Encyclopedia – Los Tres Nefitas


Autor: Wilson, William A.

Las historias SUD acerca de los tres nefitas son algunas de las leyendas más asombrosas de los ciclos religiosos en los Estados Unidos. Teniendo ciertas semejanzas con las historias del profeta Elías en la tradición judía o la de los santos en la tradición católica, las historias de los tres nefitas son la version distintivamente mormona de esta tradicion religiosa. Parte de un gran grupo de narrativa tradicional SUD (véase Folklore Sud), estas historias no son doctrina oficial y no estan publicadas en la literatura oficial. Estan basandas en la historia del Libro de Mormón que cuenta del don que les dio Cristo a tres discípulos Nefitas, durante su visita al Nuevo Mundo después de su muerte y resurrección, de obtener el mismo deseo que ya había concedido a Juan el Amado, de “quedarse en la carne” para seguir llevando almas a él hasta su segunda venida (Juan 21:22; 3 Ne. 28:4-9). El registro del Libro de Mormón dice: “Y [los tres nefitas] son como los ángeles de Dios…., y pueden manifestarse a cualquier hombre que les parezca conveniente. Por tanto, ellos efectuarán obras grandes y maravillosas, antes del día grande y futuro,”(3 Ne. 28:30-31; véase también el Libro de Mormón: Tercer Nefi).

Asi como la recién fundada Iglesia creció en número, un creciente número de historias comenzaron a circular entre los miembros, las que hablaban acerca de amables hombres de edad, de quienes usualmente se pensaba que eran estos antiguos discípulos Nefitas, ls cuales se habían aparecido a las personas que estaban en peligro físico o espiritual y les ayudaban a resolver sus problemas, luego de lo cual desaparecian de repente.

Ya que estas abarcan un siglo y medio de historia LDS, estas narrativas reflejan la evolución de los entornos físico y social en la que los Santos de los Últimos Días han tenido sus pruebas de fe. Por ejemplo, en un estilo de vida o sociedad agrario anterior a la Segunda Guerra Mundial, las historias acerca de los Nefitas hablaban de que estos guiando a los pioneros a pozos de agua, salvando a un ganadero de una tormenta de nieve, ofreciendo remedios naturales para las enfermedades, arando el terreno de un campesino para que el pudiera cumplir con sus deberes en la iglesia, o entregando alimentos a los misioneros hambrientos. En el mundo contemporáneo, las historias hablan de los nefitas dando ayuda milagrosa a genealogistas SUD en difíciles busquedas de antepasados, sacando a un joven de un lago después de un accidente de canoa y dandole respiración artificial, arreglando el horno a una viuda, guiando a automovilistas perdidos en una tormenta de nieve, dando aliento a una mujer que había perdido a su marido e hija en un accidente aéreo, y sacando a los misioneros del fuego en un accidente en la autopista.

A pesar de como se han ajustado las nuevas historias desde los originales pueblos pioneros con caminos rurales a nuestro tiempo de civilizacion urbana con ruidosas carreteras, algunas circunstancias se han mantenido constantes. En las historias, los tres nefitas continúan bendiciendo a las personas y, al contar estas historias, los santos de los últimos días testifican de la validez de las enseñanzas de la Iglesia y alientan a la obediencia a las mismas. Las historias siguen proveyendo a los fieles un sentido de seguridad en un mundo inseguro, persuadiéndolos a que como Dios ayudó a los honrados pioneros a vencer un mundo físico hostil, también va ayudar a los fieles a soportar los males de la sociedad urbana. Entonces, tomando en conjunto, las historias siguen proporcionando entendimiento en los corazones y mentes de los Santos de los Últimos días acerca de las creencias que los mueven a la acción.

No Responses

Write a Comment»
  1. 1

    es maravilloso los de los tres nefitas… donde yo vivo…. tambien ahi una historia de los 3 nefitas… la escuche una sola vez y fue muy especial el espiritu q senti porque pude saber inmediatamente q era verdad.. 😛

  2. 2

    En Predicad mi Evangelio dice algo así como, que no se debe contar tooodas las experiencias espirituales que uno viva, siento que las vivencias que se puedan tener con los 3 nefitas debiera ser una de aquellas que se guarden con respeto… Me gusta escuchar este tipo de relatos, es fascinante, pero la verdad, no las creo todas, depende del lugar, la ocasión y como se cuenten… no sé… es mi manera de pensar…

  3. 3

    hola me gusta mucho esa pagina agredesco a miembros como ustedes, me gustaria preguntarte a ti admin. sobre el libro que tienes que se llama the three nefites… que tal es ese libro? podrias hablarnos de ese libro ??
    me gustaria agregar algo al respecto…

    David Whitmer nació el 7 de Enero de 1805 en Harrisburg, PA. Cuando tenía cuatro años de edad, su familia se mudó al área de los lagos de Nueva York, al pueblo de Fayette, a 22 millas de Palmyra. Siendo amigo de Oliverio Cowdery, David lo escuchó refiriéndose a José Smith durante un viaje de negocios a Palmyra en 1828. Más tarde, después de que Oliverio se mudó a Harmony, PA para trabajar como escribiente de José, Oliverio le escribió a David testificando del Libro de Mormón y su traducción. Como resultado de esta comunicación, se decidió que Oliverio y David debían ir al hogar de Peter Whitmer, el papá de David, a fin de continuar con la traducción. Tanto la persecusión en Harmony, como las dificultades con los cuñados de José, precipitaron el cambio. Por consiguiente, David Whitmer hizo planes para viajar a Harmony a fin de acompañar a José y a Oliverio. Eran finales de mayo de 1829, marcando el principio de una serie de milagros que David tuvo el privilegio de presenciar. El manual de Historia de la Iglesia en la Plenitud de los Tiempos lo describe como sigue:

    “Para los granjeros del lugar, era esencial sembrar los campos a fines de mayo si querían levantar buenas cosechas en el otoño [septiembre a diciembre en el hemisferio norte]; por lo tanto, David Whitmer tenía que arar y preparar la tierra antes de poder ir a buscar a sus amigos en el carro tirado por dos caballos. Un día, al terminar su labor, se dio cuenta de que en una jornada había hecho el trabajo que normalmente le habría llevado dos días; su padre también quedó impresionado por lo que le parecía un milagro y comentó: ‘Tiene que haber un poder superior en todo esto y creo que es conveniente que te vayas a Pensilvania en seguida que termines de esparcir el yeso’. (El yeso en polvo se utilizaba en los campos con el fin de contrarrestar la acidez del suelo.) Al día siguiente, cuando el joven fue al campo para esparcir el yeso, tuvo la gran sorpresa de encontrarse con que el trabajo ya se había hecho; su hermana, que vivía cerca, le dijo después que sus hijos la habían llamado el día anterior para que observara a tres forasteros que estaban esparciendo el polvo con gran destreza; ella supuso an hombres contratados por David para hacer el trabajo.

    “Agradecido por esta intervención divina, David Whitmer se apresuró en su viaje hacia Harmony. José Smith y Oliverio Cowdery lo encontraron cuando se aproximaba al pueblo. Aunque David no les dijo exactamente cuando llegaría, José había visto en una visión los detalles del viaje de David a Harmony.”

    El Millenial Star, vol. 40, págs. 769 a 774 registra el testimonio de David acerca de ese viaje:

    “Oliverio me dijo que José le informó de cuando había yo salido de casa, donde había pernoctado la primera noche, cómo leí el letrero en la taberna, donde pernocté la siguiente noche, etc., y que yo llegaría para la cena, y por eso es que llegaron a encontrarme. Todo esto sucedió exactamente como José le dijo a Oliverio, por lo cual yo estaba sumamente asombrado.”

    Regresando al registro del manual Historia de la Iglesia en la Plenitud de los Tiempos:

    “Esos tres milagros presenciados por David Whitmer fueron una manifestación de la condición de Profeta y Vidente de José Smith y de la intervención del Señor para que se pudiera iniciar con éxito la obra de la Restauración.

    “Ese fue el primer encuentro de José Smith con David Whitmer, y, tal como había sucedido con Cowdery, en seguida surgió una amistad entre ambos hombres. Al poco tiempo se pusieron en camino a Fayette, que quedaba a unos 160 km de allí. En esa oportunidad, Moroni se llevó las planchas para evitar el peligro de transportarlas de un lugar al otro. Durante el viaje, ocurrió un hecho extraordinario mientras iban en el carromato; David Whitmer lo describe de esta manera:

    “’De pronto, apareció junto al carromato un anciano de aspecto sereno y amable que nos saludó con estas palabras: ‘Buenos días. Hace mucho calor’, al mismo tiempo que se pasaba la mano por la cara. Le devolvimos el saludo y atendiendo a una seña de José, lo invitamos a subir si es que iba hacia el mismo lugar que nosotros. Pero nos respondió con mucha amabilidad: ‘No. Yo voy hacia Cumorah’. Este era para mí un nombre desconocido, y no sabía a que se refería. Nos miramos unos a otros y, mientras yo le dirigía a José una mirada interrogativa, el anciano desapareció en un instante . . .

    “’. . . Era el mensajero que llevaba las planchas, que las había tomado de manos de José en Harmony, antes de que empezáramos el viaje’”.

  4. 4

    Es interesante este asunto de los 3 nefitas,hace poco conversaba con una maestra de seminario de mi estaca y me preguntaba acerca de los 3 nefitas, entonces comence a hacer una pequeña investigacion acerca de ello,mas que nada basada en las puras escrituras,resulto algo interesante para mi hacerla,si les interesa pueden escribirme y se las mando.

    1. 4.1

      a mi me gustaría saber un poco más. Te dejo mi correo.

      josemariayalan@gmail.com

    2. 4.2

      gracias, me gustaria recibir la investigacion que ha hecho de los 3 nefitas

  5. 5

    Yo escuche al Pdte. Eduardo Ayala algo sobre los 3 Nefitas, en una reunion con jovenes mayores solteros, justo cuando regresaba de Mision, fue el año 89, casi 90, eran tiempos distintos que hoy y Pdte. AYALA habia sido llamado reciente como autoridad de los 70 en esos años primer chileno ademas, fue especial escuchar que el mismo vivio esa experiencia de los 3 nefitas.
    Mis hijos mas chicos, hace poco me consultaron sobre ello, el David Ammon de 12 años, Juan Pablo de 8 años y Lidia Pamela de 16 años. Les conte del libro de Mormon, luego les lei sobre el tema y lo que escuche del Pdte. AYALA un gran Sacerdote, desde tiempo no he sabido nada de èl.

    1. 5.1

      me gustaria saber bien que discurso fue en el que hablaron de los 3 nefitas…eso me ayudaria a aclarar muchas dudas, si alguien me pudiera ayudar a saber quien dio ese discurso en el q hablada de llos 3 nefitas y si me dicen donde puedo ubicarlo… gracias necesito informacion sobre esto gracias

  6. 6

    Hola… yo soy miembro desde los 8.. exmisionero hace en el 2010 termine de presidente de una rama en espanol en az. Y quiero decirles que la historia de los tres nefitas es tan verdadera.. yo tengo mi propio testimonio basado en esperiencias personales que he tenido. En relacion con los tres nefitas.. y si alguien estubiera interesado en que se las comparta con gusto lo haria..

    1. 6.1

      Hola david santos. A mi me encantaria saber y conocer mas acerca de los tres nefitas. Por favor enviarme info a mi correo electronico

    2. 6.2

      Hno. buen dia, podria ud compartirme su experiencia… cakihemo38@gmail.com… Saludos desde Perú.

  7. 8

    Yo también quisiera saber la historia.
    sherliz_p25@hotmail.com

    1. 8.1

      Hola, quisiera información sobre los 3 nefitas, este es mi correo, feabdulay@hotmail.com
      Gracias.

      1. 8.1.1

        Por ahi andan, de hecho aqui escriben a veces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.