Nuestras Fortalezas Pueden volverse Nuestra Perdición – Estudiantes

Tres +1  puntos del mensaje de Elder Oaks dirigidos directamente a los estudiantes. En leer mas.

Decidi dar un trato especial a estos puntos ya que el discurso es largo, y creo que algunos jovenes tenderan a no leerlo completo. Sin embargo, creo que esto es muy importante para ustedes jovenes de la Iglesia.

El exito en conseguir una adecuada educación secular guarda una gran relacion con nuestras posiblidades de exito tanto como personas, como en nuestro servicio a la Iglesia. No siendo lo mas importante en nuestras vidas, en ningun momento debemos quitar el nivel que le corresponde. Tal como menciona elder Oaks, esta virtud que todos los jovenes de la Iglesia sabemos debemos cultivar, a decir, educarnos en el mundo para poder proveer de mejor manera a nosotros mismos y a nuestras familias, puede transformarse en la fuente inicial de nuestra caida.

Cuidemonos del orgullo. Es genial poder lograr cosas que fueron complicadas y que cumplen nuestros sueños, pero nunca olvidemos que es lo mas importante y al final, por que pudimos lograrlas. La escritura que elder Oaks menciona es una de mis favoritas, como un joven que constantemente lucha por no basarse en el brazo de su carne y recordar de donde viene todo lo que tiene. Vana es la sabiduria sin la mano (y reconocimiento) de Dios, sin embargo, siempre es bueno ser instruido, si seguimos a su palabra y si recordamos que nosotros, solos, poco somos. Es triste para mi ver tantos buenos jovenes que luego de terminar sus carreras universitarias y de conocer el dinero y la independencia, se dejaron llevar por los placeres y por lo que el mundo tenia que ofrecerles, olvidando de donde provenian o gracias a quien debian lo que obtuvieron. En mi escuela, fue algo triste conversar con una excelente profesora, muy profesional, con un PhD en buenas escuelas de negocios, nacida en un hogar mormon pero que aunque conservaba todo el cariño por la vida “LDS” lo miraba como algo lejano y de lo que ya no formaba parte. Grandes honores, gran profesion, pero a costa de lo mas importante.

La Fe deformada. Este es un tema que siempre discutía con los jovenes de la Iglesia una decada atras cuando formaba parte de Instituto. Me daba un poco de pena ver a jovenes que creian tener tanta pero tanta fe pero se justificaban de eso (y de su servicio en la Iglesia o Instituto) para creer (y en algunos casos exigir) que las bendiciones les cayeran del cielo solo por el hecho de ser fieles. Mi opinion es que realmente esos jovenes nunca fueron de mucha fe, la fe fue una justificacion “buena” para su desidia en los estudios o su falta de fe en ellos mismos. Es mas facil decir que uno fracaso en nuestros deberes por que “seguimos a Dios” antes que afrontar la realidad de que fueron simplemente flojos o no dieron el esfuerzo que se requeria. Quizas mi juicio es fuerte (la idea no es juzgar a nadie en todo caso) sin embargo se basa en mi observacion de esos jovenes y como ellos, al tiempo, entibiaron (y en algunos casos se apago) esa supuesta fuerte y verdadera Fe. Jovenes, no caigan en ese juego, ni crean que simplemente por tener Fe el Señor les bendecira tanto en sus estudios como para simplemente entrar a estudiar si no hacen su parte. No caigan en el juego del servicio excesivo (incluso del abuso) en la Iglesia. Para los jovenes, puede ser tentador poder “participar en todo”, e inclusive los misioneros y misioneras recientemente retornados pueden ser la persona perfecta para que algunos lideres le asignen hacer de todo bajo los supuestos de que son jovenes con energia, tiempo libre, conocimiento y experiencia, y que saben que “no se pueden negar a los llamamientos”. No caigan en ese juego ni por ustedes, ni por otros. La juventud es una etapa increible, sin embargo, es tambien un cheque a fecha. En gran parte todo el resto de su vida sera una consecuencia de las cosas que hicieron y las decisiones que tomaron entre los 15 y 25 años.

Bueno, les dejo nuevamente con elder Oaks. “Nuestras Fortalezas pueden volverse nuestra perdicion”, para Jovenes de la Iglesia.

Logro y Orgullo

Otras ilustraciones de como nuestras fortalezas pueden hacerse nuestra perdición conciernen la actividad del aprendizaje. Un deseo de saber es seguramente una gran fortaleza. Un hambre para aprender es encomiable, pero los frutos del aprendizaje hacen a una persona en particular susceptible al pecado de orgullo. Al comparar las frutos de otros talentos y logros en los campos tales como los deportes o las artes. Es fácil para la persona culta y el de exito olvidar sus propias limitaciones y su dependencia total de Dios.

Los logros en la enseñanza superior traen a las personas mucho reconocimiento y verdaderos sentimientos de autosuficiencia. Pero deberíamos recordar que El Libro de Mormón nos advierte evitar la jactancia de nuestra propia fuerza o sabiduría no sea que finalmente seamos dejados a nuestra propia fuerza o sabiduría (ver Alma 38:11; Alma 39:2; Hel. 4:13; Hel. 16:15).

Del mismo modo, en referencia “a aquel plan astuto del maligno”, el profeta Jacob comentó que cuando las personas son “instruidas”, lo que significa que ellos tienen el conocimiento, “ellos piensan que son sabios,” lo que significa que tales personas piensan que tienen la capacidad de aplicar sabiamente su conocimiento. Las personas que piensan que ellos son sabios de esta manera “tienden a no consultar de Dios, ya que ellos lo ponen aparte, suponiendo que ellos saben por sí mismos.” En aquella ocasión, el profeta dijo, “su sabiduría es vana y ellos… desfallecerán. Pero bueno es ser instruido si hacemos caso a los consejos de Dios” (2 Ne. 9:28–29).

Fe Deformada

En un grado extraño la fe en Dios, que es un don espiritual genuino y una fortaleza, puede ser deformada logrando quitar la importancia de otros factores en los estudiantes. He conocido a personas que comenzaron sus estudios académicos con un gran ímpetu, pero con el tiempo, no siguieron invirtiendo el tiempo necesario en sus estudios. Ellos supusieron que habían desarrollado una fe tan grande que si ellos simplemente hicieran su trabajo en Iglesia, el Señor los bendeciría para lograr sus objetivos académicos. De esta manera, la supuesta fuerza de su fe se hizo la causa de su perdición académica. Podríamos decirles como el Señor dijo a Oliver Cowdery cuando él cesó en sus esfuerzos de traducir:

“Es porque tú no seguiste como comenzaste. …

“Has supuesto que yo te lo concedería, cunado no pensaste sino en pedirme

“Estúdialo en tu mente entonces has de preguntarme si está bien” (D&C 9:5, 7–8; ver también D&C 88:118).

Aquí el Señor nos aconseja el equilibrio. La fe es vital, pero debe ser acompañado por el trabajo personal apropiado para la tarea. Sólo entonces tenemos derecho a la bendición. El acercamiento apropiado a nuestro deber de estudiar es como si todo dependiera de nosotros y luego orar y ejercer la fe como si todo dependiera del Señor.

Servicio Excesivo en la Iglesia

Una fuerza relacionada que puede ser corrompida y llevarnos a nuestra perdición es un deseo excesivo de servir en la Iglesia. Recuerdo a un estudiante de posgrado que usó su servicio en Iglesia como un medio de fuga para los rigores de sus estudios. Él fue más allá de lo que llamamos el tiempo de Servicio en la iglesia y se hizo casi un trabajador al servicio de la Iglesia en jornada completa. En consecuencia el se ofreció para cada asignación suplementaria, dando una ayuda que fue enormemente apreciada en varias organizaciones y en las actividades de la Iglesia. A consecuencia de esta asignación excesiva del tiempo, él falló en sus estudios y luego equivocadamente culpó su fracaso a la carga excesiva del servicio de Iglesia. Su fortaleza se hizo su perdición.

Del mismo modo, recuerdo al Presidente Harold B. Lee. El me expresó un consejo cuando yo era el presidente de la BYU. Poco antes de que el Templo de Provo fuese dedicado, él me comentó  de su preocupación por la accesibilidad del templo que haría que algunos estudiantes de la BYU comenzarian a asistir al templo tan a menudo que ellos descuidarían sus estudios [nota admin: el templo queda en la esquina de BYU, a unos 300 a 500 metros del campus, en todo caso en subidita]. Él me impulsó a trabajar con los Presidentes de Estaca de la BYU para asegurarse de que los estudiantes entendieran que hasta algo tan sagrado e importante como el servicio de templo tenía que ser hecho con sabiduría y orden de modo que los estudiantes no descuidaran los estudios lo que deberían ser el foco principal de su tiempo durante sus años de estudiantes.

Un Deseo de Ser Conducido en Todas las Cosas

Estrechamente relacionado a este ejemplo es la persona que tiene un deseo fuerte de ser conducido por el Espíritu del Señor, pero a quiénes imprudentemente amplían aquel deseo al punto del deseo de ser conducido en todas las cosas. Un deseo de ser conducido por el Señor es una fortaleza, pero tiene que ser acompañado por un entendimiento de que nuestro Padre Celestial se vale del uso de ejercer nuestras propias decisiones en nuestras opciones personales. El hacer una decisión personal es una de las fuentes de crecimiento que se supone debemos experimentar en la mortalidad. Las personas que tratan de cambiar el dejar [todas] las decisiones al Señor y suplicar por la revelación en cada opción encontrarán pronto circunstancias en las cuales ellos orarán por la dirección y no lo recibirán. Por ejemplo, este probablemente ocurrirá en aquellas numerosas circunstancias en las cuales las opciones son triviales o en la que una u otra opción es aceptable.

Deberíamos estudiar todas las cosas en nuestras mentes, usando los poderes de raciocinio que nuestro Creador ha colocado dentro de nosotros. Luego deberíamos orar para tener dirección y actuar conforme a ello si la recibimos. Si no recibimos la dirección, deberíamos actuar sobre nuestro mejor juicio. Las personas que persisten en la busca de la dirección por medio de la revelación en asuntos en los cuales el Señor ha decidido no dirigirnos pueden inventar una respuesta de su propia fantasía o tendencia, o ellos pueden recibir hasta una respuesta por medio de la falsa revelación. La revelación de Dios es una realidad sagrada, pero como otras cosas sagradas, debe ser apreciada y usado correctamente de modo que una gran fuerza no se haga una debilidad de incapacitación.

No Responses

Write a Comment»
  1. 1

    hola administrador, disculpa por usar esta via para resolver una pregunta. seria interesante que hubiera un foro para preguntas y respuestas que tengamos todos y publicarlas y comentarlas, y disculpa si ya lo existe y no lo he encontrado : ) otra cosa es que si me pudieras a yudar a conseguir un numero atrasado de la Liahona puesto que me la presto el obispado y la extravie ?? o donde puesdo conseguirla.es la de mazo del 2007. te agradeceria tu respuesta ya sea a mi correo o aqui mismo estare al tanto, y gracias por este gran recurso que es CUMORAH. jwm

  2. 2

    Las liahonas las puedes consultar en línea aquí: http://www.lds.org/gospellibrary/pdfmagazine/0,7779,595-10-3,00.html
    Si es física, supongo que se puede pedir al centro de distribución

  3. 3

    En efecto, el Señor nos dice en Eter 12:27 que nos da debilidad para que seamos HUMILDES…Es allí donde debemos analizar el mensaje del Elder Oaks. Tambien nuestras fortalezas nos pueden llevar a la perdición sino las manejamos SABIAMENTE.

  4. 4

    Hola: admin muy bueno el articulo, la verdad que es algo que algunos de nosotros como miembros y estudiantes nos pasa, en lo personal desafortunadamente tengo tiempo para el trabajo y el estudio menos para el Señor siendo que El me da ambas cosas, se que debo de trabajar en eso, gracias por tu articulo.

  5. 5

    Hola admin, el articulo publicado me ha ayudado mucho a recordar lo grande y sagrado que es el Libre albendrio, creo que eso nos pasa muy a menudo (o por lo menos a mi) esperamos que el señor haga todo por nosotros, cuando en realidad somos nosotros quienes debemos tomar nuestras propias decisiones para luego recibir inspiracion. Gracias por recordarme lo amoroso que es nuestro Padre Celestial

  6. 6

    Me gustaria aclarar con todo mi respeto la palabra Libre Albedrio…debemos decir solo Abeldrio……..Libre Albedrio estamos diciendo Libre Libertad….entonces la libertad de escojer viene dada a nosotros antes de nacer por tal motivo decidimos estar aqui asi lo manifestamos al Padre Celestial…que como lo se??? ore mucho al Padre y asi lo se!!!…asi que eter enseña mucho sobre nuestras decisiones en la vida pero es necesario tener debilidades mas no caer en ellas ya eso es muy diferente…el Señor dice y si los hombres vienen ami yo le mostrare su debiliadad…no muestra que solo no podemos que lo necesutamos para llegar al Padre…ahora si nos humillamos y le reconocemos cmo Salvador entonces hara que las cosas debiles esas que nos acosan dia a dia sean fuertes…(fortaleza)…saludos que bueno es leer para conocer y con el espiritu mejor todavia…….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.