Dia de "Reposo"… ja!

Ayer estaba pensando, mientras trataba de calmar a la estelita y le daba un jugo a la mica (por suerte arturo estaba feliz en los brazos de la mama) en que eso de “Domingo Día de Reposo” y sobre todo el clásico de que el domingo “recargo las pilas espirituales”, lo mas probable es que es completamente cierto, excepto para para el grupito de padres con niños pequeños, por que los domingos para ese grupito de miembros, recorcholis, suele ser toda una aventura.

Típico día domingo para familia sud con niños pequeñitos: Levantarse muy temprano, mamaderas, repartir quien cambia pañales y viste a cada uno, buscar la ropa “dominguera”, vestir a los bebes mientras se cuida que los ya vestidos no se ensucien o mojen jugando, arreglar la ropa mal puesta (a mi me pasa siempre que me retan por que me equivoco con el orden de las prendas, o se las coloco al revés), lavar caritas y peinar (con los problemas cuando NO tienen animo de que les peinen), correr y comer algo a la rápida, buscar los himnarios (los domingos en las mañanas, siempre están en sitios distintos), y todo lo anterior sin contar que hay que ducharse, afeitarse y todos los extras que nuestras esposas tienen que realizar y que son particulares de ella (por que a la hora que a los dos nos tocase maquillarnos, ahí si que no llegamos nunca).

Lo mas curioso es eso de comprobar la teoría general de la relatividad del tiempo: No importa si uno se levanta 3 horas o 30 minutos antes, el tiempo “se estirara”: uno terminara saliendo siempre atrasado de casa.

Y bueno, se llega a la capilla. Hay que olvidarse de utilizar las cómodas y acolchonadas bancas de los primeros puestos de la capilla, aun recuerdo con cariño como toda mi niñez y juventud me sentaba en la segunda banca a la izquierda…. no, ahora con suerte uno alcanza a llegar al salón cultural, se sienta atrás en la parte de sillas solamente y cerca de las puertas, y comienza la “prueba de fe”.

Los niños pequeños son simpáticos. Les gusta cantar, así que los primeros 5 minutos todo bien: Mueven las manitos cuando ven a la hermana dirigir el himno, sonríen e inclusive agachan la cabecita y permanecen en silencio en la oración. Uno comienza a adquirir fe. Sin embargo por lo general, esta fe es puesta a prueba. Con algo de suerte se puede pasar la santa cena, pero hay días en que uno no anda “bendecido”… uffff….  Si hay algo que me estresa es cuando los niños, mis niños (que en mi caso tienen 3, poco menos de 2 y como 9 meses) comienzan a hacer ruido o a molestarse (lo que incluye, mas ruido) en medio de la santa cena. Me trauma!.

A mi me gusta disfrutar de la paz y solemnidad de la santa cena, cuando era soltero, o no teníamos niños, como que igual mirábamos un poco feo si habían familias con niños algo desordenados (aunque con los niños igual no es problema, cuando en la santa cena los adultos hacen ruido, o responden celulares, u otras cosas, esos si me pican, pero ese es otro cuento), pero ahora que soy padre, los quince minutos de la santa cena son realmente una prueba mayor. El Profeta decía que “una religión sin sacrificio no puede desarrollar la fe necesaria para la salvación”, me pregunto si se aplicara a lo que pasamos los que tenemos hijos pequeños.

De hecho a mi me da hasta risa que cuando termina la santa cena, miro alrededor (casi todas las parejas jóvenes con niños pequeños se sienta junto a nosotros, al final del salon cerca de las salidas) y todos suspiran con alivio. No es que ahora se pueda hacer ruido libremente, pero, por lo menos, ya salimos de la santa cena.

Y bueno, después vienen los trucos que cada familia tiene para mantener quietos a sus pequeños (revoltosos) tesoros. Por allí niños que pintan o dibujan en hojas de papel (a la mica le encanta), por allá niños comiendo galletas o jugitos (estoy seguro que la estelita sube de peso cada domingo), los mas tech jugando con sus celulares inteligentes (en modo sin ruido) y los clásicos, con esos “libros silenciosos” que siempre he tenido la idea son mas divertidos de hacer que útiles de usar, ya que nunca entretienen mas que un par de ocasiones a los pequeños.

Y también aparecen los recursos de emergencia. Este fin de semana comenzamos con “la pieeezaaaaa silenciosa” que alguien nos compartió en cumorah: Cuando los niños quieran salir, se sale pero no a pasear, sino que se encierra en una sala y uno se sienta con el niño frente a uno sin dejar que hagan nada: “O te aburres aquí, o vuelves con la mama a la capilla, pero no estamos aquí para jugar”. Bueno, ayer comenzamos bien con el experimento pero descubrí que solo se puede usar de un niño a la vez, si se juntan dos, comienzan a “retroalimentarse” entre ellos y hasta allí nomas llega “la pieeezaaaa silenciosa”.

Y bueno, para que vamos a inventar cosas. Cuando termina la capilla, uffff, es un alivio tremendo!!!. Que recarga de baterías espirituales ni que ocho cuartos, yo vengo por que se que tengo que venir y me siento feliz con mi familia en la Iglesia, así como yo era feliz cuando niño, pero salimos muchas veces literalmente agotados de la capilla y si pienso en el próximo domingo, uffff, bueno, recuerdo que simplemente tengo que fortalecer mas mi fe con la “adversidad”.

Así que encanta la iglesia y el día domingo, pero supongo (y sinceramente espero) que volverá a ser un día de reposo, quizás, en unos 4 o 5 años mas…. por que por mientras quizás se trata del día, o por lo menos la mañana mas estresante y cansadora que tenemos aunque seguro que si se toma con un buen (y semimasoquista) humor al mismo tiempo de seguro es también el día mas “divertido” (entrecomillas) de la semana 🙂

38 Responses

Write a Comment»
  1. 1

    Tienes tooooda la razon jajaja … a medida que crecen se torna mas complicada la cosa, sobre todo cuando les da por gritaaaaar y uno les dice que no giriten y peor lo hacen…. pero ahi estamos, renovando el convenio de poder contar con la guia divina del espiritu santo cada domingo…

  2. 2

    La cosa es peor cuando toca presidir, pero lo que con mi esposa hacíamos es que por ningún motivo los niños salían de nuestro lado a “recorrer” el salón sacramental, entonces teníamos que ser firmes a fin de que los niños no salieran, como los otros, a encaramarse al estrado, eso nos costó al principio pues padres y niños transpiraban por igual y no faltaba la hermanita que nos miraba con ojos reprensivos y opinaba diciendo “deje al niño que sea más libre”- Es un trabajo que no termina cuando los niños crecen. Siempre un buen arsenal de galletas, yogurt o pan ayudan a aquietar los ánimos.

    1. 2.1

      Si… es verdad. Para mi ha sido difícil, ya que en mi barrio la mitad es primaria… y la mayoría de los padres se sientan tranquilamente a escuchar la reunión sacramental mientras sus hijos corren por doquier. Es difícil explicarle a mi hijo de 2 años que eso no es bueno, claro… ve a los otros niños correr y divertirse, que tiene eso de malo??? uuuuuffffff….

      Debo decir que este ha sido uno de los artículos más reconfortantes que he leído en Cumorah… hace unos días le decía a mi esposo que la Reunión Sacramental se ha transformado en una tortura.. y al final el suspiro de alivio ES REAL… uuuuuuuuuuufffffff… es bueno saber que también les pasa a otros… jejeje…

      Tengo dos hijos, uno de dos años 8 meses y el pequeño que acaba de cumplir un añito… y mi esposo en la estaca todos los domingos, me ha tocado lidiar con esto solita… mi hijo mayor lloraba durante los discursos… así de fomes son jajajaja, hasta que entendí que para evitar eso, debía prestar mas atención a los niños y menos a los discursos… así al menos escucho mejor que si estuvieran llorando… una ironía…

      1. 2.1.1

        Yo le llevaba lápices de colores y un cuaderno a mi hijo, y miraba feo a cualquier cabro chico que lo viniera a buscar para hacer desorden… Y RESULTABA!!!!. De todas maneras, en una oportunidad un hermano dijo que eso tampoco era bueno, y que la idea es que se les enseñe a los niños a “escuchar los discursos de la R.S.” … yo esbocé una sonrisa nomás, viendo que dicho hermano tenía “casi puros hijos mayores de edad”.

        Claro que cuando nachito había recién aprendido a caminar, en el barrio que ibamos era la única guaguita; por lo que se desbandaba de repente. Y los hermanos, más que enojarse por eso, como que lo miraban con cara de “ayyy que linda la guaguita” y no pescaban los discursos… jejejejeje. Pero al final ya cambió, y el obispo de por allá que tanto pasó rabia con eso ahora tiene a sus nietos que son guaguitas que harán lo mismo que mi hijo, y seguro que se acordará de nosotros cuando alguien se enoje por eso…

        Creo que es verdad que si tratamos de escuchar por sobre los ruidos de los demás cabros chicos podremos guardar respeto y disfrutar la R.S.

    2. 2.2

      El tema muchas veces pasa por los padres, yo tengo 3 niños y todos quedan encerrados entre la muralla y la otra murala (osea yo), pero siempre hay hermanos que parece que les dicen a sus pequeños.. vaya donde el hermano, jajajaja
      y ahi hay que luchar para que no entre al grupo el hijo del hermanito (que mas encima mira donde uno esta con cara de ” si molesta me avisa”, y aunque “SI” esta molestando igual no lo van a buscar… jajajajaja

  3. 3

    Hola admin te hablo desde mar del plata, te cuento que te esperan varios añitos de esa paz en la sacramental jijijijiji. y no creas que son 4 o 5.
    yo tengo 3 hijos, una mujer joven de 13, un poseedor del sacerdocio aaronico de 12 y una hlj de 4 . vamos a hablar relmente y con verdades, la mujer joven ya esta mas tranquilita, mi joven sacerdote es terriblemente inquieto y aunque enseño la reverencia parece que pisa el salon sacramental y se olvido de todo, y mejor no hablo de la pequeña hlj, mi bolsa aparte de llevar todos mis manuales y minutas, lleva galletitas, lapices de colores, cuaderno para dibujar, caramelos, algun juguetito chiquito que no haga ruido. asi se pasan los hermosos domingos, sinceramente el unico respiro que tengo son la sociedad de socorro y el curso 28.
    espero haberte dado aliento jajajajjajaja

    1. 3.1

      Una pregunta… y disculpa mi ignorancia: ¿Cuál es el curso 28?

      1. 3.1.1

        Walter, todas las clases de la iglesia tienen un numero, no me preguntes por que yo recien supe cuando fue en mision (94-96), en algunos lugares era mas facil llamarlos por el numero pero en mi caso cada clase tiene su nombre, un compañero uruguayo qur tuve me hablaba de las clase de la iglesia por numero y mi esposa tambien las conocio por numero, en mi caso solo por nombre.

  4. 4

    A este artículo: Amén y Amén

  5. 5

    Tengo hijos pequeños. Mi hijo mayor se llama Moroni, pero cuando era más pequeño, los hermanos le apodaron “Lloroni” porque tenía la sensibilidad para atinarle a llorar en plena bendición de los sacramentos. El menor es también inquieto. si a esto le agregamos que me toca estar en el presidium, pues la cosa se complica. Pero las cosas han mejorado, mis hijos ahora son menos inquietos, por lo menos en sacramental. Pero la que más batalla es mi esposa, que preside la primaria y a veces tiene que hacerla de réferi entre mis niños y los otros pequeños.
    Para colmo, salvo los que estamos en el obispado y nuestras familias, la mayoría de los miembros son de la tercera edad, y no tenemos jóvenes. Así que nuestros adultos mayores suelen ser menos pacientes en algunas ocasiones. Pero la clave está en la constancia y en hablar repetidamente de la forma de comportarse en la iglesia en nuestras noches de hogar. No ocurrirá a la primera, pero poco a poco “les caerá el veinte” a nuestros pequeños. Pero sí, hay domingos que entre los pequeños y nuestras responsabilidades en el obispado, terminamos bastante estresados.
    Pero igual, nosotros batallamos con nuestro adultos mayores que se duermen a medio sacramental o quienes vuelven a contar la misma anécdota una y otra vez…

  6. 6

    que bien me siento escuchar sus comentarios al ver que no soy el unico papa que le ocurre lo mismo.llevo 7 años sentandome en la ultima fila y no se si acabara algun dia.
    mi hijo de 7 años ya se porta como un varoncito pero mis terribles bebes de 2 y un año son terribles,mi hija emily de 2 es ir a la iglesia y revolucionarse cuando esta en la sacramental ,corre por todos lados para ver y visitar a todo el mundo ,es muy lanbiscona y cuando toca hacer la oracion grita papa la oracion y ella se pone a hacerla en su lengua mocha con voz fuerte,,,a lo suyo mi hijo de un año le encanta los himnos de la iglesia y cuando toca cantar empieza a cantar gritando,,,,cuando ya se aburren tengo que salirme de la sacramental y asi año tras año,hasta pensar en para que voy a ir a la iglesia si no escucho nada,y es que es un gasto de tiempo y dinero ir a un sitio donde tus hijos no se callan,pero hay que armarse de paciencia porque al igual que ellos aprenden en el hogar ,en la iglesia aprenden….

    trucos y consejos se aceptan jajajaj,porque veo que aca todos los padres hacen las mismas cosas..sea del pais o continente que sea …

  7. 7

    La imagen del artículo es el cuadro de munch que se llama “el grito”

    Saludos!!!!!

  8. 8

    Jejeje al leer esto, agradezco que mi emmita con 6 meses recien sea trankilita, ahora a ver si se mantiene en el tiempo, algunos consejos que alguna vez me dieron y ya probare si me resultan son.

    – Evitar el dulce desde el sabado despues del almuerzo, el dulce activa a los niños y esta mucho tiempo en el cuerpo, si los evitan los niños tendran menos energias

    – Utilizar el sabado para hacer algun deporte con ellos, asi llegaran cansados el domingo y no querran moverse tanto

    – Llevarles cosas que no hagan ruido, hace un tiempo vi una familia que entretenia a sus hijos (4) con plasticina, se veia entretenido, hasta yo habria ido a pedirle plasticina pa jugar un rato

    – En las noches de hogar realizar los mismos pasos de la apertura de la capilla (himno, oracion y una clase buena), asi de a poco se van acostumbrando

    – no dejarles que se paren de al lado de ustedes.

    Weno esos me dieron varias personas antes de que naciera la emma, veremos si me funcionan XD!

    1. 8.1

      mmm… Cuando Nicolás está cansado por el día anterior es cuando más mal se porta… :woot:

      Y lo del dulce… es cierto…

    2. 8.2

      Excelentes recomendaciones…
      Yo tampoco dejaba que mis hijos se pararan de mi lado.. asi los otros se revolcaran por todo el sacramental.. y mis hijos se me quedaban mirando “por que yo no”.. despues les explicabamos en la casa por que el “no”…
      Cuando estan bebes… ni modo de callarlos pues eso es en automatico… pero cuando empiezan a crecer… ahi… calladitos y reverentes… por que si no… escucharan la boca de mama … como reguilete sin parar… al llegar a la casa.

  9. 9

    Por favor, no dejar a los niños salir desde su lado y que corran libremente por todo el salón, eso sólo distrae y atrae la murmuración.
    Tal vez sería bueno sentarse en las bancas que están allegadas a la pared para cerrar el paso de los niños y que sólo jueguen en el espacio entre los padres y la pared
    De todas maneras llevar a los niños a la capilla y no dejar de asistir por el trabajo que dan manteniéndolos reverentes durante las reuniones
    Cuanto más luchen los niños por ir en pos de otros niños a jugar y correr durante la reunión, los padres deben mantenerse firmes y mostrarles que es una reunión tan importante que sólo la pueden vivir en compañía de sus padres.
    Cuanto más te hagan enojar, tanto más debes “demostrarles” que los amas. Se aconsejan besos y abrazos y muchas caricias.
    Es en esos momentos en que se debe evocar el pensamiento de que Dios te los confió a ti como su tesoro más preciado y sagrado.

  10. 10

    wau… que bueno saber que hay tanto que viven (sufriendo) felices por la hermosa labor de criar hijos en Sion.
    La problematica que tenemos con mi esposa es que tenemos dos hijos la mayor de 3 años y el chiquitito de 1 año y 4 meses, y bueno yo me tengo que sentar adelante en el pulpito por mi llamamiento y mi esposa tiene que guerriar con los dos y aveces ambos lloran por que quieren al papá, y lei un consejo de sentarse al lado de las paredes, bueno mis hijos se escapan por abajo de las bancas y si se les toma para que no se muevan, gritan tan fuerte que distraen a todos.
    y despues que gritan siempre esta el hermano o hermana mayor que mira con cara de “porque no controlan a los hijos?” o el tipico shhhhhhhhh… que termina molestando mas que el ruido de los niños.
    bueno al final es bueno saber que hay muchos aventureros en criar hijos y que al pensar en la felicidad que nos dan, estos incomodos impaces no son tan grandes como sus hermosas sonrisas y sus abrasos y sus besitos “ay…” nos dan tanto y solo queda quererlos
    pero el dgo los queremos un poco lejos… jajajajajaja 😆
    saludos a todos

  11. 11

    EL CURSO 28 ES LA ESCUELA DOMINICAL, EL CURSO QUE ESTA DESPUES DE LA SOCIEDAD DE SOCORRO Y ANTES DE LA REUNION SACRAMENTAL

  12. 12

    la teoria es muy bonita pero es muy facil decirlo y luego cumplirlo

  13. 13

    😮 A pesar de no estar casado, me siento identificado con cada uno de estas situaciones, los he visto, me he quedado en casa de familias SUD y sé lo traumante que eso es, sin embargo, también puedo ver lo agradecido que uno se siente al saber que nuestros padres nos enseñan lo mejor. No sé mucho de este tema, pero particularmente me molesta los padres que se sientan de lo más tranquilazos mientras sus hijos hacen desastres en la sacramental, este asunto no es fácil, requiere años de entrenamiento y muchísima paciencia, pero es algo que viene implícito en el llamamiento de padres. El domingo pasado me quedé electrizado, pues una niña de 8 años quemó la papelera de la guardería y nadie se dió cuenta, solo pudimos ver “la escena del crimen”…

    1. 13.1

      Creo que en lo personal eso es lo que mas me molesta a mi por igual… que los papas como si no estuviera pasando nada…. siento que es tremendo cinismo de no ayudar a sus niños a estar reverentes… en parte del sacramental. Hay niños que se juntan con sus amiguitos y los papas por otro sitio del sacramental … y estos con el guiri-guiri… y los papas haciendose de la vista gorda… me da pena… pero me levanto y me siento con ellos… y les sostengo sus manitas…. y se quedan quietos… y despues de que ven que no pueden “jugar ” ni platicar con sus amiguitos me piden permiso para ir con sus papas… y los dejo… y se vuelven a juntar en otra banca sola… y con el guiri-guiri… y los papas… bien gracias.

  14. 14

    hahahahahahahahaha!!!!!! suerte que tengo 18!!!!!!!!! xD
    jajajajajajajaj :p 😆

  15. 15

    Ufff y creia que eramos nostros los unicos que sufriamos tratando que los niños se porten bien el la sscramental, Muy buen articulo nos identificamos mucho con el , nosotros tenemos 4 asi que imaginense la experiencia que tenemos en estos caso. Les puedo señalar que todos los niños son iguales , la esperanza de 0 a 4 hay que aguantar , despues de los 5 años se calman un poco solo un poco , a los 8 ya estan tranquilo pero pintando y dibujando a los 12 por fin se calman a los 17 años ya no son problema, así que animo
    Un abrazo a todos los padres que traen hijos a sion.

  16. 16

    Existe una frase que dice “los niños no saben lo que hacen, pero usted sí”. En mi barrio algunos miembros acostumbran llevar al niño al baño y enseñarles “con poder y autoridad” en que consiste la reverencia. De tal modo que cuando un niño desea portarse mal los papas ùnicamente le dicen ¿Quieres ir al baño? y los niños automáticamente saben de que se trata el ir al baño y controlan su irreverencia. Lo que es extraño es que algunos niños se comportan muy bien y otros muy mal, tal vez es cosa de los padres.

  17. 17

    Me llama mucho la atención la normalidad con la que algunos comentan el recurso de llevarles galletitas u otros comestibles a los niños para que se ‘entretengan’ cosa que me parece lamentable ya que además dejar pasar una oportunidad magnifica de enseñarles a los niños desde pequeños lo sagrado de esta reunión contribuyen en gran parte a la irreverencia que se dá como resultado de esto, entonces la reunión Sacramental pasa a ser un PicNic, hay otras maneras de ‘entretenerlos’ y no digo que esto sea fácil, principalmente para las hermanas, yo en mi caso le reconozco y le respeto su gran labor a mi esposa, ella lo logró hacer mientras mis hijos eran pequeñitos les comparto 3 ideas que a nosotros nos sirvieron.
    * Llevelos al baño antes de iniciar la reunión si es desde casa mejor (es el pretexto mas usado para levantarse de su lugar)
    *No les permita levantarse o moverse de lado suyo (una hermana mayor de mi barrio cuando era yo un jovencito decía: “Los sueltas una vez, no los vuelves a sentar nunca”)
    *Si de plano requiere ‘entretenerlos’ busque formas adecuadas (por ejemplo a mi me tocaba dibujar contornos de letras y de dibujos (templos, yugo, capillas, espigas…… mil opciones) para que ellos lo coloreen y al mismo tiempo que colorean están en silencio y aprenden (mis hijos aprendieron asi los artículos de fe).
    *Sientese cerca de una puerta de acceso por si requiere salir, nosotros optabamos por sentarnos en las primeras filas (desde allí los niños tienen menos opciónes de ver el desorden que hacen los que no han tenido exito en esto).
    Espero no ofender a nadie, se que es una labor titanica la que se enfrenta, pero también sé que cuando se busca la forma, se encuentra y las Reuniones Sacramentales pueden de verdad ser una experiencia persona a persona con el Espíritu.

    1. 17.1

      que bien por tí, te felicito. Es tu opinión y es respetable, asi como también es respetable lo que muchas mamás hacen de llevar comida u otra entretención silenciosa para calmar sus hijos. La enseñanza más importante en todo aspecto es la dada en el hogar, y lo que suceda en los 70 minutos de la R.S. es solo un fragmento de lo anterior. No se inactivarán para siempre los niños pequeños por no pescar en la R.S., recuerda lo que habla moroni 8 al respecto, sin embargo es importante que en la casa se les eduque a los chicos para que aprendan del evangelio.

      Que lindo que tus hijos hayan aprendido EN LA REUNION SACRAMENTAL los artículos de fé, lo encuentro insólito y espectacular. Sin embargo, veo que ellos tampoco estaban prestando tanta atención a los discursos, preocupándose de hacer “dibujitos mormones”… aunque eso obviamente ayudó para que los chicos guardaran reverencia, lo que fue agradecido anónimamente por el resto de la congregación.

      Por último, tengo el caso de una hermana que preparaba picnic a sus hijos en la reunión sacramental, y los dos ya fueron misioneros… interesante…

      1. 17.1.1

        Creo que fue muy buen punto de vista de parte de Juan Antonio Nava…
        Creo que por mi parte lo del “pic-nic”… es que hay de un trocito de algo … a un almuerzo completo… he visto que traen el sandwich completo- el jugo- el yogurt-y las demas botanas… que dejan a los otros niños llorando porque a ellos no les toco nada… aparte que dejan las envolturas por ahi.. y las miles de boronas por toda la banca… y ni tan siquiera el esfuerzo de limpiar… Eso si que esta trizte! ;-( Asi que eso creo que seria para lo de un “pic-nic”!!

        Los niños tienen poca atencion a largo plazo… quince minutos y necesitan otra actividad… para estar enfocados y despues otra…etc. etc.

        Creo que el enfoque aqui es mantener la reverencia posible dentro de la Reunion Sacramental … y enseñarles a nuestros hijos… que es la parte mas importante de ir a la Casa de Oracion. Algunos de nuestros hijos pueden aprender de una manera y otros de otra… lo importante es que ellos aprendan a guardar esa reverencia sabiendo el porque.

        1. Esas ya son cosas “externas” a lo que se refiere al mensaje en sí (de segundo orden) refiriéndome a los papeles botados y los otros cabros chicos que se ponen a llorar porque ” a ellos no les tocó nada”. De todas maneras, igual es cuestionable que se coma en la sacramental, pero weno; lo que pienso es que, a pesar de esto, un niño a la que su mamá le hace un picnic en la R.S. igual puede llegar a ser un misionero cuando grande y un buen chico A PESAR DE NO HABER APRENDIDO CUANDO NIÑO LA IMPORTANCIA DE LA REUNIÓN SACRAMENTAL. Es importante, asi como importante es aprender a leer; y si uno aprende a leer antes de entrar a la escuela o cuando ya se encuentra en esta como que da lo mismo ¿o no?

          1. O sea que el orden del factor no altera el producto? Si, puede que asi sea Lucho… esperemos que el orden del factor no altere el producto…

  18. 18

    Les recuerdo que los niñis pequeños tienen muy poca tolerancia a estar quietos y eso es normal, seria ANORMAL que un niño de 3-4 años se quedara escuchando un discurso y luego lo discutiera con el PAPA (si alguien conoce a ese niño presentenmelo).

    Yo he tenido mucha suerte con mis niñas, son relativamente quietas, pintar y otras actividades las entretiene mucho.

    Todo esto acompañado con un suculento PIC-NIC que muchas veces ayuda hasta los papas cuando no ha desayunado 🙂

    Para nosotros la iglesia es un dia de gozo, y las niñas van corriendo a la primaria, yo participo de las reuniones cono mucha alegria, de no ser asi me cambiaria a la POLIGAMIA (broma :).

    El asunto es que yo soy bien estricto con mis hijas, por lo tanto pueden hacer varia cosas en su metro cuadrado, no salen de la banca, no corren, no lloran, no hablan fuerte, no meten ruido, no hablan con amiguitos, PERRRRROOOOO tampoco son estatuas, COMEN SUS GOLOSINAS, pintan dibujos que la mama les lleva, usamos algunos juguetes no sonoros para la chica, plasticina etc y cuando el asunto es mayor SACO a la chica a dar una vuelta y luego volvemos a la capilla.

    Los niños deben ver en los papas siempre la misma disposicion, nunca contradecirse, siempre el papa apoya a la mama y la mama viceversa, hay que ser MUY ESTRICTOS pero con baños amor eterno, al final nuestros hijos son el futuro de la iglesia y en mi caso mis niñas son las futuras esposas de lideres y para ellos yo las preparo PERO no tengo soldaditos de hijos, yo prefiero LA MANO DURA Y SEVERA con amor, converso con ellas (9 y 4) y les enseño y no me tiembla la mano para castigarlas (hasta que se ponen moradas, luego las suelto -broma :).

    En fin, no hay recetas magicas.

    Saludos y buen pic-nic para el domingo

    Zeusco

    1. 18.1

      Jajajajaja…. cierto… muy buen comentario… ya me estaba estresando el carácter de “mi comentario es doctrina”… creo que lo esencial es enseñarle a nuestros niños a ser reverentes y en esa tarea del cómo, lo resuelve cada padre según sea el caso… podemos dar ideas y sugerencias, pero yo como madre sé lo que a mi hijo le servirá para aprender… porque la idea tampoco es que los tendremos atados a la banca para que aprendar a la fuerza que deben quedarse quietos y sentados… no le tomarán el gusto a las reuniones… por el contrario…

    2. 18.2

      :love: El amor …. me gusto lo que mencionas “mano dura y severa pero con amor” Eso es lo esencial… gracias!!!

  19. 19

    Bueno, mi experiencia:
    De joven estaba en la bancada del final “susurrando”, de JAS decidi sentarme en la primera bancada y eso me marco para siempre.

    Con hijos con 2 años de diferencia continue al reves, sentarme en la primera bancada, a pesar de que todos los consejos me indicaban lo contrario. Los niños pintando, escribiendo, viendo libros, … NO me parece adecuado lo de la comida en la sacramental, asi que nunca lo hicimos. Los niños saben que a la hora de la santa centa toca dejar de pintar y demas, y aburrirse ( atender). Como recibieron pecho hasta los 2 años, pues ahi no habia problema, pecho y a dormir :sleep: . Alguna “salida al santo baño” si hubo, pero puedo contarlas con los dedos de la mano para los 3.

    Me da mucha pena no ver en los padres el deseo de mejorar en este aspecto. Ni traen pinturas, ni nada de nada.

    Ah, en este tiempo, me he sentado arriba y abajo en diferentes ocasiones, pero cuando es la misma unidad, me siento de manera que los tengo enfrente … ^_^

    Saludos. JM

  20. 20

    hijole muy buen articulo en especial de que soy nueva mamá mi bebe tiene dos meses asi que apenas empiezo a sentir ese estressss por hacer que el niño no llore cuando esta la santa cena y bueno si me ha tocado casos de ver niños correr por todo el sacramental y que los papas no hagan nada y como a mi no me gusta eso obvio que ahorita que tengo un bebe quiero que el aprenda lo que si puede hacer y lo que no, este domingo le di de leche y como estaba satisfecho lo sente en su portabebe y se quedo muy tranquilo nos sentamos casi hasta adelante y pegados a la pared para que tampoco el ruido y el llanto de otros bebes inquietaran al mio, en particular mi plan que tenga mientras mi hijo crezca es ese sentarlo junto a la pared, bueno ahora usa pañal pero cuando ya no llevarlo antes al baño para que no salga a la mitad de la reunion (claro a menos que este enfermo y sea urgente ir al baño) ya vi el caso de una pobre niña que vomito en pleno sacramental y la irreverencia fue peor al limpiar y dejar un olor para los que estaban cerca jeje, bueno y lo mas importante platicar con ellos, bueno pero mientras siento que como bebesito aun lo puedo controlar mas arrullandolo y dandole lechita 😉 suerte para todos el prox domingo! 🙂

  21. 21

    Qué buena reseña de un típico domingo SUD de una familia con niños pequeños. Hago hincapié en la carga que llevamos las mamás cuando somos líderes y los bebés no nos dejan ni un minuto, he tenido que enseñar y dirigir himnos con un bebé lloriqueando encima, porque el programa de la sociedad de socorro no se va a detener porque esté ansioso el niño de uno y esto nos pone nerviosas aunque tratamos de salir adelante con la comprensión de las hermanas. Es aún más pesado cuando por alguna razón las hermanas asistimos solas con nuestros hijos tratando de enseñarles la fidelidad al Señor y hay que encargarse de todos esos detalles, o cuando el esposo de todos modos no es cooperador con la conducta de los hijos en la capilla.

  22. 22

    Muy bueno todos los comentarios. Es real la batalla que se vive en la RS. Soy mamá de 2 niñas, una de 5 meses (una santa, se duerme todo y se queda callada mirando a la otra…) y otra de 2 años que es bastante buena. Se inquieta mas cuando los bancos de al lado se alborotan. Desde nuestra 1er niña hemos practicado eso de que “del banco nuestro no se mueven”, es un buen consejo. Tambien llevo algun juguete, pero algo personal porque sino ocurre que vienen el resto a querer jugar con lo que tu llevaste y ahí si se arma… y algo sencillo para comer. Porque creo que la culpa es tambièn de nosotros los papás que hacemos las cosas a las corridas esa mañana y muchos niños se van a la capilla sin desayunar y luego usan la sacramnetal para saciar el hambre… y ahí se ve de todo… en mi barrio una vez vi a una mamá darle una BANANA al niño!!!! imaginen uno en el púlpito y el niño cual monito (sin ofender a nadie) comiendo su banana pancho nomás… y bue otra vez toco ver a una mamá darle galletitas con mayonesa!!!! en las clases dominicales…
    Bue, tambièn soy Pta de Primaria y nos preocupa ver como nuestros niños no van preparados para el domingo… eso es algo que me tiene mal y buscando discursos e info en la web di con esta pág.
    Obviamente el problema de la reverencia y la preparacion para el domingo desde el día sábado es nuestra responsabilidad como padres.
    Yo repito siempre “Intruye al niño en su camino, y aún cuando sea viejo no se apartará de el…” Es vital que desde pequeños enseñemos que no solo la Sacramental es importante, sino el día de reposo en si y todas las actividades que hacemos en la capilla ese día también. Pero claro todo buen ejemplo empieza por casa, en el hogar es donde eso se enseña y se APRENDE!!!
    Gracias por todos los comentarios seguiré en mi busqueda de doctrina para poder enseñar este principio en mi barrio y por sobre todo aplicarlo en casa…!!!

  23. 23

    Admin, consulta; ahora que pasaron mas de “4 – 5 años” desde que publicitaste el articulo: ya volvió a ser “un día de reposo” tu asistencia a la reu sacramental ??? 🙂

    1. 23.1

      ni me hables.
      La estela, mica y arturo eran angeles. Uno nunca sabe lo que tiene hasta que lo pierde.
      La leo, uffff…. la leo, mi hija de dos años, con ella si que estoy pagando todos mis pecados 🙁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.