de antemano por lo que habéis de decir; mas atesorad constantemente en vuestras mentes las palabras de vida, y os será dado en la hora precisa la porción que le será medida a cada hombre.

    Creo que muchas veces se usa esta escritura como pretexto para no preparar un discurso, pero yo entiendo que el mejor momento para que el espiritu nos indique lo que debemos hablar es al preparar de manera humilde y dedicada nuestros discursos.

    Vivan las cebollitas. :)

  18. 0

    0

    A mi me gustan los suuuper bien estructurados y doctrinales (tipo Bednar), pero admiro a quienes hacen los “buenas lechugas”.

    ¡No se recuerdan del Presidente Hinckley? Era un maestro de los lechuga, pero de los lechuga de calidad.

    Saludos!

  19. 0

    0

    Yo detesto los discursos lechugas que se asignan de la liahona y en vez de desarrollarlos los leen en el pulpito. Por que mejor no ponen el video de la autoridad que discurso y luego de lo cual se edito su discurso en la liahona que seria mucho mejor

  20. 0

    0

    Estimado Admin.

    Tienes toda la razón una vez más, pero te propngo algo, un aporte. A menudo escuchamos solo criticas o apreciaciones de cuan lechuga es el mensaje y tienen razón quienes opinan, yo lo he vivido, pero que tal si ayudamos, si entregamos una pautas sobre COMO DISCURSAR EN LA REUNION SACRAMENTAL y otros eventos a que nos inviten.
    Hace años circuló un folletito que daba una pauta para preparar un buen mensaje, básicamente concentrarse en el tema, introducción, cuerpo del mensaje, conclusión y testimonio… cuando ocupar humor y de que tipo, pero tambien en el sitio de la Iglesia en Inglés aparece una ayuda para preparar lecciones y mensajes ¿podría traducirla alguien con un mejor conocimiento que yo del inglés?, luego se publica, todos aportamos y tendremos mejores emnsajes, al menos de los “cumorahnos”

  21. 0

    0

    hola olafo.

    tienes toda la razon, pero no quise poner las pautas que yo uso, por que podria ser mal interpretado como que por un lado hago una critica y despues trato de enseñar como hacerlo bien (a mi manera).

    Asi que no quise hacer eso para que no se pensara que pretendo ponerme a “enseñar la manera correcta” o cosas por el estilo.

    De hecho, hace unos meses (quizas mas tiempo) Barbi compartio un mensaje de “tips” para discursos, pero hubo algunas personas que no lo entendieron y comenzaron a discutir que los tips no eran importantes sino que solo el espiritu y cosas asi (lo cual se sobrentiende, pero el tema era otro) y se perdio el objetivo del articulo.

    De todas formas vamos a mirar lo que recomiendas en lds.org y si podemos traducirlo eventualmente publicarlo.

    Saludos :)

  22. 0

    0

    Estoy totalmente deacuerdo con muchos de los comentarios, y tambien creo que un buen discurso va mas alla de la capacidad de expresion de la persona, tiene mucho que ver con el espiritu (sin duda) pero tambien con la preparacion que se le dio al discurso previamente!, eso tambien es una muestra del interes y del sentido de la importancia que le damos a esa asignacion de discursar ante la congregacion, lo misma aplica al dar una clase, etc.

    tambien estoy super en contra de los discursos tipo “leidos tal cual” de las liahonas o incluso clases super leidas de inicio a final del manual! :S, eso denota la poca importancia qe se le da a la asignacion y a las personas a quienes hablaremos tambien :S!

    saludos! :D

  23. 0

    0

    bueno por lo general algo que pasa en mi estaca es que todos queremos ser personas de relatos liahona…….niños-liahona, misioneros-liahona, lideres-liahona, etc…esforzandonos por acercarnos a ser personas muy ejemplares, pero muy ejemplares……pero hay que reconocer que hay gente ejemplar…..
    al tratar de decir frases tipo….en mi mision, en mi hogar , en mi trabajo,y despues…. entra el acostumbrado y forsado relato liahona personal, despues nos salimos del tema, volvemos, es por eso que nos sale nuestra y acostumbrada lechuguita interior, de nuestro discurso.

    saludos………

  24. 0

    0

    Pdte Hinckley lechuga?????????? Que terrible. No creo que el profeta se parara frente a todo el mundo sin estar preparado, el que dijo eso, es mejor que vuelva a leer el artículo y medite su respuesta…

  25. 0

    0

    Yo dije “buen lechuga”, no lo hice en forma despectiva (ojo).

    Admiro la oratoria del Pdte Hinckley de mezclar varios temas que aparentemente no tenian ninguna relacion y de más encima barnizarla con su encanto personal, humor, simpatia y simpleza.

    Hasta donde mi memoria da, recuerdo que en mas de una ocasion fue muy muy notorio que a los traductores de español en la conferencia general les toco sudar la “gota gorda” porque improviso -inspiradamente – algunas ocasiones y en esas, él toco variedad de puntos (no me recuerdo el o los discursos especificos donde mas se noto eso si alguien me da una mano ahi … recuerdo que uno fue el 1999 o el 2000 y uno bastante mas reciente … recuerdo al traductor casi no poder alcanzar a traducir). Su uso del humor, toco una variedad de temas dificiles de relacionar y saco varios compromisos de distinta indole a los miembros.

    Creo que es un don el ser un discursante efectivo que pueda ser estructurado pero a la vez tocar variedad de temas. Hacerlo es un gran desafio y como dice admin muchos lo hacen pero lo hacen de forma deficiente.

    Yo al menos cuando discurso llevo el discurso en una direccion y super estructurado, tengo el punto inicial y tengo el punto final.

    Pero hay otros hermanos que tienen el don de hacer “buenos lechugas”. Ejemplos de discursos asi se me vienen varios de lideres, pero se me viene uno aun mas famoso y trascendental que aun cuando era perfectamente memorizado tocaba infinidades de temas en poquisimas palabras (y cuando hablo de varios varios es realmente muchos y todos a la vez!) y apuntaba a todos lados con gran maestría: “El sermon del Monte” del Señor Jesucristo.

    Saludos y que vivan los buenos discursos.

  26. 0

    0

    Ojo, creo que lo de Pdte. Hinckley es un caso particular y propio de su llamamiento, ya que lo dicho sobre sus discursos puede tener una explicación que va más alla del tema “discurso” propiamente tal. En su oficio de profeta y Pdte. de la Iglesia es su deber el amonestar a su pueblo, (recuerdan Jacob 1:19). Por ello creo que algunos de sus discursos tocaban varios temas porque no eran discursos “normales” en los que se desarrolla un tema del evangelio, sino que además de ser un “mensaje cierre” como bien señaló Admin, muchos eran mensajes “amonestatorios” y advertencias sobre varios temas de contingencia.
    ¿Que harían Uds. si fueran el profeta, tienen dos o un poco mas de oportunidades en el año para hablar a toda la Iglesia, y se dan cuenta que es necesario amonestar y advertir sobre el peligro de la pornografía, el abuso, el maltrato familiar, los peligros de internet y el chat, el preparase para tiempos difíciles, etc.etc. ?

  27. 0

    0

    Golo, excelente respuesta. Cuando el Pdte Hinckley discursaba, eran poderosos y no se desviaba del tema, aún recuerdo cuando habló del perdón en una conferencia… uufff… me hizo llorar.
    Y estoy de acuerdo en eso de que, como profeta, tenía muchas cosas que decirnos y poco tiempo para ello, por eso concluía hablando de muchas cosas a la vez…

    PD: algunos traductores son medio “Lechuguita”… jajajaja

  28. 0

    0

    Esto quizá no me lo crean, pero pasó en una Rama cuando fui misionero de tiempo completo. El Pdte. de Rama, me pidió que ayudara con la bendición de la Santa Cena. Bueno, no me rehusé, pero como saben desde allí se observa todos los ángulos del salón sacramental. Cuando pasaron a los discursos, ese día le tocaba a la Presidencia de Rama. Cuando uno de los consejeros comenzó a discursar, como siempre me puse a oírle y noté definiciones ajenas a nuestras creencias. Miré al hermano y vi que estaba leyendo algo, no pude saber que era en ese momento. La verdad, era para pararse y detener su mensaje. Pero supongo que eso tendrían que hacerlo los líderes del barrio.
    Cuando terminó la reunión discretamente traté de ver en que había basado su lectura este hermano. Era nada y nada menos, que un libro de los Testigos de Jehová.
    Ese discurso sale fuera del catálogo, abría que crear uno para los discursos apóstatas y también clases apóstatas, de la cual también fui testigo algunas veces.

    Por otra parte, conocí a un gran orador en un barrio. Era un hermano que mantenía la atención al 100%. Se notaba su gran erudicción y grandes recursos técnicos. Lo malo era que del discurso a los hechos, había muchas hectáreas de lechugas.

    Es cierto que no hay sacramental aburrida, porque creo que debemos ser aprendices en todo momento, aún de los errores y horrores de otros. ¿Quién no cometió alguno alguna vez?

    En un Liahona salió ¿cómo preparar un buen discurso?…creo que será motivo de hacer un repaso…

  29. 0

    0

    Sería buenísimo que primero le echara una revisadita a su texto y corrigiera todas las faltas de ortografía, y más aún, su pésima redacción.

  30. 0

    0

    Genial!, Cero problema!.

    Dame un correo para enviarte los textos antes para que le des la revisada y una corrección adecuada. Hace tiempo estaba pensando que seria genial si alguien se ofreciese a echarle una revisadita antes en esos aspectos.

    Muchas gracias!!!

    Saludos :)

  31. 0

    0

    administracion me gustaria tomaras el tema de los testimonios, en verdad es algo preocupante porque en mi barrio los unicos que dan un buen testimonio son los niños y con respecto a tu tema de discursos cebollas y lechugas es bien claro que es para nosotros, para prepararnos y no criticar a nuestras autoridades generales, que por algo estan donde estan no debemos confundirnos y con repecto de nuestras autoridades locales es necesario que se preparen con mas humildad y con mayor espiritualidad, tantos los discursos como las clases deben de ser un alimentos para nuestro espiritu y yo lo comparaba con la alimentacion, es como cuando te invitan a comer y solo te dan un taco con sal o un gran banquete, tanto los discursantes como los maestros son nuestros chef, el domingo es cuando algunos alimentan a su espiritu y debemos invitarle un buen banquete no un taco placero, como decimos en méxico, y cuando nos toque dar un discurso debemos recordar este mensaje, perdon martha si tuve alguna falta de ortografia.¡¡¡¡bien administracion por tu articulo, no importa las faltas de ortografia!!!!!

  32. 0

    0

    mis queridos hnos;
    En referencia a ubicar algunos de los discursos de las conferencias generales dentro de la descripcion de lechuga; no se apega a la idea de admin, pues los discursos de las autoridades generales siempre han estado bien estructurados y claros en su mensaje. yo pienso que admin se refiere mas a un ambito comun, en nuestros barrios y/o estacas. yo considero que se da ese efecto (lechuga) por dos razones, la 1a responde a la emocion espiritual de que es objeto el discursante, pues quisiera hacer mas que su cometido, y eso lo lleva a perder la objetividad de su mensaje. y la 2a y en la cual puedo encajar yo; resulta de la gran impresion que da el estar enfrente de tanta gente y a mayor altura, y los nervios lo llevan a un descarrilamiento, que al final uno solo tiene que parar. Me resisto a pensar que alguien se atreva a pasar al frente sin haber preparado nada. En lo personal, creanme yo suelo dar tiempo a la preparacion de los mensajes, y solicito la inspiracion de l espriritu, pero a la hora de estar en frente, se me doblan las rollidas. Soy converso y eso de dar discurso es algo que nunca me gustado, pero es mas mi sentido de obediencia que siempre pasare al frente. saludos, me apegare a sus consejos para ser un mejor servidor.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.